NEWS EN NANOTECNOLOGIA

Estándar

 

Nanotecnología reduciría muertes por contagio hospitalario

Esta tecnología ya está disponible, desde hace pocas semanas, para todo México y, eventualmente, para el continente Americano
 
 
Esta tecnología permitiría no sólo reducir el número de muertes, también reencaminar el presupuesto del sector salud a otras áreas que requieren desarrollo, además de que este es un producto que se puede aplicar en infinidad de superficies, dando la posibilidad a las personas que proteger sus hogares y así reducir las enfermedades adquiridas en el hogar por contagio
GERENTE GENERAL DE AMÉRICA PARA NANO DEPOT, JESÚS REYES SERPA

Piedras Negras, Coah. – El fenómeno conocido como “infecciones nosocomiales” se refiere a las enfermedades derivadas de nuestras visitas a los centros médicos como las clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), otras dependencias gubernamentales del sector salud o centros clínicos privados, donde a pesar de estar sano y ser un acompañante, la persona en cuestión se enferma por los virus que habitan en estos espacios.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), al año mueren más de 300 mil personas en el continente americano por infecciones nosocomiales que derivan en enfermedades respiratorias que sufren complicaciones.

La Secretaría de Salud en México, destaca que muchas de las infecciones nosocomiales derivan en neumonías, con síntomas en la mayoría de los casos que se presentan como fiebre elevada, malestar general, escalofríos, dolor e inflamación, y que, por la alta resistencia de los virus, al proceder de un entorno clínico, derivan en complicaciones que pueden llegar a la muerte.

En lo que se refiere al tema en especial, el Gerente General de América para Nano Depot, Jesús Reyes Serpa, aseguró que la tecnología es de suma importancia para poder reducir en gran manera el número de casos de infecciones nosocomiales, está disponible, desde hace pocas semanas, para todo México, y eventualmente, para todo el continente.

“Gracias a los avances tecnológicos que ha presentado Alemania, y el respaldo que nos brinda el Instituto Leibniz, pionero en el tema de la nanotecnología, es que podemos poder a disposición de México Molybsan, un recubrimiento activo que elimina virus y bacterias de las superficies, y no permite su crecimiento posterior, lo que reduciría en gran número el caso de infecciones nosocomiales”, afirmó el ejecutivo.

De acuerdo con la SESA, padecer una infección de tipo nosocomial condiciona a que se prolongue la estancia hospitalaria del paciente, familiares y amigos, aumenta la posibilidad de una discapacidad a largo plazo, una mayor resistencia a los medicamentos contra las bacterias aumenta los costos para el paciente, familia y sector salud y muertes innecesarias.

“Esta tecnología permitiría no sólo reducir el número de muertes, también reencaminar el presupuesto del sector salud a otras áreas que requieren desarrollo, además de que este es un producto que se puede aplicar en infinidad de superficies, dando la posibilidad a las personas que proteger sus hogares y así reducir las enfermedades adquiridas en el hogar por contagio, lo que también significaría un alivio a sus bolsillos”, finalizó Reyes Serpa.

TE PUEDE INTERESAR

 

En Irán se lleva a cabo la décima ‘Exhibición Internacional de Nanotecnología’ y contó con la presencia de más de 150 empresas nacionales y extranjeras.

La nanotecnología es clave en el presente siglo y puede contribuir a la creación de nuevas industrias en el mercado. La décima Exhibición Internacional de Nanotecnología de Irán es donde uno puede apreciar la variedad de productos que existen. 300 productos de 157 empresas iraníes, varias internacionales y universidades.

Irán ocupa el cuarto lugar en cuanto a la producción científica de nanotecnología, el año pasado se publicaron 6500 artículos en este sector y desde el año 2005 el país está adoptando medidas para comercializar esta tecnología y promover el mercado de la exportación.

Actualmente, la nanotecnología se aplica en más de 10 industrias, lo que aumenta la calidad de sus productos y hace que Irán entre con fuerza en mercados internacionales.

Según las autoridades iraníes, uno de sus desafíos es que el mundo reconozca a Irán en el campo de la última tecnología, por lo que ya se han enfocado en dar a conocer su capacidad, sus productos de alta calidad y los precios competitivos que ofrecen.

http://www.hispantv.com/noticias/ciencia/355796/iran-celebra-decima-exhibicion-internacional-nanotecnologia

 

Lo que distingue a las empresas iraníes de las internacionales es la alta calidad de sus productos y su precio bajo, lo que se ha convertido en un punto de rivalidad.

Los expertos sostienen que en un futuro cercano la nanotecnología será conocida como el núcleo del crecimiento económico, lo que pone de manifiesto la importancia de su comercialización.

Samaneh Kachui, Teherán.

mhn/mkh

Aceite de aguacate, nanotecnología a la mesa

Por Érika RodríguezZacatecas, Zacatecas. 2 de octubre de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- En la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, campus Zacatecas, del Instituto Politécnico Nacional (UPIIZ IPN), un grupo de investigación del área de Ingeniería en Alimentos desarrolló un suplemento alimenticio hecho con aceite de aguacate (Persea americana) que conserva todas sus cualidades nutricionales gracias al uso de nanocápsulas de inulina de agave (Agave salmiana).

1-HEAD_aguacate0210.jpg

Este grupo de investigación es liderado por la doctora Margarita Garrido Gutiérrez, también lo integra el candidato a doctor Sergio Zavala Castillo y la pasante de la carrera de ingeniería en alimentos Elena Rubí Gómez Correa, de la UPIIZ. El grupo se enfoca en el aprovechamiento biotecnológico de agave y dalia para la obtención de alimentos o insumos para el área alimentaria, por lo que desde sus inicios había tenido interés en desarrollar esta investigación.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Elena Rubí Gómez Correa, egresada de la UPIIZ y quien desarrolló este proyecto titulado “Obtención de micropartículas mediante método físico para encapsular aceite de aguacate, utilizando como matriz inulina”, manifestó que el objetivo era obtener un suplemento alimenticio que conservara de manera óptima las propiedades nutricionales del aceite de aguacate.

Para alcanzar su objetivo, el equipo de investigadores utilizó micro y nanopartículas de inulina de agave, que encapsulan y protegen el aceite de aguacate de la oxidación y cambios bruscos de pH.

Rubí Gómez explicó que la inulina es un polisacárido con la capacidad de estimular el crecimiento de bacterias benéficas en el colon. Para ser extraída, la planta de agave debe alcanzar la madurez.

1-avocado0210.jpg“El aceite no solamente se obtiene de la pulpa sino del hueso del aguacate, por lo que se utiliza lo que en términos industriales se considera como desecho y se aprovecha al máximo el fruto; además de que su consumo ofrece múltiples beneficios para el ser humano. Por otra parte, la inulina es un buen agente encapsulante por sus características fisicoquímicas y también tiene propiedades benéficas para nuestra salud”.

Un producto doblemente funcional

Rubí Gómez Correa indicó que uno de los grandes retos a los que se enfrentó el equipo de investigadores fue obtener las micro y nanopartículas de inulina de agave. Para esto, el equipo utilizó dos métodos: uno de microprecipitación y otro de sonicación. El primer método, también denominado solvent casting, consiste en colocar los componentes de la mezcla en contacto y mantenerlos en agitación leve por algunos minutos para permitir su incorporación. En el método de sonicación se hace uso de ondas sonoras con una frecuencia alta para definir las partículas a partir de una emulsión previa.

“Al evaluarlos, determinamos que el mejor método fue el del sonicador, debido a que luego de trabajar con diferentes proporciones, tiempos y frecuencias, concluimos que el tamaño de las partículas fue menor, se obtuvo una mayor superficie de contacto entre el compuesto activo y la matriz de inulina, lo que favorecería la absorción del aceite de aguacate por la mucosa digestiva del consumidor y el organismo podrá aprovechar mejor sus propiedades”.

Después, el equipo realizó diversas pruebas al producto, entre ellas la digestión in vitro, para simular el pH del tracto gastrointestinal del sistema digestivo. Para esto, el equipo utilizó una temperatura de 37 grados Celsius para imitar la del cuerpo humano y diferentes pH correspondientes a la fase oral, gástrica y del intestino delgado.

“Como el aceite de aguacate es un lípido, se absorbe en el intestino delgado y al hacer esta prueba, observamos que efectivamente se liberaron sus componentes en esta fase, lo que es algo deseable. Con base en cálculos, con el producto terminado y liofilizado, estimamos la dosis determinada para la dieta que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es de 1.24 gramos, lo que corresponde a la ingestión de una porción recomendable de 13 gramos de este producto”.

La doctora Margarita Garrido indicó que existen otros proyectos de investigación en nanotecnología enfocados en el uso de inulina como agente encapsulante en diversos productos; sin embargo, este es el primer estudio que aborda esta aplicación en el aceite de aguacate y con el objetivo de ser utilizado en un suplemento alimenticio.

“Por el hecho de incluir inulina de agave y aceite de aguacate en un suplemento alimenticio, hemos obtenido un producto doblemente funcional, porque la primera nos sirve a los humanos como fibra y probiótico —alimento de nuestras bacterias benéficas— y el segundo es rico en potasio (K) y omega 3”.

Aceites vulnerables

La doctora Margarita Garrido indicó que aunque el equipo ya ha logrado finalizar su producto, actualmente trabaja en su perfeccionamiento mediante la reducción de las micropartículas a nanopartículas; explicó que las micropartículas ya están deshidratadas para su conservación, es decir, liofilizadas.

El oro verde

De acuerdo con la Secretaría de Economía (SE),  México es líder mundial en el mercado del aguacate, participó en 2009 con 27 por ciento de la superficie sembrada total, es el principal exportador con 40 por ciento y el de mayor consumo per cápita, con 10 kilogramos al año. Los rendimientos por hectárea ocupan el cuarto lugar a nivel mundial (10.1 ton/ha), por debajo de República Dominicana (19.3 ton/ha), Colombia (16.5 ton/ha), Brasil (12.9 ton/ha), seguido por Chile (10 ton/ha) y Estados Unidos e Indonesia (9.8 ton/ha).

“Además del tamaño de la partícula, mejoramos su comportamiento. Evaluamos la morfología y tamaño de las micropartículas en fresco y liofilizado ya que, como se plantea como suplemento alimenticio, se requiere un cuidadoso proceso de conservación. Analizamos el producto liofilizado y comprobamos que no cambiaba el tamaño ni las propiedades de la partícula con respecto al fresco”.

La doctora Margarita Garrido expuso que varios niveles de proporciones de la inulina en el aceite de aguacate fueron probados para obtener el mejor resultado en cuanto al tamaño de las nanopartículas. Mencionó que el equipo de investigadores tiene apertura para colaborar con otros grupos y perfeccionar este proyecto.

“Hasta el momento este ha sido nuestro hallazgo más sobresaliente, aunque si en las próximas experimentaciones modificando algunas condiciones obtenemos un tamaño más pequeño de partícula, la adsorción del aceite aumentará y, por lo tanto, su porción a ingerir será más pequeña y lograremos un mayor beneficio por el consumo del suplemento alimenticio”.

La doctora Margarita Garrido enfatizó en las propiedades de este producto, ya que los aceites vegetales tienen condiciones fisicoquímicas que reaccionan con el oxígeno (O2) y la luz ultravioleta (UV), por lo que con su respectiva susceptibilidad, en mayor o menor medida, todos los aceites deben ser protegidos.

“En el caso del aceite de aguacate, lo que buscamos es protegerlo de la luz UV y del oxígeno para aumentar su vida útil, por lo que tener este proceso de ‘nanoencapsulación’, hace que no se lleve a cabo esa alteración de las propiedades que comúnmente sufren los aceites. Hay algunos que son menos propensos, como los que utilizamos en la cocina, pero todos necesitan algún tipo de protección, al menos de la luz solar y del oxígeno ambiental. Esto es lo que sucede cuando decimos que se ‘enrancia’”, finalizó.

 

 

 

 

La nanotecnología revoluciona la producción de alimentos

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) lleva adelante desde hace 10 años un estudio para la aplicación de nanotecnología en alimentos junto a empresas nacionales y universidades internacionales, a fin de aditivar productos que colaboren en el accionar de antibacteriales, antioxidantes o bien como agregado de vitaminas o minerales.

Los nanoalimentos son aquellos cultivados, producidos, procesados o envasados mediante el empleo de técnicas o herramientas nanotecnológicas”, detalló la especialista de INTI, Gabriela Gallardo, respecto a los productos que contienen la adición de agroquímicos.

Se utilizan “las nanopartículas de plata en el agua para ayudar desde el punto de vista antibacteriano, también se explora en el agregado de nanoemulsiones o compuestos nanoencapsulados de vitaminas en aceites que actúan como antioxidantes”, ejemplificó Gabriela Gallardo, miembro del Centro de Agroalimentos a Télam Radio.

Otro de los principales desarrollos del INTI se basa “en los alimentos con la microencapsulación de activos como ácidos grasos omega3, antioxidantes como protección para luego aditivar panes, barras de cereales y productos cárnicos”, agregó la experta, y a su vez indicó que “al microencapsular nos aseguramos que nuestro cuerpo ingiera los activos”.

Estas herramientas de agregados son aplicadas en algunas industrias tanto a nivel nacional como internacional con el propósito de brindar propiedades biológicas activas, beneficiosas para la salud y con capacidad preventiva o terapéutica definida.

No obstante, Gallardo mencionó que si bien es una técnica que comienza a transitar un camino que revoluciona la producción de los alimentos y de la salud, “aún están en discusión algunas cuestiones sobre la escala de nanopartículas utilizadas en los alimentos y los riesgos que podrían causar a la salud”, advirtió.

En cuanto al desarrollo y los costos industriales, la especialista del INTI, informó que “no es una tecnología costosa”.

 

Cómo la nanotecnología va a cambiar el mundo

nanotecnologia-dispositivo-infinitesial

Analizamos algunos de los campos donde la nanotecnología, incluyendo a los nanobots y los nanomateriales, va a tener un mayor impacto. Así revolucionará la nanotecnología el mundo tal y como lo conocemos.

Las inmensas posibilidades de la tecnología se abren ante nuestros ojos: dispositivos conectados, infraestructuras digitales de nuevo cuño, miles y miles de datos… Un sinfín de posibilidades que vienen de la mano de los avances técnicos y la innovación de nuestra era que, también, encuentra su reflejo allá donde nuestras miras no llegan.

Hablamos de la nanotecnología, avances que solo podremos percibir mediante un microscopio de última generación y que, después de varias décadas de investigación científica, ya se encuentran en su etapa de madurez y consolidación.

En esta escala nanométrica (un milmillonésimo de metro), ya estamos viendo la aparición de nuevos nanomateriales (nanotubos de carbono, dendrímeros, puntos cuánticos y nanocristales, nanocables de plata, nanopartículas de dióxido de titanio, fullerenos o buckyballs) que abren todo un sinfín de nuevas aplicaciones para llevar tecnologías ya existentes a este tamaño minúsculo y crear otros muchos nuevos casos de uso.

Defensa

Imagínense soldados que no puedan verse, capaces de introducirse en cualquier infraestructura enemiga y desarticulando al enemigo desde dentro sin que nadie se percate de ello. Los nanobots se componen de los mismos elementos que un robot al uso (circuitos, una carcasa resistente, multitud de sensores y conexiones con la central de control) pero en una escala mínima. Una opción preocupante por el mal uso que se pueda hacer de esta tecnología, hoy por hoy todavía no disponible, pero que pronto podría llegar a las misiones de reconocimiento y operativas de las guerras del futuro.

Nanomedicina

Bastante más positiva es otra de las aplicaciones más inmediatas de los nanobots: la atención sanitaria. Estos dispositivos de escala nanométrica podrán ser inyectados, cual película de ciencia ficción, en el torrente sanguíneo para curar desde dentro enfermedades como el cáncer, evitando las intervenciones quirúrgicas. Y no sólo eso: estos dispositivos imperceptibles a nuestra vista podrán ser empleados también como sensores que controlen nuestra salud y alerten en caso de cualquier anomalía.

 

ACTUALIDAD TENDENCIAS DEPORTES DATA OPINIÓN MULTIMEDIA BLOGS La PUCE y la Espe organizaron la tercera semana de la nanociencia y nanotecnología. Foto: Cortesía PUCE           ¿Te sirvió esta noticia?: SI (1) NO (0) ECUADOR CIENCIA NANOTECNOLOGÍA CIENCIA TECNOLOGÍA NANOCIENCIA La nanociencia en Ecuador deja de lado a niños y jóvenes Ecuador da pasos sólidos en lo que respecta a la investigación en la ciencia y la tecnología de lo diminuto. Los principales avances se han registrado en la educación superior, pero la investigación también tiene retos particulares que se enfrentan con el trabajo colaborativo. Esta es la perspectiva al respecto de María Fernanda Pilaquinga, jefa del Laboratorio de Nanotecnología de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE). ¿Cuál es el estado actual de la investigación en nanotecnología y nanociencia en el Ecuador? La investigación en estas dos ramas en el Ecuador se va desarrollando vertiginosamente. Desde el año 2008 hasta la actualidad existen nueve grupos de investigación de las universidades del país que trabajan en temas relacionados con la nanotecnología. ¿Qué universidades en el Ecuador tienen grupos de investigación? ​ La PUCE, la Escuela Politécnica Nacional (EPN), la Escuela Politécnica del Ejército (Espe), la Escuela Politécnica del Litoral (Espol), la Universidad San Francisco (USFQ), Yachay, la Universidad Central del Ecuador (UCE), la Escuela Politécnica de Chimborazo (Espoch y la Universidad Técnica de Ambato (UTA). ¿Estas universidades trabajan en conjunto? Nuestro país cuenta con muy pocos laboratorios de caracterización de nanomateriales y la principal limitante es el elevado costo de los equipos. Es por ello que el trabajo en conjunto se vuelve indispensable. ¿Cómo está actualmente la educación en nanociencia y nanotecnología? El área de la nanociencia en nuestro país está enfocado únicamente a la educación superior, dejando de lado a grupos prioritarios como niños y jóvenes. En varios países de Latinoamérica existen programas de inclusión y divulgación de nanotecnología vinculada con la sociedad, sin embargo, en nuestro país apenas estamos trabajando por ello. ¿Cómo se puede potenciar este tipo de educación desde los colegios y desde la universidad? En las universidades es relativamente sencillo involucrar a estudiantes dentro del área de la nanotecnología porque en los laboratorios se puede demostrar su aplicabilidad. Sin embargo, para la divulgación en niños y jóvenes se requieren ciertas destrezas pedagógicas que nos permitan llegar a ellos. ¿Como cuáles? Para niños existen materiales didácticos diseñados para enseñar nanotecnología en términos comunes, que demuestran a través de sencillos ejemplos cómo la ciencia está presente en la vida diaria. Para los jóvenes, por el contrario, se aplican nuevas tecnologías, como el uso de realidad virtual para evidenciar la aplicabilidad de la nanotecnología. ¿Qué tipo de acercamientos se ha realizado con colegios para atraer a nuevos estudiantes a este tipo de estudios? La Escuela de Ciencias Químicas de la PUCE muestra cada año a los estudiantes secundarios, en la casa abierta de la institución, varios experimentos con el objetivo de llamar su atención y que opten por la Química como carrera universitaria. ¿Qué clase de experimentos se realizan? Mostramos por ejemplo cómo son las nanopartículas de hierro y los jóvenes juegan con un superimán dirigiéndolas a través del vidrio. Les enseñamos que a través de ese mismo mecanismo pueden ser usadas en el organismo para tratar enfermedades crónicas y degenerativas como el cáncer. ¿Cuáles son las perspectivas a futuro dentro de estos campos de la investigación científica? El objetivo es vincular a la nanociencia y nanotecnología con los profesores de ciencias experimentales fundamentalmente, para formar un efecto cascada sobre los estudiantes de los diferentes niveles. Al Ecuador le falta mucha cultura científica, y creemos que si despertamos la curiosidad de la gente, la demanda de nueva tecnología se hará evidente y podremos trabajar de la mano como sociedad con la ciencia. María Fernanda Pilaquinga Es jefa del Laboratorio de Nanotecnología de la PUCE. Es máster universitaria en Ciencia y Tecnología Química con especialización en Nanoquímica, y es de las pocas personas que lidera la investigación en nanopartículas en el país.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/guaifai/nanociencia-ecuador-ninos-jovenes-tecnologia.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

 

El futuro se mide en nanómetros

PARTÍCULAS CONTRA PLAGAS Y CÉLULAS ENFERMAS

Dispositivos que se miden con la milmillonésima parte de un metro ya tienen presencia en los hogares, aunque pasen desapercibidos. Hay más de 2 mil productos a la venta que fueron diseñados por la nanotecnología.

La humanidad continúa a la caza de desarrollos tecnológicos que contribuyan a solventar necesidades de la población o aumentar capacidades de los individuos.

En las últimas décadas, la investigación científica ha ido cambiando la escala de sus pretensiones. Por esa senda ha llegado a un mundo microscópico que se agrupa en la denominación de nanotecnología, la fabricación de minúsculas piezas con materiales ligeros, durables y limpios que promete arrojar avances sustanciales en diversos ramos de la acción humana, desde la agricultura hasta la robótica. Además, la esfera de acción de las llamadas nanopartículas provee diversos beneficios al interior de los hogares.

La nanotecnología manipula materia a nivel molecular y le da la forma de herramientas inteligentes. Un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro y posee ventajas, con respecto a otras tecnologías, debido a que sus productos además de prácticos y económicos, llegan a ser autosustentables.

OFERTAEn el repertorio de avances e innovaciones microscópicos registrados a últimas fechas se destacan proyectos como el de unos lentes de contacto de realidad aumentada de la empresa Samsung. La patente del invento data de 2014, pero fue este año cuando se dieron a conocer detalles de su plan.

El dispositivo reúne una cámara y sensores para que los parpadeos sirvan a manera de control a la hora de proyectar imágenes frente al ojo. Las lentillas vienen con una antena para enviar información a un elemento externo con funciones de procesador.

Además de realizar funciones de conectividad y registro, ayudarán a corregir problemas de la vista como la miopía o el astigmatismo, de manera que la persona no vea borroso o doble. La compañía surcoreana no es la única interesada en introducir al mercado pupilentes inteligentes. Google y Sony también han registrado patentes.

Pero el campo visual tiene más de una brecha. En julio pasado la empresa Red, especializada en cámaras de cine, dio a conocer que diseña un celular (el Red Hydrogen One) que lleva integrada una pantalla holográfica. La existencia de este aparato, “el primer dispositivo de comunicación holográfico multidimensional en tu bolsillo, sin necesidad de utilizar lentes”, ya visto en las películas de ciencia ficción, es posible gracias a la nanotecnología. Se espera que salga al mercado a principios del próximo año. Hay una pre-venta actica en el portal de la compañía. Los precios que se manejan son: 1 mil 195 dólares para la versión estándar y 1 mil 595 dólares para la versión de titanio.

En el contrato de orden de compra anticipada, Red advierte que todavía no tiene definidas las especificaciones finales ni hay una fecha de entrega a la vista. Una clausula indica que la empresa puede utilizar el dinero del pre-pago en el desarrollo y la fabricación del producto.

/media/top5/SNciencianano.jpgLentes de contacto de realidad aumentada. Foto: Google

OTROS CAMPOSUn invento que llama la atención porque adopta la forma de un objeto que se ha mantenido prácticamente intocado durante siglos es el libro que potabiliza agua. Para cumplir esa función se vale de las nanopartículas de plata en su contenido. Cada una de las páginas puede arrancarse y usarse como un filtro capaz de limpiar hasta un 99 por ciento de las bacterias. El libro completo puede limpiar hasta 100 litros. Sin embargo, el proyecto aún está a prueba dado que se debe demostrar su efectividad contra virus y parásitos presentes en el agua.

Un órgano del cuerpo humano que es sujeto de exploración nanotecnológica es la piel. En los últimos años se han registrado avances significativos. En 2012, por ejemplo, investigadores de la Universidad de Berkeley, Ali Javey y Kuniharu Takei crearon un sistema de ‘tacto artificial’, nanohilos que se adaptan a la forma de los miembros artificiales y que, mediante el uso de sensores, permiten a un individuo manipular cosas suaves con su prótesis sin romperlas.

En un tema relacionado, el año pasado el maestro en Tecnología Avanzada del Instituto Politécnico Nacional, Josué Jiménez Vázquez, difundió avances de su trabajo en busca de un sustituto de piel. La meta es afinar un producto eficaz que reconstruya zonas de la epidermis mediante andamios de Ingeniería de Tejidos, esto significaría disminuir cicatrices y pliegues en individuos que sufrieron quemaduras o con problemas a causa de la diabetes.

CARGALa nanotecnología tiene un papel principal dentro de los nuevos dispositivos móviles, uno de los roles que ejecuta es el de la carga eléctrica. La comunidad científica trabaja en reducir las baterías al tamaño de un grano de arena. Si la nanométrico novedad sustituye a la pila de cobalto, se abaratarían los costos de producción y los materiales empleados. Además, las microbaterias tendrían el plus de una considerable capacidad de retención de información.

Dentro del campo de la medicina, investigadores de Israel y Estados Unidos trabajan en la invención de nanobots que sean capaces de desempeñar funciones como transportar medicamento, proporcionar información sobre indicadores (presión arterial, niveles de glucosa) y combatir agentes que ponen en riesgo la vida.

El procedimiento pasa por introducir en el tratamiento microscópicos robots que viajen por el torrente sanguíneo y suministren medicina o destruyan desde bacterias hasta afecciones mortales.

Integrantes del Houston Methodist Research Institute, ubicado en Texas, Estados Unidos, trabajan un método para salvar pacientes con cáncer avanzado que consiste en inyectar un generador de nanopartículas (material de silicio nanoporoso impregnado con doxorubicina, conocido fármaco de quimioterapia) que se degrada dentro del cuerpo. En su descomposición suelta una hebras que se enrollan y guardan el fármaco en su interior, luego se introducen en las células cancerosas y liberan su carga.

/media/top5/SNciencianano2.jpgOctoMag. Foto: ETH Zürich

Otro uso nanotecnológico en construcción es el de neurosensores para detectar ataques cardíacos. Los diminutos chips andarían en el torrente sanguíneo y serían capaces de detectar los síntomas previos. Una persona podría recibir en su celular una alarma para que se dirija a una instalación médica. Ya se piensa en adaptar esa tecnología a la detección de más padecimientos.

En Suiza han diseñado un diminuto robot, el OctoMag, que se introduce en el ojo con una pequeña aguja y se mueve utilizando magnetismo. Esta máquina cumpliría con dos funciones esenciales a la hora de intervenir a un paciente: liberar cantidades precisas de fármacos y auxiliar al médico en las cirugías de precisión.

Un rubro con amplia divulgación es el de las redes neuronales artificiales dado que son asociadas con los esfuerzos por inventar una inteligencia artificial que imite los procesos cognitivos del cerebro humano. Sin embargo, la nanotecnología también se mueve en terrenos neuronales con el fin de mejorar la calidad de vida de individuos aquejados por males como la afasia.

Un proyecto de este tipo se llama BrainCom. Fue dado a conocer en enero de este año y es financiado por la Unión Europea. Se asignaron 8.3 millones de euros al desarrollo de implantes de cristal de carbono para pacientes que han perdido la capacidad de comprender y/o expresarse mediante el lenguaje a consecuencia de lesiones en el centro de mando o por afecciones neurodegenerativas.

La misión de científicos, ingenieros, lingüistas, psicólogos, entre otros especialistas en sus ramos respectivos, es lograr una especie de prótesis neuronal que haga posible recuperar el habla. El plan es colocar los implantes (hechos de grafeno y semiconductores orgánicos, entre otros materiales) en la superficie del cerebro para que estimulen puntos estratégicos en una extensa franja de la corteza cerebral, esto por las diversas regiones del órgano pensante que participan del acto de la comunicación.

Además de la función terapéutica, se pretende que los dispositivos nanométricos contribuyan a mejorar las capacidades cognitivas. Otro beneficio, según el equipo de BrainCom, es que los resultados que se obtengan a partir de la experimentación con nanopartículas permitirán una mayor comprensión de las dinámicas y del procesamiento de la información neuronal en las redes de la corteza cerebral relacionadas con el habla.

Sin embargo, el proyecto no está exento de críticas que anticipan un fracaso dado que no se sabe gran cosa sobre las bases neurológicas del proceso comunicativo, situación que suele expresarse con los términos “lo más probable” en las exposiciones de quienes abordan el tema. Más severo es el escepticismo acerca de la neurorehabilitación de funciones cognitivas superiores, como es el caso del lenguaje.

HOGARDispositivos que se miden con la milmillonésima parte de un metro ya tienen presencia en los hogares, aunque pasen desapercibidos. Hay más de 2 mil productos a la venta que fueron diseñados por la nanotecnología.

Algunas de esas mercancías son ampliamente conocidas aunque no suelen asociarse con la tecnología microscópica.

Los grifos en los fregaderos, por ejemplo, suelen tener un filtro para eliminar suciedades en el líquido. Ese componente suele estar hecho de carbono activado y nanopartículas de plata. Este último material también recubre cubiertos, platos, y demás artículos del hogar ya que su presencia elimina un gran número de bacterias. Su uso antibacterial ha llevado al argento elemento a la ropa de cama o deportiva y hasta a las almohadas.

/media/top5/SNciencianano3.jpgThe Drinkable Book. Foto: Cadenaser

Los detergentes para lavar la loza forman diminutas cápsulas denominadas micelas en cuyo centro quedan, separados del agua, la grasa y los aceites, lo que aumenta la limpieza de la vajilla.

Hay productos cosméticos que reúnen microscópicos fragmentos de oro con proteínas similares a la seda para crear una mezcla anti-arrugas.

La cochera es otro espacio del hogar al que ha entrado la nanotecnología. Desde hace décadas se incorporó a los automóviles el convertidor catalítico para la reducción de emisiones, ese aparato contiene partículas de óxido de cerio, platino o paladio. Nanopartículas de dióxido de titanio se han incorporado, como protección contra los rayos UV, a la pintura que da color a muros de casas y edificios. Más nanotecnología en objetos cotidianos está presente en artículos como pantallas y ordenadores.

En cuanto a las prácticas deportivas, desde pelotas de golf hasta neumáticos de bicicletas, pasando por raquetas y otros aditamentos, suelen llevar grafeno y nanotubos de carbono para añadir resistencia al producto sin hacerlo más pesado.

PROYECCIÓNEn los últimos años se han registrado patentes para introducir componentes nanométricos en las piezas, estructuras, filtros, recubrimientos o partes eléctricas de aparatos cotidianos como aires acondicionados, lavadoras y microondas.

En la agricultura la innovación microscópica se utiliza para incrementar la producción al usar nanocápsulas que aumentan la eficiencia en el uso de pesticidas, fertilizantes y otros agroquímicos. Además, se utilizan sensores diminutos para monitorear las condiciones de crecimiento de los cultivos y prevenir el asalto de alguna plaga o agente patógeno.

En instituciones académicas como la UNAM se percibe que México lleva un rezago de al menos una década en el terreno de la nanotecnología en comparación con otras naciones. No se le presta importancia a pesar de su potencial en términos de impulso a la economía y contribución a la calidad de vida de la sociedad.

La firma Harris & Harris Group, inversionista de innovaciones, estima que tan solo en China existen 800 empresas que prueban suerte en las tecnologías nanométricas, nicho mercantil cuyo volumen de transacciones creció de 30 mil millones de dólares en 2012 a 144 mil 900 millones de dólares en 2015 y sigue en aumento.

Esa tendencia ya ha servido de acicate, de acuerdo con Jesús Reyes Serpa, gerente general de Nano Depot, negocio con capital mexicano y alemán, los empresarios nacionales han volteado a ver este tipo de soluciones en pequeño, cuya dinámica mercantil crece por encima del 100 por ciento anual.

El futuro se mide en nanómetros

Nanorobots. Foto: Archivo Siglo Nuevo

El futuro se mide en nanómetros

Escala logarítmica de las cosas. Foto: El Faro Non Tecnológico

El futuro se mide en nanómetros

Red Hydrogen One. Foto: Red

 

 

 

Mexicana cura el pie diabético con nanotecnología
08 de Septiembre del 2017 por Verónica Vega / Foto: Enrique Ordóñez

Lo logró después de vencer al cáncer y tener un derrame cerebral.

Desde que tiene uso de razón, la doctora Tessy López Goerne decidió dedicarse a la ciencia y, a los 17 años, se graduó de la Universidad de Guanajuato como química laboratorista; después se tituló como físico-química por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Asimismo, tiene una maestría en Estados Sólidos y un doctorado en Materiales.

Para 2005 fundó el Laboratorio de Investigación en Nanotecnología y Nanomedicina en la UAM, y hoy es una pionera en este ramo de la ciencia, pero el camino no ha sido fácil y así nos lo contó:

-Díganos, ¿qué la motivó a hacer esta investigación sobre el pie diabético?

“Por necesidad, comencé a trabajar en el pie diabético, ya que mi hermana tuvo diabetes y murió; por ello empecé a estudiar el padecimiento y después de 11 años obtuve un gel que ha podido evitar amputaciones completas”.

-¿Cómo funciona?

“Mediante el gel, el paciente puede aliviarse en una semana, de acuerdo al grado de gravedad de la herida, y es cien por ciento efectivo. Tiene patente, puede producirse a nivel industrial y estamos en trámites ante la Cofepris, que es la autoridad sanitaria encargada de aprobar estos productos”.

-¿Este gel cuenta con otras aplicaciones?
“Se están estudiando, pero yo lo utilicé conmigo misma en una herida que no podía cicatrizar, y sanó; además, también se encuentra en un protocolo para usarse en personas con quemaduras”.

-¿Cómo empezó con la nanotecnología?

“Tras graduarme de la UAM, me dediqué a estudiarla para resolver problemas ambientales, pero no tuve apoyo y mis investigaciones para purificar el agua y el aire con nanotecnología no se pudieron hacer de uso masivo”.
-¿Cómo empezó con la nanotecnología?

“Tras graduarme de la UAM, me dediqué a estudiarla para resolver problemas ambientales, pero no tuve apoyo y mis investigaciones para purificar el agua y el aire con nanotecnología no se pudieron hacer de uso masivo”.

-¿Considera que la nanotecnología es el futuro en la medicina?

“Esta rama de la ciencia está en pañales en nuestro país, pero es el futuro de la medicina porque acabará con las enfermedades representativas de este siglo, como cáncer y diabetes. Será indispensable en los próximos años, ya que es precisa y actúa sólo en zonas y tejidos afectados”, finalizó la doctora.

 

Nanotecnología para enfrentar el mal de Chagas

Investigadores argentinos idearon nanopartículas de un medicamento para poder combatir el parásito cuando éste se oculta en las células

Según informaciones recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la enfermedad que el médico brasileño Carlos Justiniano Chagas descubrió como provocada por un parásito, el tripanosoma cruzi, registra en la Argentina el mayor número de infectados. El organismo mundial ha estimado que alrededor de un millón y medio de personas sufren en nuestro territorio de ese mal, que no sólo se ha difundido en América latina, Estados Unidos y Canadá, sino también en otros continentes, como Asia. Si bien el cálculo de la cantidad de enfermos que existirían en la Argentina puede considerarse excesivo, eso no impide reconocer que la cifra de enfermos por el mal de Chagas es realmente alta y preocupante.

Hasta ahora el medicamento más empleado para combatir el mal de Chagas ha sido el beznidazol. Sin embargo, investigadores de la UBA, con la conducción del doctor Pedro Cozer Camarero, se orientaron hacia otra medicación apta para la misma enfermedad, el nifurtimex, del que había experiencia positiva en ciertas fases de la enfermedad, pero cuyos efectos se frustraban al ocultarse el parásito en las células. Los laboratorios habían dejado de producir desde principios de este siglo ese producto.

Los científicos de la UBA buscaron recurrir a la nanotecnología a fin de producir la droga con el tamaño de un micrón (un millonésimo de milímetro), para penetrar así en las células donde se había protegido el parásito. Las experiencias con animales de laboratorio habían sido exitosas en esta forma.

El problema pendiente era contar con el medicamento en la forma y cantidad masiva necesarias. Ese problema lo encaró la cátedra de Farmacología de la UBA, que debió superar una serie de dificultades antes de que fuese posible comenzar la producción en la escala requerida. La patente del laboratorio que lo había registrado originariamente había caducado 35 años atrás y la posibilidad de usar drogas residuales tenía alcances limitados. Consecuentemente, hubo que elevar ante el Ministerio de Ciencia y Tecnología el proyecto de producir el nifurtimex en muestro país, en la forma deseada. La propuesta fue aprobada y se puso en marcha en 2012. Surgieron, no obstante, otros inconvenientes, relacionados con la patente original, en la que había oscuridades destinadas a complicar su lectura al personal ajeno al laboratorio original. Finalmente, en 2014 pudo ser aprobado el producto por el Colegio Oficial de Farmacia y Bioquímica. El beznidazol, antes citado, tiene un uso indicado para niños, a partir de los 12 años, y para adultos en etapas agudas del mal, que suelen durar varias semanas. Cuando la enfermedad se hace crónica, el beznidazol pierde eficacia, razón por la cual se hace indispensable recurrir a otro fármaco.

El empleo dado ahora a las nanopartículas del nifurtimex es novedoso, ya que son pocos los fármacos en uso en esas condiciones. El hecho de que en el trabajo realizado por los científicos se haya aplicado esta metodología pone la labor realizada en la vanguardia de la investigación y de la tecnología. Restan ser superados los últimos pasos de control que exige el método, a fin de poder obrar luego sobre el enfermo.

La labor cumplida por los especialistas argentinos merece el mayor reconocimiento. Es de esperar que el éxito corone los esfuerzos y se logre la mejoría esperada de los enfermos.

 

Agricultura a lo grande con micro y nanofertilizantes


Por Felipe Sánchez Banda

Saltillo, Coahuila. 24 de agosto de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- Científicos del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) y el Instituto de Ecología, A.C. (Inecol) desarrollan y evalúan micro y nanofertilizantes a base de fósforo (P), encapsulados con biopolímeros.

800x300 Fertilizantes 177

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) apoya este proyecto mediante la Convocatoria de Proyectos de Desarrollo Científico para Atender Problemas Nacionales 2014, a través del Proyecto No. 248760.

Dr. Jose Humberto Valenzuela Soto7Dr. José Humberto Valenzuela Soto.“La idea principal es generar nuevos fertilizantes mediante el uso de la nanotecnología, empleando biopolímeros para encapsular fertilizantes fosfatados”, comentó el doctor José Humberto Valenzuela Soto, catedrático Conacyt comisionado en el Departamento de Plásticos en la Agricultura del CIQA.

En esta investigación participan la doctora Claudia Anahí Pérez Torres, responsable técnico del proyecto y catedrática Conacyt comisionada al Instituto de Ecología, así como los doctores Nicolaza Pariona Mendoza, Enrique Ibarra Laclette, Felipe Barrera Méndez y Randy Ortiz Castro, adscritos a la Red de Estudios Moleculares Avanzados del Inecol.

Por parte del CIQA participan los doctores Carlos José Espinoza González, co-responsable técnico, Jorge Romero García y Antonio Serguei Ledezma Pérez, del Departamento de Materiales Avanzados, junto con los especialistas José Humberto Valenzuela Soto y Antonio Cárdenas Flores, quienes forman parte del Departamento de Plásticos en la Agricultura.

De acuerdo con el científico Valenzuela Soto, el fósforo como fertilizante implica un costo a los agricultores y no todo el fertilizante fosfatado es asimilado por la planta cuando este se aplica de manera convencional ya que, dependiendo de las condiciones del suelo (ácido o alcalino), este puede convertirse en formas no disponibles para la planta ocasionando pérdidas del fertilizante de hasta 80 por ciento.

“Una idea novedosa es hacer más eficiente la toma de fósforo por la planta, mediante el encapsulamiento de este elemento utilizando biopolímeros, de esta forma se espera poder ayudar a la planta a llevar a cabo la asimilación de dicho nutriente”, explicó el especialista.

Liberación controlada

El científico agregó que la tecnología generada, debido al tamaño nano y micro de las formulaciones que se desarrollan, tiene la ventaja de poder hacer más eficiente la liberación de fertilizantes en el suelo a través de una liberación controlada, que impida la precipitación o la inmovilización del fósforo en el suelo, facilitando que el fertilizante interactúe con la raíz de las plantas.

fosforo rec1 82417Fuente: Universidad Autónoma de Madrid.

Fuente: Universidad Autónoma de Madrid.

Como parte de este proyecto multidisciplinario están evaluando la efectividad en el crecimiento vegetal por el empleo del fertilizante fosfatado encapsulado con ácido Poli (ɣ-glutámico) bajo condiciones in vitro, así como también estimando la tasa de liberación del material en comparación con fertilizantes convencionales. En próximas fechas, se evaluarán matrices con almidón.

 

“Sin embargo, falta todavía evaluar la parte agrícola-biológica para determinar cuál es el comportamiento que tienen estos fertilizantes nanoencapsulados en cultivos de interés agronómico”, señaló el doctor Valenzuela Soto.

Este producto está contemplado para aplicarse en el sector agronómico en los sistemas de producción en campo abierto en diferentes cultivos y regiones.

Estos fertilizantes se evaluarán a nivel invernadero y después a nivel de campo utilizando para ello formas de aplicación convencional y aun cuando su aplicación a través de fertirriego o hidroponía parece difícil debido a que este tipo de formulaciones inicia la liberación de los activos al momento de estar en soluciones acuosas, los investigadores no descartan estas opciones de aplicación pero reconocen que aún faltan estudios en este ramo.

“Para evaluar el comportamiento de estos micro y nanofertilizantes en plantas, se estimarán las dosis óptimas de este material evaluando las respuestas fisiológicas de la planta; aspectos tales como el rendimiento, el tamaño, la altura, entre otros, serán medidos y cuantificados”, aclaró el investigador Valenzuela Soto.

 

México y China buscan mayor intercambio científico en nanotecnología: AMCFoto Notimex

México y China buscan mayor intercambio científico en nanotecnología: AMC

Notimex

ADVERTISING

México.- China y México.- buscarán elevar la colaboración y el intercambio científico en las áreas de nanociencias y nanotecnología, de acuerdo con el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), José Luis Morán.

Indicó que la importancia de concretar intercambios de jóvenes investigadores para la formación de recursos humanos en el área de la nanotecnología resulta de gran relevancia, porque el país asiático es una potencia en el ramo.

“La mejor manera de incrementar la relación es con estudiantes, y estos foros de cooperación internacional se deben impulsar para fortalecer los recursos humanos de nuestro país y propiciar su crecimiento a través de redes mundiales en temas de frontera”, indicó.

Esto luego de los resultados y conclusiones a las que llegó el foro sobre estrategias de colaboración AMC-NANOMXCN México-China: NANO Materiales/Ciencia/Tecnología para Energía Renovable y Remediación Ambiental, un taller para promover la relación entre México y China, incluido Hong Kong.

Morán agregó que las mesas de trabajo llevadas a cabo en la sede de la Academia sirvieron para el intercambio de ideas e información sobre las problemáticas que tienen las dos naciones y la forma en que buscarán soluciones.

A su vez, el director de Ciencia y Tecnología de la Embajada de la República Popular de China en México, Zhu Hao, dijo que el intercambio que se busca en nanociencias y nanotecnología es parte del marco de cooperación entre los dos gobiernos, y este interés puede avanzar hacia acuerdos firmados por ambos países.

“Los gobiernos pueden aportar apoyos y financiamiento para esta cooperación a través de convocatorias de proyectos conjuntos de investigación o la construcción de laboratorios o centros de investigación conjuntos en nanotecnología”, planteó.

El comunicado de la AMC refiere que según datos del sitio web de StatNano, en 2016 se publicaron 151 mil 352 artículos de nanotecnología en el mundo, donde China ocupó el primer lugar con 34.1 por ciento, seguido por Estados Unidos con 16 por ciento, mientras que México se colocó en el lugar 28 con 0.74 por ciento.

 

 

 

Un dispositivo nanotecnológico, un nuevo hito en medicina regenerativa, cambia la función celular del organismo de una manera no invasiva.

La nanotecnología es uno de los carriles por donde la ciencia comienza a mostrar avances muy prometedores. ¿Es posible que un nanochip pueda regenerar tejidos?

Para un equipo de investigadores de la Escuela Médica Wexner de la Universidad Estatal de Ohio y del Colegio de Ingeniería de la Universidad de Ohio en Columbus (EE UU) parece que sí, ya que desarrollaron un dispositivo que regenera órganos enteros.

Este nanochip cambia la función celular del organismo de una manera no invasiva. Está basado en un tipo de nanotecnología llamada nanotransferencia de tejidos, que puede reprogramar células adultas vivas en cualquier otro tipo de célula.

“Hemos demostrado que la piel es un terreno fértil donde podemos cultivar los elementos de cualquier órgano en deterioro”, explica Chandan Sen, de la Univesidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, líder del estudio.

Y asegura que “usando nuestra nueva tecnología de nanochip, los órganos heridos o comprometidos se pueden reemplazar”.

Este nanochip cambia la función celular del organismo de una manera no invasiva.

¿Cómo funciona?

La tecnología de este nuevo dispositivo se basa en dos elementos principales. El primero es el chip en sí mismo.

Gracias a la nanotecnología, los científicos diseñaron un dispositivo al que se pudiera inyectar una carga genética en las células.

El segundo elemento es la propia carga genética: el chip lleva un código genético específico en forma de ADN o ARN que, cuando se aplica a las células, cambia su estructura y funciones anteriores y las reprograma de forma necesaria para reparar la lesión.

Los investigadores explicaron que los factores de reprogramación son enviados a la célula usando un “campo eléctrico altamente intenso y enfocado a través de nanocanales ordenados”.

Para su aplicación, simplemente el chip se coloca sobre la piel y con un simple toque, una pequeña corriente eléctrica casi imperceptible, forja canales en el tejido.

Luego, el ADN o ARN se envía a través de estos nanocanales y comienza el proceso de reprogramación de las células, dándoles una nueva “identidad”.

“Solo se necesita una fracción de segundo, hay que tocar el chip en el área herida y luego retirarlo, justo en ese momento comienza la reprogramación celular”, explica Sen.

El chip lleva un código genético específico en forma de ADN o ARN que, cuando se aplica a las células, cambia su estructura y funciones anteriores y las reprograma de forma necesaria para reparar la lesión.

Pruebas exitosas

Las pruebas realizadas en ratones con piernas cuyas arterias estaban dañadas, lo que bloqueaba el flujo sanguíneo hacia la extremidad, fueron sorprendentes.

El dispositivo transformó con éxito las células de la piel de los ratones en células vasculares. El efecto se extendió profundamente en la extremidad, creando una nueva red de vasos sanguíneos.

“El concepto es muy simple. En verdad, nosotros aún estamos sorprendidos de haber funcionado tan bien. En mi laboratorio, trabajamos para entender por completo el motor y hacerlo funcionar aún mejor. Entonces, es sólo el comienzo, hay más por descubrir”, completó el autor del estudio, que indicó que los ensayos clínicos en humanos comenzarán el próximo año.


Rodolfo Miranda: “Los plásticos de invernaderos podrían generar energía solar”

Imdea Nanociencia se creó hace una década y presume de ser uno de los centros de referencia mundial en esta materia.

Miranda en la playa del Zapillo, donde veranea.   La Voz.

El almeriense Rodolfo Miranda es uno de los científicos más destacados de nuestro país y también a nivel internacional. Sus avances en nanociencia prometen alcanzar hitos sin parangón en los próximos años.

Profesor, antes de hablar sobre nanotecnología quisiera preguntarle por la nanociencia. ¿Qué es? 
La nanociencia es la unión de la Física, la Química, la Biología, la Medicina o la Ingeniería a la escala de objetos tan pequeños como átomos y moléculas individuales. En realidad, la historia empieza cuando hace 30 años comienza a controlarse la materia a esa escala.

¿Y qué sucede para dar ese salto?
Se descubrió un microscopio de efecto túnel -yo tuve la fortuna de colaborar con los que lo hicieron por primera vez-, que permitió ver átomos y moléculas individuales. Cuando eso ocurrió, fue como un pelotazo enorme en la cabeza porque permitía tener acceso a un rango de cosas que nunca antes habían podido verse ni controlarse.

¿Por qué la ciencia a esa escala es distinta?
Porque las cosas, cuando son tan pequeñas, tienen unas propiedades diferentes de las cosas grandes. La nanociencia es interdisciplinar y está llena de sorpresas. Y a partir de ahí surgen aplicaciones a campos diversos. Eso es la nanotecnología.

¿Es posible construir un nuevo mundo átomo a átomo?
Sí, porque este microscopio nos permite mover átomos como si fueran aceitunas en un plato. Se puede, por ejemplo, remover un trozo de molécula, cortarlo con un nanobisturí y enganchar otra cosa y crear una molécula que la madre naturaleza no ha producido. Puedes crear materiales con propiedades diseñadas a voluntad.

¿En qué campos puede aplicarse la nanotecnología?
En casi todo. Ahora mismo se están haciendo muchas cosas, está mucho más cerca de lo que pensamos. Hay productos que ya están en el mercado. Por ejemplo, la cabeza lectora de todos los discos duros, que viene a ser como un ‘sandwich’ de  materiales magnéticos y no magnéticos, pero con un espesor de unas tres o cuatro capas de átomos nada más. Y el efecto es que esa cabecita tiene unas capacidades extraordinarias para detectar el campo magnético de bits extremadamente pequeños. Este es un claro producto de nanotecnología.

¿La nanotecnología será la base de la tecnología en el siglo XXI?
Sin duda. Esto es como un tsunami. Lo que está llegando son las primeras olas, pero lo que viene detrás es espectacular.

¿Y qué es lo que viene detrás?
Pues todo: en el Instituto Imdea de Nanociencia estamos desarrollando numerosos proyectos en nanomedicina que van a cambiar drásticamente nuestro mundo. Estamos inmersos en un proyecto de utilizar nanopartículas magnéticas como balas inteligentes para eliminar células tumorales y solo estas células de manera selectiva. Aquí ya estamos en las pruebas clínicas, está avanzando muy deprisa.

Creo que tienen también otro proyecto con el Hospital de Tetrapléjicos de Toledo.
Así es, lo coordino yo y el objetivo que tenemos es conseguir un bypass para gente que tiene cortada la médula espinal. Sería hacer un nanosensor que detecte las órdenes del cerebro y las envíe al otro lado del corte de la médula donde habría otro receptor que las recibiría para pasarlas a las extremidades. Y, al contrario, para que el cerebro aprenda de nuevo el movimiento de las piernas.

¿En qué fase están?
Aún queda mucho. En este experimento, por ejemplo, todo lo que vamos a hacer los próximos cuatro años va a ser con ratones. Todavía está muy lejano.

En un sitio como Almería, ¿la nanotecnología podría servir para aprovechar la energía solar, que aquí abunda?
Claro. En el Imdea estamos trabajando ahora en la fabricación de células solares orgánicas, hechas con moléculas. No sería como los rígidos paneles de silicio, sino que hablamos de algo flexible que podría pintarse sobre un plástico.

¿Habla de los plásticos de los invernaderos?
Así es. Esta semana he estado visitando el Centro Tecnológico Tecnova, donde hacen cosas muy interesantes. Y estuvimos hablando de la posibilidad de que, en el futuro, estas células solares orgánicas se puedan “pintar” en los plásticos de los invernaderos para que generen energía solar. O que se modifiquen las propiedades de los plásticos actuales para que funcionen como interruptores térmicos.

¿Y que regulen la temperatura en  el interior?
Eso es, que a partir de un determinado valor, los plásticos dejen de transmitir calor cuando detecten que dentro del invernadero la temperatura es demasiado alta. De lo que se trata es de manipular los materiales a escala nanométrica para conseguir materiales inteligentes. Igual después no funciona, pero es algo que en ciencia básica ya entendemos y que nos permite desarrollar aplicaciones.

Profesor, ahora que hace referencia a la ciencia básica. ¿Por qué cuesta tanto en nuestro país comercializar después los resultados científicos?
Es que, en realidad, es una cadena de cosas. Por un lado, necesitamos hacer ciencia básica sin ningún propósito, movida por la pura curiosidad. Pero para que después ese conocimiento pase al mercado, las empresas deben ser quienes planteen, en la cadena del conocimiento, qué innovaciones necesitan incorporar para dentro de cinco o diez años. Por ejemplo, que una empresa dijera: “necesitamos tener, dentro de cinco o diez años, envoltorios inteligentes para los tomates que detecten cuándo el producto empieza a madurar”. Y entonces decidir si esa partida se envía a Japón o al mercado nacional.

Es decir, tecnología disruptiva que mejore la posición de las empresas en el mercado.
Así es, porque introduces algo que nadie más tiene. Siguiendo con este ejemplo: primero tiene que haber alguien que piense en eso y después hay que contar con un Centro de Investigación al que se le pueda plantear si esa idea es posible o, si por el contrario, es un disparate.

Y ahí es donde entran ustedes, los investigadores. 
Así es. En el Imdea [Instituto Madrileño de Estudios Avanzados] investigadores que hacen ciencia básica se pondrían a trabajar con ese propósito, para intentar aportar algo en esa dirección.

Y esa cadena que usted explica, ¿en España no funciona?
Es que no está montada. Y es responsabilidad de todos: de la Universidad como institución, que ha mantenido históricamente una zanja enorme sin preocuparse de esto y de la industria, que solo ha pensado en sus beneficios a corto plazo.

A ello hay que añadir la fuga de cerebros. 
Es un desastre, porque lo importante no es que se marchen, lo malo es que no vuelven. Los políticos tararean la música de la ‘sociedad del conocimiento’, pero la letra no se la creen. Y no se la  creen porque el modelo de desarrollo que les puede llevar al éxito electoral es extremadamente cortoplacista.

Usted es de Almería, vuelve cada pocos meses. ¿En qué ha cambiado la ciudad que usted conoció de niño?
No se parece a la Almería de cuando yo era pequeño. Aquella era una ciudad pobre, alejada de todos los circuitos de conocimiento y modernidad y ahora es un sitio perfectamente comparable con cualquiera. Hay cosas que me gustan mucho y otras que no tanto.

¿Como cuáles?
La dejadez en muchos aspectos. Se vive demasiado  bien y la gente se acomoda. No reivindica ni pelea lo suficiente para exigirle cosas a las autoridades. Aquí, los políticos no sienten la presión ciudadana.  Parece un tópico, pero ocurre, por ejemplo, en las comunicaciones, que es un despelote, algo inconcebible.

Nanoestructuras de hidroxiapatita, gran avance hacia la regeneración de huesos

Por Karla NavarroEnsenada, Baja California. 11 de agosto de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- Investigadores del Centro de Nanociencias y Nanotecnología (Cnyn) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Ensenada, colaboran con homólogos de la Universidad de California en San Diego (UCSD) para fabricar injertos óseos con nanoestructuras de hidroxiapatita.

1 HEAD hidropraxia1108Luminiscencia en hidroxiapatita. Crédito ACS Biomater.

La hidroxiapatita es un material actualmente usado en tratamientos para la regeneración de huesos; sin embargo, por las dimensiones en las que se aplica, resulta tan agresivo que solo pacientes jóvenes pueden soportarlo.

Mientras que investigadores del Cnyn trabajan en la síntesis de la hidroxiapatita y el estudio de sus propiedades luminiscentes, los análisis de biocompatibilidad se realizan en la Universidad de California en San Diego.

La hidroxiapatita es un mineral compuesto por átomos de calcio (Ca), fósforo (P) y oxígeno (O); es una estructura cristalina con forma hexagonal y presenta una propiedad de polarización eléctrica que favorece el crecimiento de los osteoblastos, células involucradas en el crecimiento de los huesos.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Manuel Herrera Zaldívar, investigador del Cnyn, expuso que en la estructura cristalina de la hidroxiapatita es posible intercambiar sus iones de calcio y reemplazarlos por iones de tierras raras, tales como europio (Eu) o iterbio (Yb).

“Cuando se sustituyen estos iones en la hidroxiapatita, el material se hace fluorescente, lo cual se puede aprovechar para que cuando se haga un injerto óseo de este material, sea posible monitorear, mediante imágenes de contraste, cómo va ocurriendo la regeneración del hueso”, explicó.

Publicaciones

Parte de los resultados obtenidos de la investigación que se desarrolla en el Cnyn con hidroxiapatita, fueron publicados en 2015 en la revista ACS Biomaterials Science & Engineering con el artículo titulado Distribution of Eu2+ and Eu3+ Ions in Hydroxyapatite: A Cathodoluminescence and Raman Study.

Los hallazgos del estudio también fueron reportados en un artículo de este año en la revista Acta MaterialiatituladoInterconfigurational and Intraconfigurational Transitions of Yb2+ and Yb3+ Ions in Hydroxyapatite: A Cathodoluminescence Study; en ambos artículos el doctor Manuel Herrera es uno de los autores.

Destacó que a través de la investigación de su grupo de trabajo, han obtenido avances significativos en el control de la luminiscencia que generan los iones de tierras raras en la hidroxiapatita, principalmente favoreciendo que sea del rango infrarrojo, de tal manera que la piel del paciente no absorba la radiación generada.

Hidroxiapatita a escala nano

Herrera Zaldívar indicó que los injertos óseos que se hacen en México utilizando la hidroxiapatita solamente son aptos para jóvenes y en prótesis de cadera, debido al grado de agresividad e invasión que representa para el paciente.

Mencionó que como parte del procedimiento quirúrgico, se perforan los huesos del paciente y se injertan vástagos del material, de varios centímetros de diámetro.

Sostuvo que la idea de utilizar la hidroxiapatita como nanoestructuras tiene por objetivo reducir al mínimo la invasión en este tipo de tratamientos de regeneración ósea, ya que las propiedades nanométricas del material favorecen su aplicación quirúrgica.

“Puede ser utilizada para rellenar poros de los huesos durante el tratamiento de osteoporosis o rellenar las fracturas de los huesos con el uso de andamios que se pueden fabricar de manera tridimensional”, puntualizó.

El investigador refirió que los andamios son un material en el que se coloca la hidroxiapatita para favorecer que los osteoblastos crezcan de forma tridimensional, mimetizados con el hueso.

“Los andamios no pueden ser de cualquier material, tienen que ser materiales biocompatibles que permitan la vascularización durante el proceso de regeneración ósea y este proyecto incluye todos esos aspectos”, subrayó.

Estructuras alargadas

Verónica Yazmín Huerta Guerra, estudiante de la maestría en nanociencias del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) y colaboradora en el proyecto, comentó que si las nanoestructuras de hidroxiapatita que se depositan sobre los andamios son de forma alargada, el procedimiento es más sencillo.

1 megaproyecto1108“Es mucho más sencillo que el hueso que está en los extremos del andamio encuentre un conducto que pueda formar un camino para que encuentre el otro extremo y que la regeneración sea más rápida”, mencionó.

Para obtener nanoestructuras de hidroxiapatita en forma alargada, la estudiante de posgrado ha experimentado con un nuevo método de síntesis.

“Lo que hemos estado haciendo últimamente en este proyecto es la recristalización de la hidroxiapatita; anteriormente nuestro grupo la ha sintetizado mediante el método de combustión, que por ser espontáneo y violento resulta muy difícil controlar la morfología de las estructuras”, señaló.

Derivado del anterior procedimiento, las estructuras obtenidas eran en forma de hojuelas o placas de un tamaño superior a la escala nanométrica, por lo que los investigadores buscaron un método que les permitiera generar estructuras a nivel de nanómetros.

Método hidrotermal

Como resultado de la búsqueda, Verónica Huerta ha trabajado con el método hidrotermal para sintetizar la hidroxiapatita, en el que no es necesario usar un sistema cerrado ni elevar la presión o temperatura de síntesis.

“En un reactor de vidrio de tres bocas, primero calentamos una solución de calcio en constante agitación y luego agregamos una solución de fosfato, una vez que se alcanzan los 100 grados Celsius, que es la temperatura máxima del proceso, dado que el medio de disolución es agua desionizada, dejamos transcurrir la síntesis durante varias horas”, describió.

En la optimización de su nuevo procedimiento, se percataron que era necesario aplicar tiempos de síntesis largos para que el material logre fragmentarse de estructuras micrométricas a cintas de hidroxiapatita muy delgadas, con una anchura de aproximadamente 50 nanómetros.

“Vimos que era una estructura ideal para lo que teníamos planeado hacer, que era tratar de aplicar campos eléctricos en estas estructuras durante su síntesis, para estudiar sus propiedades de polarización eléctrica”, relató la estudiante de posgrado del CICESE.

Precisó que la utilización de campos eléctricos para crecer las estructuras derivadas del método hidrotermal dio un indicio de que el procedimiento es efectivo para obtener formas del material que agilicen la regeneración ósea.

Los investigadores manifestaron que los hallazgos científicos obtenidos hasta ahora, tras aproximadamente tres años de haber iniciado el proyecto, son indicios de que se perfilan hacia aportaciones para mejorar el tratamiento de injertos óseos con hidroxiapatita, pero por ahora se encuentran a nivel de ciencia básica.

arroba14010contacto 1• Dr. Manuel Herrera Zaldívar
 corrico dos     

 

 

 

 

N

  • innovación de tres jóvenes para evitar las goteras cuando llueve

Melody Cañete, Brisa Figueroa y Tamara Flores, alumnas de tercer año de la Universidad de San Martín (UNSAM), fueron las ganadoras en la categoría Proyecto, del certamen ‘Nano x un día’

Tres alumnas de la Escuela Secundaria Técnica de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) ganaron uno de los premios del concurso de la Fundación Argentina de Nanotecnología, con un proyecto social que brinda soluciones a techos de viviendas, por eso el dinero que recibirán lo invertirán en un barrio del norte del Conurbano.

Melody Cañete, Brisa Figueroa y Tamara Flores, alumnas de tercer año, fueron las ganadoras en la categoría Proyecto, del certamen ‘Nano x un día’, por lo que recibirán un premio de 15.000 pesos y un viaje a Santa Fe y Paraná para conocer laboratorios de nanotecnología.

Ellas desarrollaron una solución económica a uno de los problemas más recurrentes en los barrios de José León Suárez, partido de San Martín: las goteras y filtraciones en los techos los días de lluvia.

El trabajo “Desarrollo de una formulación bloqueadora de rayos UV con partículas de TIO2-Aplicación de espumas de poliuretano en recubrimiento de agujeros” consiste en aplicar espuma de poliuretano en chapas deterioradas y un recubrimiento de barniz sintético con nanopartículas de óxido de titanio para proteger la espuma, detallo en su boletín de noticias, la UNSAM.

Elegimos el tema de las goteras porque es un problema que afecta a nuestros compañeros: casi todos tienen techos de chapa y cada vez que llueve les entra agua. Queremos concretar el proyecto y ayudar a la gente de nuestros barrios”, explicó Melody.

Si bien existen productos en el mercado para solucionar este problema, el que desarrolló el equipo de jóvenes ofrece dos ventajas: es más accesible en términos de costo y, además, puede ser aplicado por cualquier persona de manera fácil y rápida, destacó el informe de la universidad.

“Lo más interesante es que eligieron una problemática social que es propia de sus barrios”, valoró la tutora del proyecto, la profesora de Matemáticas, Karen Mongelos.

Las adolescentes se ocuparon de encuestar a sus compañeros del Secundario, pudiendo determinar que el 68% de las viviendas de los alumnos tiene techos de chapa, de los cuales un 40 % tiene problemas de goteras y filtraciones cuando llueve. Además, recibieron asesoramiento de los becarios Rodrigo Medina y María de los Ángeles Ramírez, del Instituto de Nanosistemas (INS) de la UNSAM.

Las ganadoras esperan ansiosas conocer los centros de investigación nanotecnológica de Santa Fe y Paraná, y Brisa reconoció que, a partir de esta experiencia quiere “ir a la universidad y estudiar nanotecnología”

Textiles funcionales: Ropa inteligente

Una camisa que nos cubre hoy puede protegernos de los rayos ultravioletas, de las picaduras de mosquitos, de los microbios, podría cambiar de color para tener un nuevo look, y evitar un shock térmico al salir de un ambiente refrigerado al exterior en un día de verano porteño. Llegó la era de los textiles funcionales. Al respecto opinó para Télam María Miró, ingeniera textil del Centro de Textiles de Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

María  Miró

Por María Miró

Cuando empecé mi carrera de Ingeniería Textil quedé sorprendida con la cantidad de procesos y profesionales que había atrás de esa camisa blanca de algodón que todas las mañana me ponía para ir al colegio. Hasta ese momento pensaba que la ropa solo servía para vestirse, para cubrirse, abrigarse y adornarse. Y a lo largo de la carrera y de los años me di cuenta de que además sirve para dar trabajo a muchas personas, a todos los que participan de la fabricación de esa prenda.

Escuché la palabra nanotecnología por primera vez, allá por el 2004, y me llamó poderosamente la atención. ¿Se podían manipular materiales a escala nanométrica? ¿Podían modificarse las superficies textiles, otorgándoles una funcionalidad inesperada, aunque muy deseada? ¿La nanotecnología iba a re-significar el concepto de prenda?

Esa camisa que me cubría, me hacía pertenecer y era fabricada por decenas de personas, ahora además podría protegerme de los rayos ultravioletas, de las picaduras de mosquitos, de los microbios, podría cambiar de color a la salida del colegio para tener un nuevo look, podría evitarme el shock térmico que sufría al salir de un ambiente refrigerado al exterior en un día de verano porteño, e incluso si se me manchaba con gaseosa, con solo pasarle un trapito húmedo llegaría a casa con la camisa como nueva. Llegaba la era de los textiles funcionales. Y yo quería formar parte ella.

Hoy en día los textiles funcionales ya están en las góndolas. No es difícil encontrar remeras con estampas que al frotar emiten un perfume particular. El perfume está encapsulado en pequeñas cápsulas poliméricas que lo protegen de la rápida evaporación y de los efectos del lavado. Al frotar, la pared de las cápsulas se rompe y se libera la fragancia. Las cápsulas son tan pequeñas, que una estampa puede contener millones de capsulitas. Por eso, aunque algunas de ellas se rompan al frotar, son tantas las que permanecen intactas que el perfume puede durar años en las prendas.

En INTI-Textiles trabajamos con el Laboratorio de Sistemas de Liberación Controlada del centro INTI-Química en el desarrollo de estos acabados aromáticos. Aún tenemos muestras que emiten aroma a menta, limón o jazmín que fueron fabricadas en 2009.
Si uno busca en internet “textil repelente de mosquito” encontrará varias opciones, desde redes para cubrir carpas, remeras, pantalones, toallas y hasta incluso ositos de peluche. El agente repelente es encapsulado en nano/microcápsulas que serán incorporadas al sustrato textil como se incorpora un colorante. El efecto repelente, dependiendo de diversos parámetros de fabricación puede resistir hasta 100 lavados domésticos. En el marco de un proyecto FONARSEC, trabajamos en el desarrollo de textiles repelentes de mosquitos, con la tecnología de microencapsulación y nanofibras coaxiales. Como cápsulas se usaron unas moléculas huecas llamadas ciclodextrinas, y repelentes de origen natural.

Las ciclodextrinas se fijan al tejido y resisten hasta 10 lavados domésticos, el repelente se libera en cada lavado pero el sistema permite la recarga. Sin lavar, los tejidos desarrollados en INTI brindan hasta 60 días de repelencia. Las nanofibras coaxiales son fibras de diámetro nanométrico con un alma que contiene el activo repelente y una cáscara de polímero que actúa de pared protectora. El sistema de liberación desarrollado está en proceso de patentamiento.

Participamos también en el desarrollo de un Jean Anticelulítico. El activo anticelulitico encapsulado se libera con el uso ejerciendo su acción. Los resultados no fueron los esperados pero para las interesadas, ¡se consiguen en el mercado!

Hoy trabajamos en un proyecto para el desarrollo de un acabado ignífugo en un tejido simil-cuero, mediante el uso de nanopartículas de óxidos metálicos. Se está estudiando además la obtención de nanofibras conductoras para desarrollar sensores flexibles que puedan ser incorporados en prendas.

Aunque en Argentina aún no es tan común ver textiles funcionales en las tiendas, hace ya 60 años que desde INTI nos formamos y trabajamos para concientizar a empresas y consumidores sobre el inagotable potencial de los textiles funcionales.

(*) Ingeniera textil Del Centro de Textiles de Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

ETIQUETAS

UNAM desarrolla medicamento contra ‘moquillo’

Notimex | sábado, 05 ago 2017 21:15

Un rayo láser de rayos X y nanomedicinas, el futuro es de lo pequeño

Dos investigaciones punteras en nanotecnología, entre los proyectos escogidos para las becas Leonardo de la Fundación BBVA

De izquierda a derecha: el doctor Carlos Hernández y el doctor Pablo del Pino.
De izquierda a derecha: el doctor Carlos Hernández y el doctor Pablo del Pino. BBVA

En 1959, el físico Richard Feynman habló de la posibilidad de usar máquinas de precisión para manipular átomos y moléculas. Hoy día, la nanotecnología se ha convertido en una de las muchas industrias que prometen revolucionar el futuro. Posee una gran cantidad de aplicaciones: desde la elaboración de tecnología a niveles atómicos o sus usos en medicina, hasta la invención o el descubrimiento de nuevos materiales, como, por ejemplo, el grafeno, cuyo hallazgo logró que los científicos rusos Andre Geim y Konstantin Novoselov ganasen el premio Nobel de Física de 2010. A su vez, España se ha acercado a esta materia en los últimos años: actualmente, la nación cuenta con cerca de 370 grupos de investigación sobre nanotecnología, y es el decimoprimer país que más artículos sobre nanotecnología escribe a nivel mundial.

Sin embargo, es posible que, en unos años, los investigadores españoles sean capaces de poder filmar una película a nivel molecular con rayos X. O de conducir nanocápsulas repletas de medicinas para atacar a los tumores en su propio núcleo. Recientemente, la Fundación BBVA concedió 50 becas Leonardo a los proyectos de investigación más innovadores de España. Entre ellos se encontraban los investigadores Carlos Hernández García y Pablo del Pino, que investigan la tecnología molecular en campos tan dispares como la nanotecnología óptica y la nanomedicina.

Películas en rayos X

Carlos Hernández, profesor de la Universidad de Salamanca y miembro del grupo de Investigación en Aplicaciones Láser y fotónicas, es el responsable del proyecto sobre nanotecnología ultrarrápida, basado en crear “unos láseres muy peculiares. Hemos sido capaces de crear un rayo láser de rayos X, algo muy difícil hasta el momento debido a la pequeña longitud de onda de estos rayos”, explica Hernández.

Gracias al láser de rayos X y a sus pulsos, podemos hacer ‘películas’ ultrarrápidas, como, por ejemplo, de una reacción química, y tomar observaciones a escalas de tiempo infinitamente pequeñas

Este rayo, además, se emite en pulsos de attosegundos, una medida que corresponde a una trillonésima de segundos. “Por hacer un símil claro, un attosegundo es a un segundo lo que un segundo es a la edad del Universo”, reflexiona el doctor Hernández. “Gracias al láser de rayos X y a la brevedad de sus pulsos, podemos hacer ‘películas’ ultrarrápidas, como, por ejemplo, de una reacción química. Y al capturar imágenes ultrarrápidas de estos procesos tan rápidos, podemos hacer observaciones y control a escalas de tiempo infinitamente pequeñas”, concluye el investigador.

Pero, ¿en qué campos podría aplicarse esta tecnología? “En los ordenadores o móviles actuales, basamos el control de los electrones en tiempo de nanosegundos. Si fuésemos capaces de controlar los attosegundos, ¿qué tipo de dispositivo generaríamos?”, se pregunta el doctor Hernández. “Creo que hay un gran interés en desarrollar este tipo de tecnología. Ahora mismo, por ejemplo, se está empezando a investigar cómo reproducir la fotosíntesis de forma artificial. Si pudiésemos observar las reacciones químicas que se producen durante ese proceso, podríamos utilizar ese conocimiento y aplicarlo a los campos del almacenamiento energético o la energía solar”.

Nanocápsulas ‘disfrazadas’

Por otro lado, el doctor Pablo del Pino es un investigador Ramón y Cajal que trabaja en la Universidad Santiago de Compostela. Su proyecto versa sobre crear nanomedicinas y dirigirlas a un lugar específico del organismo. “Desde hace dos décadas”, desarrolla del Pino, “los investigadores bionanotecnológicos hemos desarrollamos sistemas inteligentes que se dirigen una zona concreta del organismo al ser inyectados en un ser vivo. Pero a pesar de los esfuerzos”, advierte el investigador, “esto produce un efecto diana: más del 99,5% de los materiales y las nanomedicinas acaban secuestrados por el hígado o el bazo. El sistema inmune las reconoce como algo peligroso y las degrada”.

¿Cuál es la solución que propone el doctor del Pino? “Disfrazar las nanomedicinas. Nuestra intención es crear un sistema modular, una cápsula que funcione como una muñeca matrioska. La cápsula estará formada por una cubierta polimérica y una cubierta biomimética. Esta última estará basada en las células mesenquimales, o células madre, para que así, el sistema inmunológico no las rechace”, detalla el doctor. “Si el proyecto funciona y si confirmamos que la cápsula sigue activa dentro del organismo, empezaremos a probarla en modelos animales que simulen el ictus en un ser humano”.

‘Nanobásculas’ para pesar virus y bacterias en la detección de enfermedades

Por Eduardo Gil Santos, Alberto Martín Pérez y Marina López Yubero  (CSIC)*

Cada virus y bacteria tiene una masa diferente. El simple hecho de poder pesarlos nos permitiría identificarlos y distinguirlos y, con ello, detectar de forma altamente precoz las enfermedades que provocan. Los recientes avances en nanotecnología han permitido la creación de unos nuevos dispositivos, los sensores nanomecánicos, que actúan como básculas a escala nanométrica, permitiendo detectar estos objetos con una precisión mucho mayor que los métodos convencionales de diagnóstico de estas enfermedades.

Cuerdas de ukelele

La detección de estas partículas mediante sensores nanomecánicos se obtiene estudiando los cambios en su vibración. Estos sensores vibran igual que las cuerdas de una guitarra: cuando pulsamos una cuerda de una guitarra, esta vibrará y las ondas se transmitirán por el aire, lo que percibiremos como sonido. Además, si unimos un objeto a la cuerda, esta pesará más y, en consecuencia, su movimiento será más lento, lo que dará lugar a un sonido más grave. Esta diferencia en el tono del sonido se puede relacionar directamente con la masa del objeto unido. De la misma manera, los sensores nanomecánicos vibrarán más lentamente cuando se une a ellos una partícula (virus o bacteria). Esto se comprueba fácilmente adhiriendo un pequeño imán a un diapasón. Sin embargo, en estos sensores las vibraciones no son perceptibles por el oído y se necesitan métodos ópticos muy avanzados (similares a los utilizados en la detección de ondas gravitacionales, pero a escala nanométrica) para detectar estos cambios en la vibración del sensor.

Bacteria en nanosensor

Estos dispositivos también permiten medir otra propiedad muy interesante de las partículas depositadas: la rigidez. Conocer la rigidez de las partículas biológicas (virus, bacterias o células) puede ser de gran utilidad, ya que, por una parte, la rigidez junto con la masa permite una identificación todavía más precisa de los distintos virus o bacterias. Asimismo, podría permitir diferenciar entre células cancerígenas y sanas, ya que se ha descubierto que aunque ambas tienen una masa similar (lo que no permite distinguirlas a través de su masa), muestran una rigidez distinta: las células cancerígenas son menos rígidas que las células sanas. Por último, medir la rigidez de los virus hace posible distinguir su estado de maduración y conocer su capacidad infecciosa.

El grupo de Bionanomecánica del Instituto de Micro y Nanotecnología del CSIC desarrolla este tipo de dispositivos desde hace más de diez años. En la actualidad, este grupo lidera una serie de proyectos financiados por la Unión Europea (ViruScan, LiquidMass, Nombis) que contribuirán a la implantación definitiva de estas tecnologías a nivel clínico. En tan solo cinco años, estos sensores se probarán en países empobrecidos con gran riesgo de epidemias para la detección de los virus que producen fiebres hemorrágicas.

Al mismo tiempo, el equipo trabaja en el desarrollo de nuevas tecnologías para la comprensión y detección precoz de muchas otras enfermedades (distintos tipos de cáncer, Alzhéimer, etc.). En un futuro no muy lejano, este tipo de sensores estarán implantados directamente en el interior de nuestro cuerpo, preparados para detectar cualquier infección en el mismo momento de contraerla, lo que permitirá actuar contra ella de manera mucho más eficaz.

 

* Eduardo Gil Santos, Alberto Martín Pérez y Marina López Yubero son personal investigador del CSIC en el grupo de Bionanomecánica del Instituto de Micro y Nanotecnología.

Universitario crea método para detección de salmonellaSENSOR colorimétrico gradual y molecular, desarrollado por el egresado de la Licenciatura en Nanotecología.

Universitario crea método para detección de salmonella

El egresado de la Ingeniería en Nanotecnología, Francisco Javier Uribe Calderón, creó como parte de su tesis de Licenciatura un nanobiosensor colorimétrico gradual y molecular, que detecta el ácido desoxirribonucleico (ADN) del género de la Salmonella (Salmonella ssp), un importante grupo de patógenos para los seres humanos, que en muchas ocasiones se encuentran presentes en alimentos como la carne, el pollo, lácteos y huevo.

El sensor está hecho de nanopartículas de oro (AuNps); entre cuyas propiedades, destaca la Resonancia de Plasmón de Superficie (SPR), la cual es un fenómeno optoelectrónico en el que los electrones de la superficie de la nanopartícula oscilan de manera colectiva al ser excitados por una onda electromagnética como la luz. Esto quiere decir que al encontrarse dispersas en un medio, presentan un color rojizo; pero al momento de unirse, cambian al color azul.

Estas partículas se encuentran funcionalizadas con cadenas de ADN, diseñadas por el estudiante específicamente para detectar Salmonella, patógenos causantes de enfermedades como fiebre tifoidea (S. typhi) y enterocolitis (S. enteriditis), los cuales representan un problema de salud en México.La idea general de su proyecto es reducir tiempo y costos en los procesos de detección de este tipo de bacterias.

“Actualmente la detección se hace con base en la Norma Oficial Mexicana NOM-114-SSA1-1994, que consiste en una serie de pasos para el análisis microbiológico usando medios de cultivo selectivos, diferenciales e identificación por serológica. Esta norma detecta Salmonella pero se tienen resultados cualitativos hasta después de cinco días iniciado el análisis.  Lo cual tiene ciertas desventajas, sobre todo cuando manejas productos perecederos y el tiempo es una limitante. La idea es a través de la Nanotecnología generar nuevas alternativas que permitan la detección de forma más eficiente, disminuyendo el costo y el tiempo de análisis”, indicó Uribe Calderón.

El sensor colorimétrico también es gradual, pues la intensidad del color índigo varía dependiendo de la concentración de la bacteria.

“Esto significa que con este sensor también se puede cuantificar la presencia de Salmonella, lo cual es muy importante porque yo puedo decir cuánta bacteria tiene tu muestra. A diferencia de los métodos tradicionales que nada más realizan la detección cualitativa en el alimento, con el sensor que desarrollé además se puede cuantificar, es decir, establecer la cantidad de bacteria que existe en el alimento, sin mencionar que reducimos el tiempo de análisis a un día, en lugar de cinco días”.

La tesis de Francisco Javier Uribe está dirigida por el Dr. Ulises Esquivel Naranjo, docente investigador adscrito a la Facultad de Ciencias Naturales, miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

“En Nanotecnología una parte muy novedosa actualmente es la de los biosensores; este campo pretende innovar y proponer nuevos métodos de detección, con el objetivo de reducir costos y aumentar la sensibilidad de las técnicas ya existentes. Tecnologías así, aquí en México no existen. Queremos proponer nuevos métodos, con mayores ventajas”, señaló el egresado, quien  actualmente se encuentra en trámites de titulación.

La investigación del sensor colorimétrico se aplicó en productos lácteos como quesos, que son los productos alimenticios con una alta recurrencia de Salmonella, ya sea por malos manejos en su elaboración o transporte.

“México es un gran exportador de quesos, sobre todo de quesos frescos a Estados Unidos. Si allá llegan a detectar que están contaminados con Salmonella entonces se detienen las exportaciones y eso es un problema que tiene consecuencias económicas importantes”.

Señaló que la Nanotecnología es muy flexible y aunque este sensor está diseñado exclusivamente para Salmonella, también puede adaptarse a la detección de otros patógenos que afectan la salud del ser humano.

Nanotecnología para tratar el cáncer en los hospitales

Hola, vengo a decirles que existe un tratamiento para tratar el cáncer con nanotecnología, este tratamiento ayuda a que contrarrestar el cáncer, al mismo tiempo que elimina los efectos secundarios que producen otros tratamientos como la quimioterapia, radioterapia, etc.

Y si se aprueba la petición, este tratamiento estará disponible en todos los hospitales para que los pacientes con cáncer tengan una mejor comodidad.

Esta petición se enviará a:


Vé la carta

Ozmar Gonzalez Talancon inició esta petición con solamente una firma y ahora la petición consiguió 10 personas de apoyo. Iniciá una petición vos mismo para generar los cambios que querés ver.

Creá una petición
Crean parches para medir los signos vitales de forma continua

Investigadores japoneses han creado un aditamento capaz de medir los signos vitales de forma continua. El dispositivo tiene un sensor que cuando se adhiere a la piel, durante una semana, no provoca daños en la piel del paciente, según un artículo publicado en la revista Nature Nano Technology.

Según los investigadores, el equipo mejorará los cuidados médicos de pacientes sin causarles estrés e incomodidad.

Con el uso de materiales ligeros y elásticos, estos nuevos dispositivos conectados directamente a la piel permiten realizar mediciones de gran precisión.

El sensor está formado por un polímero –soluble en agua– de alcohol de polivinilo (PVA) y una capa de oro. Para colocarlo se humedece la piel y luego se coloca el parche, el PVA se disuelve y permite adherirse a la piel sin problemas, adaptándose a las superficies curvilíneas.

El parche cutáneo ha sido probado en más de 20 personas durante una semana y los investigadores no han detectado ningún problema en la piel de los participantes. También ha sido certificada la durabilidad mecánica del equipo y su fiabilidad a la hora de realizar electromiogramas.

Además de usarse para la atención de pacientes, este nuevo dispositivo podría emplearse para realizar los estudios de control en deportistas y valorar su rendimiento

 

 

Necesaria mayor integración intersectorial en Cuba para asimilar la Nanotecnología

En este artículo: Camagüey, Ciencia, Nanotecnología, Cuba, Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear, CEADEN



La Habana, 21 jul.-  Es necesario una mayor integración de instituciones y especialistas cubanos para la asimilación y desarrollo de la Nanotecnología, sugirió en esta capital un experto en la materia.

Luis Felipe Desdin García, doctor en Ciencias e investigador titular del Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear (CEADEN), opinó que una estrategia de ese tipo posibilitará el esfuerzo mancomunado que optimice el uso de los recursos y genere asociaciones.

Ningún sector de la economía podrá sustraerse del impacto de la Nanotecnología en sus campos de actividades, debido a su naturaleza horizontal y abarcadora, señaló Desdin García en un artículo para el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y al que la ACN tuvo acceso.

Propuso que la mejor manera de enfrentar el impacto de esta nueva Revolución Industrial es involucrarse con ella desde el principio, maximizando los beneficios y minimizando los riesgos posibles.

Este es precisamente el objetivo estratégico del futuro Programa Nacional de Nanociencia y Nanotecnología, dijo al referirse a la iniciativa del CITMA en ese sentido.

Un proyecto semejante abarca a los Organismos de la Administración Central del Estado, los Superiores de Dirección Empresarial, centros científicos, universidades y la comunidad científica que iniciaron el proceso de su formulación.

Aseveró que ese programa definirá las prioridades, objetivos y recursos necesarios para convertir a la Nanotecnología en una poderosa herramienta con vistas al desarrollo económico y social de la nación.

En la estrategia de desarrollo aprobada en el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba se le asigna a la Ciencia y la Tecnología un rol clave en la consecución de los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social.

Incluso, se identifica a la Nanotecnología como un componente básico que debe contribuir de manera significativa a este propósito.

Numerosas instituciones científicas del país han tratado en los últimos dos decenios investigaciones orientadas a la asimilación, desarrollo y aplicación de la Nanotecnología.

Un nanómetro (nm) es una unidad de medida equivalente a una mil millonésima de metro. El prefijo nano se deriva de una palabra griega que significa enano o diminuto.

CEADEN es una de las instituciones de la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada, del CITMA. (ACN) (Imagen: Internet)

 

 

María José Alonso Investigadora

“Hay que eliminar los tabúes que existen alrededor de la nanomedicina”

La científica gallega, primera española en presidir la Controlled Release Society

Mar Mato | A Coruña 21.07.2017 | 00:34

María José Alonso.

María José Alonso. l. o.

2017 es el año de la investigadora gallega María José Alonso, de la Universidade de Santiago. En los últimos meses ha sido elegida miembro de la Academia Nacional de Medicina de EEUU y del College of Fellows del Instituto Americano de Ingeniería Biológica y Médica (AIMBE). Ayer, además, fue nombrada en Boston -desde donde concedió esta entrevista- presidenta mundial de la Controlled Release Society, una asociación internacional para la nanomedicina.

-¿Qué supone para usted presidir esta asociación creada en 1978 y que, hasta ahora, no había sido dirigida por un español?

-Es una asociación internacional, la número uno en liberación controlada de fármacos y nanomedicina. No es frecuente que la presida un europeo. Nunca hubo ningún español en la presidencia y nunca se ha celebrado allí un congreso pero yo llevo muchos años afiliada a esta sociedad llevando cargos de la junta directiva. Hasta ayer, era la secretaria científica del congreso. ¡Qué duda cabe que es un gran honor presidirla! Es una sociedad científica con 1.500 socios. Podría decir que, para mí, presidirla es uno de mis mayores logros en mi carrera científica. También es una responsabilidad, porque es mucha la gente que tiene interés en esta organización.

-¿Ya sabe cuáles serán las líneas maestras de su presidencia?

-La principal línea es la organización de un congreso anual que reúne a más de mil personas y que este año se ha organizado en Boston y el que viene, en Nueva York. Pero la actividad también incluye una comunicación permanente con los socios y la edición así como coordinación de tres revistas científicas, entre otras actividades.

-¿En qué medida su nombramiento puede dar más luz a la investigación realizada en España y a la labor de la mujer científica?

-Yo creo que puede aportar mucha luz. En este congreso en Boston, yo he subido al pódium todo el rato por el nombramiento, por moderadora de sesiones… Todo el mundo hablaba de Santiago de Compostela. Al estar allí visible, está visible Galicia, está visible mi universidad y España. Estos días, reuní un grupo de España y Portugal y los llevé al laboratorio del profesor Robert Langer, líder mundial en la materia. Toda esa gente quedó encantada de tener acceso a esta visita y contacto. Yo creo que es una buena noticia para España porque se visibiliza. El congreso, antes o más tarde, acabará yendo a España y yo ejerceré influencia para ello.

-Llama la atención el reparto bastante paritario entre hombres y mujeres de los órganos de dirección de la CRS.

-No hay un reparto intencionado pero sí una gran sensibilidad con la presencia de la mujer en la ciencia. Es excepcional que cuatro presidencias seguidas hayan sido para mujeres. Cuatro. La asociación hace una especie de coaching de mujeres científicas. Les ofrecemos ayudarles para encauzar su carrera y no dejarse llevar por lacras, tabúes o condicionantes socioculturales locales.

-¿Cree que la gente ve la nanotecnología como ciencia ficción?

-Ha habido libros y gente que han presentado las cosas de una forma exagerada como minirobots que van a controlar nuestro organismo. Esto, obviamente, no es así. Los nanomedicamentos se dirigen según nuestro control. Hay que eliminar los tabúes que existen alrededor de la nanotecnología.

-¿Cuáles son los principales retos de la nanomedicina?

-Son muchos porque es una ciencia incipiente. Hace años que se viene hablando de ella pero los frutos se están empezando a conseguir ahora. Ya hay varios fármacos en el mercado. La nanotecnología farmacéutica, como a mí me gusta llamarla a veces, es algo transversal que puede influir en la mejora del tratamiento de muchas enfermedades. Los retos están por todas partes: encontrar mejores tratamientos para el cáncer, tratamientos más eficaces para enfermedades autoinmunes, cardiovasculares, del sistema nervioso…

-¿Es cierto que Galicia está tirando del carro de la nanotecnología en muchos campos?

-Es una apreciación correcta. En nanotecnología, existen grupos en todas las universidades que realmente hacen trabajos muy interesantes. Yo diría que estamos muy bien posicionados en el contexto español y europeo.

 

Primeros bio-tejidos más fuertes que el acero

a partir de nanocelulosa de eucalipto

Se trata de una microfibra de celulosa, imperceptible al ojo humano, que ya despierta el interés de empresas privadas del país por sus características únicas: liviana, impermeable y biodegradable.
Con una resistencia incluso superior al kevlar, material que se utiliza en chalecos antibalas, aviones de combate y trajes espaciales, la nanocelulosa podría retardar la acción del fuego si se le agrega algún aditivo.
Pensar en que un material extraído desde la médula de microfibras de eucalipto podría ser más resistente que el acero o el titanio, además de biodegradable, era –hasta hace algunos años- una quimera. No obstante, la nanocelulosa, también conocida como el súper material del futuro, ha dado pasos agigantados en nuestro país de la mano de científicos y estudiantes del Centro de Biomateriales y Biotecnología (CBN) de la Universidad del Biobío, en Concepción.

De acuerdo a las cifras del Instituto Forestal, en Chile existen 16,7 millones de hectáreas de bosque lo que representa el 23,2% del territorio nacional. De este porcentaje, 2,4 millones de hectáreas corresponden a bosque plantado y, de ellas,  el 0,8 %  son eucaliptos. Es precisamente esta riqueza forestal la que llevó a investigadores chilenos a asumir el desafío de adentrarse en las nuevas oportunidades que otorga la madera y crearon un film o bio-tejido basados en la nanotecnología, entendida como el conjunto de técnicas para manipular y controlar la materia a nivel de nanómetro, es decir, imperceptible al ojo humano.

William Gacitúa, director del Departamento de Ingeniería en Maderas de la UBB y del Centro de Biomateriales y Nanotecnología (CBN), y quien ha liderado estas investigaciones junto a un equipo integrado por más de 15 académicos y alumnos, explica que la génesis de esta línea de aplicaciones (2010) estuvo en la ejecución de dos proyectos del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef) de Conicyt, relacionados con aplicaciones de nanotecnologías como herramientas para la fabricación de celulosa Premium y mejor valorización de especies de rápido crecimiento, como los eucalyptus.

Cuatro años más tarde apostaron por desarrollar biotejidos de celulosa a escala nanométrica (diámetro menor a 100 nanómetros) lo que implicó tomar estas fibras y reconstruirlas en otro material. Fue así como en los laboratorios del CBN y con equipos de microscopía electrónica, un nanoindentador, que permite caracterizar las propiedades de la madera a nivel de nanoescala, y una línea de producción de nanofibras y nanopartículas, más una máquina de electrospinning obtuvieron los primeros biotejidos altamente impermeables, renovables y muy resistentes. Además estos biofilms tienen un tiempo aproximado de degradación de unos 5 meses, una de las grandes ventajas que tiene por sobre el plástico.

Con una textura similar a la del teflón, posee una amplia funcionalidad que permite utilizar este biotejido como un material para cubrir y conservar alimentos como frutas y verduras; e incluso ser utilizado en la industria aeronáutica y automotriz aprovechando sus características que lo hacen ser un material de bajo peso. Según los investigadores, la nanocelulosa de eucalipto perfectamente podría ser utilizada en paneles de automóviles u otras estructuras de un vehículo para reducir peso y alcanzar un mejor consumo de combustible.

“Nosotros estamos apuntando a agregar este  elemento o biomaterial, de excelentes propiedades mecánicas, para reforzar esos materiales poliméricos que tienen baja resistencia y en esa línea son las aplicaciones”, dijo William Gacitúa.

Y los resultados han sido más que alentadores. Las pruebas realizadas con polímeros determinaron que sus propiedades mecánicas aumentaron de un 20 a 30 por ciento. Junto a ello capturó la humedad y el vapor. “Esto permite bajar los consumos del polímero y en vez de hacer un material más grueso para que tenga cierta funcionalidad, puedes hacer una película más delgada, es decir más eficiente”, precisa Gacitúa.

Con una resistencia incluso superior al kevlar, material que se utiliza en chalecos antibalas, aviones de combate y trajes espaciales; la nanocelulosa incluso podría retardar la acción del fuego si se le agrega algún aditivo. “El objeto finalmente se va a quemar pero el biotejido va a retardar la combustión o carbonización”, explica el investigador.

Interés del mundo privado

El éxito de la nanocelulosa desarrollada por los científicos de la UBB ha despertado el interés del sector privado donde ya existen empresas interesadas en aplicar esta técnica en sus procedimientos de fabricación, algunas de ellas relacionadas a la producción de madera.

Nanotec es una empresa dedicada al desarrollo de productos con nanotecnología en nuestro país. Conocedores del trabajo realizado por William Gacitúa y su equipo, su gerente general Patricio Jarpa, se interesó en apoyar la investigación y desarrollar nanocelulosa.

“La resistencia mecánica de la nanocelulosa va a lograr que muchos materiales cambien en su composición. El día de mañana se van a deleitar utilizando esta fibra o jugando con estos materiales en combinación con los que hoy se conocen, porque como consumidores queremos  productos que sean más resistentes, que no se mojen, que sean totalmente flexibles y livianos. Viene una revolución en esto”, sostiene el ejecutivo.

Masisa es otra de las empresas que ha decidido apoyar estas investigaciones y apostar por la nanocelulosa.

“Las iniciativas de investigación refuerzan el trabajo conjunto entre el mundo universitario y privado, donde la búsqueda de nuevas soluciones juega un rol clave en el mercado del futuro y contribuye a seguir creciendo en base a relaciones de confianza”, señala Esteban Ramírez, gerente I+D+i, Procesos y Tecnología de la forestal.

Nanocelulosa de la quila

Otra de las áreas de investigación que emerge en los laboratorios del CBN son las propiedades que que ofrecería la nano celulosa de quila. Patricia Oliveira, estudiante de Doctorado de la UBB, ahonda en esta nueva área de investigación. Buscó alcanzar una estabilidad técnica térmica para edificaciones menores con el objetivo de obtener una calefacción más uniforme y una retención de calor en la vivienda. Para ello optó por insertar nanocristales de celulosa de quila en un termoplástico.

“Ocupamos un bio-polímero reforzado con nanocelulosas, que me dio un producto unido, resistente, duradero que, a condiciones extremas naturales, tiene la ventaja de ser biodegradable, por lo tanto es un producto que tiene las características de cumplir el objetivo de barrera térmica y al paso vapor de agua en una vivienda”, explica la investigadora.

La novedosa investigación, que desarrolla hace más de tres años, incluyó que se estableciera por cinco meses en la Universidad de Aalto de Finlandia, entidad académica que ha colaborado con el equipo del director del CBN de la UBB.

Justamente Finlandia y Estados Unidos son los países pioneros en el desarrollo de la nanocelulosa. En los investigadores chilenos existe confianza que nuestro país avanza a pasos agigantados en el desarrollo de novedoso nanomaterial. A modo de ejemplo, en la Universidad del Bio Bío se busca involucrar a los estudiantes de pre y post grado en este tipo de investigaciones.

 

Nanotecnología basada en ADN

Ensenada, Baja California. 18 de julio de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- Utilizar las propiedades de autoensamble y reconocimiento molecular del ácido desoxirribonucleico (ADN) para la fabricación de nanoestructuras de un tamaño menor a 100 nanómetros, es el objetivo de las investigaciones del doctor Enrique Samano Tirado, especialista del Centro de Nanociencias y Nanotecnología (Cnyn) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Ensenada.

1 HEAD lego1807

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el investigador explicó que la técnica que usa en sus estudios de ciencia básica es la denominada origami de ADN, orientada a la búsqueda de aplicaciones para dos grandes áreas: nanoelectrónica y plasmónica.

“La tendencia es que se requieren dispositivos electrónicos que sean más rápidos, más eficientes y con una mayor capacidad de almacenamiento, y el ejemplo número uno son los teléfonos inteligentes”, sostuvo.

El doctor Enrique Samano incursionó desde 2011 en el campo de la nanotecnología basada en ADN y actualmente uno de sus proyectos es financiado por el fondo de Investigación Básica SEP-Conacyt.

Legos de ADN

Para explicar cómo funciona la nanotecnología basada en ADN, Enrique Samano hace una analogía en la que el ADN es una pieza de Lego, con salientes y entradas en cada lado que pueden ser interconectadas con otras piezas.

“El ADN funge muy parecido, es ladrillo y mezcla al mismo tiempo. Además de ser el responsable de nuestra transferencia genética y hereditaria en los seres vivos, también puede ser utilizado como un material de construcción, inclusive a escala nanométrica, con esta tendencia que se llama bottom-up”, detalló.

Señaló que el ADN es capaz de hacer un puenteo entre materiales orgánicos e inorgánicos, lo que permite la construcción de circuitos integrados.

“Estás creando algo nuevo que no existe ni en la naturaleza ni en el entorno en el que nos encontramos hecho por el hombre, es algo totalmente novedoso, utilizando el ADN como ladrillo, como material de construcción”, subrayó el investigador.

¿Origami de ADN?

La técnica con la que es posible diseñar nanoestructuras con diferentes formas geométricas utilizando las cadenas sencillas y oligonucleótidos en el ADN, es conocida como origami de ADN.

1 kike1807Dr. Enrique Samano Tirado.Enrique Samano refirió que para sus investigaciones extrae el ADN de un virus altamente estudiado por la biología molecular.

“El origami de ADN es una nanoestructura basada en el genoma de este virus altamente estudiado por los biólogos, saben la secuencia y todas las enzimas, saben cómo cortarlo”, mencionó.

Detalló que una vez que se extrae el ADN, se obtiene una tira con la forma de serpentina y se buscan las regiones complementarias con otras serpentinas para pegarlas hasta conformar diferentes diseños.

Como parte de los resultados de sus proyectos vigentes y en colaboración con estudiantes, el doctor Enrique Samano ha obtenido diseños de nanoestructuras en forma de círculo y triángulo, en cuyos vértices y periferia se colocan partículas.

“Es hacer funcionales nanopartículas de oro, que sean complementarias a la extensión de grapas que se coloca sobre la estructura hecha con origami de ADN, para que vayan a ese sitio y se formen”, precisó.

¿Qué es la plasmónica?

Otra de las aportaciones desarrolladas en nanoelectrónica por el doctor Enrique Samano se sitúa en el campo de la plasmónica, enfocada en la elaboración de alambres a escala nanométrica en los que se pueda poner voltaje y medir las propiedades eléctricas de transporte.

“Por ejemplo, colocamos cuatro partículas en los vértices de un rectángulo, como un primer ejemplo de que esto se puede hacer. En este caso en particular, es una superficie de óxido de silicio porque es la superficie en la que, si esto llegara a aplicarse en electrónica, es el medio eléctrico ideal para construir circuitos integrados”, detalló el investigador.

Puntualizó que se ha considerado colocar una cubierta de oro, con un grosor controlado y sobre óxido de silicio, para hacer resonancias plasmónicas.

“Plasmónica sería tratar de tener control sobre la luz a escalas nanométricas, más allá del límite de difracción, entonces en lugar de tener una computadora que funciona con transporte eléctrico, ¿qué tal si hay una de fotones?, sería mucho más eficiente”, destacó.

 

València, 18 jul (EFE).- El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) desarrolla nuevos recubrimientos antihielo basados en nanomateriales que podrán ser incorporados en una nueva generación de aerogeneradores resistentes a temperaturas extremas.

 

 

Enseñarán nanotecnología a niños en Yokot´an

Los niños chontales podrán saber más sobre esta disciplina en su propia lengua materna.

Fabiola Xicoténcatl – Tabasco HOY


Enseñarán nanotecnología a niños en Yokot´an

(Saddyd Mora)

El doctor Noboru Takeuchi mostró los textos en lengua indígena.

12/07/2017 23:31 / Centro, Tabasco

Los niños chontales podrán saber más sobre la nanotecnología en su propia lengua materna, es decir en Yokot’an.

“La nanotecnología o la manipulación de la materia a escala atómica y molecular, ya se encuentra en una gran cantidad de productos y tiene el potencial de beneficiarnos en muchos aspectos de nuestras vidas. Son tantas las posibles aplicaciones de la nanotecnología que se habla de una nueva revolución tecnológica en este siglo XXI”, afirmó el doctor Noboru Takeuchi, quien ha impulsado la edición de estos libros para niños.

Es por ello –asegura el especialista– que “es importante comunicarle a la gente de esta nueva tecnología, tratar de llevar la ciencia al público en general”.

Nabouru Takeuchi comentó que como parte de la divulgación de la ciencia, se ha editado el libro “Conozcamos la nanotecnología” en las lenguas indígenas de Tabasco, tales como el Yokot’an y el Zoque Ayapaneco.

Para el científico, un grupo que ha sido olvidado en los programas de enseñanza y divulgación de la ciencia son los hablantes de una lengua diferente a la lengua dominante, de allí la importancia de llevar este libro en la lengua Yokot’an y en Zoque Ayapaneco a las zonas indígenas de Tabasco.

“El libro está dirigido a niños, con dibujos atractivos y con un lenguaje sencillo para que los niños lo puedan leer; aunque también queremos llegar a los padres y hermanos de los niños”, expresó.

Su libro de nanotecnología ya fue traducido en 12 lenguas indígenas de México y a una lengua indígena del Perú.

 

Exploradores de la nanoescala / La mejor eólica

  • En el IMDEA Nanociencia investigan aspectos de la nanotecnología que permitirán múltiples aplicaciones

  • Con los desarrollos de CENER se consiguen parques eólicos más inteligentes y aerogeneradores con mayor potencia

  • Ada Lovelace, hija del poeta Lord Byron, trabajó hace dos siglos en el primer ordenador de la historia

  • ‘Lab24’, martes, a las 00.30h, y miércoles, a las 16.00h, en el Canal 24Horas

30.06.2017 | actualización 15h50

LAB24

El Universo de la nanoescala

La nanociencia es una de las siete áreas estratégicas del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados .En su centro de investigación los exploradores de la nanoescala estudian desde cómo cambiar el modo en el que se diagnostican y tratan enfermedades, hasta formas de producir energía limpia, o nuevos materiales antibacterianos. Además desarrollan aplicaciones de nanotecnología y diseño molecular en conexión con industrias innovadoras.

En el IMDEA-Nanociencia investigan a una escala tan diminuta en la que casi todo está por descubrir. Es un centro en el que científicos de todos los ámbitos trabajan para generar nuevo conocimiento y aplicaciones. Este Instituto de la red IMDEA, dirigido por Rodolfo Miranda, ha recibido en 2017 la distinción de excelencia Severo Ochoa. Es un reportaje de Ángeles Prada.

 El futuro de la Nanociencia en el IMDEAEl futuro de la Nanociencia en el IMDEA

El impulso del viento

Reducir los costes energéticos haciendo de la energía eólica una fuente cada vez más competitiva es uno de los objetivos del Centro Nacional de Energías Renovables, CENER, ubicado en Navarra. Desde sus instalaciones, que son un referente en Europa, se investiga para desarrollar parques eólicos más inteligentes y aerogeneradores con mayor potencia. La innovación se convierte aquí en aplicaciones útiles para la industria de la energía del viento.

 CENER desarrolla aerogeneradores más potentesCENER desarrolla aerogeneradores más potentes

Hoy, la energía eólica es una de las fuentes renovables que mayor crecimiento está experimentando en el mundo. En esta labor expansiva contribuye desde España el CENER. Sus investigaciones permiten a la industria energética dotarse de los últimos avances tecnológicos para entre otras cosas predecir mejor los vientos e integrar la energía en la red. Un banco de pruebas para que las empresas del sector puedan validar sus innovaciones. Es un reportaje de Carlos Ortí.

El futuro de la energía eólica también en el marEl futuro de la energía eólica también en el mar

 

 

Dios y la Nanotecnología

Viernes, 30 de Junio de 2017 a las 11:19am

Emilio

La revista Crítica. Forma y fondo, que circula cada miércoles, encartada en El Diario NTR, ha dado muestra de efectiva pluralidad, al incluir, en su último número, al obispo de Zacatecas. El doctor Sigifredo Noriega Barceló opinó, vía entrevista de Erik Flores, sobre la Nanotecnología y la presencia de Dios, la religión en la actividad científica del ser humano. Lo dicho por el obispo zacatecano se valora porque opinó en un tema tan rasposo y posiblemente equidistante al perfil del prelado; pero él dijo lo que piensa y lo hizo valorando la libertad del ser humano.

El periodista Erik Flores interrogó: “¿A dónde debe apuntar la ciencia, en este caso la Nanotecnología? ¿Qué propone el jerarca católico de Zacatecas?”.

Imagino al jerarca católico reflexivo y prudente, porque, lea usted la respuesta: “Puede parecer muy simple la respuesta, pero no veo otra mejor: sentido común. La ciencia tiene mucho qué decir y qué aportar al ser humano. Tenemos que reconocer que el sujeto de la ciencia es el ser humano, y el ser humano tiene sus límites. El ser humano no solamente es ciencia; es, también, conciencia. Y ese equilibrio, que va a pedir discernimiento, tiene que llevar a obrar con prudencia.

Yo diría que hoy las tecnologías quizás nos estén diciendo que son lo máximo, que automática o mágicamente se van a solucionar los problemas humanos, y vemos que no. Pero tampoco podemos ponernos en el otro extremo, en un miedo que nos atemorice y veamos el sentido apocalíptico, de que es el fin del mundo. No.

Yo diría: ni entusiasmo ingenuo, que no sea crítico, ni miedo paralizante. Los dos extremos llevan a paralizarse, el miedo paraliza, y no es por ahí el camino. Sentido común, para mí, sería esa búsqueda permanente de ese equilibrio, sería como una especie de salud mental en la investigación y también en el comportamiento”.

Le propongo leer completa la entrevista en esta dirección: http://eldiariontr.com/2017/06/28/critica

 

Algo más

Hoy, a las 19:30 horas, se inaugurará la exposición Génesis: In Principio. Una Mirada Contemporánea. El evento es parte de los festejos del centenario del Museo del ex Convento de Guadalupe. Esa exposición temporal es una acción inédita: es arte contemporáneo que revisa, enfrenta y conceptualiza un pasaje bíblico.

Entre “los distinguidos artistas” presentes con obra aparecen, entre otros, Ismael Guardado, Javier Cortez, Chantal Meza, Thomas Ghislaine, Gabriela Suárez del Real, Knut Pani, Manuel Denna, Lisandro Baltazar, Lydia Lozano, Erik Nava, Sergio Mayorga, Lorena Rodríguez Santoyo, Emilio Carrasco, Enrique Barajas Pro, Jesús Reyes Cordero, Pedro Valtierra, Sara Terrazas, Sandra Pani, Javier Díaz Riva Palacio, José Luis Malo, Efrén Caldera, Alberto García Nava, Ana Acevedo, José Manuel Enciso, Alfonso López Monreal, Alejandro Madrueño, Gabriela Rodríguez, Gerardo Azcúnaga, Juan Carlos Villegas, César Rangel, Imuris Ramos, Arturo Sezmer, Rafael Ordóñez, Carlos Barragán, Sara Goaër, Georgina Gómez, Carmen Parra, Luis Carrera-Maul, Gerardo Barrios, Luis Argudín, Eduardo Santana, Susana Salinas, Diego Arellano, Claudia Lorena Alvarado Delgado, Juan Luis Padilla, Rogelio Aguilar Bosé, Carlos Alberto Sánchez, Héctor Salazar, Miguel Ángel Díaz Becerra y Fernando Candber.

 

Tecnorrevolución: una exposición interactiva para descubrir las tecnologías convergentes

Mié, 28 Jun 2017

Una de los hechos más característicos del siglo XXI es el avance en todo lo referido a las tecnologías. En la localidad aragonesa de Jaca tuvo lugar este martes una exposición itinerante con el fin de dar a conocer los avances de las denominadas tecnologías convergentes, cuya aplicación ha aportado progresos impensables.

De esta manera y bajo el nombre de ‘Tecnorrevolución’, la muestra pretende acercar a las personas todas aquellas fuentes de inspiración de diversos guiones cinematográfiucos como “Viaje alucinante” o “Cariño he encogido a los niños”. Sin embargo, lo más importante y característico es el que ha supuesto su aplicación en el campo de la salud, la alimentación, la bioinformática, la industria, la computación o las telecomunicaciones: un conglomerado de aplicaciones con el fin de lograr un mayor bienestar social.

La nanoescala, una ventaja para el conocimiento biológico

Fue a finales de los años 90 cuando se comenzó a aplicar la nanotecnología, tanto en sistemas artificiales como en sistemas vivos. Y es que esta disciplina se ha convertido en el eje central de un desarrollo tecnológico conjunto formando un equipo bien complementado: nanotecnología, biotecnología, TIC, y ciencias cognitivas.

Así pues, el primer ámbito de esta exposición muestra qué son, para qué sirven y algunas de sus aplicaciones más relevantes, así como la interrelación entre ellas. Desde Robots que imitan comportamientos animales, un simulador de realidad a escala nanométrica o ojos robotizados que siguen a las personas, a máquinas que detectan el estado de relajación del cerebro o instrumentos musicales que captan movimientos: estos son algunos de los módulos interactivos que se encontrarán los visitantes de ‘Tecnorrevolución’. En total, son seis módulos interactivos en los que se podrán comprender y visualizar la importancia de cooperar, compartir y complementar el uso de estas tecnologías.

Simulación de un virus

Se puede predecir fácilmente el crecimiento de un grupo de animales en un bosque, o la propagación de una determinada plaga en un campo de cultivo gracias a los últimos avances en informática que permiten procesar elevados volúmenes de datos en tiempos muy reducidos, y archivarlos en espacios muy pequeños.Además, la informática permite obtener modelos matemáticos que, aplicados a otras ciencias, proporciona información muy útil para distintos estudios. De esta forma, los visitantes de la exposición también podrán simular la propagación de un virus, donde verán su transmisión dependiendo de la ciudad de origen y de las medidas que se adopten.

También cabe destacar que la interacción de la nanotecnología con estos sistemas electromecánicos, o robots, ha conseguido grandes avances en el mundo de la automoción, la industria o la medicina. Porque gracias a ellos, brazo y manos biónicas ya son una realidad cada vez más asentada. En ‘Tecnorrevolución’, diferentes robots podrán interactuar con el visitante de distinta manera, en función de su programación. ¿Quieres que un robot humanoide te salude? ¿O prefieres verle bailar?

En resumen, lo que esta exposición ofrece, no es sólo un conglomerado de avances tecnológicos, sino la oportunidad de acercar al ser humano al universo futurista, cada vez más cerca. El futuro es ahora y la ciencia no dejará de evolucionar.

 

 

Nanotecnología para una moda más consciente

Universidad Jorge Tadeo desarrolla fibras inteligentes que sean amigables con el medioambiente.

Pastora Correa y Alis Pataquiva

Pastora Correa y Alis Pataquiva, de la Utadeo, con fibras desarrolladas en la universidad.

Foto:

Laura Vega / Utadeo

Por: REDACCIÓN VIDA
22 de junio 2017 , 08:34 p.m.
La industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo, superada apenas por la de los hidrocarburos. Esta causa polución y contaminación de afluentes, y ha sido vinculada incluso con casos de violación de derechos humanos.

Este panorama ha despertado el interés de muchos diseñadores y de ingenieros químicos para, desde la manipulación nanométrica de las fibras, desarrollar prendas que no destilan tintes en el lavado, que remueven manchas solo con la luz del sol o que son antibacteriales.

Cuando se habla de escala nanométrica es necesario pensar en partículas tan diminutas, que son como una aguja en medio de una pista de atletismo. Para añadir propiedades de este tipo a una prenda, casi hay que manipular los átomos.

Pastora Correa, directora del programa de Diseño y Gestión de la Moda de Universidad Jorge Tadeo, y Alis Pataquiva, ingeniera química, investigadora y docente del Departamento de Ingeniería de la misma universidad, se unieron para cambiar los paradigmas de la industria desde la ciencia y la creación.

¿Cuál es el panorama de la nanotecnología y la moda en Colombia?

Alis Pataquiva (A. P.): Hay bastante desarrollo en el tema de nuevos materiales en el país, pero muy poco de manera interdisciplinaria. Universidades como la Tadeo están dando pasos importantes en ese sentido. Hemos empezado con un primer proyecto de fibras naturales vegetales amazónicas, financiado por la universidad. Ya llevamos en curso un proyecto con fibras naturales animales que nos está generando retos de gran interés. En el laboratorio tenemos fibras sintéticas que son producto de reciclaje, que están siendo nanoestructuradas y que las pensamos para diseño de modas. Lo que nos queda es un camino bastante largo y prometedor.

¿Qué significa que estén nanoestructurando fibras?

A. P.: Es recubrirlas con átomos, uno tras de otro, con propiedades diferentes. Las fibras vegetales están compuestas de celulosa, molécula a la cual adicionamos nanopartículas unidas de manera química con enlaces covalentes para evitar su migración. En un proyecto que desarrollamos con fibras amazónicas, trabajamos con nanopartículas de hierro, plata, titanio y magnesio, elementos que le dan diferentes propiedades a la fibra. Teníamos fibras que podían degradar colorantes, es decir prendas que podían sacar los residuos de la lavadora limpios; otras tenían retardante de llama para hacer prendas resistentes al fuego, y también otras, como fibras antibacteriales, que fueron utilizadas en calzado.

También desarrollamos prendas que degradan compuestos orgánicos, como el vino. Solo basta poner la mancha a la luz y, en algunas horas, las nanopartículas que recubren la fibra son capaces de degradar esos compuestos orgánicos, sin necesidad de usar agua.

Pastora Correa (P. C.):
Estas fibras del Amazonas han sido recolectadas por nuestros antepasados con fines ceremoniales muy importantes. Los trajes que se han desarrollado con estas fibras tienen estética, son hermosos; que los estudiantes conozcan eso, que sepan de dónde venimos y a dónde podemos llegar, es supremamente significativo. Mirar nuestras raíces en un mundo globalizado es uno de los elementos de éxito; saber dónde estamos para diferenciarnos y poder ser competitivos.

Existe una preocupación respecto a la nanotecnología en las prendas de vestir. ¿Por qué?

A. P.: Estamos hablando de partículas muy pequeñas que no solamente pueden atravesar tu piel, poros, tejidos, células, la membrana citoplasmática de las células; pueden llegar a quedarse en el citoplasma, incluso pueden entrar al núcleo y entrar al ADN. Si entra allí estaríamos hablando de mutaciones. Después de realizar la aplicación, siempre estamos verificando cómo es el comportamiento de la nanoestructuración sobre la fibra. Hemos hecho hasta 15 lavadas a las prendas y el recubrimiento se mantiene. Somos muy conscientes de que estamos hablando de un material complejo; si eso termina en fuentes hídricas, en suelos, lo que estamos haciendo es una cadena en la que el hombre va a terminar siendo víctima.

¿El uso de la nanotecnología incide en el proceso de creación de los diseñadores?

P. C.: El desarrollo científico tiene un componente estético, porque los avances de la ciencia conmueven, elevan el espíritu y producen admiración. Ver un proceso científico emociona tanto como ver un proceso de diseño; llegan a lo más íntimo de los seres humanos y los conmueven. Por eso esa sinergia se dio tan fácilmente, y el interés de los estudiantes de ciencias naturales por los procesos de diseño –y viceversa– generó una admiración y colaboración permanentes.

¿Cuáles son los beneficios de la sinergia moda-nanotecnología para la sociedad y la economía?

P. C.: Un país respetuoso de normativas, tanto de impacto ambiental como de comercio justo. ¿Cuál es el reto? A pesar de que los costos de producción son superiores, los consumidores tienen la tranquilidad de que el impacto ambiental que se genera es bajo y los trabajadores, los que producen las prendas, son personas que pueden construir un proyecto de vida en la confección.

A. P.: Desde otro punto de vista, es importante que los proyectos que hacen los estudiantes puedan generar ideas de emprendimiento, de manera que podamos ir construyendo país a partir de estas iniciativas de base tecnológica.

La moda tiene nuevas apuestas, y por eso decide dialogar con la ciencia.

A. P.: Desde la ingeniería química buscamos disminuir el uso de agua en los procesos de fabricación y posconsumo, así como fomentar la utilización, en el caso textil, de fibras naturales propias del país, que además sean sostenibles. La moda debe tener una responsabilidad social y, desde ese punto de vista, contar con fibras y procesos que le puedan asegurar mayores ingresos al cultivador o al indígena (en el caso de las fibras amazónicas), para proveer una cadena más corta de producción

Comienza a despuntar en Córdoba el uso industrial de nanotecnología

Como los agujeros del queso. El doctor en Química Álvaro Tesio imaginó que esta estructura de carbón nitrogenado se parecía a un gruyere. Cada agujero tiene un nanómetro de diámetro. (gentileza Álvaro Tesio)

Por Lucas Viano

Son pocas las firmas locales que se animana desarrollar productos con esta tecnología. Si bien hay científicos argentinos en el área, existen desconexiones con el sector productivo.

En 2004, Argentina decidió ungir a la nanotecnología como un área prioritaria para la investigación. El objetivo era fomentar la relación entre científicos y empresarios para lograr productos innovadores. A la fecha, existen 37 empresas que desarrollan algún producto nanotecnológico, según un estudio realizado por Guillermo Foladori (Universidad Autónoma de Zacatecas, México), uno de los mayores conocedores de la situación en América latina.

Cinco empresas son cordobesas, cuya situación es dispar. Algunos proyectos fueron cancelados, pero otros ya se comercializan. Además, hay otras empresas no incluidas en el estudio.

“Fue muy difícil elaborar el relevamiento por la falta precisamente de registro. Pero representa un primer paso para comenzar a investigar”, reconoce. Para el experto, la escasez de nanoempresas se debe a que es un área tecnológica nueva y a que los empresarios locales no arriesgan fácilmente.

César Barbero, investigador de la Universidad Nacional de Río Cuarto y del Conicet, trabaja junto con empresas en varios proyectos. Con LH Plast desarrolló bujes hidráulicos con un recubrimiento autolubricante a partir de nanopartículas. El trabajo fue financiado por el programa Nanopymes del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación.

“La empresa ya fabrica los bujes hidráulicos autolubricantes, impregnados con sulfuro de molibdeno, dentro de la línea de su producción”, asegura Barbero.

El referente nacional en nanociencia también trabaja con la empresa riocuartense Bio4 en la mejora del proceso de producción del bioetanol a partir de sorgo. El objetivo fue crear geles nanoporosos para usarlos con enzimas y levaduras durante la fermentación para hacer más eficiente el uso de estos costosos insumos.

Barbero asegura que ya finalizaron los estudios a nivel de laboratorio. “La empresa montó una planta piloto, con ayuda de la Nación, en la que se deberían probar a una escala mayor los resultados de laboratorio”, detalla. También trabaja en el desarrollo de filamentos para impresoras 3D con aditivos que generan propiedades funcionales. “Este proyecto implicará una fuerte participación de estudiantes de la UNRC”, indica.

Barbero reconoce que hay problemas de comunicación con el sector productivo porque maneja tiempos más acotados. Pero destaca algunos beneficios de esta relación: “Hay posibilidades de producir efectos socioeconómicos regionales en poco tiempo y se crean contenidos y motivaciones concretas para los estudiantes”.

Entiende que en los últimos años se ha afianzado el vínculo entre científicos y empresas locales. “Incluso el sector productivo ha comenzado a reemplazar al Estado como financiador”, asegura.

Un ejemplo que naufragó

Fernando Fungo también pertenece a la UNRC y al Conicet, aunque su experiencia no es tan positiva. Junto con la empresa local Silmag desarrolló catéteres antimicrobianos, gracias al agregado de nanopartículas de plata.

Fungo asegura que el desarrollo llegó a buen término, pero que la empresa decidió no avanzar debido a que no existía un nicho comercial para el producto. El siguiente paso sería avanzar en los estudios para lograr la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

“Se ha avanzado, pero todavía no existe un convencimiento genuino del empresariado de que la investigación es esencial”, dice.

¿Qué significa?

La nanotecnología manipula la materia a escala de nanómetros.

Un centímetro contiene 10 millones de nanómetros.

Un pelo tiene 50 mil nanómetros de ancho. A esta escala, los materiales adquieren otras propiedades. Por ejemplo, el oro es rojo en la escala nanométrica.

Crean nanopartículas capaces de “hablar” entre ellas

Las criaturas de la naturaleza utilizan moléculas para comunicarse; algunos animales superiores, por ejemplo, usan feromonas para enviar señales de alarma o atraer a sus “parejas”. Ahora, un grupo de científicos ha logrado reproducir esta comunicación de ida y vuelta entre dos nanopartículas artificiales.

<p>Imagen de archivo. EFE/Julian Stratenschulte.</p> Imagen de archivo. EFE/Julian Stratenschulte.

Los resultados de esta investigación se publican en la revista Nature Communications, en un artículo en el que se describe cómo dos nanopartículas son capaces de “hablar” entre ellas, lo que supone un primer paso para crear redes más complejas de nanomateriales, capaces de llevar a cabo acciones de manera cooperativa.

El equipo está liderado por Ramón Martínez-Máñez, del Instituto Interuniversitario de Investigación de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y por Reynaldo Villalonga de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Hasta ahora, sus grupos habían logrado establecer comunicación entre tres nanopartículas pero solo de manera unidireccional.

En este trabajo, esta comunicación va más allá, ya que las nanopartículas, en este caso construidas a partir de sílice mesoporosa y oro, son capaces de compartir y procesar mensajes entre sí y en ambas direcciones.

“Hemos logrado que una nanopartícula envíe un mensajero químico a la segunda nanopartícula, que entiende el mensaje y le vuelve a mandar otro mensajero químico a la primera. Al recibirlo, esta realiza una acción, en este caso liberar un colorante”, explica a Efe Martínez-Máñez, también director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red en Bioingenería, Biomateriales y Nanomedicina.

Comunicación de ida y vuelta entre nanopartículas

Se trata de una comunicación de ida y vuelta, imitando la comunicación de la naturaleza, agrega este científico, quien apunta que el citado mecanismo de comunicación lo dispara en este experimento una molécula de lactosa: las nanopartículas están en una disolución y no se comunican entre ellas hasta que no se pone lactosa.

Este es un trabajo de investigación básica, resume Martínez-Máñez, quien no obstante destaca su importancia debido a que hay “muy poco” hecho y probado a nivel nanoscópico.

Las posibilidades que abre están por explorar: “aún no sabemos en qué dirección podemos ir”, según este investigador, quien apunta que supone un primer paso para lograr que las nanopartículas puedan trabajar de manera cooperativa y llevar a cabo acciones coordinadas.

Estas nanopartículas “hablantes” son un escalón más hacia la construcción de redes de nanodispositivos capaces de intercambiar información, al igual que las comunidades que se encuentran en la naturaleza.

Con estas redes, afirma Martínez-Máñez, se podrían conseguir en un futuro conjuntos de nanopartículas que actúen coordinadamente de forma inteligente, sistemas avanzados de liberación controlada de fármacos o sistemás lógicos complejos basados en nanotecnología. Efefuturo

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

 

Rusia innova tecnología militar con capa que hace ‘invisible’ a soldados

Confección de manto se hizo con aplicación de componentes de la nanotecnología. Anteriormente se conoció de la existencia de armamentos con esta característica.

06 Jun 2017 | 13:28 h

Foto: Agencias

RUSIA viene innovando su tecnología militar, llevando la ciencia ficción a la realidad con ayuda de la nanotecnología. Hoy se anunció que han desarrollado con éxito una capa que hace ‘invisible’ a sus soldados

 

Gracias a las nanofibras permitirán la fabricación de prendas mucho más cómodas y duraderas y los nanogeneradores de fibras acumularan energía eléctrica en la ropa a partir de los movimientos de nuestro cuerpo, de las ondas ultrasónicas o incluso del flujo sanguíneo.

Si  se combinaran muchas de estas fibras en la ropa, capas dobles o triples, se podría crear una fuente de alimentación portátil, flexible y plegable, que permitiría a las personas generar su podría corriente eléctrica al hacer algún tipo de ejercicio.

También se podría ropa tan resistente al agua que podríamos sumergirla por dos meses y seguiría seca al tacto e incluso podríamos evitar las manchas en la ropa

 

 

La UAAAN evaluará la nanotecnología en la ensalada del futuro

 

Científicos del Centro de Capacitación y Desarrollo en Tecnología de Semillas (CCDTS) en el Departamento de Fitomejoramiento de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) y del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) en el Departamento de Plásticos en la Agricultura, evaluarán los efectos en dosis altas de nanopartículas (NP) de óxido de cobre (CuO) en plántulas de tomate (Lycopersicon esculentum Mill), variedad Floradade.

Esta investigación, dirigida por la doctora Norma Angélica Ruiz Torres, profesora investigadora del Centro de Capacitación y Desarrollo en Tecnología de Semillas (CCDTS) de la UAAAN, busca evaluar el efecto en la germinación y el vigor de la semilla de tomate de nanopartículas de cobre (Cu) de tipo ingeniería generadas por el CIQA, contrastando con aquellas que están actualmente en el mercado.

“Estamos evaluando nanopartículas, tanto de ingeniería y otras comerciales actualmente en el mercado, estamos viendo a qué concentración de nanopartículas podemos tener algún efecto sobre la planta. Si las nanopartículas promueven el vigor y la germinación”, comentó Rodrigo Sánchez Vildozola, estudiante de octavo semestre de ingeniería agronómica en producción de la UAAAN y colaborador del proyecto.

Este trabajo, que inició el mes pasado, concluirá en noviembre de 2017, en el Laboratorio de Fisiología y Bioquímica de Semillas del Centro de Capacitación y Desarrollo en Tecnología de Semillas de la UAAAN. Se establecieron bioensayos in vitro que constaron de 12 tratamientos, incluyendo dos testigos, seis para cada tipo de NP, con seis repeticiones de 25 semillas cada uno.

El cobre enseña su poder

Se contaron 150 semillas por cada tratamiento, se colocaron en cajas Petri sobre dos capas de papel filtro y, con ayuda de pinzas para disección, se colocaron las semillas previamente lavadas y desinfectadas. Se aplicaron 10 mililitros (ml) de solución de NP de óxido de cobre para cada tratamiento, después se metieron en una cámara de germinación por 24 horas, con un fotoperiodo de 16/8 horas (día/noche) a 25 grados Celsius y una humedad relativa de 50 por ciento.

El investigador añadió que, según literatura sobre el tema, las nanopartículas de cobre, a diferencia de otros metales, presentan propiedades contra bacterias y hongos. La capacidad del cobre depende de las condiciones ambientales en que se desarrolla el cultivo, la concentración de iones de cobre y el tipo de microorganismos.

La etapa de evaluación inició después de siete días, se hizo el primer conteo y se registraron los datos para determinar el vigor de germinación; el segundo conteo se realizó a los 14 días, se obtuvieron porcentajes de plantas normales, anormales y semillas sin germinar tomando en cuenta las variables de longitud de tallo (LT), longitud de radícula (LR) y peso seco

“Lo interesante de este tema es que en la actualidad todavía no hay la suficiente información para poder decir exactamente lo que va a pasar a futuro en un cultivo utilizando estas nanopartículas”, indicó el colaborador.

Entre los resultados preliminares que se obtuvieron en la comparación de dos tipos de nanopartículas en plántula de tomate destacó que, al aplicar nanopartículas, se promueve mayor desarrollo en la raíz y en el tallo, así como mayor capacidad y fuerza de desarrollo en etapa de germinación.

Tentativamente, de acuerdo con estos primeros resultados, podría desarrollarse un nanofertilizante que promueva mayor capacidad y vigor en el desarrollo de la planta. Respecto al futuro del proyecto Sánchez Vildozola señaló: “Para el sector agrícola estamos viendo si lo podemos utilizar como un promotor de germinación en semilla de tomate o como promotor de desarrollo de plántula”.

Con esta investigación se espera generar nuevos conocimientos para contribuir al tema de innovación de la nanotecnología aplicada en semillas de tomate y una tesis de ingeniería agronómica en producción. (CONACYT)

La nanotecnología revoluciona los tratamientos contra la alopecia

7/03/2017 – 

VALÈNCIA. La nanotecnología se ha convertido en una revolución tecnológica al servicio de la dermatología. Las ventajas de incorporar activos en liposomas (burbujas de tamaño nanométrico) es que penetran mejor a través de las capas de la piel y del pelo y logran tratamientos en profundidad antes impensables. Esto es vital en el caso de la alopecia, ya que para conseguir efectos reales los ingredientes deben llegar hasta el bulbo piloso y la raíz. Además, poseen una excelente tolerancia ya que su composición es análoga a las membranas celulares.

Las investigaciones en este campo del Dr. Serrano en los laboratorios Sesderma han supuesto la aparición de nuevos tratamientos y productos que combaten la alopecia con nuevas y más potentes armas. 

Uno de estos tratamientos consta de tres pasos: primero, diagnóstico especializado y personalizado Trichoscan, en segundo lugar, micro punción con Nanopore® previa a la cirugía (con fórmulas únicas registradas de factores de crecimiento) y por último tras la cirugía el seguimiento post tratamiento de 1 año de duración, que incluye kit capilar especializado Post trasplante (Champú especial para la caída de pelo, Factor de crecimiento (foliestatina) y Minoxidil Liposomado).

Este tratamiento se aplica en la propia Clínica Dermatológica Doctor Serrano, situada en el centro de Valencia.

Una ‘nanohoja’ como fuente de energía fotovoltaica

El investigador del Instituto IMDEA de nanociencia, Álvaro Somoza. INNOVADORES

24/02/2017 10:49La sociedad ha ido avanzando en edades. La del Bronce, la del Hierro, la Revolución Industrial o la de la Información son sólo algunas ellas. Cada una ha estado propiciada por un nuevo material o una tecnología, una idea que se hace evidente con el petróleo. En la actualidad, «estamos en la era de la nanociencia por los avances que supone y aún implicará para la sociedad», opina Álvaro Somoza, profesor e investigador de Nanociencia del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (Imdea). Lo cierto es que está más introducida en el día a día de lo que se cree, por ejemplo, las vidrieras de las catedrales están dopadas con nanopartículas de oro de niquel y de plata. «Con ellas, se consiguen esos colores brillantes», señala.

En el mundo de la nanociencia, la escala se reduce. Se trata de materiales con un tamaño de entre 10 y 100 nanómetros. Y si bien queda mucho camino por explorar, Somoza avanza que la mayoría de empresas en España se posicionan por aplicar sistemas basados en nanotecnología al ámbito de la medicina, energía o para conferir a determinados materiales propiedades antimicrobianas.

El material emblema de esta disciplina es el grafeno. «Ya se utiliza en dispositivos para fabricar monitores y pantallas», avanza. Se refiere también a sus ventajas para aplicar a materiales de construcción o como aditivos para ruedas de coches o aviones: «Estos nanocomposites modulan las características de los materiales originales. Pueden volverlos más ligeros, más resistentes o hacer, incluso, que conduzcan la electricidad», explica. Con el grafeno es posible realizar una lámina, monoatómica, transparente más resistente que el diamante. Sin embargo, apunta: «El problema será industrializar todos esos procesos».

El profesor e investigador del Imdea revela que sus propiedades magnéticas son aptas para aplicar en el sector energético. «Por ejemplo, se ha avanzado mucho en placas fotovoltaicas utilizando los fullerenos. Al ordenar estos nanomateriales en la nanoescala se conseguirán células fotovoltaicas orgánicas que sustituirán a los paneles sobrios», explica Somoza.

Quizás la aplicación de la nanotecnología al sector energético sea la vertiente más desconocida de esta disciplina. Como ejemplo de sus avances, el investigador pone el proyecto europeo Nanoleaf en que está implicado su institución. Inspirado en el proceso de fotosíntesis de las hojas, trabajan en desarrollar células fotovoltaicas orgánicas para la producción de energía. «La base es hacer una nanohoja», explica. Es decir, buscar un orden y propiedades en la nanoescala que se inspiren en los procesos de fotosíntesis.

Sin embargo, el problema que presentan, a menudo, las células fotovoltaicas es el orden y la interacción entre los materiales. «Si conseguimos ordenar y depositar materiales que ya muestran cierta actividad al contacto con la luz podremos lograr procesos fotoelectrónicos más eficientes», expone.

Otro tipo de nanomateriales, como lo basados en proteínas, así como las nanopartículas de oro y las magnéticas están obteniendo buenos resultados en el ámbito de la biomedicina. Pero, comenta Somoza, presentan también características interesantes para codificar información. «Por ejemplo, en un disco duro. Si podemos controlar a la nanoescala los campos magnéticos y posicionarlos de determinada forma, es posible codificar información y hacer tarjetas seguras. Se podrían generar múltiples variables y claves sobre una misma plataforma», asegura.

Un argentino desarrolla tests hogareños para encontrar enfermedades

El físico de la UBA Gustavo Stolovitzky, investigador de IBM, está poniendo a punto kits basados en nanotecnología. Sirven para detectar pistas biológicas e identificar tumores e infecciones en forma precoz.

carrera. Tras egresar de la UBA, Stolovitzky se doctoró en Yale. Desde 1998 trabaja en IBM. Es coautor de 140 artículos de investigación en revistas de primer nivel y con su equipo logró más de cincuenta patentes.
carrera. Tras egresar de la UBA, Stolovitzky se doctoró en Yale. Desde 1998 trabaja en IBM. Es coautor de 140 artículos de investigación en revistas de primer nivel y con su equipo logró más de cincuenta patentes. Foto:ibm research

Los kits para detectar embarazos en el hogar son algo común ya desde hace tres décadas. Pero ahora, gracias a los avances en nanotecnología, investigadores buscan aplicar esta misma idea para diagnosticar enfermedades o controlar la salud, siempre en forma simple, regular y desde la comodidad del hogar.

“Estamos haciendo muchas investigaciones para desarrollar una tecnología denominada nanoDLD (Nanoscale Deterministic Lateral Displacement). Y la utilizamos para purificar biomarcadores y poder hacer análisis rápidos y seguros de saliva, orina o sangre, en forma simple. Sirven para identificar pistas biológicas que facilitan una evaluación rápida de la salud de cada persona”, le explicó a PERFIL el doctor Gustavo Stolovitzky. Este físico egresado de la UBA, y doctor por la Universidad de Yale, trabaja –desde hace ya casi dos décadas– en el Laboratorio Watson de IBM, en Nueva York.

Las investigaciones más recientes de Stolovitzky –director de la división Translational Systems Biology & Nanobiotechnology en el Watson– se enfocan en desarrollar nuevas nanotecnologías para la llamada “medicina de precisión”, apuntada al diagnóstico y el tratamiento del cáncer.

“Estamos desarrollando chips nanoDLD para tratar de detectar en forma temprana diferentes tipos de cáncer. Y hacerlo de manera no invasiva por medio de las ‘biopsias líquidas’ que pueden –por ejemplo– evitar una punción, analizando unas gotas de orina o de saliva”. Stolovitzky enfatizó que esta idea se apoya en algo básico: “En oncología, ahorrar tiempo es clave porque da más posibilidades. Si un cáncer de mama se detecta en fase 1, la probabilidad de supervivencia a cinco años es 98%, pero en fase 4 cae al 26%. Y también pasa con otros tumores”. Justamente, recurriendo a la nanoDLD los investigadores confían en que en el futuro cada persona pueda autoadministrarse estos test en forma periódica y descubrir si hay cambios en sus biomarcadores relacionados con algún cáncer mucho antes de que aparezcan los síntomas.

El chip. La nanoDLD es una herramienta que sirve para analizar diversos fluidos del cuerpo humano. Básicamente permite separar diferentes tipos de partículas de hasta 20 nanómetros de diámetro (5 mil veces más pequeñas que un cabello). Y de ese tamaño son los “exosomas”, moléculas que se encargan de transportar información genética entre las células. Detectar nuevos patrones o mensajes de este tráfico puede indicar la presencia de células tumorales o la reciente infección de un virus, como el Zika. “La presencia y la concentración de marcadores de enfermedades pueden tomarse en forma regular, mientras la persona está sana. Si los números cambian, el chip muestra una alarma y es el momento para ir al médico que puede ordenar otros estudios”.

Lo bueno es que es mucho más fácil recibir este tipo de alertas que la que da, por ejemplo, una mamografía o el análisis del antígeno prostático (PSA). Estos normalmente se miden una vez al año, a partir de cierta edad. Pero usando estos kits sería posible hacer un seguimiento frecuente y con una técnica relativamente económica.

Los nuevos sensores moleculares son pequeñas piezas que aportan al rompecabezas de la salud. “El objetivo final es mirar el conjunto de datos y aprovechar la combinación de estas tecnologías con la información de sensores que aporta la internet de las cosas. Todavía hoy cada pieza del rompecabezas es débil para identificar la presencia de una enfermedad. Pero si logramos leerlas en forma integrada tendremos muchas evidencias sobre nuestra salud”, explicó el experto de IBM.

Entre las opciones más cercanas de llegar al mercado figura “la posibilidad de medir diversos parámetros de la orina en nuestra casa o montar un chip en el cepillo de dientes para que analice si aparecen biomarcadores de cáncer de boca o garganta”.

Inteligencia artificial para la salud

A principios de 2017, IBM publicó un informe donde sus analistas compilaron las cinco innovaciones que –aseguran– transformarán nuestra vida cotidiana en apenas un lustro. Además de los adelantos en diagnóstico del cáncer, desde la compañía aseguran que los sistemas de inteligencia artificial y aprendizaje ayudarán a los psiquiatras en el diagnostico de la depresión o de la esquizofrenia. Por ejemplo, según sus cálculos, hoy un sistema informático puede analizar unas 300 palabras y emitir sugerencias para los médicos sobre la probabilidad de que una persona padezca diversas psicosis. También llegará al mercado “una nueva generación de instrumentos científicos que facilitarán la visión para que complejos sistemas invisibles se vuelvan visibles y ayuden a mejorar la agricultura y o la eficiencia de la generación energética. También podrán detectar partículas de contaminación antes de que se eleve su concentración en forma peligrosa”.

LA UE PONE EN MARCHA LA RED ELENA DE NANOTECNOLOGÍA

La nanotecnología es ya una de las tecnologías claves del S. XXI porque permite producir todo tipo de objetos de unos pocos nanómetros y porque tiene aplicaciones en prácticamente todos los campos: desde los microprocesadores y los circuitos eléctricos a las telecomunicaciones, pasando por la medicina, la biotecnología, etc.

30.01.2017.- Para promover el desarrollo de nuevos procesos para manufacturar nanotecnológicos, la Unión Europa ha puesto recientemente en marcha la red Elena (Low Energy Electro-Driven Chemistry for the Advantage of Emerging Nanofabrication Methods), entre cuyos participantes están el EMPA de Zurich, 13 universidades, tres institutos de investigación y cinco empresas comerciales, de un total de 13 países. Su principal objetivo es la formación en el campo de la nanotecnología de científicos europeos que puedan generar ideas innovadoras que lleguen incluso a la explotación de nuevos recursos y a la mejora de la competitividad europea.

elena, no-tejidos, fibras, mercado, nanotecnología, nanometroselena, no-tejidos, fibras, mercado, nanotecnología, nanometros

El programa Elena está dirigido por Oddur Ingólfsson, de la Universidad de Reykjavík (Islandia), con la ayuda de Ivo Utke, del Laboratorio de Mecánica de Materiales y Nanoestructuras de Thun.

El EMPA estuvo ya vinculado al programa predecesor de Elena, que fue la red Celina (Chemistry for Electron Induced Nanofabrication), en la que trabajó con algunas de las instituciones que ahora forman parte de Elena. Su principal objeto fue la investigación de la viabilidad de los materiales de baja volatilidad para escribir con rayos electrónicos mediante un sistema de inyección de gas con un microcopio electrónico.

Durante los cuatro próximos años la UE dispone de un presupuesto de 4 millones de euros para el proyecto Elena. Sus principales focos de atención serán el FEBID (Focused Electron Beam Induced Deposition), que teóricamente debe servir para escribir estructuras tridimensionales muy finas, un tema en el que los investigadores del EMPA llevan ya 10 años trabajando; y el EUVL, otra técnica para imprimir estructuras superficiales muy finas, pero solo bidimensionales.

+ información: www.empa.ch

Nanotecnología podría llevar a la cura de la esclerosis múltiple

El futuro de los tratamientos contra la esclerosis múltiple está en la nanotecnología, explicó el neurólogo Miguel Ángel Macías Islas, durante la segunda cumbre sobre esclerosis múltiple que se lleva… Notimex. 27.01.2017 – 17:21h El futuro de los tratamientos contra la esclerosis múltiple está en la nanotecnología, explicó el neurólogo Miguel Ángel Macías Islas, durante la segunda cumbre sobre esclerosis múltiple que se lleva a cabo en esta ciudad. En entrevista con Notimex, explicó que actualmente hay al menos 60 medicamentos experimentales, muchos de los cuales aun no se prueban en humanos, que prometen mejores tratamientos, pero encontrar una cura definitiva podría llevar 20 años más, pues primero es preciso encontrar la causa. Sin embargo, recordó que pasar de los medicamentos inyectados a los orales más nuevos ha sido una verdadera revolución en el tratamiento de la esclerosis múltiple, pues ahora son más seguros, eficaces y cómodos para el paciente, aunque aún no están al alcance de todos por su costo. Aproximadamente la mitad de los pacientes dejan el tratamiento de inyecciones diarias pues se hartan, muchos incluso prefieren tratamientos alternativos que no funcionan, advirtió el experto integrante del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Los tratamientos más nuevos son orales y su costo es cercano al millón de pesos anual, pero solo se tienen que tomar una semana del año. En este momento los pacientes pueden aspirrar a un estado que los doctores llaman “Neda” y significa “Ninguna evidencia de la enfermedad” es decir, queda inactiva por periodos muy largos. “Si evoluciona más la nanotecnología como se espera, podríamos pensar en procesos de remielización” es decir, que la mielina del cerebro se regenere. En ese sentido, recordó que la esclerpsis múltiple consiste en que los anticuerpos del propio organismo atacan la mielina que envuelve las neuronas, la inflaman y la destruyen impidiendo las conexiones entre neuronas. En casos graves matan las neuronas y el tejido cerebral, lo que se conoce como atrofia cerebral. Por eso los medicamentos actuales disminuyen la inflamación y evitan que la mielina se destruya, además de que mantienen las defensas del organismo bajas para que los ataques auntoinmunes sean menores.

PROTEGE A TU VEHÍCULO DE LOS GASOLINAZOS CON NANOTECNOLOGÍA

 

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció que para el próximo mes, sí habrá más gasolinazos, especulando sobre el número de aumentos que podrían ser de dos a tres durante febrero.

Además de las recomendaciones que han otorgado organismos como la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), las cuales se enfocan en mejorar los hábitos de manejo del automóvil, la tecnología ofrece innovación para incrementar el rendimiento del combustible de cualquier vehículo hasta en un 30%.

Jesús Reyes Serpa, gerente general de Nano Depot, empresa autorizada para la introducción de la tecnología alemana Nanovit para el continente americano, señala que con este producto nanotecnológico no sólo se mejora el rendimiento del combustible, sino el desempeño general del motor.

“La mejora principal en el motor tras la aplicación de este producto nanotecnológico, es la compresión del motor, lo que se refleja en un mejor desempeño del automóvil, logrando alcanzar una velocidad mayor con menor aceleración, lo que también tiene como resultado un menor desgaste y un mayor rendimiento del combustible, lo que se refleja de manera directa en los bolsillos de los automovilistas”, destacó Reyes Serpa.

Actualmente esta tecnología innovadora se encuentra disponible en México y algunos países de Latinoamérica a través de distribuidores autorizados por el corporativo cuya sede se encuentra en Cancún.

Reyes Serpa también comentó que este es un momento ideal para optar por productos de calidad, respaldados por países como Alemania, el cual es líder y pionero en el campo de la nanotecnología.

“Hoy que Estados Unidos está a punto de colocar muros, es el momento ideal para buscar nuevas ‘puertas’ de comercio, ya que muchos de los productos del mercado actual que prometen beneficios en el sector automotriz tienen su origen en Estados Unidos”, puntualizó

<span style=Carpintero Francisco Velásquez ||””// Científicos argentinos trabajan en reducir el consumo de energía de los celulares” />

La Nanotecnología contribuye a la salud

México.-Como una revolución de tecnología más ciencia, la nanotecnología está en camino de ser algo necesario que ayude de tal forma a la humanidad y que logre trascender más allá de lo que podría alcanzar el mundo del internet. La salud sería uno de los principales beneficiados gracias a productos y artículos que definitivamente eliminan bacterias y contaminantes existentes en el aire, agua y superficies.

Incluso, a esta solución se le adjudicaría la posibilidad de destruir células cancerosas; como una aplicación que promete cuidar la vida humana. En la actualidad existen productos al alcance de todos, éstos poseen materiales conformados por nanopartículas de carbono. Un poderoso desinfectante que precisamente contiene éstas para atacar a las bacterias y acabar con ellas.

Es como si el futuro ya estuviera en el presente. La manera adecuada de cuidar a todos en casa sin tener que preocuparse por el reino bacteriano que ingresa al cuerpo y causa malestares que pueden llegar a ser fatales.

La nanotecnología tiene sorprendentes beneficios en el uso doméstico; desde prevenir que el automóvil se ensucie con facilidad, que la pared no absorba el smog del ambiente y que la ropa no se manche. Esto en el plano superficial. Ya en términos de verdadero apoyo a la salud, esta tecnología es aliada en diagnóstico y tratamiento de ciertas enfermedades.

La manera adecuada de cuidar a todos en casa sin tener que preocuparse por el reino bacteriano que ingresa al cuerpo y causa malestares que pueden llegar a ser fatales

Para Jesús Reyes Serpa, gerente general de Nano Depot, la nanotecnología es una inspiración de la naturaleza, y cuida a ésta de manera sorprendente. “Todos los productos nanotecnológicos van de la mano con la innovación y el incremento de la seguridad en cuanto a calidad de vida y cuidado del medio ambiente”, señaló Reyes.

Asimismo, retoma el cuidado de la salud que es posible gracias al desarrollo de una nanopartícula; que tiene el poder de eliminar microorganismos de virus, hongos y bacterias, las que por décadas, se han vuelto la pesadilla de la humanidad por la resistencia que crearon hacia los antibióticos. Así llega la comercialización de una línea de productos que, con nanotecnología, ayudan a la salud.

Es por ello que poco a poco se da a conocer el universo de todo lo posible con nanotecnología al servicio del bienestar de las personas, el cuidado de cada miembro de la casa, la protección de múltiples artículos de uso común y el abanico de avances que la red médica busca y recomienda

Diseñan nanosensores para identificar contaminantes en agua potable A fin de desarrollar un sistema para mejorar la calidad del agua potable, expertos en nanotecnología y nanoingeniería del Centro del Agua para América Latina y el Caribe (CDA) diseñan nanosensores… Notimex. 03.01.2017 – 13:01h A fin de desarrollar un sistema para mejorar la calidad del agua potable, expertos en nanotecnología y nanoingeniería del Centro del Agua para América Latina y el Caribe (CDA) diseñan nanosensores capaces de detectar contaminantes. El proyecto de los especialistas del CDA está orientado a la contaminación química a muy bajas concentraciones que se encuentran en el agua potable. “La sensibilidad y selectividad de los sensores que hemos estado desarrollando identifican satisfactoriamente el tipo de sustancias contenidas en el agua, aún cuando la presencia de sustancias nocivas sea escasa”, indicó la investigadora, Nancy Edith Ornelas Soto. En entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la coordinadora del equipo de trabajo comentó que por medio de nanomateriales pudieron desarrollar técnicas rápidas y específicas. Sin embargo, agregó que es necesario crear un dispositivo para cada tipo y grupo de contaminantes, lo cual representa un amplio esfuerzo en investigación y desarrollo. “No obstante, una vez diseñados los sensores, basta un minuto para identificar los contaminantes, lo que agiliza el análisis. Otra ventaja importante es que se pueden adaptar para su uso en equipos portátiles”, explicó.

Chef de la UDLAP busca encapsular sabores con nanotecnología
Redacción | UN1ÓN Puebla | 03/01/2017 06:30

Basándose en la nanotecnología, el chef de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), Guillermo Horacio González, realiza una investigación buscando hacer más atractivos aquellos sabores que contienen un alto valor nutricional, sin la necesidad de aderezos o ingredientes de alto contenido calórico.

Con la investigación “La nanotecnología aplicada a la alta cocina”, el también académico desarrolla los pasos para obtener el procedimiento llamado encapsulamiento de compuestos aromáticos en microestructuras para potenciar su olor.

Otro de los objetivos de esta investigación es fabricar cápsulas de compuestos aromáticos nanométricos por el método de coacervación asistido por ultrasonido, todo ello teniendo en cuenta un enfoque culinario, haciendo uso únicamente de equipamiento que pueda encontrarse dentro de la cocina de un gran restaurante.

El trabajo continúa con la meta de lograr que los sabores persistan más en la boca e intentar que la transferencia sea más prolongada, así como generar un sistema que permita la diferenciación de aromas en tiempos distintos.

La idea del trabajo que fue publicado en la revista Saber y Sabor, surgió a partir de una plática con los académicos del Departamento de Ciencias Químico-Biológicas de la UDLAP, los doctores Miguel Ángel Méndez Rojas y José Luis Sánchez Salas, donde el debate residía en las probabilidades de achicar un sabor para lograr una mejor percepción y así poder tener una mejor experiencia gastronómica.

 Gusanos comen bacterias con nanopartículas y revelan fuerzas celulares

POR EUROPA PRESS / LAINFORMACION.COM
MADRID|
Gusanos comen bacterias con nanopartículas y revelan fuerzas celulares

Gusanos comen bacterias con nanopartículas y revelan fuerzas celulares MADRID | EUROPA PRESS

Gusanos milimétricos que comen un menú de bacterias aderezado con nanopartículas, se presentan como una nueva forma de ver fuerzas celulares en juego dentro del cuerpo humano.

La clave es que esas nanopartículas particulares brillan cuando son golpeadas por un láser en el infrarrojo cercano y cambian de color dependiendo de la presión alrededor de ellos. Por lo tanto, pueden desprender información en tiempo real acerca de las fuerzas a las que están sometidas mientras que todavía están dentro del gusano.

“Las fortalezas a nivel celular alteradas subyacen en muchos trastornos, incluyendo enfermedades del corazón y el cáncer,” dijo Jennifer Dionne, profesor asociado de ciencias de los materiales e ingeniería en Stanford y uno de los investigadores principales de esta investigación. “Esta sería una lectura de escala nanométrica que se puede utilizar in vitro o in vivo para detectar la enfermedad en una etapa muy temprana.”

Dionne se ha asociado con Miriam B. Goodman, profesora de fisiología molecular y celular en Satnford, que estudia la mecánica del sentido del tacto en Caenorhabditis elegans, los gusanos que comen las nanopartículas de Dionne.

Aunque el objetivo final del trabajo es detectar fuerzas en las células humanas, el equipo está haciendo pruebas en gusanos apenas visible porque, al igual que en los seres humanos, la digestión en los gusanos involucra una mecánica que pueden proporciona una idea de cómo las nanopartículas registran la fuerza celular.

“El color que cada nanopartícula emite cambia de rojo a naranja cuando hay una resistencia mecánica del orden de nanonewtons a micronewtons – una resistencia que se piensa que es muy relevante para las fuerzas intercelulares” dijo Alice Lay, un estudiante graduado en el laboratorio de Dionne que está llevando a los experimentos.

Después de estudiar los gusanos sanos, el equipo va a introducir mutaciones en la mezcla para discernir el papel de la expresión génica de las fuerzas celulares. Estos cambios permitirán que el equipo entender mejor los trastornos digestivos y relacionados, incluyendo el reflujo ácido y la formación de una hernia.

“Las fuerzas mecánicas juegan un papel significativo en la determinación del destino y la función de una célula o de un órgano”, dijo Dionne. “Por ejemplo, cada vez que late nuestro corazón, nuestros oídos oyen, o una herida se cura, fuerzas celulares están involucrados.”

El pequeño tamaño de las nanopartículas significa que tienen el potencial de producir mapas de fuerza de extremadamente alta resolución. Algún día, las nanopartículas biocompatibles podrán ser absorbidas o inyectadas en una persona en un área específica, tales como una herida o el lugar donde se sospecha de un tumor. A través de la lectura de los colores emitidos por las nanopartículas, los laboratorios podrán crear un mapa que indica la actividad de la fuerza a escala fina de las células alrededor de esa zona.

Hasta el momento, el laboratorio de Dionne ha logrado que los gusanos de Goodamn coman con las bacterias y logrado una imagen estática de las nanopartículas dentro de los gusanos. El siguiente paso es capturar la emisión dinámica de las nanopartículas en el tiempo, que revelará los cambios en la fuerza de las partículasdurante la digestión.

Gotas nanotecnológicas para analgésico, creadas en Israel basadas en el cannabis empiezan su venta su venta en Estados Unidos

por Central de Noticias Diario Judío México – Dic 30, 2016

0 Comentarios | Comentar Visto 290 Veces

El analgésico nutracéutico hace uso del compuesto CBD de la marihuana, sin hacer que uno se sienta elevado.

El kit de venta de los Productos Hygia de LDS y Ananda Scientific

4

  • / Diario Judío México – Las ventas basadas en la nanotecnología de la iniciativa israelí Lyotropic Delivery Systems (LDS) Biotech ha empezado en Estados Unidos. El lanzamiento comercial de sus compuestos derivados del cannabis, los cuales tienen como objetivo aliviar la inflamación y el dolor, fue anunciado anteriormente este mes por LDS y la compañía con sede en Estados Unidos Ananda Scientific en una conferencia de negocios sobre la marihuana llevada a cabo en Las Vegas.

La nueva tecnología basada en el cannabis de LDS incrementa la cantidad del compuesto cannabidiol (CBD) absorbida en la corriente sanguínea y es más efectiva que otras soluciones disponibles, sin un efecto narcótico, dijo la compañía.

LDS y Ananda Scientific, una corporación manejada privadamente de Delaware que produce y comercializa productos basados en el cannabis, entro en un acuerdo de licencia en el 2015. Como parte del acuerdo Ananda ganó los derechos de la liberación nanotecnológica de la droga cannabinoide de LDS para el desarrollo de los productos orales basados en cannabidiol (CBD). Ananda Scientific dijo que espera que las ventas del nuevo producto alcancen millones de dólares solo en Estados Unidos dentro del primer año.

Los productos serán vendidos sin receta en Estados Unidos ya que son comercializados como un producto nutracéutico -derivado de fuentes de alimento con beneficios extras para la salud -y no como un medicamento. Ellos están basados en una tecnología desarrollada por el Profesor Nissim Garti de la Universidad Hebra de Jerusalem y licenciada para LDS por Yissum, la compañía de transferencia tecnológica de la Universidad Hebrea.

CBD es un antioxidante no-psicoactivo extraído de la planta de cannabis que está ganando importancia rápidamente debido a sus numerosos beneficios para el bienestar general de los humanos. A diferencia del THC, la cual es la parte de la hoja de marihuana que hace que uno se sienta elevado, el CBD es una substancia antiinflamatoria no-tóxica que es tolerada muy bien por el cuerpo con pocos efectos secundarios, dicen los investigadores.

noticia-cgi-gotas-nanotecnologicas-israelies-basadas-en-el-cannabis-empiezan-su-venta-su-venta-en-estados-unidos-02

Ilustración del cannabis

“Nosotros hemos desarrollado gotas-nano que absorben en su interface solamente el compuesto CBD del cannabis, y no el THC”, dijo Garti en una entrevista telefónica. “A diferencia de otras formulaciones CBD que están disponibles en el mercado y están dispersas en aceite, nuestro producto es mejor y más rápidamente absorbido por el cuerpo. Nuestra formulación de CBD también está protegida de ser transformada, después de su ingestión en THC lo cual es un factor de riesgo en los otros productos existentes”.

La compañía dijo que sus formulaciones nano pueden permanecer estables en los estantes por largos períodos de tiempo sin la liberación o descomposición del material bioactivo. El producto es vendido en una variedad de formas líquidas y puede ser disuelto en agua o tomado en gotas bajo la lengua, dijo Garti.

Los productos de cannabis sin receta todavía no son permitidos para la venta en Israel.

La reputación de Israel como un centro de alta tecnología y un ambiente regulatorio laxo ha permitido a la nación de las iniciativas convertirse en un líder en la tecnología del cannabis, con docenas de firmas locales enfocándose en los mercados médicos y nutracéuticos. El mercado de Estados Unidos tanto para el cannabis recreacional como medicinal está proyectado para alcanzar $1.7 billones en el 2016, representando un 25% de crecimiento sobre el año anterior. Casi el 60% de los estadounidenses viven ahora en estados que han legalizado algunas de las formas de uso y venta de la marihuana.

noticia-cgi-gotas-nanotecnologicas-israelies-basadas-en-el-cannabis-empiezan-su-venta-su-venta-en-estados-unidos-03

Prof. Nissim Garti de Lyotropic Delivery Systems (LDS) Biotech

Típicamente, cuando son tomadas oralmente, el usuario no siente generalmente el beneficio del efecto completo del CBD: mientras está en el tracto gastrointestinal el compuesto se transforma en THC, es destruido durante la digestión, o fracasa en alcanzar el torrente sanguíneo por otras razones. Por lo tanto, solamente una fracción del CBD ingerido produce algún efecto. En contraste, el CBD emparejado con la tecnología LDS no es degradado en el tracto gastrointestinal, y la nanotecnología permite el cambio en la absorción y mejora en gran medida el transporte de CBD al torrente sanguíneo y de ahí a los sitios relevantes en el cuerpo donde puede tener efecto, dijo Garti.

noticia-cgi-gotas-nanotecnologicas-israelies-basadas-en-el-cannabis-empiezan-su-venta-su-venta-en-estados-unidos-04

Producto cannabidiol Hygia Bliss de LDS y Ananda Scientifics

Fundada en el 2013, LDS es un desarrollador de nuevas arquitecturas de gotas nano auto ensambladas que funcionan como portadores de sustancias bioactivas. Estas estructuras líquidas pueden servir como vehículos de entrega nuevos para una variedad de materiales y medicamentos. Los productos de LDS están diseñados para suministro oral, dermal y transdermal, así como también otras rutas de suministro. La iniciativa tiene varios productos en varias etapas preclínicas y etapas clínicas como parte de acuerdos con compañías mundiales. La compañía fue establecida por Yissum, Garti e inversionistas australianos.

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Guayaquil

Fuente: Itongadol

Nanotecnología prepara usos en salud, agro e industria forestal – Diario Financiero

Nanotecnología prepara usos en salud, agro e industria forestal - Diario Financiero

Diario Financiero / Por Alejandra Aguirre En el mundo, los primeros atisbos de la nanotecnología -dedicada al diseño y manipulación de la materia a nivel de átomos o moléculas- surgieron en los años noventa. Desde entonces, se ha ido transformando en un mercado pujante, sobre todo en la última década, período en el que se ha ampliado la investigación con nuevas aplicaciones, un fenómeno al que Chile no está ajeno, en especial, la academia.

El Centro de la Universidad Católica de Investigación en Nanotecnología y Materiales Avanzados, CIEN-UC está en esa senda, con proyectos de hasta cinco años de duración y financiamiento público-privado por US$ 3 millones. Hoy, está enfocado en desarrollos que le otorguen propiedades avanzadas a la madera, como mayor resistencia a la radiación UV o a la humedad y sensores que, mediante una muestra de sangre, detecten de manera temprana el alzhéimer, entre otros.

Su próximo paso es implementar un centro de nanofabricación y caracterización de primer nivel -que ya cuenta con equipos y ofrece servicios a la industria-, el cual comenzará a construirse en 2017 en el Campus San Joaquín y que se prevé, esté listo en seis años.

Otra de sus metas es concretar proyectos de Investigación y Desarrollo (I+D) con empresas.”En Chile, la cultura del empresariado no está muy acostumbrada a invertir en ciencia, pero es algo que está cambiando y es fundamental para cualquier país que busca ser desarrollado?, plantea Samuel Hevia, director de Investigación de CIEN-UC.

En esta línea, señala que la nanotecnología tiene un gran potencial económico, que se evidencia en las cifras de los últimos 15 años.

“En el 2000, la actividad en torno a ella era del orden de US$ 4 billones y para 2020 se proyecta que será de US$ 3 tera billones. Asimismo, en 2010, lo que involucraba nanotecnología en el mundo de las farmacéuticas era de 15% y se estima que en cuatro años sea de 50%?, precisa.

Otro de los centros que está trabajando en la tecnología es Fraunhofer Chile, una institución de origen alemán, que llegó al país gracias al Programa de Atracción de Centros de Excelencia Internacional en I+D, de Corfo. Entre sus iniciativas está el desarrollo de catalizadores (sustancias que aceleran o retardan una reacción química, sin participar en ella ) de nanopartículas metálicas para usarlos en la minería; la creación de un nanopolímero (pequeña partícula en base a un conjunto de macromoléculas) para remover los compuestos indeseados del vino blanco, y la elaboración de una nanopartícula para remover un pesticida durante el proceso de vinificación. Las dos últimas están patentadas en los principales países productores de vino y, ya están en proceso de transferencia y licenciamiento a un grupo de inversión argentino y a una empresa chilena, respectivamente, que se encargarán de su comercialización internacional.

“Las empresas de las industrias más relevantes de Chile, como la minera, agrícola y acuícola, han comenzado a percibir los beneficios económicos concretos que presenta la inversión en el desarrollo de la nanotecnología, impactando la eficiencia de sus procesos productivos y generando casos de negocios a partir de los problemas que enfrentan?, expresa Carlos Saffie, gerente de Desarrollo de Negocios de Fraunhofer Chile.

Los montos en financiamiento público-privado asociados a los proyectos de Fraunhofer Chile, en esta línea, fluctúan entre los US$ 300.000 a US$ 600.000, en períodos de ejecución de un año y medio promedio.

El Centro de Excelencia en Nanotecnología (CEN), de la Fundación Leitat Chile – socio de la Universidad de Santiago de Chile- también posee proyectos de investigación en este campo para las industrias minera, agrícola y forestal, mediante el desarrollo de fibras funcionalizadas para la recuperación de metales preciosos, filtración y clarificación de jugos y vinos y valorización de residuos agroforestales para la producción de nanocelulosas.

Cuenta con un financiamiento basal de Corfo por ocho años de $ 30.000 millones, el cual decrece a medida que el proyecto avanza. Para lograr solvencia económica y continuar con la investigación, cree esencial vincularse con la industria.”Debemos ser capaces de traspasar la nanotecnología a las empresas, de manera que sea un proceso de integración fácil y no se vuelva un problema implementarla. Ese es el desafío de los grupos de investigación?, explica Marian García, investigadora senior del CEN.

Agrega que hay mucho espacio para que la tecnología crezca en el ámbito privado, algo que se ha demostrado con el interés de firmas de plásticos y acuicultura, entre otras, en desarrollarla.

Lo que viene Desde hace un año que la firma chilena Nanotec -dedicada al desarrollo de tecnologías en base a nanopartículas de cobre-, está investigando estructuras de nanolitio para aumentar la eficiencia y duración de las baterías, en alianza con la compañía estadounidense Rockwood. Hoy cuenta con los primeros prototipos de un aditivo que se espera esté listo para ser comercializado en un año y medio.

“No sólo podríamos aumentar la duración de carga de las baterías, sino también duplicar los ciclos de recarga. Si son eficientes, su diseño cambiará por unas livianas, flexibles, menos tóxicas y hasta algunas que puedas llevarlas en la ropa o en la mochila?, anticipa Patricio Jarpa, gerente general de Nanotec.

Según el ejecutivo,”la nanotecnología da para todo?, pero una de las incursiones que mira de cerca la compañía es el desarrollo de fármacos destinados a atacar las células cancerígenas y nanoestructuras que permitan predecir la enfermedad con mayor tiempo. Para esto, la firma hoy realiza pruebas en fase experimental.

En tanto, Copptech, empresa que proporciona propiedades antimicrobianas certificadas a distintos productos a través de tecnología en base a cobre y zinc, cuenta con desarrollos en textiles (hilos de poliéster y nylon), diferentes tipos de polímeros (macromoléculas) y aplicaciones tipo membranas, todas en una mezcla de nanosales y nanopartículas.

No obstante, la compañía -que surgió a partir de un acuerdo de cooperación entre Codelco Lab, Copper Andino e ICC Biotech-, tiene otros estudios en curso.

“El área de mayor investigación y desarrollo es el de membranas o coatings (revestimientos), con un mercado potencial gigantesco. Actualmente, estamos realizando pruebas de productos en sectores como el textil, construcción y estanques de agua, los cuales podrían estar listos para ser comercializados en 2017 y 2018?, explica Luis Améstica, gerente general de Copper Andino, desarrollador de la tecnología Copptech.

Miguel Zalaquett, director comercial de Copptech, comenta que desde que inició operaciones en 2014, la firma ha invertido cerca de US$ 6 millones. Este año, cerró nuevos acuerdos por más de US$ 3 millones y el próximo, esperan crecer al menos un 20%.

Codelco Lab, en particular, está realizando estudios para poner en marcha un proyecto de nanopartículas de cobre en aplicaciones para la salud humana en 2017 y una iniciativa para su uso en energía solar en 2018, aunque aún no adelanta detalles.”

Noticias Relacionadas La ira del público podría echar por tierra el prometedor negocio de los dronesEl regalo de Yahoo! para los ciberdelincuentes Las impresionantes cifras detrás de Super Mario RunNanotecnología prepara usos en salud, agro e industria forestal – Diario Financiero

Con Información de Diario Financiero

Expertos analizan cómo retrasar la velocidad del envejecimiento

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

Expertos en envejecimiento buscan respuesta sobre el ritmo de la senectud, pero no sólo en los límites de la vida humana, cuestión “en la que puede tener un fuerte impacto” la investigación sobre terapias regenerativas, biotecnología, ingeniería genética o nanotecnología, sino también sobre cómo retrasar la velocidad del envejecimiento.

Es uno de los grandes ejes planteados en las conclusiones de un encuentro que celebró en Santander la Fundación General CSIC y que ahora ha difundido. El documento apunta a buscar respuestas observando a los centenarios, longevos y súper-longevos, es decir, “aquellos que han retrasado el reloj”.

Los expertos consideran que el envejecimiento es más una “oportunidad” que un riesgo y reclaman también que se aplique en la práctica el “alto grado de acuerdo” que hay en la comunidad científica sobre la necesidad de interdisciplinariedad a la hora de abordar los retos que el proceso de envejecimiento plantea a la investigación.

Las conclusiones también señalan dificultades como la ausencia de un lenguaje común y la “diversidad de instrumentos de medición” y la falta de uso de fuentes de datos.

Los estudiosos vislumbran, sin embargo, “muchos puntos de encuentro” en lo relativo a la heterogeneidad que se da en la vejez (atendiendo a cuestiones generacionales, sociales, territoriales y genéticas) y a influencia del género en la posibilidad de que se den dos formas de envejecer.

(SERVIMEDIA)

Crean una batería más eficiente y segura gracias a la nanotecnología

bateria eficiente

HE3DA, una compañía tecnológica de Praga (República Checa) ha desarrollado una batería más eficiente y duradera utilizando la nanotecnología. Está especialmente indicada para el almacenamiento de energía procedente de fuentes alternativas, como la energía solar o la eólica, así como para alimentar a los coches eléctricos. De acuerdo con el fabricante, este componente destaca además por ser más barato, más ligero y más seguro que las baterías convencionales.

El secreto reside en la nanotecnología, que permite aumentar el tamaño y la superficie de los electrodos mediante partículas tan pequeñas que son imperceptibles para el ojo humano. Gracias a esto los electrodos adquieren una textura esponjosa, lo que hace que puedan absorber una mayor cantidad de energía durante la carga, incrementando así la capacidad de almacenamiento de energía.

“Ofrecemos una construcción diferente de la batería, no una química diferente“, asegura Jan Prochazka, CEO de HE3DA. “Por lo tanto, son los mismos materiales, el litio, el manganato, el titanato de litio y el grafito. Utilizamos el mismo electrolito. La construcción es lo que lo cambia todo”.

Las mejores baterías externas de Amazon

Debido a sus características y cualidades, la primera batería que han desarrollado está especialmente indicada para el almacenamiento de las fuentes de energía renovables. El siguiente tipo que la compañía tiene previsto diseñar y producir es el adaptado para su uso en los vehículos eléctricos.

Nanotecnología para el tratamiento de aguas residuales

Boletín de prensa

4444/2016

Saltillo, Coahuila. 21 de diciembre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).-Investigadoras del Departamento de Ingeniería Química en la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec) estudian propiedades de materiales poliméricos mediante simulación molecular, con potencial aplicación en tratamiento de aguas residuales.

Esta investigación es un proyecto de colaboración en redes con la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en el que se está trabajando la investigación de materiales poliméricos con nanopartículas de óxido de zinc (ZnO) para posibles aplicaciones ambientales, a través de dos vertientes: una parte dedicada a la simulación molecular y otra experimental.

“Nosotros estamos trabajando la parte de simulación para estudiar la manera en que interaccionan las partículas poliméricas con las nanopartículas de óxido de zinc, ver cómo estas interacciones van a afectar las propiedades del material y que puedan tener una aplicación, en este caso, en el área ambiental con el tratamiento de aguas”, explicó la doctora Lucero Rosales Marines, profesora investigadora del Departamento de Ingeniería Química de la Facultad de Ciencias Químicas de la Uadec.

Rosario afianza lazos con India para la creación de nuevos antibióticos

Mahendra Rai es un investigador capacitado en nanopartículas que vino a la ciudad como parte de un proyecto binacional. Buscan obtener nuevas estrategias antimicrobianas combinando nanotecnología con productos de origen natural. Y le contaron su experiencia a Más.

El profesor Mahendra Rai, jefe de biotecnología en la Universidad Sant Gadge Baba Amravati, de India, estuvo en Rosario donde realizó una estadía de investigación en el área farmacognosia, en la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) en el contexto de un proyecto binacional indoargentino.

La propuesta cuenta con un subsidio del Departamento de Ciencia y Tecnología de India y el Ministerio Nacional de Ciencia y Tecnología de Argentina

Producen y almacenan energía limpia de manera sustentable a partir de la nanotecnología

Un equipo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) desarrolla un proyecto que cuida el medio ambiente.

Buenos Aires | NEA RURAL |. Fabiana Gennari, la investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y su equipo apuestan al desarrollo de energías alternativas con ayuda de la nanotecnología.

En el mundo en general y en Argentina en particular, el consumo de energía está asociado a la utilización de combustibles de origen fósil. Esto implica la dependencia de un recurso no renovable que además es nocivo para el medio ambiente dado que conlleva la liberación de gases de efecto invernadero, considerados una de las principales causas del calentamiento global y el cambio climático. Es debido a esta situación que en la XXI Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático celebrada en París a fines de 2015, 55 países, entre lo que se encuentra Argentina, acordaron disminuir este tipo de emisiones.

Según desde el CONICET detallaron que el equipo dirigido por la ganadora de la edición 2016 del Premio L’Oréal- UNESCO ‘Por las mujeres en la ciencia’, Fabiana Gennari, investigadora principal del CONICET en el Centro Atómico Bariloche (CAB, CNEA), diseñó un proyecto para la generación y almacenamiento de energía limpia que no incluye en ninguno de sus pasos la liberación de gases contaminantes a la atmósfera ni el desperdicio de recursos valiosos.

El desafío que se plantearon no se concentró solamente en la obtención del hidrógeno como fuente limpia para generar energía, sino también en que para conseguirlo tampoco fuera necesario acudir en pasos previos a bienes no renovables o contaminantes. “Hoy en día el hidrógeno se utiliza en diferentes procesos industriales, pero el problema es que para producirlo –dado que no se lo puede encontrar directamente en la naturaleza- se recurre a combustibles de origen fósil, por lo que actualmente su uso no puede considerarse limpio”, afirmó Gennari.

Frente a esta problemática las tareas que se planteó el equipo de Gennari –integrado mayoritariamente por investigadores y becarios del CONICET- consisten, en primer lugar, en mejorar los procesos de producción de hidrógeno a partir de fuentes energéticas renovables y limpias aunque intermitentes –como el sol y el viento- y, en segundo lugar, en encontrar formas eficientes y seguras de almacenarlo hasta el momento de la demanda.

“Desarrollamos catalizadores nanoestructurados que permiten obtener hidrógeno a partir de una mezcla de etanol –obtenido a su vez de la fermentación de la residuos orgánicos- y agua. Pero como esta conversión también requiere del uso de energía, apuntamos a utilizar fuentes limpias con las que podemos contar sólo por momentos, como la solar y la eólica, y capturar el hidrógeno en esponjas también nanoestruradas que diseñamos especialmente con este fin para poder liberarlo cuando lo dispongamos y de manera constante”, marcó la investigadora.

Un inconveniente que se presenta en este proceso es que el catalizador que convierte la mezcla de agua y etanol en hidrógeno también genera dióxido de carbono (CO2), un gas de efecto invernadero que, en caso de ser liberado a la atmósfera, generaría contaminación.

“Frente a este problema desarrollamos también materiales cerámicos nanométricos que permiten capturar el CO2 en el sitio de generación para después, en vez de desperdiciarlo, utilizarlo para producir bienes de valor. Los mismos catalizadores que usamos para producir el hidrógeno nos permiten también transformar el CO2 en algo que resulte útil, como por ejemplo precursores químicos que demanda la industria”, explicó la investigadora.

Teniendo en cuenta este último paso se podría afirmar que el proyecto dirigido por Gennari cuenta con cuatro tramos fundamentales: 1) La generación de hidrógeno, una fuente de energía limpia y renovable, a partir de una mezcla de etanol y agua mediante catalizadores. 2) La captura selectiva del hidrógeno en materiales sólidos nanoestructurados para su almacenamiento de forma segura. 3) La captura del CO2 sobrante en nanocerámicos para evitar su liberación a la atmósfera; 4) La conversión del CO2 en productos de valor agregado a partir de los mismos catalizadores usados para generar hidrógeno.

“Estoy muy contenta por el premio pero no lo tomo como algo personal porque somos un grupo de once profesionales que venimos trabajando en esto desde hace mucho tiempo, conscientes que para un crecimiento sustentable y una mejor calidad de vida es necesario producir energía libre de gases contaminantes”, agregó.

……………………………..

Fuente: CONICET

Alemania e Israel firman convenio para avanzar en investigación en nanotecnología

El programa apoyará proyectos conjuntos en el sector de la nanotecnología en Israel (tanto empresarial como de investigación), para cooperar con empresas e institutos de investigación en nanotecnología de Alemania. El presupuesto global para las entidades israelíes y alemanas asciende a 30 millones de euros durante tres años.
La Autoridad de Innovación de Israel invita a las empresas israelíes, junto con los nanoinstitutos académicos, a presentar propuestas para recibir apoyo para la cooperación industrial con entidades alemanas paralelas en el campo de la nanotecnología.
La nanotecnología (“nanotech”) es vista por muchos como el campo tecnológico del futuro. Si la última década se centró principalmente en la investigación, la próxima década se centrará en la implementación y -como las revoluciones en cibernética, aplicaciones, robótica y muchos otros campos- los países del mundo compiten para construir el ecosistema que atraerá a las empresas líderes en el mundo para ellos.
Israel, que comprendió el enorme potencial de esta tecnología hace más de una década, se ha convertido en uno de los líderes mundiales en el campo de la investigación en nanotecnología. La Autoridad de Innovación ha apoyado el establecimiento y desarrollo de seis institutos de investigación académica que se cuentan entre los más avanzados del mundo, y ha invertido en equipos y personal de la más alta calidad.
En este contexto, según las estimaciones de la Autoridad, alrededor de 200 nuevas empresas se establecieron en la última década en el sector.
La nanotecnología ya es una parte significativa de todos los aspectos de la vida: desde la ropa interior que usamos, los alimentos que comemos hasta el equipo médico y los medicamentos. ■

Nanotecnología en siembra de maíz

Saltillo, Coahuila. 10 de noviembre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Científicos del Centro de Capacitación y Desarrollo en Tecnología de Semillas (CCDTS) en el Departamento de Fitomejoramiento de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) y del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), en el Departamento de Plásticos en la Agricultura, evaluarán los efectos de nanopartículas de óxido de zinc (ZnO) en semillas de maíz, mediante parámetros de calidad fisiológica.

HEAD maiz1016

El empleo de nanopartículas metálicas es una herramienta relativamente nueva derivada de la nanotecnología que presenta beneficios en la industria alimentaria, cosmética, farmacéutica, agrícola, entre otras.

Las nanopartículas de óxido de zinc poseen potencial como fertilizante, contribuyendo a corregir las deficiencias de dicho microelemento en las plantas y como posible promotor de crecimiento y desarrollo en las mismas.

El proyecto, dirigido por la doctora Norma Angélica Ruiz Torres, profesora investigadora del Departamento de Fitomejoramiento de la UAAAN, y por el doctor Ricardo Hugo Lira Saldívar, del Departamento de Plásticos en la Agricultura del CIQA, consiste en el estudio de los procesos fisiológicos en cultivo de maíz, comparando nanopartículas de tipo comercial existentes actualmente en el mercado y de un tamaño de 20 nanómetros, con nanopartículas de ingeniería de 10 nanómetros, generadas y caracterizadas en el CIQA en Saltillo, Coahuila.

“Se pretende evaluar los efectos en pruebas de germinación a nivel de semilla. Ambos tipos de nanopartículas son de óxido de zinc y buscamos ver sus efectos a nivel de longitud de raíz y sobre parámetros como vigor y germinación”, explicó Rosa María Chávez Mendoza, estudiante de la carrera de ingeniero agrónomo en producción de la UAAAN y colaboradora del proyecto.

Estudio maiz1016La evaluación de los efectos se realizará mediante una prueba de germinación estándar, basada en las Normas Oficiales del ISTA (International Seed Testing Association), aplicada a semillas de maíz “Jaguan”, variedad criolla mejorada generada en la UAAAN, adaptada para ambientes de temporal del sureste de Coahuila.

Los tratamientos a evaluar consisten en diferentes concentraciones de óxido de zinc de ambos tipos de nanopartículas y su respuesta a través de la evaluación del vigor y la viabilidad, así como el comportamiento de las semillas en variables como longitud de plúmula, de radícula y peso seco.

Microelementos esenciales

Con esta investigación se pretende determinar si el zinc, que es uno de los microelementos esenciales en la nutrición de las plantas, funciona como promotor de crecimiento y desarrollo en las plántulas, en este caso de semillas de maíz, o si produce desórdenes fisiológicos o fitotoxicidad en función de las concentraciones empleadas.

“A pesar de que hay trabajos previos sobre el tema, la información es poca, y mucha documentada en el extranjero. Se pretende empezar a abordar este tipo de temas en la universidad y dar a conocer los efectos que tienen las nanopartículas a nivel de semillas y sus efectos en las primeras etapas de diferentes cultivos, en este caso en maíz”, señaló Chávez Mendoza.

Los estudios a nivel semilla se efectuarán en un periodo de seis a ocho meses aproximadamente; sin embargo, más adelante se contempla evaluar los efectos en otros cultivos y en maíz a nivel de planta en el campo.

Actualmente los experimentos están en fase de desarrollo. La investigación está orientada al uso de este tipo de herramientas de la nanotecnología como una aplicación potencial para la mejora de la producción en el sector agrícola.

“Estamos trabajando a nivel de efectos en las primeras etapas de la germinación de la semilla, pero después de esto podrían hacerse pruebas bioquímicas en el CIQA, a nivel del metabolismo de la planta, cuáles son los sitios donde está actuando, las reacciones del metabolismo de la planta donde pudiera tener efectos, entre otros aspectos. Ese sería su futuro, los estudios a nivel planta”, precisó la colaboradora Chávez Mendoza.

Nanotecnología para la salud del corazón

En un futuro no muy lejano, se podrá tranquilamente utilizar máquinas de un tamaño molecular (es decir extremadamente pequeñas) para lo que seria el control de mecanismos importantes del cuerpo humano como por ejemplo el corazón.

Según los resultados obtenidos en un experimento realizado por científicos de la Universidad de California en Berkeley, EE.UU en conjunto con la Universidad de Umeå en Suecia, han demostrado al mundo cómo un nanoglobo, compuesto por una única molécula de carbono, el cual es unas diez mil veces más delgada que el grosor de un cabello humano cualquiera, puede ser perfectamente controlado electrostáticamente con el objetivo de conmutar entre un estado inflado y un estado desinflado.

Los dispositivos en forma de globos inflables son utilizados frecuentemente para lo que serian aplicaciones macroscópicas, como el levantar edificios, protección contra impactos en automóviles, o también para ensanchar arterias o venas que se han obstruido. En cuanto a la escala micrométrica, son utilizadas como microbombas.

La forma de globo inflable de estos “actuadores” son en teoría desconocidos. Pero sin embargo, hace ya varios años que unos importantes investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania en los Estados Unidos lograron idear, un actuador en forma de nanoglobo, el cual era controlado por medio de cargas electroestáticas, basándose en el “inflado” y el “desinflado” de un nanotubo hecho de carbono.

Ahora bien, este diseño “teórico” fue llevado recientemente a la práctica, en un trabajo de investigación y fabricación experimental que fue realizado por Hamid Reza Barzegar. Este equipo ha demostrado al mundo entero cómo un diminuto nanotubo hecho de carbono (el cual podemos imaginarnos como un muy pero muy diminuto tubo cilíndrico de átomos de carbono), puede ser controlado mediante electricidad estática para transformarse desde un estado desinflado a otro inflado y viceversa, con tan solo aplicar un pequeño voltaje a este.

Gracias a lo que seria la naturaleza libre de defectos que poseen los famosos nanotubos de carbono, implica que este actuador en cuestión sería capaz de funcionar sin presentar ningún tipo de desgaste ni tampoco de fatiga estructural alguna. De hecho, lo último viene avalado además por las exhaustivas pruebas llevadas a cabo por los investigadores responsables de esta innovación, pruebas en las cuales se hizo funcionar a una variedad bastante singular de muchos dispositivos durante varios ciclos una y otra vez, sin registrase señal alguna de pérdida de rendimiento o desgaste alguno.

Leticia Hosta-Rigau, investigadora en el Departamento de Micro y Nanotecnología de la Universidad Técnica de Dinamarca.

Su currículum está plagado de premios y distinciones pese a su juventud y, aunque asegura que la investigación aún está en una fase muy preliminar, sus hallazgos podrían ser el principio de una revolución en el abordaje de muchas enfermedades.Leticia Hosta-Rigau es una científica barcelonesa especializada en nanotecnología aplicada a la biomedicina que, por circunstancias, ha acabado trabajando en el Departamento de Micro y Nanotecnología de la Universidad Técnica de Dinamarca.

Allí, inició un proyecto que tiene como finalidad diseñar orgánulos artificiales minúsculos que, como si fueran nanosubmarinos, puedan viajar por el interior del cuerpo humano detectando las células enfermas para adentrarse en ellas y, posteriormente, repararlas.

En declaraciones a SaluDigital.es, Hosta-Rigau, que actualmente dirige un grupo de cuatro personas, detallas las características y el potencial de su proyecto, al tiempo que explica su experiencia como investigadora en un país como Dinamarca.

¿Cuál es la principal innovación de sus orgánulos artificiales?

“En casos como la enfermedad de Fabry nuestras nanocápsulas añadirían a las células de los pacientes una enzima que no tienen, y que permitiría restaurar su funcionamiento normal”

Se trata de una innovación en el campo de la llamada drug delivery (entrega de fármacos), más que en el desarrollo de nuevos medicamentos. La idea es desarrollar nuevas cápsulas minúsculas cuya superficie esté recubierta por un material que reconozca la diana terapéutica. Es decir, las células enfermas, ya sean cancerígenas o de otra enfermedad, como puede ser la enfermedad congénita de Fabry.

Y una vez que detectan esas células enfermas, ¿qué sucede con estas nanocápsulas?

Los llamamos orgánulos porque la idea de estas nanocápsulas es que, tras detectar las células dañadas, entren dentro de las mismas y una vez allí no se degraden, sino que realicen una función. En este caso, las nanocápsulas contendrían una enzima, que los enfermos, como los de Fabry, no tienen. Lo que hacemos así es añadirla, y esta enzima tiene una función dentro de la célula, logrando que la misma funciones de forma correcta.

Además de estas, ¿qué otras ventajas tienen estos nanodispositivos en los que trabaja?

Hay mucha gente investigando sobre nanocápsulas para la administración de fármacos, pero nuestro laboratorio es de los pocos en el mundo que pueden hacer cápsulas con varios compartimentos, cada uno capaz de portar un fármaco, para que no interaccionen los unos con los otros, en caso de que sean incompatibles. Están diseñados para elegir cuál se libera y en qué momento cada uno de estos fármacos en el interior de las células.

Hay algunos nanorobots parecidos que se manejan de forma externa mediante elementos magnéticos. ¿Estas nanopartículas también podrían hacerlo, o no es necesario dado los componentes que ya contienen?

“Nuestro laboratorio es de los pocos en el mundo que pueden hacer cápsulas con varios compartimentos, para que cada uno porte un fármaco y evitar que estos interaccionen entre sí en caso de ser incompatibles”

Hay partículas hechas con propiedades magnéticas para dirigirla hacia el tumor mediante un imán. Nuestras cápsulas con compartimentos se podrían magnetizar en principio, aunque de momento no es nuestra línea de investigación. Sí que estamos incorporando nanoclusters de oro para poder localizar por dónde circulan las cápsulas una vez introducidas en el torrente sanguíneo, ya que estos elementos son fluorescentes.

¿En qué fase se encuentra actualmente la investigación? ¿Lo han probado ya en animales?

Estamos en una fase aún muy inicial y básica. Estamos trabajando en las cápsulas en sí y en la investigación en células in vitro. Si todo va como nos gustaría, el siguiente paso sería pasar a ratones.


¿Cuándo cree que este tipo de proyectos serán una realidad en el día a día de los pacientes?

Es difícil de prever. Depende de la financiación que se ponga en estas investigaciones. Si se ponen muchos recursos está claro que se convertirán en una realidad de forma mucho más rápida.

Realiza su proyecto en Dinamarca, ¿si hubiera recibido suficiente financiación en España, se hubiera quedado, o es una cuestión que va más allá de lo económico?

“En Dinamarca, además de ser más fácil conseguir financiación para investigar, los trámites burocráticos son mucho más sencillos, y podemos centrarnos más en la investigación en sí”

Las posibilidades para investigadores jóvenes en España son muy limitadas. Sé que muchos grupos jóvenes sobreviven gracias a la financiación europea, pero no gracias a la española. Y en Dinamarca, aunque también se hacen recortes, la investigación y el desarrollo siguen siendo importantes. La financiación suele ser generosa y hay muchas más posibilidades de obtener becas para tus proyectos. Además, los trámites burocráticos son muchos más sencillos, lo que nos ayuda a centrarnos más en la investigación en sí, que es de lo que se trata.

¿En qué otros proyectos investiga o le gustaría investigar?

Ahora también estamos iniciando un proyecto para sintetizar glóbulos rojos artificiales para usar en transfusiones sanguíneas. Podrían ser muy útiles para cuando hay grandes desastres y se necesitan muchas transfusiones pero no hay sangre suficiente o no hay tiempo para contrastar los grupos sanguíneos. La idea es que, para estos casos, desarrollemos sangre artificial libre de antígenos que se puede administrar a cualquier persona.

Espinacas que detectan explosivos gracias a la nanotecnología

Científicos del MIT desarrollan una tecnología que además permite que las plantas envíen la información registrada a un dispositivo portátil

Ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, EEUU) han logrado transformar las espinacas en avanzados detectores de explosivos. Lo han hecho incrustando en las hojas de esta planta nanotubos de carbono que detectan nitroaromáticos y envían la información a un dispositivo portátil similar a un smartphone. El sistema es un ejemplo de los novedosos sistemas electrónicos que se están desarrollando en el marco de la “nanobiónica vegetal”.

Imagen: Unsplash. Fuente: Pixabay.

Imagen: Unsplash. Fuente: Pixabay.

Un equipo de ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, EEUU) dirigido por el científico Michael Strano ha logrado transformar una planta tan corriente como la espinaca en un avanzado detector de explosivos.

Lo han hecho incrustando en las hojas de esta planta nanotubos de carbono, que son estructuras tubulares (cilíndricas), cuyo diámetro es del tamaño del nanómetro y que cada vez se usan más en electrónica.

La información que detectan las espinacas gracias a este invento es enviada además por la propia planta hacia un dispositivo portátil similar a un smartphone. El sistema es un ejemplo de los novedosos sistemas electrónicos que se están desarrollando en el marco de la “nanobiónica vegetal”, que consiste en incorporar nanopartículas a las plantas para que estas alcancen funciones que antes no tenían.

Cómo funciona

En este caso, las espinacas fueron diseñadas para detectar compuestos químicos conocidos comonitroaromáticos, a menudo utilizados en minas terrestres y otros explosivos.

Cuando uno de estos productos químicos está presente en el agua subterránea muestreada por la planta, los nanotubos de carbono incrustados en sus hojas emiten una señal fluorescente que se puede leer con una cámara infrarroja. Además, la cámara se puede conectar a una computadora pequeña similar a un teléfono inteligente, que envía un correo electrónico al usuario.

Para todo ello, los investigadores incorporaron sensores para compuestos nitroaromáticos en las hojas de las plantas. Lo hicieron usando una técnica que consiste en aplicar una solución de nanopartículas a la parte inferior de la hoja.  Más concretamente, los científicos colocaron los sensores en una capa foliar conocida como mesófilo, que es donde tiene lugar la mayor parte de la fotosíntesis.

También incorporan nanotubos de carbono que emiten una señal fluorescente constante para determinar si el sensor de explosivos ha detectado algo. Así, si en el agua hay alguna molécula explosiva, en 10 minutos la planta la recoja entre sus hojas, y así dicha molécula entra en contacto con los detectores

A continuación, los nanotubos de las hojas emiten una señal de luz cercana al infrarrojo que es detectada con una pequeña cámara infrarroja conectada a un pequeño ordenador, Raspberry Pi. La señal podría también ser detectada con un teléfono inteligente quitando el filtro infrarrojo que la mayoría de los teléfonos de la cámara tienen, explican los autores del avance.

Nanotecnóloga mexicana busca procedimiento único que disminuye el colesterol maligno

Karina Mireles Núñez trabaja en el desarrollo de nuevos materiales para dispositivos en el área biomédica, en el Polytechnique Montréal, en Canadá. Sus conocimientos en química, espectroscopía y nanotecnología le han permitido abordar diversos proyectos, pero dos de ellos destacan especialmente: el desarrollo de un sistema para disminuir sustancialmente el colesterol de la sangre mediante un procedimiento único en el mundo, y el de un antibacterial para uso en hospitales en atención al alto número de infecciones por microorganismos en estas instituciones.

“Mi especialidad es estudiar la química de los materiales empleando equipo muy sofisticado, altamente sensitivo. La finalidad es conocer todos los enlaces químicos, por ejemplo, para anclar nuevos fármacos, para la liberación de sus componentes a partir de nanopartículas, en cáncer o áreas específicas de cuerpo humano”, refiere la científica mexicana.

Sobre uno de los varios proyectos en los que participa, la doctorante Mireles Núñez explica que en muy alto número, las enfermedades nosocomiales se deben a las bacterias que viven en el ambiente de los hospitales, debido, principalmente a que no se tiene conciencia de cómo se deben llevar a cabo los procesos de limpieza en los hospitales. “No hay un control regulatorio en el que se prevenga sobre el mal uso de los desinfectantes, tanto en bajas concentraciones como en altas”, puntualiza.

En respaldo a lo anterior, Karina Mireles ha realizado un estudio empleando varias técnicas, entre ellas algunas químicas, que contienen gráficas que ilustran a los directivos de los hospitales sobre la gravedad del asunto. En éste se muestra cómo afectan los desinfectantes a distintas superficies de hospitales, por ejemplo, en áreas donde hay acero inoxidable o galvanizado, aluminio o vinil, y las diversas formas cómo actúan las bacterias de ellas; ejemplo de ello es el linóleum, material que es muy poroso y permite la abundancia de microorganismos.

En atención al problema nosocomial, la científica mexicana propone liberar óxido nítrico para matar bacterias, de manera que no se formen colonias de bacterias en la superficie de los implantes, por ejemplo, dentales, prótesis de cadera, catéter y/o cualquier otro aditamento que tenga contacto con el ser humano.

Trabajos en más áreas médicas

La aterosclerosis es una enfermedad que cobra muchas vidas en el mundo y se caracteriza por la formación de una placa de grasa (ateroma) dentro de las arterias, la cual se endurece y limita el flujo de sangre a todo el cuerpo. Lo subsecuente a ello son problemas graves, como ataque cardíaco, accidentes cerebrovasculares (derrames o ataques cerebrales) e incluso la muerte.

El colesterol es uno de los compuestos que conforman la placa mencionada y para disminuir su cantidad en el cuerpo, Karina Mireles ha diseñado un sistema que lo desvanece al inducir un producto a la sangre, como si fuera una hemodiálisis.

“Se trata de un proyecto muy interesante porque la aterosclerosis es una causa de muerte muy importante. Varios empresarios quieren conocer el modelo que hemos creado para eliminar colesterol de la sangre, y posiblemente se concrete en un buen negocio”, hace hincapié la científica mexicana egresada de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

“Mi ideal es hacer nueva tecnología o sus aplicaciones para crear algo que sea de utilidad para las personas. Soy insistente, tenaz, obstinada, no me rindo hasta obtener lo que me propongo. Al concluir la maestría en san Luis Potosí busqué continuar realizando investigación en el área biomédica y lo encontré en Canadá.

“Estoy por terminar el doctorado en Polytechnique Montréal y seguiré investigando aquí, pero espero poder colaborar con especialistas mexicanos”, concluye la exitosa mexicana. (Agencia ID)

Etiquetas: nanotecnología, biomédica, colesterol, antibacterial

CAT-MICROSENSOR RESPIRACIÓN

Desarrollan un microsensor que detecta problemas respiratorios

19/09/2016 10:42

Cerdanyola del Vallès (Barcelona), 19 sep (EFE).- Investigadores de centros catalanes han desarrollado un sensor termoeléctrico basado en nanotecnología de silicio capaz de detectar problemas respiratorios como la apnea del sueño o neumonías, informa la UAB.

La Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) explica que ha desarrollado el sensor conjuntamente con el Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB CNM – CSIC) y la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC).

Según la UAB, el sensor, que se autoabastece de energía, es “extremadamente sensible” para la detección y medida de variaciones muy pequeñas en el flujo de gases, cosa que permite la monitorización en tiempo real de variables físicas de interés en ámbitos muy diversos como el de la salud.

El dispositivo mide 5 mm2 y será reducido hasta los 2 mm2, cosa que, según los investigadores, permitirá integrarlo en equipos de protección individual, como en la ropa de profesionales que trabajan en actividades peligrosas o en situaciones de riesgo, como bomberos o mineros.

De este modo, explican sus creadores, se podrá detectar “instantáneamente” una parada respiratoria de estos profesionales y enviar una señal de alarma a una central para que se pueda actuar “inmediatamente”.

Asimismo, el microsensor también tiene aplicación en la mejora de la eficiencia energética y de la seguridad de plantas industriales o de edificios inteligentes, para detectar fugas de gases peligrosos y otras anomalías.

Ahora se está probando un prototipo del producto con los equipos que utilizan los hospitales para detectar estas alteraciones para ver sus ventajas y beneficios debido a que, actualmente, para un buen diagnóstico de apnea el paciente debe pasar una noche entera en el hospital.

Los investigadores han creado la empresa FutureSiSens para comercializar el dispositivo a partir del 2017, una vez validados los prototipos fabricados, y este microsensor es uno de los ganadores de la 5ª edición del Fondo de Emprendedores de la Fundación Repsol. EFE

Revestimiento nanotecnológico para mejorar la calidad del huevo

BRASIL – Científicos brasileños invierten en la nanotecnología para crear un revestimiento protector que mejore la calidad de los huevos.

Según información de Embrapa, el objetivo del estudio sería lograr revestimientos protectores a partir de nanotecnología para huevos comerciales, de modo que mejore su vida útil, dado que el huevo es un alimento rico en nutrientes pero perecedero.

Al ser perecederos, es necesario protegerlos por medio de enfriamiento para evitar la pérdida de agua, lo que reduce el intercambio de gases. “Estos intercambios producen a menudo cambios fisicoquímicos, comprometen la calidad del alimento y abre la posibilidad de que se contamine. Por lo tanto, buscamos alternativas para mejorar el producto”, explica la investigadora Helenice Mazzuco, de Embrapa Cerdos y Aves, que dirige el proyecto Nanovo (Desarrollo de Revestimiento Nanoestructurado en huevos comerciales).

El objetivo es desarrollar revestimientos protectores para los huevos comerciales a partir de la nanotecnología. La investigación se orienta a un revestimiento que hace que que el huevo se vuelva resiste a la rotura y a la quiebra, lo que permite que la vida útil del huevo se alargue y mantenga durante más tiempo las características y propiedades nutricionales internas.

La calidad del huevo

El análisis del huevo se basa en patrones que miden su calidad interna: la clara debe ser espesa y, por eso, no debe extenderse demasiado cuando el huevo se rompe, y la yema debe ser firme y bien redondeada. En cuanto a la composición de la cáscara, se puede alterar a través de la alimentación de las aves: cuanto mejor nutridas, más calcio consiguen depositar sobre la cáscara.

Este aumento puede traer beneficios a la industria, ya que se producen muchas pérdidas durante el transporte del producto, especialmente cuando se piensa en los mercados extranjeros se encuentran. Para los consumidores, la ganancia es de la calidad del producto, como una concha que reduce el intercambio de gases desde el interior hacia el exterior permitir una mejor conservación de las cualidades nutricionales.

Primeros descubrimientos

A través de las pruebas, pudieron hacerse algunas observaciones sobre el revestimiento de los huevos. La resistencia al pelado de los huevos se incrementó en aproximadamente un 10% cuando se utilizan las formulaciones nanotecnológicas desarrolladas por Embrapa, además de mejorar su conservación.

Sin embargo, no se registró diferencia entre los huevos que reciben una sola aplicación del revestimiento en relación con la recepción de más de uno. Por otra parte, en los huevos que las aves pusieron durante el período de producción máxima entre las semanas 30 y 40, cuando son naturalmente más gruesos, no hubo un aumento en la calidad de la cáscara.

Durante cuatro semanas, los huevos fueron analizados con y sin revestimiento para evaluar su calidad interna. Los huevos con revestimiento mantuvieron la clara más íntegra y la yema más esférica en comparación con aquellos sin recubrimiento, y prácticamente no mostraron degradación.

En el estudio de Embrapa, iniciado en marzo de 2015, se están desarrollando y probando varios revestimientos para la evaluar las propiedades de los productos nanotecnológicos. En esta etapa inicial, se han probado cuatro materiales y es posible estar cerca de la formulación óptima.

“Hemos encontrado una solución que mostró aspectos positivos de la resistencia a la rotura, además de ser eficaz para la reducción de la pérdida de masa o agua, que son indicadores de la calidad del huevo. Tenemos que explorar y analizar la calidad del huevo más ampliamente”, señaló Francisco Noé da Fonseca, farmacéutico responsable de las pruebas de laboratorio de los experimientos.

Desarrollan un producto con nanopartículas de plata para evitar amputaciones por pie diabético

POR EUROPA PRESS

 Desarrollan un producto con nanopartículas de plata para evitar amputaciones por pie diabético

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha buscado una solución hecha de nanopartículas de plata, la cual, en pruebas clínicas, ha curado las úlceras de personas con pie diabético, evitando la amputación en más del 90 por ciento de los pacientes tratados.

“La úlcera es una herida abierta, susceptible a infecciones por bacterias y hongos, que genera inflamación y evita que la lesión cicatrice. Al aplicar nanopartículas de plata se crea un efecto antibacteriano que contribuye a generar tejido sano”, ha señalado la investigadora del Centro de Nanociencias y Nanotecnología ubicado en Baja California (EE.UU.), Karla Oyuky Juárez Moreno.

RESULTADOS EN TRES MESES

Este tratamiento logra, en tres meses, cicatrizar las úlceras del pie diabético pero primero un médico debe hacer las curaciones, eliminar el tejido muerto y colocar la solución en aerosol. Para conseguir efectividad tienen que realizarse aplicaciones diarias supervisadas.

La solución se ha aplicado en pacientes que tenían tratamiento con antibióticos por más de seis meses y que no veían mejoras e incluso algunos fueron diagnosticados de amputación. “Con nuestro desarrollo tecnológico reportamos una pronta cicatrización, el tiempo depende del grado de la úlcera”, ha comentado.

“Quienes presentan los niveles uno, dos y tres se alivian en menos de seis meses, pero aquellos con nivel cuatro, donde la extremidad está muy dañada, hemos tenido un 10 por ciento de éxito”, ha detallado la doctora.

MUCHOS YA SE HAN CURADO

El grupo de científicos ha implementado la innovación en clínicas privadas y del sector salud, entre ellos los hospitales ISSSTECALI y el General de Rosarito, ambos ubicados en Baja California, en este último se trataron más de cien casos y el 94 por ciento salvaron sus extremidades.

A nivel nacional ya son 60 pacientes que han salvado sus extremidades a partir del uso de este producto, que cuenta con certificados internacionales de comités de toxicidad que avalan la seguridad de las nanopartículas de plata para su uso como cosmético en humanos.

Nanociencia: Nuevo milagro para luchar contra el cáncer

  • Afirman científicos que participaron en Simposio Internacional organizado por la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad de San Marcos.
Pacientes con cáncer atendidos por médicos o doctores

Denis Merino
Diario UNO

El cáncer y otras enfermedades consideradas graves podrían tratarse y hasta curarse en un futuro cercano con aplicación de minúsculas nanopartículas, que el ojo humano no puede distinguir salvo a través de aparatos electrónicos especiales que ya se encuentran en nuestro país.

Según explica el doctor en Física Justo Rojas, en países desarrollados se experimenta esta nueva técnica que posiblemente en pocos años llegue al Perú. “Se haría una pequeñísima incisión en una parte del cuerpo para introducir nano partículas, por ejemplo, de oro y dirigiéndolo hacia el lugar del mal, se calienta la nanopartícula con láser o rayos X liberando energía que destruyen el tumor. No habría necesidad de invadir todo el organismo como ocurre con la aplicación de quimioterapias”.

El científico afirma que si bien esta técnica está en fase de investigación ya se está experimentado con ratones con buenos resultados.

EVENTOS EN SAN MARCOS
Rojas formó parte del Comité organizador de la Semana de la Nanociencia y la Nanotecnología en el Perú, que como parte de las conmemoraciones por los 465 años de la Universidad Mayor de San Marcos y con el auspicio del grupo peruano de la Red Internacional de Divulgación y Formación en Nanotecnología (Nanodyf), de la Sociedad Peruana de Física, Cienciactiva del Fondecyt, Centro de Investigaciones Tecnológicas Biomédicas y Medioambientales, se desarrolló la semana pasada en el Centro Cultural de de la Decana de América.

En ambos eventos participaron expertos de España, Estados Unidos, México, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Brasil, Argentina, Chile y Bolivia quienes presentaron interesantes ponencias.

Formado en la principal Universidad de Ucrania, en biología, doctorado y master y donde trabajó más de 8 años, el científico afirmó que la Nanotecnología es la revolución del futuro. Explicó que un metro tiene mil millones de Nanometros, que es la medida que se usa en esta escala, es como si un milímetro lo dividiéramos en un millón de partes lo que puede observarse con microscopios electrónicos de alta resolución que cuestan millones de dólares “y que ya poseen por ejemplo tanto San Marcos como las Universidades Católica y de Ingeniería”.

EN INVESTIGACIÓN
También se refirió al grafero como partículas Nano extraídas del carbón y que resultan más resistentes que el acero y con la que se fabrican actualmente desde raquetas de tenis súper duraderas hasta pantallas táctiles flexibles. “En nuestro medio está en etapa de investigación”.

Anotó que actualmente hay productos que usan la Nanotecnología pero hasta el momento vienen de fuera “las refrigeradoras modernas cuentan con el sistema Nanosilver que al poseer nano partículas de plata tienen propiedades antibacterianas, esa parte viene de otros países y acá se ensamblan”.

CONTRA LA CONTAMINACION
Otro de los importantes aportes de la Nanotecnología, apuntó, es la fabricación de materiales efectivos para descontaminar el agua, si se tiene en cuenta que la acelerada contaminación preocupa a científicos y en general a los humanos. “Se ha comprobado que al sumergir nanoparticulas de plata en una botella de agua contaminada se matan las bacterias”.

FABRICAR PRODUCTOS
Manifestó que para fabricar productos como por ejemplo celulares, cientos de físicos, químicos, matemáticos, informáticos, trabajaron durante muchos años desde la década de los años 60 y lo siguen haciendo para seguir creando diversos productos para todas las áreas del quehacer humano, que van desde vestidos inteligentes, medias que impiden los malos olores, guantes hospitalarios que no permiten el paso de virus y bacterias hasta ropa que no se moja. “Esto último lo mostró el Dr. Noboru Takeuchi de México en una de las conferencias ante los profesores del colegio mayor”.

APOYO ESTATAL
Para poder profundizar los estudios y las investigaciones sobre Nanociencia y Nanotecnología dice el físico se necesita una mayor política de Estado “aunque en los últimos años el Concejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Concytec) apoya, pero hace falta que también el Ministerio de Educación se involucre y como en México, España y otros países la niñez aprenda en las escuelas de lo que se trata y su importancia”.

Sostiene asimismo que empresas privadas podrían interesarse en investigaciones sobre estas disciplinas lo que podría servirles para crear y mejorar sus productos y así estar a tono con la revolución científica que se avecina.

Finalmente precisa que “El Perú cuenta con una gran diversidad de fuentes de recursos naturales como el cobre, plata, oro, zinc así como de una flora y fauna únicas en el mundo. Por otro lado se tiene un desarrollo incipiente en el sector industrial, de construcción, en la agricultura, pesquería y los recursos hídricos en los cuales se podrían preveer como posibles potenciales aplicaciones de la Nanociencia y la Nanotecnología en beneficio de nuestra sociedad”.

Las propiedades físicas, químicas y biológicas de los materiales a escala nanométrica permiten una detección precoz para prevenir el desarrollo de enfermedades y mejorar los tratamientos, diagnósticos y seguimientos usados en la actualidad de muchas patologías incluyendo el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la esclerosis múltiple, el Alhzeimer, el Parkinson, las enfermedades inflamatorias y/o infecciosas, etc.

Científicos argentinos desarrollan nanotecnología para la salud  Resultado de imagen para inventos argentinos desde 1816 hasta 2016
LOS INVESTIGADORES DESARROLLARON UN “CHIP DE ELECTROFORESIS” QUE PERMITE REALIZAR ANÁLISIS EN EL LUGAR DE TOMA DE MUESTRA SIN NECESIDAD DE CONTAR CON UN LABORATORIO ESPECIALIZADO. EL CHIP FUE PROBADO CON ÉXITO EN LA DETERMINACIÓN DE MELATONINA, UNA HORMONA DEL SUEÑO. TAMBIÉN PODRÍA APLICARSE EN EL DESARROLLO DE SENSORES QUE PERMITAN EVALUAR LA CALIDAD DE ALIMENTOS REGIONALES.
El equipo argentino en plena faena
Equipos tradicionales de laboratorio que se usan para analizar muestras de salud o para garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos podrían ser reemplazados por dispositivos muy pequeños, permitiendo grandes ahorros en insumos y costos.
No muy lejos de ese objetivo se encuentra un equipo de científicos de Argentina y España que trabajan con la tecnología de “lab-on-a-chip”, cuya filosofía es realizar todas las operaciones involucradas en un análisis (procesamiento de muestra, separación, detección y análisis de datos) en un solo dispositivo portátil de pequeño tamaño y bajo costo.
“Las posibilidades son ilimitadas: desde el diagnóstico de enfermedades, al control de calidad de alimentos o el monitoreo ambiental”, indicó a la Agencia CyTA-Leloir una de las responsables principales del proyecto, la doctora María Fernanda Silva, jefa del Grupo de Química Analítica Verde del Instituto de Biología Agrícola de Mendoza (IBAM), dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de Cuyo.
Los investigadores desarrollaron un “chip de electroforesis” que permite realizar análisis en el lugar de toma de muestra sin necesidad de contar con un laboratorio especializado. Consta de una placa de vidrio con microcanales que funcionan como “guías” para transporte de muestras y realiza la detección electroquímica con nanomateriales.
Según explicó Silva, el chip fue probado con éxito en la determinación de melatonina, una hormona del sueño que se encuentra en concentraciones mínimas en la sangre.
Pero este tipo de enfoque también podría aplicarse en el desarrollo de sensores que permitan evaluar la calidad de alimentos regionales, tales como vinos, aceites de oliva, mieles, leche, cerveza y conservas. “Es un tema de investigación prioritaria”, indicó la investigadora principal del Conicet.
A mediano plazo, el grupo de Silva busca transferir esta metodología mediante el desarrollo de dispositivos comerciales que puedan ser utilizados por cualquier persona sin necesidad de entrenamiento previo.
El avance, descripto en la revista científica “Electrophoresis” es fruto de una colaboración internacional con el grupo “MINYNANOTECH” dirigido por el doctor Alberto Escarpa de la Universidad de Alcalá de Henares, España, y se desarrolló en el contexto de la tesis doctoral de Federico Gómez, becario posdoctoral del CONICET en un régimen de co-tutela entre esa universidad española y la Universidad Nacional de San Luis.

La nanotecnología pudiera resolver las parálisis por lesiones de la médula espinal

La nanotecnología pudiera resolver las parálisis por lesiones de la médula espinal

En publicación de la revista Sciences Advances se ha comprobado que una esponja compuesta por nanotubos de carbono permite conectar dos secciones de médula espinal y que este material no produce rechazo con el tejido del cerebro.

Dos grupos de investigadores italianos han dado un nuevo paso para alcanzar la conexión de una médula espinal seccionada por un
accidente.

Se ha creado un nuevo material tridimensional compuesto de nanotubos de carbono en forma de esponja negra, estos nanotubos funcionan como minúsculos hilos eléctricos que pueden conducir la electricidad.

La esponja es biocompatible con el tejido de la corteza cerebral y permite a los nervios crecer sobre su superficie, formando una cicatriz muy pequeña como reacción a la inserción.

El trabajo demuestra que esta esponja de nanotubos de carbono es capaz de conectar dos secciones de médula, lo que abre un nuevo camino en el área de la reparación de la médula espinal dañada.

Estos resultados son fruto de diez años de trabajo, analizando la compatibilidad de los nanotubos de carbono con el tejido nervioso.

Aún son necesarios otros muchos estudios y un periodo largo de tiempo para que tenga posibilidades de uso en la práctica clínica pero estos resultados son avances significativos.

Sunshine Coast optimiza la nanotecnología para crear baterías más duraderas

El rendimiento de las baterías se convierte en el punto de estancamiento del progreso tecnológico en un mundo más móvil.
  • baterias

Los nuevos coches autómatas pueden prácticamente conducir por sí solos pero no durante mucho tiempo. Parece que todo revuela alrededor de la idea de que si las baterías tuvieran más duración, más de la mitad de los problemas al utilizar dispositivos tecnológicos desaparecerían. Un ejemplo de ello, es el alto rendimiento que precisa el juego de moda, Pokemon Go, cuando los usuarios tienen que invertir grandes cantidades de datos y tener la pantalla de sus móviles en constante funcionamiento para poder llegar a las metas del juego. ¿Qué ocurre cuando estos mismos jugadores sólo pueden estar un par de horas conectado a causa del poco rendimiento de la batería?

La solución viene de Sunshine Coast, empresa de nanotecnología que desarrolla Nano Nouvelle, un electrodo tridimensional, nano-estructurado, que dice ayudará a superar las limitaciones de las baterías de hoy en día. La compañía ha anunciado hoy que sus nanomateriales ‘Nanode’ están siendo probados por dos fabricantes de baterías estadounidenses. La CEO de Sunshine Coast, Stephanie Moroz, espera que a raíz de los ensayos se consiga una adopción más masiva por otras compañías.

“Con el Roadster EV, Tesla demostró que era posible tener baterías de bajo volumen y alto rendimiento. Esto podría demostrar a gran escala los beneficios de esta innovadora tecnología, que puede acelerar la adopción por otros fabricantes del mercado.”

El secreto

El Nanode, tecnología core de Nano Nouvelle, utiliza estaño como el material del electrodo, que tiene una densidad mucho mayor de energía que el grafito actual. Sin embargo, hasta ahora el uso comercial de estaño se había limitado debido a su tendencia a hincharse durante la carga y posteriormente perder energía. Este problema soluciona por la estructura que Nanode proporciona, creando un compuesto de finas películas de material activo sobre una red de fibras porosas en 3D y de la red porosa de fibras, en lugar de tenerlo apilado sobre una lámina plana de cobre. Esto permite que la estructura de electrodos frene la expansión del volumen del estaño mientras conserva la estabilidad dimensional del electrodo. El resultado es que las baterías pueden almacenar la misma cantidad de energía en un volumen más pequeño, en comparación con las baterías de iones de litio convencionales.

Moroz cree que la nanotecnología podría incorporarse fácilmente en el proceso de fabricación de la batería existente. “Estamos intentando que sea plug and play para los fabricantes de baterías. Nuestro objetivo es que los fabricantes prueben nuestro electrodo, que vean que  coincide con sus otros componentes e integrarlo en sus procesos de montaje”.

La CEO añadió que lo hoy en día, el objeto de innovación en los últimos años se centra en la creación de baterías más duraderas. “Mientras que hace un par de años, la innovación perseguía modernizar la electrónica portátil, ahora la atención reside en crear baterías potentes y almacenamiento de energía para los vehículos eléctricos”.

“Las personas quieren conducir vehículos eléctricos e instalar baterías de almacenamiento de energía en sus hogares, pero este retraso en la innovación de baterías puede ralentizar el proceso hasta 10 años. La buena noticia, es que nosotros hemos dejado de trabajar en las baterías comunes para centrarnos en mejorar el rendimiento de iones de litio, lo que supondrá un valor realmente significativo de nuestros productos.

Científicos aplican nanotecnología para conservar frutas y verduras

Investigadores ya estudian la posibilidad de encapsular además proteínas o microorganismos que aportarían probióticos. EL INFORMADOR / ARCHIVO

  • El producto también pude ser empleado en carne y otros productos alimenticios

Se trata de un recubrimiento comestible que disminuye el proceso de descomposición

CIUDAD DE MÉXICO (15/JUL/2016).-Investigadores de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, crearon un recubrimiento comestible constituido pornanocápsulas que se aplica a frutas y verduras recién cortadas para lograr su conservación hasta por tres semanas.

Esa innovación ayuda a disminuir el proceso de oxidación y controlar la deshidratación una vez que las frutas y verduras son lavadas, cortadas, peladas, rebanadas o empacadas y además las deja listas para ingerirse sin necesidad de volverlas a lavar o desinfectar.

La investigación “Recubrimientos combustibles cargados con ingredientes funcionales y su uso para incrementar la vida útil de los alimentos” está encabezada por María de la Luz Zambrano Zaragoza.

En un comunicado difundido por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la especialista en nanotecnología explicó que al cortar esos productos sus tejidos quedan expuestos al oxígeno, que además de deshidratarlos provoca cambios en su coloración.

Al aplicar una capa del recubrimiento por inmersión son protegidos y su duración en refrigeración es mayor y retardan el proceso de descomposición hasta por tres semanas según el producto.

Las frutas y las verduras figuran entre los principales productos nacionales de exportación, “pero si las enriquecemos con aceites esenciales de yerbabuena, lima, limón o romero para inhibir el crecimiento microbiano o creamos artículos que aporten sabores agradables, diferentes e innovadores, tendrán un plus”, resaltó.

Esos aceites se consideran funcionales porque tienen el beneficio de producir o incrementar el número de antioxidantes consumidos, lo que contribuye a mejorar la salud y reducir el riesgo de contraer enfermedades.

Por ejemplo, algunos pueden desempeñarse como sustancias antiinflamatorias o protectoras de los radicales libres o ser benéficos para el funcionamiento del corazón, memoria y músculos.

Para obtener el recubrimiento, los investigadores de la FES Cuautitlán elaboraron una suspensión de nanocápsulas a la que adicionaron un plastificante y un polisacárido para formar una membrana que al aplicarla forma una película homogénea y flexible que alarga la vida de los alimentos.

Los universitarios también estudian el envasado de frutas cortadas en líquidos funcionales como la inulina, extracto natural de algunas plantas que ayuda a ejercitar el páncreas.

Además consideran la posibilidad de encapsular proteínas o microorganismos como lactobacilos, que podrían usarse en la superficie del producto con lo que además de contribuir a su conservación se aportarían probióticos.

Ese recubrimiento, que también puede aplicarse en carnes y otros productos comestibles, obtuvo recientemente el primer lugar del Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación (Profopi), de la Coordinación de Innovación y Desarrollo de la UNAM.

En la investigación participan David Quintanar, María de los Ángeles Cornejo, Alfredo Álvarez Cárdenas, Ricardo González, Elsa Gutiérrez, así como estudiantes de doctorado, maestría y licenciatura

Recuperarán el lago Titicaca con nanotecnología

Para 2013, 60% del humedal ya estaba cubierto por aves migratorias / Foto captura youtube

Para 2013, 60% del humedal ya estaba cubierto por aves migratorias / Foto captura youtube

Científico peruano resucitó en 15 días un ecosistema de aguas superficiales de unas 50 hectáreas, que ha vuelto a la vida con flora y fauna y que ahora es un centro turístico

El científico peruano Marino Morikawa “resucitó” en 15 días, con ayuda de la nanotecnología, un humedal que todos daban por perdido, y ahora combina sus conocimientos y amor por la naturaleza para intentar descontaminar el lago Titicaca y la laguna de Huacachina, un oasis en medio del desierto.

El humedal El Cascajo, un ecosistema de aguas superficiales de unas 50 hectáreas, en el distrito de Chancay, en el norte de la región Lima, inició su recuperación en 2010 con dos inventos que Morikawa desarrolló por su cuenta y con su dinero.

La idea de recuperar al humedal surgió con una llamada de su padre, quien le contó que El Cascajo, dónde iban a pescar cuando era pequeño, estaba “en muy mal estado”, según contó Morikawa.

El científico, quien estudio la carrera de Medioambiente en la universidad japonesa de Tsukuba, visitó el humedal y lo que encontró fue un depósito de aguas servidas, desechos de granjas de cerdos y rodeado por un basurero ilegal del que las aves migratorias se alimentaban.

El humedal desprendía un olor putrefacto y estaba cubierto por unas plantas acuáticas conocidas como lechugas de agua que debían ser retiradas.

Tras comprobar esta situación, Morikawa se enfrascó en solitario en la búsqueda y el desarrollo de un método que le permitiera descontaminar el humedal sin utilizar químicos.

El primer invento fue un sistema de micronanoburbujeo, que consiste en burbujas 10.000 veces más pequeñas que las de las bebidas gaseosas y que permanecen entre 4 y 8 horas en el agua, tiempo durante el cual atrapan e inmoviliza los virus y bacterias tras lo cual las destruyen y se evaporan, según dijo Morikawa.

El científico también diseñó filtros biológicos con arcilla para que los contaminantes inorgánicos, como metales pesados y minerales, se adhieran a la superficie y sean destruidos por las bacterias.

En 15 días comenzó a ver resultados. Para 2013, 60 % del humedal ya estaba cubierto por aves migratorias, en especial por las gaviotas de Franklin, que volvían a elegir a El Cascajo como una zona de descanso en su ruta desde Canadá hacia la Patagonia.

La transformación del humedal permitió que llegaran 80.000 aves, entre residentes y migratorias, y que alrededor de 1.000 turistas lo empezaran a visitar, mientras que los vecinos y la municipalidad local se convirtieron en sus celosos vigilantes.

Desde entonces, Morikawa, que ha recuperado 30 hábitats naturales en el mundo, se propuso cambiar, junto a su empresa NANO+7, el rostro a dos ecosistemas emblemáticos de Perú.

Uno de sus proyectos con miras a 2018 es la recuperación del lago Titicaca, el más grande de Suramérica, y que comparten Perú y Bolivia, a 4.000 metros de altitud, que está afectado por la contaminación de aguas residuales.

Otro proyecto que planea trabajar es la Huacachina, un oasis en medio del desierto, en la ciudad peruana de Ica, que desde los años 80 dejó de filtrar agua naturalmente y ahora es mantenida de manera artificial.

La nanotecnología reunirá a investigadores y empresas argentinas

La nanotecnología será el eje de un taller organizado por el Ministerio de Ciencia, que destacará el trabajo de empresas e investigadores que agregan valor a bienes y servicios tecnológicos. Calzado antihongos, ropa antiolor y aceites de bajo impacto ambiental son algunos proyectos que ya se concretaron.

La nanotecnología reunirá a investigadores y empresas argentinas.

“Lo esencial es invisible a los ojos”, decía el entrañable zorro del Principito de Saint-Exupéry. Y es que no todo sucede a simple vista. En escala nanométrica, es decir, a la mil millonésima parte de un metro, los materiales se transforman y muestran comportamientos y propiedades a menudo desconocidas.

Con la participación de la FAN, la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica organizó el workshop “Sistemas Nacionales: articulando ciencia e industria. Sector nanotecnología”, que se realizará este jueves 30 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La nanotecnología permite manipular la materia en esa ínfima dimensión y los resultados de esta disciplina ya impactaron el desarrollo de energías más limpias y sustentables, el cuidado ambiental, la medicina, las comunicaciones y la biotecnología, entre tantas otras áreas.

La Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, es la encargada de sentar las bases para la promoción del desarrollo de la infraestructura humana y técnica en este campo en el país. En este marco, con la participación de la FAN, la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica del ministerio organizó el workshop “Sistemas Nacionales: articulando ciencia e industria. Sector nanotecnología”, que se realizará este jueves 30 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El taller contará con la participación de investigadores y empresas que trabajan en consorcios público-privados para producir bienes y servicios con valor agregado en este campo, desde las aplicaciones del nanomagnetismo hasta la microscopía para nanoescala. Además, podrán conocerse algunos emprendimientos nanotecnológicos que ya cuentan con productos disponibles en el mercado.

En esa línea, las empresas Nanotek y Nanocellu-ar, que mañana participarán del workshop, representan a algunos de los proyectos que recibieron el impulso del Ministerio de Ciencia a través de distintos instrumentos de financiación, como el Programa de Inversión en Emprendimientos Nano de la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN); del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC) a través del instrumento de Empresas de Base Tecnológica (EMPRETECNO-PAEBT); y del Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR), ambos de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

Una diminuta partícula de plata

Desde 2006, una empresa argentina desarrolla una tecnología de vanguardia para producir nanopartículas de plata. Gracias a su tamaño, esos materiales interactúan en los mismos órdenes de magnitud que los hongos, bacterias y virus, lo cual potencia su eficiencia antimicrobiana.

Se trata de Nanotek, una empresa de base tecnológica (EBT) que hoy desarrolla nuevas aplicaciones nanotecnológicas vinculadas con campos muy diversos: energía, salud humana y animal, cosmética, tratamiento de aguas con arsénico, suelos contaminados con uranio y mercurio, entre otros.

“Desde la génesis de Nanotek, la vinculación empresa-academia ha sido muy importante”, afirma Horacio Tobías, CEO de la empresa, quien recuerda: “En un principio éramos solo 60 argentinos hablando de nanotecnología y eso nos hacía unirnos para fijar horizontes en común”. Con el tiempo, agrega Tobías, “la relación se fue tornando en la ecuación: la academia investiga, Nanotek busca la manera de aplicar y generar la tecnología de lo que desarrollamos en conjunto”.

En la misma línea, Nanotek desarrolla una nanopartícula con características hipoalergénicas que permite un uso seguro sobre diferentes matrices, como polímeros y fibras textiles, inclusive en contacto con la piel o heridas. De allí se derivan diversas aplicaciones industriales como pinturas y textiles antimicrobiales, calzados antimicrobiales y antifúngicos, textiles antiolor para uso deportivo, construcción de caminos de tierra de bajo costo, alta resistencia y bajo mantenimiento, o alcohol en gel con iones de plata que garantiza asepsia prolongada, entre muchas otras.

“La capitalización del sistema científico en aparatología costosa y la formación de recursos humanos, sumados a un cambio en la visión por parte del sistema científico en relación a la articulación con las empresas, han fortalecido el vínculo con el sector público”, comenta Tobías.

Aceites y grasas de bajo impacto ambiental

En el nacimiento de la empresa Nanocellu-ar, la articulación público-privada también fue clave: “La iniciativa surgió de la respuesta del Instituto de Tecnología en Polímeros y Nanotecnología (ITPN – UBA – CONICET) frente a la inquietud de West Lubricantes, una pyme nacional que buscaba reemplazar los aditivos utilizados en la formulación de aceites y grasas lubricantes por otros, más amigables con el medio ambiente”, dice Teresa Gonella, CEO de West Lubricantes. Además, remarca la “actitud y predisposición de ambas partes de trabajar y llevar adelante el proyecto”, que derivó en la formación de este consorcio público-privado orientado al escalado de producción de nanocelulosa bacteriana.

Las aplicaciones de la nanocelulosa bacteriana son muy amplias. Inicialmente se utiliza como aditivo para la formulación de aceites y grasas “verdes”, amigables con el ambiente. A su vez, puede utilizarse en la fabricación de papeles de alta resistencia, membranas acústicas, películas comestibles para packaging, espesantes y dispersantes para alimentos, fluidos de fractura para recuperación de hidrocarburos, nanofiltros, apósitos para quemaduras y heridas de difícil curación, venas artificiales, material de andamiaje para crecimiento celular, etc. De esta manera, gracias al uso de la nanotecnología, se puede obtener un producto que es insumo en diversas industrias: petroquímica, alimenticia, cosmética, medicinal y electrónica, entre otras.

Gonella destaca la importancia de la articulación para la concreción de su proyecto: “Para llevar adelante una EBT como Nanocellu-ar es fundamental la participación del sector público y el privado. El primero aporta la tecnología, la capacidad y posibilidad de investigar e innovar; mientras que el segundo contribuye con la aptitud de detectar necesidades y demandas del mercado, y el conocimiento para aplicar ese avance tecnológico en la producción de bienes y servicios con mayor valor agregado”, sostiene.

Se reunirán expertos en nanotecnología

Por Dioreleytte Valis

Tuxtepec, Oaxaca. 27 de junio de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Con el propósito de formar redes de colaboración que favorezcan el uso de los recursos destinados para la investigación científica, la Universidad del Papaloapan (Unpa), en coordinación con el Programa para el Desarrollo Profesional Docente (Prodep) y la red de Aprovechamiento sostenible de recursos naturales y generación de productos de alto valor agregado, realizará la cuarta Reunión de Materiales, Nanotecnología y Ciencias Aplicadas en donde participarán investigadores de distintas instituciones académicas, además de celebrar de forma paralela el tercer concurso de carteles científicos.

nanotecnol cartel 16 3

El evento de divulgación científica se llevará a cabo los días 30 de junio y 1 de julio del año en curso, teniendo como sede el auditorio principal de la Unpa campus Tuxtepec. La institución albergará a expositores procedentes de  distintos cuerpos académicos de la República Mexicana, que presentarán resultados de sus investigaciones recientes; dentro de las actividades consideradas se encuentra el tercer concurso de carteles científicos en donde los participantes presentarán la metodología de su investigación mediante un cartel y defenderán el tema ante el jurado calificador.

UNPA 1606“El objetivo es buscar puntos de convergencia entre distintos grupos de investigadores, además de dar a conocer el equipo con que cuenta la institución, el cual puede ser utilizado o formar redes de colaboración. La reunión es abierta al público en general para que se entere de lo que se está haciendo no solo en la región, sino en todo el país”, explica el doctor Erick Juárez Arellano, profesor investigador de la Unpa.

El doctor Juárez Arellano forma parte de la red de Aprovechamiento sostenible de recursos naturales y generación de productos de alto valor agregado, que organiza la cuarta Reunión de Materiales, Nanotecnología y Ciencias Aplicadas, y detalla que durante el evento se abordarán temas referentes a los nanomateriales como los utilizados para la catálisis y la industria farmacéutica. Entre las temáticas más interesantes de los ponentes, se encuentra el encapsulamiento de fármacos dentro de nanopartículas que eviten la degradación de los componentes activos durante el tránsito en el organismo, para que estos lleguen íntegros a su función.

En total participarán catorce cuerpos académicos de instituciones, entre ellos el Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), la Universidad Veracruzana, el Instituto de Física de la Universidad Tecnológica de la Mixteca (UTM), el Instituto Tecnológico de Oaxaca, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Colegio de Postgraduados y la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Nano 1606 3 4Como parte de las actividades del encuentro científico, alumnos presentarán carteles que se someterán a un concurso en donde los ponentes fungirán como jueces. Los carteles deben ser una síntesis gráfica y concluyente de la investigación que hayan desarrollado con anterioridad, en donde los puntos a calificar será la presentación y defensa del mismo. La premiación se efectuará el día 1 de julio, durante la clausura de la Reunión de Materiales, Nanotecnología y Ciencias Aplicadas.

Para finalizar, el doctor Juárez Arellano puntualiza que el encuentro científico favorecerá la vinculación entre instituciones, pues los alumnos tendrán la oportunidad de conocer a los representantes de cada una de ellas, y de esta forma podrán colaborar en investigaciones conjuntas entre la Unpa y otras academias.

La nanotecnología podría hacer que nuestra comida sea más saludable y con más gusto -¿pero la aceptamos?

Cada bocado de comida que nos llevamos a la boca está rebosante de reacciones químicas. Agregar ingredientes y cocinarlos nos ayuda a controlar estas reacciones y hace que la comida tenga un mejor gusto y dure más. Pero, ¿Qué tal si tomamos la comida a un nivel molecular, enviando partículas especialmente diseñadas para controlar las reacciones de manera más estricta? Bueno, esto es exactamente lo que los científicos están tratando de hacer y ya tenemos resultados impresionantes.

Desde comida que tiene un gusto salado sin los riesgos de agregar sal, hasta panes que contienen aceite de pescado saludable pero sin ningún olor a pescado.

Pero si bien esta nanotecnología podría mejorar significantemente nuestra comida, también hace surgir muchas preguntas acerca de qué tan seguro es. Solo tenemos que ver la fuerte reacción    contra alimentos modificados genéticamente para ver cuán importante es este problema. ¿Cómo podemos asegurar que la nanotecnología en la comida será diferente?¿Nuestra comida estará segura? ¿Las personas aceptaran esta nueva comida?

La nanotecnología es una tecnología emergente que crea y usa materiales y partículas a la escala de un nanómetro, un billón de un metro. Para entender lo pequeño que es esto, si imaginas una nanopartícula teniendo el tamaño de un balón de futbol entonces un animal como una oveja sería del tamaño de nuestro planeta.

nanotecnologia en la comidaNanopartículas de plata

Trabajar con partículas tan pequeñas nos permite crear materiales y productos con propiedades mejoradas, desde bicicletas más livianas y botellas de cerveza más duraderas hasta cremas cosméticas con mejor absorción y pastas de dientes que detienen el crecimiento de bacterias. Ser capaz de cambiar las propiedades de un material significa que la nanotecnología puede ayudar a crear muchos productos alimenticios innovadores que cambian la manera de cómo lo procesamos, preservamos y empacamos.

El estado del arte

La plata ya es usada en productos de cuidado médico como en equipos dentales por sus propiedades antibacterianas. Dimensionar partículas de plata a nanoescala mejora su habilidad para matar las bacterias porque incrementa el área de la superficie de la plata a la que están expuestas las bacterias. Científicos israelíes encontraron también que revestir papel de empaque con partículas de plata nano-dimensionadas combate las bacterias como el E.coli y extiende el tiempo de vida de los productos.

Otro ejemplo del uso de la nanotecnología en la manufactura de alimentos es la nano-encapsulación. Esta tecnología ha sido usada para “enmascarar” el sabor y el olor del aceite de atún que podría ser utilizado para enriquecer el pan con Omega-3. Las partículas del aceite de pescado son empacados dentro de un revestimiento que previene que el aceite de pescado reaccione con el oxígeno y libere su olor. Las nanocapsulas se rompen solo al llegar al estómago, y así puedes recibir los beneficios de comerlo sin experimentar el mal olor.

Mientras tanto, investigadores de la Universidad de Nottingham están viendo partículas de sal a nanoescala que pueden incrementar la salinidad de la comida sin incrementar la cantidad de sal.

nanotecnologia en la comidaCristales de sal

Como con la plata, llevar la sal a nanoescala incrementa el área de su superficie. Esto significa que su sabor se puede extender más eficientemente. Los investigadores afirman que esto puede reducir el contenido de sal de las papas fritas en un 90% y mantener el mismo sabor.

A pesar de todas las oportunidades que ofrece la nanotecnología a la industria alimenticia, la mayoría de los desarrollos están en etapa de investigación y de desarrollo. Este paso lento se debe a la falta de información acerca de la salud y el impacto medioambiental de la tecnología. Por ejemplo, hay duda en si los materiales que se ingieren migran a diferentes partes del cuerpo y se acumulan en ciertos órganos, como el hígado o el riñón. Esto entonces podría afectar el funcionamiento de estos órganos en el mediano y largo plazo.

Riesgos desconocidos

Sin embargo, lo que sabemos de los riesgos asociados con el uso de nanomateriales es incompleto. Estos problemas necesitan entenderse mejor y ser dirigidos al público para aceptar la nanotecnología en los alimentos. Esto además dependerá del entendimiento público de la tecnología y cuanto confían en la industria alimenticia y en los procesos que los regulan.

nanotecnologia en la comida¿La nanotecnología hará que esta hamburguesa tenga mejor sabor?

Investigadores han mostrado, por ejemplo, que los consumidores tienden más a aceptar la nanotecnología cuando es usada en empaques y no en el procesamiento de los alimentos. Pero la nanotecnología en la producción fue vista como más aceptable si incrementaba los beneficios de los alimentos en cuanto a la salud, aunque los consumidores no estaban necesariamente dispuestos a pagar más por esto.

En un estudio reciente, no encontraron actitudes fuertes o resistencia a la nanotecnología en el empacamiento de alimentos en el Reino Unido. Pero aún había preocupación por parte de un pequeño grupo de consumidores acerca de la seguridad de los alimentos. Esto muestra cuán importante será para los productores de alimentos y para las reguladoras de proveerle a los consumidores la mejor información disponible acerca de la nanotecnología, incluyendo muchas incertidumbres acerca de esta tecnología.

Fuente/Relacionado:

La Nanotecnología en Productos Faciales

Ultra Pure Solutions Facial Nano Sprays de M2 Beauté

M2 Beauté da un paso más allá en el cuidado facial, con el lanzamiento de Ultra Pure Solutions Facial Nano Sprays, los sérums personalizados para la rutina diaria de cuidado de la piel.

REDACCIÓN | Madrid – 23-06-2016 | 0
AddThis Sharing Buttons

M2 Beauté presenta los tres sérums en formato bruma con capacidad para actuar en las capas más profundas de la dermis.

Han sido creados a base de agua ultrapura y activos nanotecnológicos, que cubren las necesidades específicas de cada piel y personalizan el cuidado facial. Lossérums Ultra Pure Solutions sirven para tratar distintos problemas:

Vitamina C Facial: vitalidad y uniformidad en el cutis.

Ácido hialurónico y colágeno: una fórmula de vanguardia para minimizar la aparición de arrugas.

Pearl & Gold: hidrata y alisa para lograr una piel más joven e hidratada.

Se trata de tres innovadores productos que combinan los más altos estándares de calidad y eficacia con los años de experiencia y el conocimiento científico en el campo de la nanotecnología.

El agua ultrapura, resulta el vehículo perfecto para transportar los nanoingredientes activos de cada una de las fórmulas.
Se recomienda usar en tres usos al día para hacer un tratamiento completo.

Bienvenidos al mundo nano

Hoy somos capaces de fabricar objetos con un tamaño 100 veces más pequeños que un virus y con nanotecnología la NASA ha sido capaz de detectar UNA molécula de agua en Marte.

nanopartículas

Hace 70 años se construyó en Filadelfia el primer ordenador del mundo. Bautizado con el nombre de ENIAC (acrónimo en inglés de Computador e Integrador Numérico Electrónico), tenía tres metros de largo y consumía 174.000 vatios de potencia: se decía que cada vez que se enchufaba las luces de Filadelfia parpadeaban unos instantes. Hoy nos cabe en la palma de la mano un ordenador que, además de superar la potencia de ENIAC (que hacía 300 multiplicaciones por segundo), es teléfono, agenda… La miniaturización ha llegado a extremos insospechados.

SEGURO QUE TE INTERESA…
Nanopartículas para luchar contra el cáncer

Y todavía vamos a más. La investigación actual será la tecnología del mañana. Lo nano invadirá cada rincón de nuestra vida cotidiana y, cómo no, y nuestras industrias:nanohilos magnéticos en sensores con un tiempo de reacción de millonésimas de segundo, materiales con nanopartículasmagnéticas para las cabezas lectoras de los discos duros, materiales nanoporosos para el fraccionamiento del petróleo, nanomateriales magnéticos de uso médico capaces de guiar al medicamento hacia el lugar de aplicación buscando las rutas moleculares más aptas y nanomateriales con efecto magnetocalórico que limpiarán tumores en zonas donde la cirugía es arriesgada o impracticable.

Con todo, la estrella más rutilante en la actualidad -y que se cree que lo será durante mucho tiempo- son los famosos nanotubos de carbono: seis veces menos densos que el acero, 5 veces más rígidos y 100 veces más resistentes. Sus posibilidades son asombrosas.

Convocada NanoEduca, una jornada de formación sobre nanotecnología para profesores de Secundaria

22/06/2016
foto
El próximo 6 de julio, la sede de Cesire (avenida Drassanes, 10 de Barcelona) acogerá una sesión de formación enmarcada en el programa NanoEduca, y se propone formar a docentes de secundaria, principalmente de las áreas de ciencias, tecnología y matemáticas.

Organizada por la Universitat de Barcelona (Centres Científics i Tecnològics – CCiTUB) y NanodivulgaUB, el Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia (ICN2), la Universitat Autònoma de Barcelona y el Centre de Recursos Pedagògics Específics de Suport a la Innovació i la Recerca Educativa (Cesire), la formación tendrá una primera parte de introducción a la nanotecnología y a los productos nano y cómo estos conceptos se pueden incorporar al currículum docente y se complementará con una descripción de la oferta formativa y divulgativa dentro del programa NanoEduca prevista para el curso 2016/2017.

Los principales objetivos de la jornada son:

  • Introducir al profesorado de Secundaria en los conceptos básicos de la nanotecnología.
  • Mejorar la capacitación profesional y actualizar conocimientos de los docentes de Secundaria y su formación permanente.
  • Confirmar la presencia cada vez más habitual de productos con componentes nanotecnológicos en la vida cotidiana.
  • Concienciar sobre la importancia de las nanotecnologías y del hecho que ya se puedan considerar como tecnologías de interés general.
  • Crear una red de intercambio de conocimiento y colaboración permanente entre el profesional investigador y docentes en activo.
VIVIR

Investigación del Laboratorio Nacional de Nanotecnología

Científicos usan hoja de menta para diseñar nanopartícula

ACTUALIZADO EL 17 DE JUNIO DE 2016 A LAS 12:00 AM

Estudio explora las propiedades antimicrobianas de dichas partículas

Este proyecto se inserta dentro de una nueva corriente: la ‘química verde

La hoja de menta ( Mentha piperita ), esa misma que se utiliza para tratar resfríos y trastornos digestivos, es la materia prima de una nanopartícula con funciones antomicrobianas diseñada por un equipo de científicos costarricenses.

Investigadores del Laboratorio Nacional de Nanotecnología (Lanotec) del Centro Nacional de Alta Tecnología (CeNAT-Conare) trabajaron en la síntesis de una partícula invisible al ojo humano a partir de una planta común en nuestros jardines y bosques.

Realizar una síntesis significa producir en el laboratorio un compuesto basándose en sustancias más sencillas.

Así, el equipo encabezado por la bióloga Gabriela Montes de Oca diseñó partículas de plata utilizando extractos de menta.

Estas miden 50 nanómetros de diámetro. Un nanómetro es la medida resultante de dividir un metro en mil millones de partes. A esa escala, los materiales adquieren propiedades físicas y químicas muy específicas, por lo que tienen infinidad de aplicaciones en campos como biomedicina, industria farmacéutica, electrónica, tecnologías energéticas y productos cosméticos, entre otros.

El químico industrial Michael Hernández, quien forma parte del equipo investigador, explicó que se escogió esa planta por sus propiedades antibacterianas. “Estas nanopartículas de plata presentan efectos inhibitorios contra microorganismos como bacterias, levaduras, hongos, microalagas que desarrollan resistencia contra los antibióticos”, declaró el científico.

El director del Laboratorio Nacional de Nanotecnología, José Vega (primer plano) y el químico industrial Michael Hernández   explican parte del proceso de síntesis de una nanopartícula  a partir de extracto de menta. La imagen de la  derecha fue tomada por el microscopio electrónico de transmisión  del CeNAT y muestra las nano partículas. | ALBERT MARÍN Y LANOTEC

El director del Laboratorio Nacional de Nanotecnología, José Vega (primer plano) y el químico industrial Michael Hernández explican parte del proceso de síntesis de una nanopartícula a partir de extracto de menta. La imagen de la derecha fue tomada por el microscopio electrónico de transmisión del CeNAT y muestra las nano partículas. | ALBERT MARÍN Y LANOTEC

La investigación logró determinar las propiedades antimicrobianas de estas minúsculas partículas sobre bacterias como Escherichia coli yStaphylococcus aureus muy comunes en los hospitales y responsables de diarreas, vómitos, infecciones urinarias y respitarorias.

Ambas son altamente resistentes a los antibióticos tradicionales, por lo que la nanotecnología ofrece diferentes alternativas como nanopartículas de plata, óxido de zinc y óxido de titanio.

Según explicó Hernández, las nanopartículas se sintetizaron utilizando una solución de nitrato de plata mezclada con distintas cantidades de extracto de menta (en estado líquido).

La mezcla se sometió a una temperatura de 30 °C por un periodo de 24 horas.

El director del Lanotec, José Roberto Vega, detalló que el extracto de hoja de menta funciona como agente reductor, es decir, un componente que, junto a otros materiales, genera un proceso de oxidación y reducción.

Luego del diseño sigue la caracterización (determinar sus características: forma, tamaño y estabilidad). En este caso, se trata de una nanopartícula de forma esférica, estable, que mide 50 nanómetros de diámetro.

Nanotecnología en la UNPA

La nanotecnología incluye disciplinas como biología molecular, física de semiconductores, microfabricación, sus investigaciones y aplicaciones asociadas son diversas desde extensiones de la física de dispositivos a aproximaciones basadas en el autoensamblaje molecular

Hermógenes Beltrán García

La nanotecnología es la manipulación de la materia a escala nanométrica, es la manipulación de la materia con al menos una dimensión del tamaño de entre uno a 100 nanómetros. Nano es el prefijo griego que indica una medida micro y la nanotecnología es un campo esencialmente multidisciplinar y cohesionado exclusivamente por la escala de la materia con la que trabaja.

La nanotecnología incluye disciplinas como biología molecular, física de semiconductores, microfabricación, sus investigaciones y aplicaciones asociadas son diversas desde extensiones de la física de dispositivos a aproximaciones basadas en el autoensamblaje molecular, desarrollo de nuevos materiales con dimensiones en la nanoescalas al control directo de la materia a escala atómica y puede ser capaz de crear nuevos materiales y dispositivos en medicina, electrónica, biomateriales y producción de energía. Es un mundo fantástico, pero no alejado de la realidad, y en México, específicamente en el norte del Estado de Oaxaca, forma parte del currículo de la educación superior en la UNPA, la Universidad del Papaloapan, Campus en Tuxtepec y Loma Bonita.

La Red PRODEP-SEP, “Aprovechamiento sostenible de recursos naturales y generación de productos de alto valor agregado Invita a la Comunidad Científica en general a presentar trabajos en la Cuarta Reunión de Materiales, Nanotecnología y Ciencias Aplicadas y Tercer Concurso de Carteles Científicos en el Campus Tuxtepec los días 30 de junio y primero de julio de este 2016, con la inscripción y registro, envío de resúmenes hasta el 17 de junio con respuesta de aceptación el 22 de este mes en el auditorio de la institución. Todo debe ser enviado vía electrónica a eradejur@gmail.com, donde se pueden descargar los trabajos.

Existe un número limitado de apoyo económico para estudiantes en hospedaje y alimentación.

Hoy, los científicos debaten el futuro de las implicaciones de la nanotecnología que puede ser capaz de crear nuevos materiales y dispositivos con un vasto alcance de aplicaciones, tales como en la medicina, electrónica, biomateriales y la producción de energía.

La nanotecnología hace surgir las mismas preocupaciones que cualquier nueva tecnología, incluyendo preocupaciones acerca de la toxicidad y el impacto ambiental de los nanomateriales, y sus potenciales efectos en la economía global, así como especulaciones acerca de varios escenarios apocalípticos.

Estas preocupaciones han llevado al debate entre varios grupos de defensa y gobiernos sobre si se requieren regulaciones especiales para la nanotecnología pero el ser humano tiene las capacidades y las potencialidades para dominar y transformar todo entre ello a la naturaleza, pero anteponiendo la ética y en la UNPA es un valor intrínseco en la educación superior.

El ganador del premio Nobel de Física de 1965 fue Richard Feynman, siendo el primero en hacer referencia a las posibilidades de la nanociencia y la nanotecnología en un discurso que dio en el Caltech (Instituto Tecnológico de California) el 29 de diciembre de 1959, titulado En el fondo hay espacio de sobra (There’s Plenty of Room at the Bottom), describe la posibilidad de la síntesis vía la manipulación directa de los átomos. El término nanotecnología, fue usado por primera vez por Norio Taniguchi en el año 1974, aunque esto no es ampliamente conocido.

Inspirado en los conceptos de Feynman, en forma independiente K. Eric Drexler usó el término nanotecnología en su libro de 1986, Motores de la Creación: La Llegada de la Era de la Nanotecnología (Engines of Creation: The Coming Era of Nanotechnology), en el que propuso la idea de un ensamblador a nanoescala que sería capaz de construir una copia de sí mismo y de otros elementos de complejidad arbitraria con un nivel de control atómico. También en el año 1986, Drexler co-fundó The Foresight Institute (El Instituto de Estudios Prospectivos), con el cual ya no tiene relación, para ayudar a aumentar la conciencia y comprensión pública de los conceptos de la nanotecnología y sus implicaciones.

Su surgimiento en la década 1980, por convergencia del trabajo teórico y público de Drexler, desarrolló y popularizó un marco conceptual a la nanotecnología, y avances experimentales de alta visibilidad que atrajeron atención adicional a amplia escala a prospectos del control atómico.

Esto es materia de análisis y trabajo fecundo en Oaxaca en la UNPA campus Tuxtepec, que si usted amable lector decide ir en Tuxtepec y Loma Bonita lo reciben bien, ¡Anímese y vaya! No se arrepentirá con sus bellos paisajes geográficos y humanos.

hbeltrang@hotmail.com

Colores siempre intensos gracias a la nanotecnología

Elena Sanz 11/06/2016 a las 06:00

El píxel plasmónico produce colores que nunca pierden su intensidad.
El píxel plasmónico produce colores que nunca pierden su intensidad.

¿Ropa que mantiene siempre sus colores como nuevos? ¿Cortinas que no palidecen con el paso del tiempo? No es el anuncio de un revolucionario detergente para lavadoras, sino la última promesa de la nanotecnología. Científicos de la Universidad de Melbourne (Australia) trabajan en estos momentos en el desarrollo de un nuevo tipo de nanoestructura, el píxel plasmónico, que produce colores que nunca pierden su intensidad. Los píxeles están hechos de nanoantenas de aluminio en las que los electrones libres en el metal vibran conjuntamente a una determinada frecuencia para producir un color concreto. Y utilizan un algoritmo que puede generar 2.000 colores diferentes, y lo hacen con una resolución que supera los límites del ojo humano.

Entre las potenciales aplicaciones de esta tecnología, Timothy D. James y sus colegas barajan pinturas industriales para coches y vehículos que no se decoloran con el paso del tiempo, nuevos carteles y fotografías que mantienen sus colores vivos a pleno sol, y, por supuesto, pantallas de teléfonos y televisores.

¿En qué consiste la nanocosmética?

La nueva formulación de vanguardia a partir de la nanotecnología ha llegado hasta el mundo de la cosmética para ofrecer productos a base de nanopartículas.

La nanotecnología es una disciplina que ya se ha implantado, desde hace algún tiempo, en diferentes ramas de la física, la química, la informática y la medicina. Un avance en el que los cuidados dermatológicos no podían quedarse atrás…

Los nanosomas trasladan los principios activos de manera selectiva a los niveles más profundos de la epidermis

En este sentido tienen un papel protagonista los nanosomas, vesículas que conforman el organismo y trasladan los principios activos de manera selectiva a los niveles más profundos de la epidermis. De esta forma, nace lananocosmética con el objetivo de que la piel alcance estos nanosomas desde las capas interiores.

Así, los diferentes compuestos penetran a nivel celular para introducir componentes moleculares para corregir imperfecciones y diferentes problemas dermatológicos:

1. Pérdida de elasticidad.
2. Deshidratación.
3. Envejecimiento prematuro.
4. Sobrepeso y celulitis.
5. Arrugas de expresión.
6. Aparición de manchas.
7. Pérdida de cabello.
8. Tendencia anéica.
9. Pieles intoxicadas.
10. Tono cutáneo.

En definitiva, una nueva formulación de vanguardia para la creación de productos a partir de ingredientes con dimensiones de nanopartículas, capaces de penetrar en la piel sin ninguna dificultad.

Microflores artificiales
Elena Sanz04/06/2016 a las 06:00Etiquetas
Investigación

La camiseta anti manchas

Larger limpia

Arrow red

THE CAVALIER ESTÁ ELABORADA CON 100% DE ALGODÓN A PARTIR DE UNA TELA ESTRUCTURADA REPLICANDO LAS CARACTERÍSTICAS HIDROFÓBICAS DE LA FLOR DE LOTO.

Las camisetas, T-shirts, o, polos en nuestro país, son las prendas más vendidas en el mundo porque son multifuncionales, pero también porque son cómodas, pueden ser muy baratas y hasta pueden permitirnos llevar un mensaje con el que nos sentimos comprometidos, mientras las vestimos.

Sin embargo, como no hay nada perfecto, dado que en la mayoría de los casos son de algodón o de materiales mezclados con este, cuando se mojan con la lluvia, o se manchan al entrar en contacto con líquidos como vino, café, o cremas como tomate y kétchup, no solo quedamos en problemas, sino que en el segundo caso, puede resultar muy complicado limpiarlos porque tienden a absorber los colores fácilmente.

Por ello, resulta tan interesante conocer la existencia de una camiseta promovida por la marca australiana Threadsmiths que ha creado una camiseta que nunca se moja y tampoco se mancha facilmente.

Se trata de la prenda llamada The Cavalier, elaborada con 100% algodón que repele muchos tipos de líquidos y la suciedad, gracias a que ha sido elaborada aprovechando las características de los materiales de la nanotecnología hidrofóbica, sin hacerla de materiales de ese tipo porque se corría el riesgo de obtener un resultado poco agradable.

Lo que se ha hecho es tratar de replicar a la flor de loto que tiene propiedades hidrofóbicas naturales y al copiar su estructura han podido emular y utilizar estas características en los materiales con los que han elaborado sus productos, sin afectar la calidad del algodón.

En el siguiente video, se puede observar todas estas particularidades de estas camisetas a prueba de todo.

La empresa que las produce Threadsmiths es pionera en la nanotecnología hidrofóbica, así que es de esperar que continúen aplicando esa tecnología a distintos tipos de prendas.

Por ahora, tienen cobertura restringida a determinados mercados y es probable que aun demoren en llegar a nuestros países, así que habrá que esperar un poco. No obstante, conocer la existencia de este tipo de experiencias muestra todas las oportunidades que existen para las startups peruanas que quieran  explorar alternativas a nivel de las innovaciones en nuevos materiales

La nanotecnología y sus nuevas aplicaciones farmacológicas


Hoy se llevará a cabo una importante jornada con disertaciones de especialistas sobre el uso que puede darse a esta tecnología en la formulación de medicamentos

La biblioteca recibirá esta importante jornada a la que se esperan más de 50 asistentes

Con un importante staff de oradores se llevará a cabo hoy la primera jornada sobre nanotecnología, denominada “Nuevos abordajes clínicos/tecnológicos para el mejoramiento de las terapias farmacológicas”, que tendrá lugar en la Biblioteca Municipal y Popular Mariano Moreno de 8.30 a 18.30.

Organizada por la Secretaría de Investigación y Extensión del Instituto de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), una de las coordinadoras de la charla, Soledad Ravetti, destacó la importancia de tener en la ciudad un evento de este tipo por primera vez porque responde a “una necesidad, principalmente de alumnos y profesionales de áreas como la farmacéutica, médica, veterinaria”, y “es una oportunidad de conocer y mostrar los nuevos abordajes que hay para el mejoramiento de las terapias farmacológicas con la nanotecnología”.

La investigadora del Conicet y docente de la carrera de Medicina de la UNVM destacó que son ocho profesionales que vienen de Córdoba a disertar, que cada uno investiga un tema particular y que “vienen a contar lo que están desarrollando en su área y lo que hay a nivel mundial en materia de tratamientos”.

La docente explicó que “la nanotecnología es una forma farmacéutica, nano son partículas muy pequeñas, más pequeñas que con las que se hacen los medicamentos tradicionales, y eso permitiría hacer mejoras al momento de administrar un medicamento, pero la nanotecnología es muy amplia”.

“Tanto el veterinario como el farmacéutico utilizan medicamentos, entonces esta tecnología se puede aplicar en muchos de los medicamentos para tratamientos, tanto en humanos como animales, por eso quisimos abordar la importancia de la nanotecnología en la formulación de estos medicamentos”, cerró.

El presidente de la FAN, Daniel Lupi (izquierda), destacó la propuesta.

– UNA INICIATIVA PARA LAS SECUNDARIAS – 

El Centro Cultural de la Ciencia fue sede del lanzamiento de “Nanotecnólogos por un día”, la propuesta de la Fundación Argentina de Nanotecnología y del MINCyT, que busca instaurar la temática en las escuelas secundarias. El concurso, que va por su sexta edición, otorga a los ganadores la posibilidad de pasar toda una jornada en un prestigioso instituto científico.

La propuesta, que podría sonar a un simple juego, es seductora por donde se la mire. ¿Pueden alumnos de secundaria convertirse en científicos por un rato y hacer aportes reales a la sociedad? El concurso “Nanotecnólogos por un día”, impulsado por la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), tiene grandes expectativas en que la ideas científicas también pueden llegar desde las escuelas. Y la presencia de más de 800 alumnos en el lanzamiento de la sexta edición no hizo más que confirmar esas aspiraciones.¿De qué se trata el concurso? El objetivo principal de esta iniciativa de la FAN -dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva- es instaurar la temática de la nanotecnología en el ámbito de la escuela. Que alumnos que todavía estén cursando en el nivel secundario puedan pensar y proponer soluciones con este enfoque multidisciplinar y que tengan la posibilidad de realizar una experiencia científica en algún prestigioso laboratorio de las ciudades de Buenos Aires y La Plata.

El evento de lanzamiento, llevado a cabo en el Centro Cultural de la Ciencia (C3) del Polo Científico Tecnológico, contó con la presencia del presidente de la FAN, el ingeniero Daniel Lupi, quien destacó la propuesta. “Esta idea creció gracias a los alumnos pero sobre todo a los docentes, que han detectado y aprovechado la oportunidad que da el Ministerio y la FAN de llevar ciencia y tecnología a las escuelas”, resaltó.

Lupi señaló además que el espíritu con que nació la FAN es ayudar al científico para que su trabajo llegue a la sociedad. “Tenemos que lograr que las maravillas que hacen nuestros investigadores con la nanotecnología pueda ser aprovechado por la sociedad y por todo el país”, agregó.

Luego fue el turno del decano del Instituto de Nanosistemas de la Universidad Nacional de San Martín, el doctor Galo Soler Illia, quien brindó a los estudiantes una breve ponencia sobre las ventajas y alcances de la nanotecnología. “No sólo es el futuro, sino que ya es el presente. El límite de las nanotecnologías es sólo nuestra imaginación, está en todos lados aunque no nos demos cuenta”, resaltó.

Soler Illia apuntó que cuando se trabaja a nivel nano -es decir, la mil millonésima parte de un metro- la ventaja es que se pueden alterar las propiedades intensivas de los materiales, como pueden ser el color, el brillo, el punto de fusión o la conductividad eléctrica. “Podemos tener oro rojo o violeta, que conduzca menos la electricidad… tenemos un control total sobre la materia”, aseguró.

Para ilustrar las ventajas y alcances de la nanotecnología, el académico y especialista puso como ejemplos la nanotecnología de los autos, para que contaminen menos o para que les dure más la batería; los avances en la construcción, donde se pueden hacer ventanas que tomen la luz del sol y así dar energía a todo el edificio o construir puentes a partir de plástico; o en medicina, donde se pueden realizar medicamentos que actúen de forma específica en el órgano o tejido dañado y así disminuir los posibles efectos colaterales.

Un concurso para impulsar la ciencia en las escuelas

La convocatoria de “Nanotecnólogos por un día” es para estudiantes de escuelas públicas o privadas. El certamen cuenta con tres modalidades de participación: monografía, video y proyecto de aplicación y desarrollo. Las propuestas se deben cargar en la página http://www.nanoporundia.org desde el 18 de mayo hasta el 1° de septiembre.

Se entregarán cinco premios, dos en la categoría monografía, dos en la categoría video y uno en la de proyecto de aplicación y desarrollo. Los alumnos ganadores tendrán la posibilidad de convertirse en nanotecnológos por un día y conocer, junto a sus docentes tutores, los laboratorios de alguna institución del país.

Las escuelas se harán acreedoras de un monto de dinero que deberá destinarse a la compra de insumos para laboratorio y la adquisición de material bibliográfico, entre otras posibilidades relacionadas con la ciencia y la tecnología. Las propuestas serán evaluadas por un jurado de expertos y los resultados se publicarán en la web del concurso y en http://www.fan.org.ar.

Fresnillo.- El Yonke Ramos es el segundo en el municipio que ofrece nanotecnología con desechos organometálicos que contribuyen a disminuir hasta 25 por ciento el consumo de gasolina en unidades automotrices.

Jésica Manuela Cardona, administradora del negocio, informó que hace seis meses comenzaron a comercializar este producto, con el que también se contribuye a cuidar el medio ambiente, ya que se reduce más 60 por ciento la emisión de gases nocivos.

Explicó que es una pastilla amarilla, el producto con el que se logran los beneficios, se llama Ef-Tabs Green Fuel Technology y es importada de Estados Unidos.

Mencionó que este producto es un aditivo de combustible, que puede utilizarse en vehículos compactos, autobuses, motocicletas, tractores, entre otros.

Además de contribuir en el rendimiento del combustible y el cuidado del ambiente, Jésica Manuela Cardona expuso que también prolonga la vida útil de la unidad y lo mantiene en buen estado.

Y es que aumenta la lubricación en el motor, así como de la tasa de octanaje; además, mantiene limpios los inyectores, válvulas y sensores de oxigeno del vehículo, entre otros.

Detalló que el modo en el que se emplea el Ef-Tabs Green Fuel Technology consiste en que la primera vez que se utiliza se debe colocar la tercera parte de una de las pastillas antes de cargar gasolina y de preferencia llenar el tanque.

Posterior a ello, cada vez que se suministre gasolina al vehículo, por cada medio tanque se debe aplicar un cuarto de la pastilla.

Explicó que el producto viene en un empaque con cuatro pastillas, que deben durar tres meses, independientemente de los cilindros con los que cuente el vehículo y tiene un costo de 320 pesos; aunque a fin de apoyar a los clientes, también se pueden vender de manera individual, a 100 pesos.

Jésica Manuela Cardona mencionó que es muy importante que la población no se deje engañar y tome en cuenta que sólo dos lugares en Fresnillo ofrecen este producto, que aseguró no tiene ningún efecto negativo en la unidad automotriz.

Gasolina 210516 (3)
Nanotecnología como un método para purificar el agua

María Fernanda y Ricardo, estudiantes de la Universidad Tecnológica de Tula Tepeji (UTTT), participaron en el proyecto. Foto: El Sol de Hidalgo.

Pachuca, Hidalgo.- María Fernanda Campuzano y Ricardo Larios, estudiantes de la Universidad Tecnológica de Tula-Tepeji (UTTT), coinciden en señalar que es importante encontrar métodos para reutilizar el agua.

Ambos estudiantes de la carrera de Técnico Superior Universitario en Nanotecnología, apoyaron en el proyecto denominado “Síntesis, inhibición microbiológica y tratamiento del agua residual de materiales nanoestructurados de plata de tamaño controlado obtenidos por técnicas de bioreducción con un extracto de Tillandsia Recurvata L. proveniente de la región de Tula, Hidalgo”.

Detallan que esta investigación tiene como objetivo usar las moléculas reductoras extraídas de un extracto de la planta Tillandsia Recurvata L., comúnmente denominada heno, para la formación de material plata. El material nanoestructurado obtenido tendrá propiedades antimicrobianas en contra de microorganismos patógenos del genero Pythium, responsables de la putrefacción de raíces en plantas.

Con la evaluación como un nanomaterial antimicrobiano en contra de especies de Pythium, se tendrá la certeza de que este tenga un espectro de inhibición alto en el crecimiento de patógenos, además de tratar el residuo nanotecnológico con métodos electroquímicos y evitar la contaminación al medio ambiente.

Indican que en la actualidad, el tratamiento de aguas residuales involucra a la Nanotecnología para obtener agua potable y beneficiar a millones de personas, pero consideran que se debe llevar a cabo un estudio y evaluar los diferentes escenarios para saber los efectos a corto o largo plazo que tendrá sobre el medio ambiente el uso de esta tecnología.

La participación en este proyecto fue de gran relevancia para su formación profesional ya que los ayudó a mejorar sus habilidades prácticas y teóricas, “apoyamos en la parte de síntesis de materiales, obtuvimos las moléculas, logramos la extracción, caracterización, hicimos la reducción química y además variamos las condiciones de la reacción, para mí fue todo un reto apoyar en esta investigación” indicó, María Fernanda Campuzano Meza.

Ricardo Larios Corona señala que para él fue una experiencia muy enriquecedora participar en esta investigación, además de que se le permitió el uso del equipo profesional en el laboratorio y estar de cerca con la ciencia.

Señalan que el proyecto fue publicado en un artículo de la revista científica Theorema, en la edición 2 julio-diciembre 2015, con el título “Estabilidad de Nanopartículas de plata en un proceso de floculación.

Ellos quieren seguir participando en este tipo de investigaciones, ya que dicen les abrirán las puertas en el mundo laboral cuando terminen una ingeniería en Nanotecnología.

Detrás de ellos están sus papás, hermanos y una institución que le han brindado todo su apoyo y a lo que aseguran, no les pueden fallar.

Reconocen el apoyo que les ha brindado la UTTT, y en especial el Dr. Víctor Nolasco Arizmendi, quien en todo momento les dio asesorías y el apoyo en la realización de su aportación en este proyecto.

También dicen que para lograr los sueños, hay que renunciar a realizar algunas actividades cotidianas, como salir con los amigos, ir al cine, etc., porque entre la escuela y las horas que le dedicaban al laboratorio, el tiempo era insuficiente, pero sin duda alguna, al final es un esfuerzo que se ve reflejado en el conocimiento adquirido.

A sus compañeros y jóvenes en general los exhortan a que estudien ingenierías relacionadas con la Nanotecnología y que no piensen que es difícil, porque con disciplina, dedicación y perseverancia se pueden realizar grandes investigaciones.

Nanotecnología incrementa rendimiento de combustible en 30%

Nanotecnología incrementa rendimiento de combustible en 30%

Además de restaurar imperfecciones internas del motor

Nano Depot

La nanotecnología en el sector automotriz no ha sido ignorada por Nano Depot, al contrario, ya que ha incorporado a su oferta NanoVit, un complemento nanotecnológico que al ser agregado al motor del automóvil, mejora el rendimiento, restaura imperfecciones e incrementa el uso útil del combustible, permitiendo que este tenga un provecho de 30% más de lo común

Jesús Reyes Serpa, Gerente General de Nano Depot para el continente americano, explica el funcionamiento de este producto: “NanoVit, de origen alemán, es un recubrimiento a base de nanotecnología, el cual se introduce en el contenedor de aceite del motor, el automóvil se conduce por unos cuantos kilómetros y se realiza un cambio de aceite, agregando nuevamente NanoVit, y este recubre y restaura el motor desde el interior”.

Las pruebas, certificadas por autoridades europeas, demuestran que NanoVit no sólo incrementa hasta un 30% el rendimiento de combustible, también mejora el funcionamiento del motor, reduce vibraciones, y restaura imperfecciones, es en pocas palabras, una nanoterapia para cualquier motor.

Este nanorecubrimiento no se limita a los automóviles, ya que puede ser utilizado en toda maquinaria que posea un motor, como barcos, vehículos de construcción y más.

En el continente americano sólo Nano Depot está autorizado para otorgar licencias de distribución de dicho producto, el cual sólo se puede obtener a través de Nano Depot o de un distribuidor autorizado por la empresa mexicano-alemana con sede en Cancún.
Detalles del contacto:
Nano Depot

Quintana Roo

Usan ADN para fabricar el termómetro más pequeño del mundo

Unos investigadores han creado un termómetro programable de ADN que es 20.000 veces más pequeño que un cabello humano. Este avance científico podría ayudar notablemente a lograr un mejor dominio de las nanotecnologías así como de los nanosistemas naturales, ya que poder medir la temperatura a escala nanométrica abre bastantes puertas hacia nuevos conocimientos científicos.

Hace más de 60 años, se descubrió que las moléculas de ADN que codifican nuestra información genética pueden desplegarse cuando son calentadas. En años recientes, unos bioquímicos descubrieron también que biomoléculas como las proteínas o el ARN (una molécula similar al ADN) son empleadas como nanotermómetros en organismos vivos y que informan de variaciones en la temperatura al plegarse o desplegarse.

Inspirados por estos nanotermómetros naturales que, como se ha dicho, son normalmente 20.000 veces más pequeños que el grosor de un cabello humano, el equipo de David Gareau, Alexis Vallée-Bélisle y Arnaud Desrosiers, de la Universidad de Montreal en Canadá, ha creado varias estructuras de ADN que pueden plegarse y desplegarse a temperaturas específicamente definidas.

[Img #35805]

Se ha empleado ADN para construir el termómetro más diminuto del mundo. (Ilustración: Amazings / NCYT / JMC)

Estos termómetros nanométricos abren muchas y emocionantes vías de avance en el emergente campo de la nanotecnología, y podrían incluso ayudar a incrementar lo que la ciencia sabe de la biología molecular. Aún restan muchas preguntas sin responder en esta rama de la ciencia. Por ejemplo, sabemos que la temperatura dentro del cuerpo humano se mantiene en 37 grados centígrados, pero se desconoce si existe una gran variación de ella en la escala nanométrica, dentro de cada célula individual.

Es previsible que en un futuro cercano estos nanotermómetros basados en el ADN puedan ser instalados en dispositivos electrónicos a fin de permitirles monitorizar la variación local de temperaturas en la escala nanométrica.

Silicon Valley patrocina un nuevo dispositivo creado por argentinos

Un inédito dispositivo de diagnóstico clínico creado por tres nanotecnólogos del Centro Atómico Bariloche (CAB) llamó la atención de la Singularity University, de Silicon Valley, que los convocó para ayudarlos en el desarrollo industrial y comercial del proyecto, el “microviscosímetro”.

Viernes, 6 de Mayo de 2016

Se trata de los doctores en Física Nadim Morhell, Darío Antonio y Hernán Pastoriza, quienes hace seis años comenzaron a trabajar en un proyecto de sensor de viscosidad en sangre para monitorear y diagnosticar problemas circulatorios, y desarrollaron una innovación nanotecnológica novedosa a nivel mundial.

“La ayuda de Singularity University será fundamental. Nos aportará la visión integral y estratégica de gente con mucha experiencia para sacar adelante a la empresa. Nos proveen un monitoreo del avance del negocio, nos contactan con otras empresas con desafíos similares a los nuestros y nos pone en camino al desarrollo comercial del sensor”, contó Morhell.

El proyecto comenzó a nivel académico en el Instituto Balseiro, donde se graduaron y doctoraron los tres físicos, y pasó luego al desarrollo de sus etapas tecnológicas en un laboratorio del CAB, cuando recibió financiamiento del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Con esta ayuda de tres millones de pesos, los emprendedores compraron equipamiento e instalaron un laboratorio en la sede de la empresa rionegrina Invap, que les ofreció incubar el proyecto, logrando avanzar con el desarrollo hasta crear la empresa MZP para producir el dispositivo, llamado microviscosímetro.

En este punto recibieron la propuesta de Singularity University, prestigiosa entidad que promueve desarrollos innovativos a nivel mundial y entre otras áreas cuenta con una “aceleradora de startups”, para ayudar y potenciar proyectos tecnológicos y acercarlos a inversionistas, empresas, gobiernos y otros organismos.

En tanto Antonio y Pastoriza viajaron a California para ingresar al Programa de Soluciones Globales de Singularity University, de diez semanas de duración, Morhell se quedó en Bariloche a cargo de los primeros pasos administrativos y comerciales de MZP como empresa nanotecnológica, entre los que está el patentamiento del dispositivo.

Morhell Indicó que la entidad de Silicon Valley también los acercará al financiamiento necesario para fabricar y vender la innovación, que deberá ser “igual o superior” al aporte ya recibido en Argentina: “La idea es proveer del sensor a hospitales y clínicas o a empresas mayoristas, fase del desarrollo en la que necesitamos esta ayuda”, dijo.

El científico relató que “hace diez años trabajan en esto en distintos países, pero un sensor de este tipo no existe aún. Requiere apenas de una gota de sangre para estudios que ahora son complicados, se basan en mediciones indirectas y de poca precisión., por eso se estima que tendrá un gran impacto clínico en el mundo”.

La responsable de Comunicación del Balseiro, Laura García, contó a Télam que “el producto es innovador porque logra medir la viscosidad de la sangre de bebés con tan sólo una gota de muestra”.

Tiene un el sensor que es un microchip de un centímetro cuadrado, fabricado con técnicas de micromaquinado y compuesto por estructuras micrométricas, donde se mide el movimiento del líquido que se quiere analizar.

“Aporta una nueva información para prevenir y monitorear diversos problemas circulatorios asociados a la hiperviscosidad sanguínea en neonatología y otras condiciones que requieren monitoreo periódico”, indicó.

El equipo de MZP trabaja en nanotecnología hace mucho tiempo y ya había recibido importantes subsidios, como el del Programa Presemilla de la Fundación Argentina de Nanotecnología, de Nanopymes, de fortalecimiento de empresas entre Argentina y la Unión Europea, y de Empretecno (de la Agencia de Promoción).

La evolución de la empresa mereció el apoyo de un convenio asociativo público privado entre la Comisión Nacional de Energía Atómica, El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas e Invap

Cancún cuenta con el primer edificio con nanotecnología

La innovación llegó a Cancún, y es el Tulum Trade Center, sobre el boulevard Luis Donaldo Colosio el primer edificio en la ciudad y el estado, en estar protegido en la totalidad de su estructura exterior con nanotecnología.

El edificio, que alberga en su interior a la empresa Nano Depot, proveedora del nanorecubrimiento, será protegido en su estructura exterior con el recubrimiento ecológico a base de nanotecnología, con esto no sólo logrará un ahorro considerable en gastos de mantenimiento, sino también contribuirá al medioambiente al tratarse de una protección invisible a base de dióxido de silicio (arena de mar).

Jesús Reyes Serpa, Gerente General de Nano Depot comentó al respecto: “El recubrimiento será colocado por uno de nuestros socios más exitosos, el señor Salomon Dabbah, quien tiene sede en la Ciudad de México, pero al tener gran experiencia en el recubrimiento de grandes edificios, el estará a cargo de los trabajos en el Tulum Trade Center, aplicando la línea NanoX150 de Nano Depot, la cual está especializada en protección invisible”.

Entre los trabajos que ha realizado el señor Salomon Dabbah se encuentra Residencial Vivalto, complejo habitacional en el Estado de México; el Andador Interlomas en la Ciudad de México, y los vagones del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM), entre otros.

Aunque no es el primer inmueble que se recubre con nanotecnología en Cancún, si es el primero que lo hace en la totalidad de su estructura externa, a diferencia de otros espacios donde se han recubierto áreas muy específicas como el caso del Circo Du Soleil en la Riviera Maya y el hotel Presidente Intercontinental en la Zona Hotelera.

Los trabajos iniciarán en breve y en un par de meses, se podrán apreciar los resultados en comparación con otros edificios de la zona, así como en la periodicidad de limpieza que requerirá el Tulum Trade Center en paralelo a los inmuebles aledaños.

La nanotecnología y la biotecnología llegan a sectores clave en la industria

Dos sectores estratégicos en la provincia, como la industria textil o la agroalimentaria dan sus primeros pasos, aún tímidos, en actividades como la nanotecnología y la biotecnología.

Las películas de ciencia ficción resultaron ser visionarias: ordenadores que hablan, robots que ejecutan diversas tareas, conexiones en pantallas planas, etc. El cambio no vendrá. El cambio es este. Este cambio está afectando al mundo empresarial, ya que de las 10 mayores empresas cotizadas del planeta cinco son tecnológicas, pero ninguna es una empresa industrial al uso, y solo se mantiene un grupo financiero. Eso sí,  todas ellas son americanas, demostrando que la apuesta de EEUU por la innovación y la investigación a nivel global atrae resultados empresariales globales.

Nanoelectrónica – Nanotecnología - INC 12 – conferencia – Imec - networking

¿Cuáles pueden ser los cambios que sufrirán los sectores económicos actuales y cuál puede ser su papel innovador, sobre todo en Ourense? Hay dos que son clave, considerados maduros tecnológicamente y que quizá dejen de serlo en los próximos años. El textil es uno de ellos y pese a las dificultades de algunas empresas, sigue siendo un referente internacional de competitividad. En este caso los expertos hablan de aplicaciones de nanotecnología. ¿Que es la nanotecnología?:  “Trabajar con robots de tamaño inferior a un virus..”. Sin duda es una revolución porque son capaces d crear tejidos que se autolimpian, o eliminan contaminantes, o alérgicos, en general. Es la llamada revolución de la tecnología ponible (wearable technology), o tejidos inteligentes, que tiene múltiples aplicaciones, que pasan desde cambios de color o de temperatura, con capacidad de generar calor o frío, o con capacidad de ayudarnos a curar enfermedades o al menos a su control, -ropa biométrica, que recoge datos biomédicos del cuerpo para hacer seguimiento de enfermedades o de estado de salud-, así como la ropa inteligente puede ayudar a la dispensación de medicamentos o la cicatrización de heridas. Incluso existen trabajos para “doblar la luz” y por lo tanto generar un efecto de invisibilidad al ojo humano. O sea, que nos podremos comprar una “capa de invisibilidad”.

El sector cuenta con más de 2.000 científicos y más de 360 grupos de investigación en España, así como con 109 empresas de las cuales tres están ubicadas en Galicia, pero ninguna en Ourense, según el Catalogue of Nanoscience & Nanotechnology Companies in Spain, editado en 2015. De todos modos, tanto la Universidad de Vigo como la Universidad de A Coruña son centro de transferencia de investigación en dicha materia.
Pero sin duda, la gran oportunidad para las empresas ourensanas, a medida que se vaya incremento el proyecto, es la ubicación en Braga, en su Universidade do Minho, del centro  Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología, centro de referencia que aspira a disponer de 200 investigadores en el área. Con 26.000 metros cuadrados destinados a esta investigación y con una inversión en equipamiento cercana a los 100 millones de euros, es la apuesta ibérica por el desarrollo de este modelo de tecnología.
Europa dispone de una partida de 1.300 millones de euros para implantar la nanotecnología en las empresas europeas. Por lo tanto el sector textil marca un cambio de tendencia fruto de las innovaciones. Algunos expertos consideran que estos avances podrían cambiar las pautas de este sector. De ser considerado tradicional o maduro y sufrir la dura competencia de costes y salarios de países como China o Taiwan a pasar a estar en la cresta de la tecnología más innovadora y avanzada.

SECTOR PRIMARIO
Otro de los sectores estratégicos de la provincia es agroalimentario. En este campo se abre una doble vía, fruto de la biotecnología: la propia generación de alimentos innovadores, pero también el alimento como medio para la lucha contra la muerte. Creando alimentos que nos pueden ayudar a luchar contra problemas de salud (alimentos funcionales específicos según enfermedad, biosensores de procesos humanos, o con capacidades preventivas de enfermedades) y mejorar nuestra calidad de vida, con mayores valores nutricionales y organolépticos.  El fin último es que el alimento ayude a la recuperación del desgaste del organismos. La biotecnología moderna trae una nueva revolución en la alimentación y en el sector de la salud y la medicina tienen mucho que ver con la tendencia que demuestra que viviremos más tiempo. Los datos del sector nos muestran su potencial: la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO), en su último informe, reconoce una inversión en 514 millones de euros en I+D en España, siendo un sector que de forma directa o como usuaria de la tecnología, abarca  a un 9,07% del PIB Español, y a una cifra de empleados de  172.939  en 2013. En sector ya contabiliza 554 –  biotechs- que solo en el año 2014 generaron 976 patentes para mejorar nuestra salud y nuestra alimentación.

Ourense ya está dando pasos liderado desde el Parque Tecnológico de Galicia, tanto en infraestructuras necesarias, como la presencia en el centro de un laboratorio de biotecnología de 310 metros cuadrados con mobiliario y equipamiento de última generación. Unido a la presencia del programa “AgroBiotech Innovación” , iniciativa que aspira a incrementar las capacidades de empresas con potencial de crecimiento y que cuenta con la presencia de seis empresas del sector biotecnológico.

¿Cómo puede la nanotecnología ayudar a la agricultura?

Por paradójico que pueda parecer, lo cierto es que los avances más revolucionarios en el mundo de la tecnología no están a simple vista. Y En el sentido más literal de la palabra.

Pues, mucho de los logros dentro de este campo están operando a un nivel a una escala microscópica, con átomos y moléculas. Hablamos de que la nanotecnología está avanzando para que en el mediano o largo plago tenga un impacto social sin precedentes que podría ser comparado al de la Revolución Industrial y el descubrimiento de los combustibles fósiles.

Es cada vez más una posibilidad real que convivamos con robots, pero esto no tendrán el tamaño de una persona humana sino que por el contrario serán construidos a escala molecular con la finalidad de ayudarnos medicinalmente, en la medida en que circunden por nuestras arterias localizando cepas, bacterias, células cancerígenas y virus, los cuales podrás eliminar.

tecnologia

Pero, además, la nanotecnología nos está abriendo las perspectivas en otros campos como lo es, por extraño que parezca, la agricultura. La nanotecnología aplicada en el mundo de la agricultura ayudaría a mejorar producciones agrícolas al tiempo que curaría muchas de las afecciones que suelen padecer las plantas debido a agentes patógenos y al ataque de plagas.

Esta alternativa sería muchos más selectiva y amigable con el ambiente que el uso de insecticidas y plaguicidas que pueden contaminar las aguas subterráneas y erosionar la tierra.

También se teoriza de que  la nanotecnología sería responsable de abaratar el coste de producción de legumbres, hortalizas y tubérculos en general, atrayendo en este sentido a más inversores que quieran producir alimentos a un bajo costo. A mayor tecnología, formas de producción más eficientes, lo cual hace más barato el producto final.

En la actualidad se cuenta con informes positivos de ensayos realizados en este campo usando nanopartículas metálicas que han logrado ser muy efectivas contra agentes patógenos, insectos y plagas, responsables de enfermar a las plantas y dañar parte de las cosechas.

Asimismo, se piensa que estas nanopartículas puedan en el mediano plazo ser un reemplazo efectivo de todos los métodos tradicionales usados para conservar los cultivos. Son más efectivos, económicos y ecológicos que otros métodos.

En tal sentido, ya se comienza a hablar de nanofungicidas, nanopesticidas, nanoherbicidas destinados al mejoramiento del campo de la agricultura. Este podría ser el primer paso para erradicar el hambre en el mundo de una vez por toda

Se presenta la “Declaración sobre residuos que contienen nanomateriales”. Por (*) Alexandra Farbiarz Mas

Publicado por: Redacción EFEverde 19 abril, 2016
El Centro Internacional de Derecho del Medio Ambiente, ECOS, el Oko-Institut e.V. y 80 firmantes más de los 5 continentes apelan al principio de precaución en una declaración sobre residuos que contienen nanomateriales. Los flujos de este tipo de residuos son difíciles de caracterizar y cuantificar y van en progresivo aumento en los mercados así como en las distintas líneas de gestión de residuos.
La Dirección General de Salud de la UE define los nanomateriales del siguiente modo:
“La nanotecnología consiste en el diseño y la producción de objetos o estructuras muy pequeños, inferiores a 100 nanómetros (100 millonésimas de milímetro). Los nanomateriales son uno de los productos principales de las nanotecnologías, como partículas, tubos o fibras a nanoescala. Las nanopartículas generalmente se definen por ser menores de 100 nanómetros en al menos una dimensión.
A medida que la nanotecnología avanza, se van encontrando aplicaciones para los nanomateriales en el cuidado de la salud, la electrónica, los cosméticos, los textiles, la informática y la protección medioambiental.
Las propiedades de los nanomateriales no están siempre bien identificadas y requieren una valoración de los riesgos de posibles exposiciones que surjan durante su fabricación y uso.”
El desarrollo de la nanotecnología es muy reciente, por lo que los efectos sobre la salud y el medio ambiente aún se desconocen. Lo que sí se sabe de los nanomateriales es que, según su exposición e interacción con biomateriales, se producen cambios importantes sobre las estructuras moleculares hasta el punto de convertir materiales inertes en catalizadores, materiales estables en combustibles, materiales sólidos en líquidos e incluso materiales aislantes se convierten en conductores. Los nanomateriales pueden subdividirse en nanopartículas, nanocapas y nanocompuestos. A nivel de mercado, existen tres grandes categorías en desarrollo: los óxidos metálicos, las nanoarcillas y los nanotubos de carbono. Los nanomateriales empiezan a utilizarse en campos tan diversos como el sanitario, la electrónica o la cosmética.
¿Cómo afecta y afectará la gestión de los flujos residuales de este tipo de materiales?. Éste es un interrogante que hoy por hoy no tiene una respuesta clara. Los nanomateriales resultan actualmente difíciles tanto de caracterizar como de cuantificar, por lo que la medición de su toxicidad es muy complicada de establecer.
Es por ello que el Centre for International Environmental Law, el Centro Internacional por el Derecho Ambiental , una organización nacida en 1989 para proteger el medio ambiente, con sede en Ginebra y en Washington, junto con ECOS, la única organización ambiental mundial de ONG en la normalización y la política de producto técnico que defiende los intereses ambientales en los sistemas europeos e internacionales de normalización, el Instituto para la Ecología Aplicada Oeko Institute e.V. ,junto con 80 organizaciones de los 5 continentes entre los que se encuentran asociaciones y centros de investigación toxicológicos y de evaluación de tecnologías, redes de investigación en nanotecnología, ONG ambientalistas, sindicatos, asociaciones anticancerígenas, y destacados profesionales del sector médico, de la abogacía, químicos y de las ciencias sociales han presentado conjuntamente la “Declaración sobre residuos que contienen nanomateriales”.
Los puntos más relevantes que consideran que gobiernos, centros de investigación, instituciones financieras de investigación e innovación y empresas deben tener en cuenta y desarrollar son los siguientes:
Implementar la responsabilidad completa del productor de garantizar un manejo seguro de los residuos que contienen nanomateriales.
Restringir los movimientos transfronterizos de los desechos que contengan ciertos nanomateriales.
Habilitar una cuantificación y caracterización transparente de los flujos de residuo que contienen nanomateriales a través de un registro público de nano-productos en toda la UE.
Estimular la innovación sobre prevención de residuos.
Fomentar el desarrollo de tecnologías de reciclaje y eliminación seguras y eficaces para los productos que contienen nanomateriales.
Desarrollar y establecer criterios verificables de condición de fin-de-residuos para materiales que contienen nanomateriales.
La innovación debe explorar cómo las propiedades avanzadas de los nanomateriales se pueden emplear en apoyo de la economía sin introducir nuevos riesgos ambientales o agravar los ya existentes
Todas estas medidas requieren, en consecuencia, un marco legislativo adaptado a las nuevas necesidades que han creado los nanomateriales y sus flujos residuales correspondientes, como son:
Exigir la caracterización y declaración de los residuos de nanomateriales a los productores.
El establecimiento de requisitos y normas específicas respecto a la producción nano para proteger la salud ocupacional y la seguridad de los trabajadores.
La aplicación de estrictos mecanismos de control sobre la exportación de los productos que contengan nanomateriales, similares a los que ya se aplican a la gestión de los residuos peligrosos.
Creación y establecimiento de un registro que contenga información cuantitativa sobre la presencia de nanomateriales en los productos lo que proporcionará una base para el seguimiento de los flujos de residuos en los que éstos estén presentes.
Clarificar la condición de fin de la condición de residuo para materiales reciclables con nanomateriales para evitar la contaminación cruzada de los materiales reciclados que los contengan y redunde en una recuperación segura y económicamente viable de los materiales secundarios.
Esta Declaración sale a la luz pública después que en febrero de este mismo año, la OCDE presentara un informe titulado “Nanomateriales en los flujos de residuos. Conocimientos actuales sobre riesgos e impactos”, que puede consultarse en el siguiente enlace:
En este informe se realiza una revisión del estado actual del conocimiento sobre cuatro procesos de gestión de residuos respecto al tratamiento de los nanomateriales: el reciclaje, la incineración, los vertederos y tratamiento de aguas residuales. Si bien el estado de la técnica de las instalaciones de tratamiento de residuos puede recopilar, desviar o eliminar los nanomateriales a partir de estos flujos de residuos, el informe concluye que las lagunas de conocimientos relacionados con su disposición final se mantienen, lo que subraya la necesidad de una mayor investigación en esta área.
Las conclusiones de la OCDE soportan de este modo las inquietudes y medidas de la Declaración presentada en este post, tal y como el propio CIEL subraya.

Colombia se apunta a la revolución nanotecnológica

El país apenas está dando sus primeros pasos en este campo. Pero cuenta con grupos científicos que pueden potenciar la investigación.

Colombia se apunta a la revolución nanotecnológica Foto: Montaje Semana

Un marcapasos del tamaño de un grano de arroz, fármacos que viajan por el torrente sanguíneo y que solo se activan cuando encuentran las células cancerígenas, un cargador que llena toda la batería del celular en segundos. Todos esos inventos podrían pertenecer a una película de ciencia ficción. Pero ahora hacen parte de la realidad gracias a la nanotecnología, ciencia que se encarga de manipular la materia en escalas cercanas al átomo.

Aunque el tema suene complejo, muchos de los artículos diarios de los hogares son producto de la nanotecnología. Así lo explica Ana Elisa Casas Botero, doctora en Ingeniería Metalúrgica, quien pone como ejemplo los desodorantes, cuya mayor duración del efecto antitranspirante se debe a esta rama de la ciencia.

Y es que la nanotecnología ha causado una nueva revolución industrial, ya que en pocos años ha comenzado a solucionar problemas que aquejan a la humanidad. De acuerdo con Édgar González, coordinador de la RedNano Colombia, asociación creada en 2013 para fortalecer esta área a partir de la sinergia entre la academia, el gobierno y la industria, “cuando trabajamos en esas escalas la materia presenta comportamientos muy diferentes a los ya conocidos, los cuales resultan muy novedosos e interesantes, pues pueden generar nuevos usos”.

Según el artículo ‘Nanotec-nología para Colombia’, publicado en la revista Nano Ciencia y Tecnología (2014), en el país el tema empezó a cobrar importancia en 2004, cuando el gobierno decidió que la nanotecnología sería un área estratégica.

Por su parte, las universidades colombianas empezaron a introducir esta ciencia a sus programas académicos. Incluso durante 2010, el Ministerio de Educación y Colciencias buscaron fomentar la formación de doctores en nanotecnología y biotecnología, mediante un acuerdo con la Universidad de Purdue en Estados Unidos.

Actualmente, en el país un importante número de grupos de investigación e instituciones de educación superior adelantan actividades enfocadas en la nanotecnología. Uno de ellos está en la Facultad de Ciencias de la Universidad Javeriana, que en su línea de salud desarrolla fármacos que viajan por el organismo para atacar enfermedades de manera eficiente y localizada.

En la Universidad de Pam-plona, investigadores trabajan en el diseño de biosensores que detectan virus en el agua. Y en el Tecnoparque, nodo Medellín, se lleva a cabo una investigación para crear un apósito que ayuda a curar rápidamente las quemaduras.

También en esta rama ha habido importantes logros. El principal, un marcapasos del tamaño de un arroz creado por el investigador Jorge Reynolds. A esto se suman patentes como la obtenida por la Universidad Javeriana por una película que mejora la imagen de las pantallas planas de los televisores o monitores, lámparas y láseres orgánicos.

Para buena parte de los expertos, la nanotecnología podría traer mayores efectos al desarrollo del país que la propia revolución digital. Por eso, varios sectores, instituciones académicas y gubernamentales buscan no quedarse atrás en el tema e intentan fortalecer la nanotecnología para producir una verdadera revolución económica en el país.

Atendiendo a lo anterior, en Medellín, Ruta N, con apoyo de la Universidad de Purdue, se lanzó a la aventura de crear un Centro Nacional de Nanotecnología, proyecto en el que ya participan varias universidades del país y algunas empresas del sector privado. Se trata de brindar herramientas que generen soluciones e inventos en temas energéticos, medioambientales, de salud, entre otros.

Ahora, los expertos consultados coinciden en que el presente y el futuro de la nanotecnología en el país está en aprovechar eficientemente la biodiversidad nacional, como explica Johana Gutiérrez, gestora líder de la línea de Biotecnología de Tecnoparque, nodo Medellín: “La biodiversidad nos permite realizar productos nanotecnológicos basados en aprovechar algún microorganismo colombiano que sirva para sintetizar una nanopartícula. Es simplemente darle valor agregado a la materia prima”.

Lo cierto es que ya sea en biodiversidad, en nuevos materiales o en nanomedicina, Colombia debe seguir avanzando en esta área, pues su aplicación es de alto impacto en todos los sectores de la economía. Ello no solo contribuye a incrementar los niveles de competitividad, sino que también aportaría al desarrollo social del país.

El bolígrafo que escribe a escala nano

Esta nanoestilográfica permite manejar las nanopartículas y colocarlas en la posición deseada.
Esta nanoestilográfica permite manejar las nanopartículas y colocarlas en la posición deseada.Universidad de Texas

Un bolígrafo con el que no correrán ríos de tinta sino nanocreaciones. Ese es el original invento con el que el ingeniero Yuebing Zheng y sus compañeros de la Universidad de Texas (EE. UU.) pretendenresolver los problemas que ha planteado hasta ahora la nanofabricación, es decir, la creación de materiales usando partículas cuyo tamaño no supera los 100 nanómetros de diámetro (un nanómetro equivale a una milmillonésima parte de un metro). La nueva técnica podría ayudar a construir dispositivos electrónicos microscópicos, sensores biomédicos para diagnosticar enfermedades, nanopartículas para transportar fármacos, nuevas computadoras ópticas, paneles solares y otros ingenios.

El mecanismo en el que se basa es relativamente sencillo: la estilográfica libera microburbujas para inscribir (o escribir) nanopartículas de oro, silicio u otros materiales sobre una superficie. De este modo pueden manejar las ínfimas partículas con comodidad y colocarlas en la posición deseada sin dañarlas, manejando cómodamente diferentes formas, tamaños y distancias, como explicaban enNano Letters los autores del estudio. Y esta versatilidad permitiría avanzar en la creación de “un nuevo tipo de materiales, los llamados metamateriales, con propiedades y funciones diferentes que no existen en la naturaleza”, explica Zheng.

Es más, el bolígrafo podría incluso manejarse con un software de diseño similar al que usan las impresoras 3D. Y si todo avanza según lo previsto, además de esta versión portátil y ‘de bolsillo’, la tecnología podría trasladarse a la nanofabricación a gran escala

El material Aeropan basado en nanotecnología permite crear paneles aislantes

nanotecnología, CIRCE, Aeropan, Universidad de Zaragoza

El Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza y la empresa AMA Composites (Italia) han desarrollado un revolucionario material aislante para mejorar la eficiencia energética del hogar, con la mitad de espesor que uno convencional y con menor gasto energético en su fabricación. La creación de este nuevo material, llamado Aeropan y del que ya se han hecho varias pruebas, es un proyecto financiado por la Comisión Europea.

Investigaciones en nanotecnología han permitido crear paneles aislantes de gran efectividad. Se trata de Aeropan, un nuevo material, que incluye pequeñas cápsulas de aire, que le aportan importantes ventajas frente a los materiales tradicionales. Los paneles aislantes fabricados con Aeropan tienen unas características únicas gracias a la nanotecnología, que permite aumentar su capacidad aislante al reducir su conductividad térmica. El Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de laUniversidad de Zaragoza y la empresa AMA Composites (Italia) han desarrollado este innovador material.

De este modo, son solo necesarios 10 mm de panel de Aeropan para alcanzar los mismos niveles de aislamiento que se consiguen actualmente con 25 mm de un Panel de Poliestireno Expandido. Además, estas propiedades consiguen aumentar la vida útil del material hasta 60 años.

Preparado para comercializarse

La instalación de este material puede realizarse tanto en edificios de obra nueva como en los ya existentes, siendo este último ámbito el más interesante, ya que la facilidad de transporte e instalación de Aeropan es otra de sus ventajas más destacadas.

Anuncio:

Tras una fase de ensayos y pruebas, la empresa AMA Composites ha realizado la instalación del material en varios edificios piloto, y actualmente el producto ya está disponible para su comercialización.

El desarrollo del nuevo material forma parte del proyecto homónimo Aeropan, financiado por la Comisión Europea. El proyecto comenzó en Julio 2013 con el objetivo de industrializar un nuevo panel aislante prefabricado (Aeropan),  a través de un innovador proceso de producción, de baja presión, para obtener un termoplástico reforzado de bajo peso.

Producto eficiente

CIRCE, durante los tres años de duración del proyecto, ha validado el análisis de ciclo de vida del producto y simulado su comportamiento de vida energético, para garantizar que cumple con los requisitos técnicos y medioambientales. De este modo se ha conseguido desarrollar un proceso de fabricación que permite reducir el uso de materias primas y el tiempo de procesado, evitando emisiones de efecto invernadero y manteniendo al mínimo el consumo de energía.

El proyecto pretende contribuir así a los objetivos energéticos marcados por la Unión Europea para el año 2020, al actuar sobre uno de los sectores clave en la lucha contra el cambio climático.De acuerdo a los informes de la Comisión Europea sobre Edificios Energéticamente Eficientes, el sector de la construcción representa en torno a un 40% del consumo total de energía en la Unión Europea y uno de los principales contribuyentes en emisiones de gases de efecto invernadero.

Fuente: Universidad de Zaragoza

Investigación en nanotecnología beneficiará a la industria avícola

05 abril 2016

EUA – El Secretario de Agricultura estadounidense, Tom Vilsack, anunció una inversión de más de 5,2 millones de dólares para apoyar la investigación sobre nanotecnología en 11 universidades.

Las universidades investigarán sobre formas en que la nanotecnología puede usarse para mejorar la inocuidad alimentaria y los combustibles renovables, para aumentar el rendimiento de los cultivos, controlar plagas agrícolas, entre otros.

Con los fondos, la Universidad de Auburn propone mejorar la monitorización de patógenos en toda la cadena de suministro a través de la creación de un sistema sencillo de usar que pueda detectar simultáneamente varios patógenos que provocan enfermedades de transmisión a través de los alimentos, de manera precisa, rentable y rápida.

Los expertos en nanotecnología, biología molecular, vacunación y salud aviar de la Universidad de Wisconsin trabajarán para desarrollar vacunas para aves basadas en nanopartículas con el objetivo de prevenir infecciones emergentes en las aves.

Del equipo de redacción de ElSitioAvícola

Los recubrimientos a base de nanotecnología, una alternativa a los derivados del petróleo

 nanotech-cancer

La nanotecnología permitirá identificar si un tumor es sensible o resistente a un fármaco quimioterápico o inmunoterápico en cuestión de horas.

El estudio, publicado en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences», muestra que el uso de nanopartículas posibilita que las células tumorales que mueren a consecuencia del tratamiento emitan fluorescencia –es decir, se iluminen de color verde–, lo que permite identificar si un tumor es sensible o resistente a una terapia específica de forma mucho más rápida a como sucede con las actuales técnicas de monitorización.

Como explica Shiladitya Sengupta, director de la investigación, «utilizando esta técnica, las células se iluminan en el momento en el que un fármaco anticancerígeno empieza a realizar su labor. Así, podemos saber si el tratamiento para el cáncer es efectivo en cuestión de horas. Nuestro objetivo a largo plazo es descubrir un método para evaluar la eficacia terapéutica de forma precoz y, así, poder evitar la administración de fármacos quimioterápicos en pacientes que no están respondiendo a los mismos».

Eficacia ‘iluminada’

En el momento de su muerte, las células tumorales activan una enzima denominada ‘caspasa’. Por ello, los investigadores han desarrollado un compuesto que emite fluorescencia en presencia de las caspasas activadas para, de esta manera, poder diferenciar los tumores en función de su sensibilidad o resistencia a los fármacos que se emplean comúnmente en la quimioterapia y la inmunoterapia.

Y estas nanopartículas, ¿permiten identificar con precisión cuándo un tratamiento está siendo eficaz? Pues según en el estudio, sí, cuando menos en modelos preclínicos. Concretamente, los autores utilizaron nanopartículas cargadas con el elemento fluorescente y con un fármaco quimioterápico convencional –paclitaxel– en un modelo preclínico de cáncer de próstata y observaron que, frente a aquellos resistentes al paclitaxel, los tumores sensibles al fármaco mostraron una fluorescencia hasta cuatro veces más intensa en tan solo ocho horas

El uso de la nanotecnología permitirá identificar si un tumor es sensible o resistente a un fármaco quimioterápico o inmunoterápico en cuestión de horas.

El estudio, publicado en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences», muestra que el uso de nanopartículas posibilita que las células tumorales que mueren a consecuencia del tratamiento emitan fluorescencia –es decir, se iluminen de color verde–, lo que permite identificar si un tumor es sensible o resistente a una terapia específica de forma mucho más rápida a como sucede con las actuales técnicas de monitorización.

Como explica Shiladitya Sengupta, director de la investigación, «utilizando esta técnica, las células se iluminan en el momento en el que un fármaco anticancerígeno empieza a realizar su labor. Así, podemos saber si el tratamiento para el cáncer es efectivo en cuestión de horas. Nuestro objetivo a largo plazo es descubrir un método para evaluar la eficacia terapéutica de forma precoz y, así, poder evitar la administración de fármacos quimioterápicos en pacientes que no están respondiendo a los mismos».

Eficacia ‘iluminada’

En el momento de su muerte, las células tumorales activan una enzima denominada ‘caspasa’. Por ello, los investigadores han desarrollado un compuesto que emite fluorescencia en presencia de las caspasas activadas para, de esta manera, poder diferenciar los tumores en función de su sensibilidad o resistencia a los fármacos que se emplean comúnmente en la quimioterapia y la inmunoterapia.

Y estas nanopartículas, ¿permiten identificar con precisión cuándo un tratamiento está siendo eficaz? Pues según en el estudio, sí, cuando menos en modelos preclínicos. Concretamente, los autores utilizaron nanopartículas cargadas con el elemento fluorescente y con un fármaco quimioterápico convencional –paclitaxel– en un modelo preclínico de cáncer de próstata y observaron que, frente a aquellos resistentes al paclitaxel, los tumores sensibles al fármaco mostraron una fluorescencia hasta cuatro veces más intensa en tan solo ocho horas

LA NANOTECNOLOGÍA PERMITIRÁ SABER SI LA QUIMIOTERAPIA NO FUNCIONA COMO SE ESPERA

Te llevo en las venas

La implementación de la nanotecnología permitirá identificar –en tan solo un par de horas- si un tumor es sensible o resistente a la quimioterapia.

La quimioterapia es una de las herramientas fundamentales, en muchos casos, para combatir el cáncer. De allí que sea importante saber cómo reaccionará el organismo del paciente frente al tratamiento químico. ¿Qué pasaría si se pudiese saber de antemano si un tratamiento logrará su objetivo de destruir un tumor o si serán muchos más sus efectos negativos que positivos?

Eso es justamente lo que pretende lograr la nanotecnología. Investigadores del Brigham and Women’s Hospital, en Boston (EE.UU.), desarrollaron una técnica que permite evaluar la eficacia de la quimioterapia y de la inmunoterapia en cuestión de horas; todo mediante la nanotecnología.

Según recoge un estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, y citado por el diario ABC de España, el uso de nanopartículas posibilita que las células tumorales que mueren a consecuencia del tratamiento emitan fluorescencia (que se iluminen de color verde). Esto permitiría identificar si un tumor es sensible o resistente a una terapia específica de forma mucho más rápida a como sucede con las actuales técnicas de monitorización.

“Utilizando esta técnica, las células se iluminan en el momento en el que un fármaco anticancerígeno empieza a realizar su labor. Así, podemos saber si el tratamiento para el cáncer es efectivo en cuestión de horas. Nuestro objetivo a largo plazo es descubrir un método para evaluar la eficacia terapéutica de forma precoz y, así, poder evitar la administración de fármacos quimioterápicos en pacientes que no están respondiendo a los mismos”, apunta una de las investigadoras del estudio.

El enigma de los micromundos

Sesión de apertura del congreso Nanospain ayer en el palacio de congresos Riojafórum. :: juan marín
Sesión de apertura del congreso Nanospain ayer en el palacio de congresos Riojafórum. :: juan marín
El físico Pedro Miguel Echenique impartió ayer la conferencia inaugural de este congreso, que reúne a parte del ‘ecosistema nano’ de todo el mundo
Científicos e investigadores se dan cita en el foro Nanospain hasta el viernes
S. MORENO LAYA LOGROÑO
Sesión de apertura del congreso Nanospain ayer en el palacio de congresos Riojafórum. :: juan marín
«Why attophysics?». Y la gente escuchaba con suma atención la intervención en inglés por más de media hora de una de las voces más importantes en el mundo de lo pequeño. Era el español Pedro Miguel Echenique, un físico de relumbrón internacional que impartió ayer en Riojafórum el discurso de inauguración Nanospain 2016. Serán en total, con la de ayer, cuatro jornadas para desentrañar los secretos mejor guardados durante el último año sobre el enigma de los micromundos, esos que nos suenan más cuando se denominan como nanotecnología, y que trasciende a estos niveles de investigación tan elevados a un escalón superior reconocido como nanociencia.

NANOSPAIN

uDías. Se desarrollará hasta el próximo el próximo viernes 18 de marzo.
uLugar. Riojafórum
uTemas principales.Este congreso reúne a científicos e investigadores con empresas. Tratarán sobre el grafeno, nanobiotecnología y nanomedicina, nanomateriales, nanoelectrónica y electrónica molecular, nanoquímica, nanomagnetismo, nanofotónica y aplicaciones en la policía científica.
De Suiza, Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, España… científicos e investigadores reunidos durante cuatro días para saber, tras la primera sesión, algo más sobre eso del «attophysics», incomprensible para el gran público. Pero son estas personalidades las que investigan para desarrollar nuevas líneas del uso de la nanotecnología, por ejemplo, en la cura del cáncer, o en el uso de los nanoalimentos… «Trabajamos para entender el comportamiento de la materia a esta escala tan minúscula», explica Pedro Miguel Echenique, que se introduce a continuación en una serie de conceptos científicos que define al ser humano como agente universal.

El enigma de los micromundos para entender el funcionamiento de todo lo demás en un foro, Nanospain, que profundiza en los temas comunes entre los participantes y un enlace entre la industria y los investigadores. Desde el 2004, año en el que arrancó Nanospain, se ha convertido en un encuentro conocido por el sector, con el objetivo de aglutinar y coordinar los esfuerzos realizados en el campo de la nanotecnología por grupos españoles de universidades, institutos de investigación y empresas. «Porque pasará como con el láser, que al principio se veía como una solución a un problema en concreto, pero ahora mismo el uso del láser se ha convertido en una auténtica industria por las muchas aplicaciones que se le han logrado dar», evidenció Echenique para explicar la importancia de estas reuniones

 Hay nanopartículas cuyo principio activo es un nanocatalizador que va directamente a un target para atacar una enfermedad.

Cuando se habla de nanomedicamentos se puede pensar en ciencia ficción. Nos imaginamos tomar una píldora que contenga un ejército de nanorobots de tamaño molecular, programados para introducirse en las células del cuerpo y combatir a los virus, reparar alteraciones genéticas, eliminar moléculas nocivas, etc. Según Víctor Puntes, aunque algo hay de eso, hay que ponerlo en contexto. Puntes investiga en nanomedicamentos en el Instituto Vall d’Hebron. Estudió química en Estrasburgo y se doctoró en física en Barcelona. Trabajó en la Universidad de California, en Berkeley. “Se está trabajando –explica- en pequeñísimas partículas que son principios activos. Hay nanopartículas cuyo principio activo es un nanocatalizador que va directamente a un target para atacar una enfermedad. Y tenemos nanopartículas de zinc, de óxido de hierro, de óxido de cerio que sirven de agentes de contraste o reducen el estrés oxidativo relacionado con la inflamación y la radioterápia, o nanopartículas de principios activos naturales como la curcumina que tienen propiedades antitumorales. Todos son nanomedicamentos, sean principios activos o vehículos para su liberación”.

Por su parte, María José Alonso, matiza que “en ocasiones, el propio fármaco es la nanopartícula”. Alonso es catedrática del Departamento de Farmacología y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Santiago de Compostela. Pionera en la aplicación de la nanotecnología a la farmacia, en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) avanzó en la simulación de compuestos biotecnológicos. Ha sido vicerrectora de Investigación e Innovación de la Universidad de Santiago de Compostela. “Aunque hasta el momento -recuerda- se ha trabajado más en liberación del medicamento (Drug Delivery) que en principios activos. Actualmente existen más de 40 nanosistemas de liberación de fármacos, dirigidos a cáncer, enfermedades infecciosas, dolor, enfermedades autoinmunes, acromegalia, afecciones oculares. Son aplicaciones de la nanonización, que consiste en reducir el tamaño a menos de una micra”. Y se comercializan para aplicaciones orales, oculares, nasales, inmunoterapias.

“Existen más de 40 nanosistemas de liberación de fármacos, dirigidos a cáncer, enfermedades infecciosas, dolor, enfermedades autoinmunes, acromegalia, afecciones oculares”

En el campo de la investigación en nanomedicamentos, ¿en qué trabajan exactamente, en la creación de principios activos o en la construcción de nanoexcipientes que permiten liberar más adecuadamente el fármaco? Víctor Puntes habla primero: “trabajo en la partícula para la liberación del fármaco, haciéndola más grande o más pequeña. Para alterar, por ejemplo, la actividad de algunos fármacos con partículas de oro o de otros metales. Pero también en la preparación de principios activos, tanto en terapias como en diagnósticos”.

María José Alonso, especializada en el conocimiento de barreras biológicas de los fármacos, se ocupa de la tecnología farmacéutica moderna, que es la nanotecnología, es decir que no se trata de obtener un comprimido sino un vehículo de pequeño tamaño que puede ir al objetivo terapéutico.

Lo realmente importante es que ambos investigadores colaboran desde hace tiempo en varios proyectos para su aplicación en clínica. Para el profesor Puntes, “en la multidisciplinaridad se te ocurren cosas que a un médico sería insensato que se le ocurriesen y al revés. Igual que el médico dice: por qué no hacemos esto y lo primero que pienso es, vaya barbaridad; pero eso te permite aproximaciones que por tu formación no harías de buen principio. Y te da muchas oportunidades de hacer cosas”.

Coinciden en que hay dos agentes que se han mostrado un poco reticentes durante tiempo: la industria y los propios clínicos. Lo que haces tiene que interesar a los dos. La profesora Alonso cree que “ahora ya les interesa. El médico es fundamental porque sabe lo que necesita y lo que el paciente quiere. Si no se confía, la solución no se aplica. O si no es práctica. Hay que tener en cuenta la opinión de los médicos y del paciente”.

¿Qué consecuencias puede tener el nanomedicamento a efectos prácticos? En opinión de Víctor Puntes, “la nano será responsable de hacer crónico el cáncer, de obtener mejores vacunas, terapia génica, bosques de anticuerpos, la nano se plantea como algo transversal que ayudará a luchar contra muchas enfermedades”.

Para María José Alonso, “la tendencia actual en la industria se centra en el diseño de moléculas complejas altamente especializadas, como son péptidos, proteínas, anticuerpos monoclonales, y esas moléculas requieren de un vehículo adecuado para su administración. Cada vehículo tiene que ser diseñado específicamente. La biotecnología es la clave del progreso de la medicina”.

Los dos coinciden en que “el nanomedicamento ha de llegar a la célula y no se han de producir efectos adversos. Medicina de precisión, genoma, mapeo del tratamiento y efectos del tumor, medicamentos dirigidos, son los objetivos”.

Actualmente el doctor Puntes trabaja en resistencia antibiótica y antitumorales. Como ejemplo de su trabajo, comenta que “con el Hospital Clínic de Barcelona estamos investigando una nanopartícula contra la inflamación crónica del hígado, la cirrosis, que no deja de recordarnos los efectos secundarios de la borrachera”. Por su parte, la profesora Alonso está centrada “en partículas con gran penetración en el tumor”.

Buscan obtener acero inoxidable para implantes dentales a bajo costo

Científicos de Querétaro desarrollan pintura autolimpiable

Por Israel Pérez

Santiago de Querétaro, Querétaro. 16 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Con la finalidad de proteger superficies de casas habitación, edificios o monumentos históricos, así como evitar la entrada de agentes patógenos a las viviendas aprovechando la energía solar, investigadores de la carrera de nanotecnología de lapintura autolimpiableUniversidad Autónoma de Querétaro (UAQ) diseñaron un recubrimiento autolimpiable a base de componentes nanoestructurados.

La profesora investigadora del área de Nanotecnología de la UAQ, Karen Esquivel Escalante, explicó que se trata de un recubrimiento parecido a una pintura que, por efecto de la luz solar y la humedad del ambiente, va limpiando de manera eventual cualquier mancha que se encuentra adherida en una superficie, que puede ser porosa o lisa, piedra natural, cemento o mortero.

“En este proyecto trabajan también los profesores investigadores Eduardo Arturo Elizalde Peña y Carlos Guzmán Martínez, todos nosotros de la carrera de nanotecnología de la Facultad de Ingeniería de la UAQ. Este recubrimiento es un material nanoestructurado que se sintetiza en el laboratorio a base de dióxido de titanio (TiO2) y se modifica con diferentes metales para darle una tonalidad específica —si el cliente lo quisiera—, y conforme se va modificando, cambiamos sus propiedades para que se active con la luz del sol”, destacó.

Beneficios para la salud y medio ambiente

Esquivel Escalante puntualizó que este recubrimiento autolimpiable ofrece también una barrera de protección contra agentes patógenos que se encuentran en el medio ambiente, lo que permitiría mejorar las condiciones de la calidad del aire dentro de los hogares, en especial, cuando existen entre sus habitantes problemas respiratorios o personas que son propensas a infecciones.

karen esquivel y eduardo elizaldeKaren Esquivel y Eduardo Elizalde.“Este recubrimiento autolimpiable ofrece, además de la eliminación de cualquier mancha generada por la contaminación o el vandalismo, una protección contra microorganismos que se llegaran a pegar en las superficies; estamos hablando de microorganismos patógenos, virus como el de la gripe, coliformes o incluso fecales. Algo que hay que destacar también es que este recubrimiento puede ser aplicado en superficies ubicadas en zonas donde existe una gran concentración de humedad, en las que se llega a generar moho y algas en las paredes”, abundó.

Por su parte, el profesor investigador de nanotecnología de la UAQ, Eduardo Arturo Elizalde Peña, destacó que otro de los objetivos del diseño de este recubrimiento fue contribuir a la estética de las construcciones en las ciudades, por lo que se trabaja en superficies que históricamente han sido utilizadas en las construcciones no solo de edificios o casas habitación, sino también monumentos históricos que por cuestiones climatológicas o de la contaminación —principalmente el esmog que producen los automóviles—, suelen ser afectados.

“Actualmente trabajamos con cantera rosa, que es la que se trabaja en esta región y que suele mancharse mucho porque, dadas sus características, suele absorber manchas orgánicas. Casi todos los contaminantes son de naturaleza orgánica, entonces el recubrimiento lo que hace es eliminarlos, los va degradando, los deshace y los residuos ya no se quedan ahí. Básicamente lo que hace es ir quitando las propias manchas a través de los efectos del sol, que además es una energía que no nos cuesta. Este recubrimiento no se desprende, se puede tocar y no deja residuos. Es también para mantener la estética de las construcciones, el esmog que generan los autos también mancha, pero con este recubrimiento se van limpiando eventualmente”,

 Científicos australianos crean los lentes de cámara más delgados del mundo

Por Xinhua –  marzo 11, 2016, 10:50 am

avance, cientificos, lentes, crear, tecnologia, nanotecnologia, medicina,
Foto: Atletic

Científicos australianos han creado los lentes de cámara más delgados del mundo, un logro que se prevé impulsará avances masivos en medicina y nanotecnología. Los lentes, desarrollados en la Universidad Nacional Australiana (ANU, por sus siglas en inglés) en Canberra, tienen un grosor de sólo 6,3 nanómetros, ocho veces más delgados que los lentes que tenían el récord previo de 50 nanómetros.

El Dr. Larry Lu de la Escuela de Investigación de Ingeniería de la ANU dijo que la tecnología podría usarse en la industria en general a través del desarrollo de pantallas flexibles de computadoras y televisión.

“Este tipo de material es el perfecto candidato para las futuras pantallas flexibles”, dijo hoy Lu.

“También seremos capaces de usar una serie de microlentes para imitar los complejos ojos de los insectos”, indicó.

Se prevé que los avances en las cámaras miniatura también tendrán efectos amplios en la medicina, porque los lentes son de dos milésimas del grosor de un cabello humano.

Los científicos crearon los lentes de disulfuro de molibdeno, un material de vidrio flexible con características electrónicas.

“El disulfuro de molibdeno es un cristal sorprendente”, comentó Lu. “Sobrevive a altas temperaturas, es lubricante, es un buen semiconductor y también puede emitir fotones”.

El equipo creó sus lentes a partir de cristales de 6,3 nanómetros, o nueve capas atómicas, de espesor. Mientras quitaba cada capa de disulfuro de molibdeno por medio de cinta adhesiva, el equipo descubrió que cada capa del material de vidrio tiene propiedades ópticas extraordinarias gracias a su alto índice de refracción, algo perfecto para usarse en los lentes de cámaras.

Lu indicó que el descubrimiento preparará el camino para mayores avances en nanofotografía y nanotecnología.

“La capacidad de manipulación del flujo de luz en escala atómica abre una posibilidad excitante hacia una miniaturización sin precedentes de los componentes ópticos y hacia la integración de funcionalidades ópticas avanzadas”, afirmó

La Rioja acoge el Congreso de nanotecnología NanoSpain 2016

La Rioja - Nanospain 2016 – Nanociencia – Nanotecnología – Riojaforum- Logroño

Del 15 al 18 de marzo tendrá lugar el Congreso de nanotecnología Nanospain 2016 en el Riojaforum de Logroño. En el evento, que impulsa la aplicación de este tipo de tecnología y se ha ido haciendo un hueco dentro del sector participarán universidades, institutos de investigación y empresas, para debatir en torno a temas que abarcan desde la nanobiotecnología a la nanoelectrónica.

i

El IPN desarrolla sustituto de piel para curar heridas a diabético

Hasta el momento se han realizado pruebas in vitro que garantizan la biocompatibilidad de la aplicación. NTX / ARCHIVO

    • Es una estructura construida con proteínas, coláfeno y elastina

El producto ayudará a reducir el tiempo de curación y disminuirá las cicatrices

CIUDAD DE MÉXICO (09/MAR/2016).- Un grupo de científico del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolla un sustituto de piel para reducir el tiempo de curación y disminuir las cicatrices causadas por quemaduras o heridas que se complican a causa de la diabetes.

Los desarrolladores buscan que el producto se comercialice este año, indicó el investigador del Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA), Unidad Legaria, Josué Jiménez Vázquez, en un comunicado del Politécnico.

Hasta el momento se realizaron pruebas in vitro que garantizan la biocompatibilidad de la aplicación de los andamios en las áreas afectadas de la piel con la finalidad de disminuir cicatrices y pliegues, explicó el investigador.

Los andamios son una estructura construida con las proteínas, colágeno y elastina que funciona como soporte de los tipos celulares que son incorporados con nanotecnología, detalló Jiménez Vázquez.

“En México es la primera vez que se usa la nanotecnología para crear un sustituto de piel conformado por el andamio y las células queratinocitos y fibroblastos”, resaltó.

El investigador mencionó que en diversos estados de México usan la telaraña como alternativa efectiva al vendaje; sin embargo, como es difícil obtener grandes cantidades de este material se buscaron las proteínas similares como el colágeno y elastina.

“Este sustituto de piel se consiguió a través de la extracción de colágeno de la piel de pollo, el cual fue purificado y liofilizado”, puntualizó Jiménez Vázquez.

Mediante la nanotecnología se desarrollaron las nanofibras con el colágeno para construir los andamios con la simulación de la matriz extracelular, donde se cultivan las células queratinocitos y fibroblastos.

El investigador y asesor del proyecto definió que otra de las ventajas que ofrece este desarrollo es que al aplicarse a la piel sintética sobre las heridas frescas se absorbe el andamiaje que es biocompatible y biodegradable.

Lo anterior permite que al regenerarse la nueva piel tenga vascularización y desarrolle tanto sensaciones nerviosas como de circulación en la sangre, apuntó el investigador, quien añadió que tras realizar diversas pruebas logró que los andamios sean biocompatibles y no tóxicos para las células.

“Vimos las propiedades de la telaraña que es una proteína del tipo fibrosa y buscamos otras similares para que al entrar el colágeno y la elastina, que son proteínas biocompatibles y biodegradables que se encuentran en la piel, se absorban”, resaltó.

Tras construir en el laboratorio la piel sintética se harán pruebas con animales durante tres meses y de acuerdo con los resultados obtenidos se continuará con el protocolo para aplicarlo en personas con quemaduras y pie diabético.

El investigador del Politécnico precisó que al concluir las pruebas del proyecto lo patentará y promoverá en el Sector Salud para beneficiar a la población que sufre estos problemas.

Desarrollan microdispositivos para viajes al espacio

Por Israel Pérez

Santiago de Querétaro, Querétaro. 17 de febrero de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Con el objetivo de diseñar tecnología que pueda monitorear las condiciones de salud de los astronautas en el espacio exterior, el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (Cideteq) y la Agencia Espacial Mexicana (AEM) desarrollan un proyecto conjunto para llevar sensores o microdispositivos de conversión de energía en los viajes espaciales.

banner microdispositivo viaje espacial

El investigador del Cideteq a cargo del proyecto y miembro del grupo Sistemas Electroquímicos de Energía (Seqe), Francisco Merhande Cuevas Muñiz, explicó que esta iniciativa científica y tecnológica surgió ante una convocatoria de la AEM y consiste en el diseño de sensores para medir parámetros en sangre —principalmente glucosa—, con los que se pretende conocer más respecto a la composición de los fluidos durante los procesos de salida al espacio y regreso a la Tierra de los astronautas.

“Ese ha sido nuestro interés. En este tipo de dispositivos hay que considerar cómo afecta la microgravedad y es ahí donde nosotros estamos incursionando en el diseño de esta tecnología. Actualmente ya encontramos algunos materiales candidatos, tenemos diseños, hemos hecho simulaciones computacionales y ahora vamos a pasar a la etapa de fabricación y de evaluación del dispositivo”, destacó.

Cuevas Muñiz abundó que el proyecto del Cideteq para la AEM incluye el envío de estos sensores en los satélites y las cápsulas espaciales con fuentes de energía autosustentables, es decir, que puedan llevar dispositivos que soporten la microgravedad y que tengan microceldas de combustible como fuente de energía para la transmisión de señales.

francisco Merhande cuevas01“Lo que se busca es el acoplamiento, nosotros en Cideteq empezamos como un grupo de energía, pero luego encontramos similitudes entre extraer energía de una sustancia y también poderla ‘sensar’; algunos de nuestros proyectos están orientados hacia tener celdas de combustible acopladas a sensores con mayor durabilidad y buscar ese tipo de condiciones extremas, como pueden ser las del espacio exterior”, puntualizó.

Ei investigador del Cideteq enfatizó que el proyecto con la AEM no se limita al diseño de estos microdispositivos y su funcionalidad en el espacio exterior, sino también considerar su utilización en otros planetas.

“Con la exploración de Marte, por qué no pensar en estos sensores dadas las condiciones tan diferentes de gravedad y atmósfera que tiene este planeta con respecto a la Tierra. Ahora que se ha descubierto la existencia de agua en Marte hay un interés real hacia su conquista, porque la luna ya se ha estudiado bastante con el paso de los años”, destacó.

Francisco Merhande Cuevas Muñiz aseguró que los prototipos de microdispositivos ya se encuentran en la etapa de evaluación, por lo que se estableció contacto con una institución en Perú donde se realizarán las pruebas con gravedad simulada para evaluar su funcionalidad, además de destacar el entusiasmo creciente de la comunidad científica para participar en proyectos de la industria espacial.

“Ahora que fuimos financiados por la AEM hemos visto que sí se está haciendo mucho trabajo; es más común ver que se organizan más congresos de medicina espacial o de astronáutica. La idea es contribuir poco a poco e ir generando interés en el país, es un área de oportunidad en la que podemos incursionar los investigadores porque ha habido mucho apoyo; creo en unos cuantos años podemos empezar a desarrollar en México nuestra propia tecnología espacial”, finalizó.

El Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica informó que existe el compromiso con la Agencia Espacial Mexicana de entregar el prototipo final en julio de 2017.

banner microdispositivo viaje espacial02

LamEnto boliviano

El inventor y futurólogo Raymond Kurzweil advirtió que para 2045 seremos inmortales. La nanotecnología sustituirá nuestros órganos enfermos, y los androides y las máquinas estarán a nuestro servicio. Viviremos un mundo paralelo entre la realidad y la virtualidad en una dimensión que ya comienza a perfilarnos. El siglo XXI parece convertirse en la centuria de los eternos. Algunos, sin embargo, se han adelantado a la ciencia y se han declarado imperecederos, únicos, insustituibles como los primeros habitantes de la Tierra: Adán y Eva o Adán y Evo, o estrictamente Evo.

Recuerdo una intervención de Evo Morales, recién elegido, en la que con mucha humildad en un acto que le organizó su padrino Hugo en Venezuela, pedía que lo ayudaran. Argüía su inexperiencia, sus dificultades incluso con el idioma castellano, su ingreso a un mundo, el de la política, en el que como sostenía uno de los Medici: “No se anda precisamente con el rosario entre las manos”. Aquella declaración no era la de un impostor, no se trataba de un ensayo demagógico. Lucía sincero, auténtico, sin libreto a la medida. Venía del universo de los luchadores, equivocados o no, pero ostentaba una vida austera en un apartamento humilde con el único vicio del fútbol a cuestas. Hasta Chávez se sorprendió con sus palabras. Luego el poder lo devoró implacablemente y pidió privilegios, no entendió la economía, solicitó enemigos, confiscó, expropió y hasta se compró un jet privado siempre en nombre de los excluidos. Entre el timorato, el balbuceante que juntaba con dificultad las palabras para que no se le perdieran en el intento y el hombre displicente de la actualidad que ve por encima del hombro a los demás, queda el saldo trágico de cómo el poder modela sus criaturas hacia un idioma superior.

En un país como Bolivia que cuenta históricamente con más de 190 golpes de Estado desde su creación, no cabe duda de que Evo contribuyó a su estabilidad estatal, social y económica en una república muy movilizada políticamente. A pesar de los resultados adversos del referéndum que le impiden reformar la Constitución y presentarse en las elecciones de 2019, Evo y su vicepresidente, García Linera, tienen el descaro de decir que nadie ha ganado cuando ese mismo pueblo, mil veces invocado, le ha recordado sus límites, su ya recortada estatura pública. Bolivia plurinacionalmente le ha dado fecha para su vuelta a casa y con él toda su quincalla marxista y perdedora. Evo: no te vistas que no vas. O al estilo de los Enanitos Verdes en su Lamento boliviano: Evo, no te peines en la cama…Que los viajantes se van a atrasar

Israel y Alemania firman declaración sobre Nanotecnología y Seguridad Cibernética

Banderas de Israel y Alemania

Israel y Alemania firman declaración sobre Nanotecnología y Seguridad Cibernética

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, junto con otros ministros y directores de ministerios de gobierno se reunió con altos funcionarios alemanes la semana pasada en Berlín.

En una reunión entre el Director General del Ministerio de Economía e Industria Amit Lang y el Secretario de Estado Parlamentario de Alemania y la Ministra Federal de Educación e Investigación Thomas Rachel, los dos firmaron una declaración conjunta de intenciones sobre cooperación en el campo de la nanotecnología y decidió publicar una convocatoria para aplicaciones en el campo de la seguridad cibernética.

En la declaración de intenciones, los dos funcionarios expresaron su interés en el fortalecimiento de la cooperación bilateral en materia de I + D y la innovación tecnológica. Dicha cooperación incluirá programas conjuntos para apoyar a las pequeñas y medianas empresas activas en el campo de la nanotecnología, así como la cooperación entre los institutos de investigación de ambos países. Los organismos encargados de la aplicación de la declaración son la Autoridad Israelí de Innovación (Oficina del Jefe Científico) y el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania.

Se espera que la convocatoria conjunta de las solicitudes publicadas por el Ministerio de Economía e Industria y el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania israelí para convertirse en una plataforma para las industrias relevantes y empresarios de ambos países para la cooperación en seguridad cibernética, a través de asistencia financiera para proyectos de D conjunto de I + en el campo, en base al acuerdo de I + D previamente firmado por los dos ministerios.

La decisión de publicar una convocatoria conjunta de aplicaciones es una expresión de la gran cooperación económica y la investigación entre Israel y Alemania y de la posición de Alemania como uno de los principales socios comerciales de Israel.

El carbono revoluciona la nanotecnología

A partir de este elemento pueden obtenerse materiales con numerosas aplicaciones en astronomía, electrónica, biomedicina…

nanotubo


En 2004, Andre Geim y Konstantin Novoselov, dos físicos de la Universidad de Mánchester, en el Reino Unido, anunciaron que habían desarrollado una técnica para aislar grafeno a partir del grafito, el mismo compuesto con el que se fabrican las minas de los lápices. Se trata de un material bidimensional –tiene el espesor de un átomo de carbono– que ya había sido descrito teóricamente en la década de 1930.

La investigación de Geim y Novoselov reveló que el grafeno presenta algunas propiedades muy interesantes: es transparente, muy resistente, extremadamente elástico y, a la vez, conduce muy bien la electricidad. Así, un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Sídney, en Australia, ha manipulado la estructura del grafito para obtener hojas de grafeno sumamente flexibles y tan finas como el papel, pero más fuertes que el acero. De hecho, pese a su aparente ductilidad y a que son seis veces más ligeras que este, resultan ser el doble de duras y diez veces más resistentes a la tracción.

Algunos expertos apuntan que este será el componente fundamental de los futuros chips y pantallas táctiles.  Pero el grafeno es solo una de las formas que puede adoptar el carbono llamadas a revolucionar la nanotecnología. A partir de este mismo elemento, unos científicos de la Universidad de Míchigan, en EE. UU., han hecho crecer millones de nanotubos de carbono sobre una oblea de silicio. De esa forma, han compuesto singulares esculturas nanométricas. Una técnica similar podría usarse para diseñar nuevos sensores y sistemas de almacenamiento de datos y refrigeración de chips más eficientes que los actuales.

Asimismo, unos expertos del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA han creado un nuevo material que absorbe el 99,5 % de la luz que recibe. Para ello, dispusieron sobre un sustrato un bosque de nanotubos de carbono colocados en posición vertical. La luz, ya sea ultravioleta, visible, infrarroja o infrarroja lejana, queda atrapada entre los espacios que dejan estas estructuras. El avance resulta especialmente útil para la construcción detelescopios y sistemas de observación espacial.

Por último, unas burbujas de grafeno de  entre 3 y 4 micras de diámetro diseñadas por un equipo de nanotecnólogos de la Universidad de Princeton y del Laboratorio  Nacional del Pacífico Noroeste,  en EE. UU., permitenalmacenar 15.000 miliamperios/hora por  gramo, lo que supone un gran acopio de energía.  El avance parece especialmente adecuado para el desarrollo de baterías más eficientes

Un láser de estado sólido a escala nanométrica

Una de las principales áreas de investigación en fotónica se centra en el estudio y desarrollo de nuevos láseres, ya que estos dispositivos constituyen la fuente de luz con mayor grado de direccionalidad, brillo, posibilidad de manipulación y control. Dentro de estos sistemas, los láseres de estado sólido, constituidos por iones emisores de luz embebidos en un cristal, son una herramienta fundamental en una extensa variedad de áreas industriales, en investigación, en medicina y en comunicaciones.

Ahora, físicos de de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en colaboración investigadores del Centro de Física de Materiales-Donostia International Physics Center, en España, han obtenido por primera vez acción láser confinada en regiones espaciales nanométricas mediante un láser de estado sólido activado ópticamente con iones de neodimio (Nd3+).

Mediante un proceso fotoquímico simple y de muy bajo coste, el grupo de investigación dirigido por Luisa Bausá, ha fabricado cadenas lineales de nanopartículas de plata sobre la superficie del láser y ha llevado a cabo los experimentos para la demostración de acción láser en la nanoescala. El equipo ha comprobado que el efecto de estas cadenas posibilita la acción láser en las regiones adyacentes a las nanopartículas, con una eficiencia 15 veces superior a la obtenida en el láser convencional.

“Este trabajo,  publicado recientemente en la revista Nano Letters, abre la vía para reducir a la nanoescala muchos otros láseres de estado sólido existentes hoy en día que son capaces de cubrir el amplio rango espectral que va desde el ultravioleta al infrarrojo medio. Las ventajas inherentes a este tipo de láseres son su estabilidad química y térmica y la calidad de línea de emisión”, explican los investigadores.

Entre las aplicaciones que podrían beneficiarse de estos sistemas se encuentran la biodetección con sensibilidad ultraextrema, la posibilidad de disponer circuitos ópticos ultracompactos y ultrarápidos o el control de las interacciones extremas entre la luz y la materia para su aplicación en computación cuántica.

[Img #34102]

Esquema de funcionamiento del nanolaser de estado sólido junto con imágenes de la acción láser generada en las regiones donde se sitúan las cadenas de nanopartículas de plata. (Foto: UAM)

Desde su descubrimiento, los láseres de estado sólido han experimentado un fuerte desarrollo. Hoy se dispone de una gran variedad de configuraciones en cuyos extremos se situarían, por un lado, los láseres de gran tamaño y alta potencia como los utilizados para experimentos de fusión nuclear o para la reciente detección de ondas gravitacionales mediante el sistema LIGO; y por otro lado, los láseres miniaturizados en forma de microchips compactos para su implementación en grandes redes de transferencia y procesado de datos

Sin embargo, los nuevos retos en nanociencia y nanotecnología requieren reducir el tamaño de los láseres por debajo del micrómetro. Este tipo de dispositivos son realmente prometedores ya que disponer de láseres en tamaños nanométricos puede generar toda una revolución en variedad de aplicaciones en biomedicina, tecnología de sensores, tecnologías de la imagen o tecnologías de la información.

Las limitaciones que sufren los sistemas ópticos convencionales en estas reducidísimas escalas de tamaño, debido principalmente al fenómeno de difracción óptica, hacen que el desarrollo de ‘nanoláseres’ requiera conceptos físicos y diseños radicalmente diferentes de los utilizados en los láseres convencionales.

Una buena aproximación para lograr este objetivo consiste en la utilización de estructuras metálicas de pocas decenas de nanómetros que tienen la capacidad de actuar como nanoantenas ópticas confinando gran densidad de energía electromagnética en las cercanías de su superficie (efecto plasmónico).

La asociación de nanoestructuras metálicas con cristales láser permite el confinamiento de la luz láser generada en tamaños inferiores a su propia longitud de onda. Hasta este estudio no se había demostrado la posibilidad de acción láser en la nanoescala utilizando un láser de estado sólido. (Fuente: UAM)

Nissan prepara el camino para autos que no se ensucian

Nissan está probando en México una tecnología para evitar que la humedad, lodo y polvo se queden impregnados en los autos y con esto evitar el lavado a menudo. La pintura de autolimpieza UltraEvery Dry utiliza nanotecnología para generar un recubrimiento que repele cualquier químico a base agua y algunos en aceite.
armadora

La pintura de autolimpieza UltraEvery Dry utiliza nanotecnología patentada para generar un recubrimiento que repele agua e hidrocarburos. (Bloomberg)

¿Imagina a su auto repeliendo la suciedad mientras lo conduce?

Nissan está probando en México una tecnología para evitar que la humedad, lodo y polvo se quede impregnado en los autos y con esto no lavarlo seguido.

En conferencia, Giustiniano Porcu, director de postventa de Nissan, dijo que la compañía está comercializando estos autos en Europa y Estados Unidos y que pronto estarán disponibles en México.

“La pintura de autolimpieza UltraEvery Dry utiliza nanotecnologíapatentada para generar un recubrimiento que repele agua e hidrocarburos, eso quiere decir que no se impregna ningún químico base agua y algunos en aceite”, destacó el directivo.

Afirman que la aplicación de esta pintura repelente no aumentará mucho el costo de los autos y que esperan entre este año y 2017 para estar disponible en distintos modelos para el público en general.

No significa que el auto nunca se lave, requiere limpieza a detalle, pero en imagen resultara limpio en las calles.

Por su parte, Jorge Vallejo, director de relaciones gubernamentales de Nissan, dijo que los primeros autos en usar el recubrimiento serán los modelos eléctricos, pues quieren mostrar que pueden ser más ecológicos y que requieren apoyo del gobierno para elevar su venta.

“Estamos incentivando temas para impulsar la venta de autos eléctricos… Queremos más apoyo del gobierno, no económico, sino algunos como exentar el pago de IVA”, dijo.

Macroproyección» a base de nanotecnología

Nanoquimia, ubicada en Rabanales 21, participa, entre otros proyectos, en dos consorcios internacionales

Carlos Macías, dueño de Nanoquimia, en sus instalaciones de Rabanales 21
Carlos Macías, dueño de Nanoquimia, en sus instalaciones de Rabanales 21 – R. SERRANO
P. CRUZ@abccordobaCórdoba – 20/02/2016 a las 09:12:35h. – Act. a las 09:12:42h.Guardado en: Córdoba

Hace ya 11 años que Nanoquimia inició su actividad en el campo de lananotecnología con el objetivo de desarrollar materiales de última generación orientados a dar solución a varios problemas de tipo ambiental generados en la industria. Todo ello con «una fuerte vocación de I+D+i propio», según resaltó su administrador y propietario, Carlos Macías. La firma estáespecializada en distintos sistemas, como la reutilización de líquidos, los filtrantes en general, la depuración de aguas, el tratamiento de gases, la recuperación de subproductos y la restitución de energía.

En octubre de 2013, la compañía se trasladó de La Rambla al parque tecnológico Rabanales 21. «El lugar adecuado para nuestra empresa era un centro como Rabanales 21, que además de una localización estratégica en el entorno de la Universidad de Córdoba (UCO), con la que llevamos a cabo varias colaboraciones, nos ofrece una serie de servicios muy ventajosos (contacto con posibles inversores, sinergias con empresas, convocatorias de ayudas…)», destacó el directivo.

Macías subrayó que actualmente están trabajando en dos proyectos para sendas empresas. Uno de ellos consiste en el desarrollo hasta la fase comercial de un sistema de eliminación de un compuesto muy concreto en aguas de uso público y el otro se basa en el desarrollo de un sistema de recuperación de un material determinado de uso industrial. «Ademásparticipamos en dos consorcios internacionales, en los que están presentes varias empresas, universidades (entre ellas, la UCO) y centros tecnológicos europeos, con los que se han solicitado dos proyectos relacionados con el desarrollo de materiales y tecnologías para el tratamiento y control de aguas residuales», según informó.

Para el presente ejercicio tienen buenas perspectivas, puesto que, según Macías, su facturación ha aumentado un 15 por ciento en lo que va de año respecto al mismo periodo de 2015, que en su totalidad fue un año «satisfactorio». El objetivo es mantener esos índices crecimiento en los próximos meses.

Nanotecnología y desinfectante para controlar la plaga de mejillón cebra

Esta especie se extendió a otros embalses andaluces desde Los Bermejales, donde llegó en 2009

A. ASENSIO GRANADA | ACTUALIZADO 22.02.2016 – 01:00

zoom

Share

De lo más sofisticado a lo más básico. La lucha contra el mejillón cebra, una especie invasora que en Granada se localiza desde 2009 en el embalse de Los Bermejales y que desde aquí se extendió a otros puntos de Andalucía, obliga a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) a utilizar todo tipo de recursos. Los daños que ocasiona la proliferación de esta especie ha obligado a redoblar esfuerzos y a destinar partidas millonarias para controlarla.

Los Bermejales presenta la particularidad de que se trata de un embalse en la que es posible la realización de actividades recreativas. Y, muy posiblemente, esa particularidad sea la causa tanto de la llegada del mejillón cebra a la provincia, y desde aquí a los embalses cordobeses de La Breña II e Iznájar, ya que fue en esta infraestructura granadina el primer punto en el que se localizaron ejemplares de este molusco bivalvo. La especie invasora bien pudo llegar ‘a bordo’ del casco de laguna embarcación recreativa, o también en su forma larvaria a través cualquier objeto -desde unas botas de agua a una caña de pescar- que estuviera en contacto con aguas contaminadas. Cualquier aparejo que no estuviera convenientemente desinfectado pudo propiciar la expansión de la especie.

Los problemas generados por la proliferación del mejillón cebra no se han cuantificado económicamente, según explican desde la Confederación, que, sin embargo, sí tiene un presupuesto millonario para estudiar el crecimiento del molusco y luchar contra las colonias que ya existen. En 2014 se anunció una inversión de 6 millones de euros a gastar durante dos años dentro del Programa Life Watch. Además, el Plan Hidrológico del Guadalquivir, que se extiende de 2016 a 2021, prevé invertir otros 4,5 millones de euros en “actuaciones específicas”, que se desarrollarán con otras Administraciones para eliminar la presencia del bivalvo. Esta financiación también tiene como objetivo acotar la presencia de otras dos especies invasoras en la cuenca, el briozoo y la almeja asiática.

Parte de esa inversión millonaria anunciada por la CHG recaerá en Granada. En Los Bermejales -donde la CHG obliga al confinamiento de las embarcaciones para evitar que los mejillones se propaguen- se instalará próximamente una instalación móvil de desinfección de embarcaciones, que contará con una hidrolimpiadora con un depósito de 200 litros de agua clorada a 60 grados, con la que se limpiará a presión el casco de la embarcación, como el que ya funciona en el embalse cordobés de La Breña, otro de los afectados. Hasta que se ponga en funcionamiento la estación desinfectante de Los Bermejales-algo para lo que no hay fecha- son los propietarios de las embarcaciones los que tienen que asumir la limpieza.

También se recurre a la tecnología más sofisticada para poner coto a una especie especialmente dañina. Su crecimiento en forma de racimos puede atorar conducciones y, además, es un problema para la biodiversidad de las aguas que coloniza. Para controlar su crecimiento, desde la Confederación se hacen prospecciones subacuáticas para revisar las infraestructuras sumergidas en aguas donde vive este molusco.

En el embalse sevillano de Peñaflor se trabaja con una estación de monitorización, con una inversión de 850.000 euros. Se recogen muestras de agua, que, tras filtrarse, permiten extraer partículas de zooplancton. Su estudio es lo que permite determinar si hay larvas de mejillón cebra. Estos estudios servirán para planificar qué momento es el más propicio para aplicar tratamientos al agua.

Y es que algunas de las batallas contra los mejillones invasores se libran en laboratorios. La Confederación colabora desde el pasado mes de diciembre con el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología, con sede en Portugal, para desarrollar un sistema de detección precoz a través del análisis del ADN ambiental. Estos estudios permitirán detectar la presencia de ejemplares, incluso en su fase larvaria, antes de que invadan el medio. En este proyecto se invertirán 600.000 euros en tres años y se abordará la detección precoz de ejemplares con un modelo de trabajo que se aplicará en toda la cuenca

La nanotecnología revolucionará la cura del cáncer

Muriel BalbiPor: Muriel Balbi

Los tratamientos que existen hoy son tan tóxicos para el hombre como lo son para el tumor. Sin embargo, los avances tecnológicos permitirán atacar con mayor precisión, certeza y eficacia a la enfermedad, sin dañar al cuerpo con la toxicidad de los tratamientos convencionales

Galo Soler Illia: Cada vez se conocen más y más las bases moleculares de muchísimas enfermedades

Galo Soler Illia: “Cada vez se conocen más y más las bases moleculares de muchísimas enfermedades”

La nanotecnología es un campo multidisciplinario que vino a cambiar la escala con la que se mira al mundo. Acceder a esos fragmentos diminutos de la naturaleza abre gigantescas posibilidades a distintas industrias, a la medicina y al tratamiento de ciertas enfermedades.
Infobae visitó el Instituto de Nanosistemas de la UNSAM, presidido por Galo Soler Illia, quien adelantó cuáles serán los grandes desarrollos que esta tecnología traerá al campo de la salud.
 
—Hay información sobre algunas investigaciones en curso para aplicar nanotecnología a la salud, por ejemplo en tratamientos contra el cáncer. ¿Cuál la dimensión que tienen estos desarrollos?
 
—”En salud el tratamiento que se está haciendo es revolucionario. Lo que pasa es que para que algo pueda aplicarse a la salud tienen que pasar un montón de años y etapas de experimentación (de fase uno, fase dos, etc.), en las cuales hay que demostrar que lo que estás haciendo es un medicamento, que no genera trastornos, y luego pasar a las pruebas en animales y humanos. Es complejo, pero igualmente a lo que apunta la nanotecnología es a hacer medicina personalizada, en el sentido de que, cada vez, se conocen más y más las bases moleculares de muchísimas enfermedades. De allí que en estos momentos se estén construyendo nanonaves o nanosistemas con las cuales se puede mejorar mucho, no la droga que le suministra al paciente, sino la forma en la que ésta llega al lugar específico de la enfermedad”.
Se trata de partículas ínfimas cuyo tamaño es mil veces inferior al diámetro de un cabello. Estos dispositivos tiene la particularidad de ser autopropulsados, es decir, que pueden moverse por sí solos, con energía propia. Aunque se las llame “nanonaves” o “nanorobots” lo cierto es que poseen geometrías muy simples. Son pequeñas bolitas o cilindros que podrán ser inyectados en nuestras venas para que viajen por el torrente sanguíneo y mover fármacos por el cuerpo, para curarnos desde adentro.
SE BUSCAN APLICACIONES Y LUGARES A DONDE LOS MÉTODOS ACTUALES NO PUEDEN LLEGAR
Otra particularidad es que deben ser inteligentes, saber a dónde ir –por ejemplo, en cáncer o en partes dañadas, advertir cambios de PH, o de temperatura, o de la composición química del tumor- poder detectarlos y saber que es allí en donde tienen que aterrizar. Una vez ubicados en el lugar exacto, hay varias formas de librar el fármaco. Como explica Soler Illia: “En el cuerpo tenemos millones de células, algunas de ellas pueden estar enfermas, crecer descontroladamente, no recibir suficiente irrigación, etc. En ese caso, yo puedo tomar nanocápsulas en las cuales meto el remedio adecuado y le pongo sensores (anticuerpos, biomoléculas). Esas biomoléculas, reconocen determinado tipo de tejido, de órgano, o de célula que está enferma, porque por ejemplo, expresa alguna señal en la parte externa. Entonces con eso, yo puedo hacer que ‘aterrice’ directamente en la célula adecuada. Pero además, esa nanonave está cargada con ‘explosivos’. Sobre esa nanopartícula puedo poner un control remoto o activarla desde afuera con un rayo láser o con una descarga (magnética o eléctrica). Por ejemplo, puedo tener una partícula de oro que, cuando es irradiada con un rayo láser o un infrarrojo, vibra, se calienta localmente y puede expulsar moléculas”.
YA SE HAN HECHO PRUEBAS QUE PERMITIERON ENTRAR A CÉLULAS CANCERÍGENAS Y DE TEJIDO, PERO POR AHORA SÓLO DENTRO DEL ÁMBITO DEL LABORATORIO
Los tumores están formados por varias capas, como una cebolla. Lo que hacen los fármacos actuales es matar las células exteriores, las capas más superficiales, con la consecuencia no deseada de dañar también a las células sanas. Pero estas nanonaves son potentes y tienen la capacidad de penetrar en el tumor y de acceder, no sólo a nivel de la capa externa, sino de meterse dentro, lo que daría una solución ideal contra el cáncer y bajaría enormemente los efectos secundarios tan agresivos de las terapias convencionales. “De esta manera, no estás tomando un remedio normal, sino que estás ingresando un medicamento en el cuerpo y luego le decís, por control remoto, a dónde debe llegar y a dónde librarse, y evitar así un montón de efectos secundarios”.
Se calcula además que esta tecnología podría reducir cien veces los costes de este tipo de tratamientos. Pero quedan algunos desafíos por resolver, especialmente en torno a qué tipo de energía, de combustible, usar para que se autopropulsen, que el mismo no se agote ni sean dañino para el cuerpo. ¿Cuánto tiempo pasará hasta poder ver esta tecnología en los consultorios? Nadie lo sabe con certeza. Sin embargo, si bien se trata de un desarrollo que ya lleva 10 años, los científicos que trabajan en el tema calculan que aún se está a mitad de camino de las verdaderas posibilidades que abren estos adelantos de la ciencia y la tecnología al campo de la salud.

“En el ámbito del diagnóstico estamos especialmente centrados en la investigación de la detección del cáncer”, indicó a Efe el director general del organismo, Lars Montelius.

El laboratorio trabaja en la elaboración de una sustancia magnética que se inyecta en la sangre y detecta las células malignas independientemente de lo avanzado que esté el cáncer.

“Al detectarlas vibra y ofrece una imagen magnética, por lo que sería posible detectarlo antes que otras tecnologías actuales y combatirlo en cualquier estadio”, sostiene Montelius, quien explicó, no obstante, que todavía quedan unos diez años para ver esta tecnología hecha realidad

Seguiremos usando petróleo aún durante muchos años”

Javier García, vicepresidente del Consejo de Tecnologías Emergentes del Foro de Davos y profesor de química, dirige el laboratorio de nanotecnología de la Universidad de Alicante.También ha fundado una empresa,Rive Technology.«El carbón y el petróleo tienen unos precios históricamente bajos. Hay incluso más oferta de la demanda que tenemos. Eso quiere decir que durante bastantes años, seguramente los mismos que nos hemos dado para la transición a una economía sin carbón, vamos a seguir usando petróleo».«Las tecnologías renovables resultan mucho más caras. Son todavía poco eficientes, entre muchas razones, porque no hay materiales que permitan extraer más corriente eléctrica de la energía solar, más energía de los aerogeneradores o -muy importante- almacenar más corriente eléctrica en las baterías». «Hay que hacer un esfuerzo paralelo: financiar la investigación que permita descubrir nuevas fuentes de energía, y conseguir que el carbón o el petróleo -que permanecerán bastantes años- sean más limpios». «Gracias a la nanotecnología se pueden fabricar nuevos materiales capaces de incrementar la eficiencia de las energías renovables. Por ejemplo, la eficiencia de las celdas solares ha aumentado en los últimos años gracias a que hay mejores materiales que permiten extraer más corriente eléctrica de cada fotón».«En nuestra empresa aplicamos nanotecnología a los catalizadores que se usan para el refino de petróleo. Con ello conseguimos que el proceso sea más eficiente, generar más gasolina y diésel y reducir los subproductos derivados. Reducimos hasta el 10% de CO2 generado en refinería».«Vivimos en una sociedad altamente tecnologizada que utiliza muchísimo la tecnología y entiende muy poco la ciencia y que en algunos casos se comporta de forma anticientífica». «Necesitamos un Rafa Nadal de la ciencia. Una persona joven con la que nos sintamos identificados y que sea un modelo. Que mole ser científico».«El científico emprendedor es fundamental. Tenemos necesidades claras en energía, salud o medio ambiente, y tenemos también las soluciones. Pero nos falta el nexo: personas capaces de entender esa tecnología, desarrollarla y asumir los riesgos de ponerla en el mercado».

Científicos innovan en la salud, con robots y nanotecnología

Con diversas iniciativas podrían mejorar la vida de millones

25/01/2016 02:23  AURA HERNÁNDEZ

CIUDAD DE MÉXICO.

Acudir a un hospital que tiene mallas creadas con nanofibras para la regeneración celular, que cuenta con córneas artificiales, que usa exoesqueletos o que tiene robots para tratar a niños con autismo es algo que en pocos años podría dejar de ser un escenario de ciencia ficción gracias al trabajo de científicos e investigadores mexicanos.

Para el doctor José Díaz, miembro de cirugía general en Ciencias Clínicas de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud del Tecnológico de Monterrey, el avance tecnológico está permitiendo que se encuentren nuevos tipos de enfermedades o de padecimientos y esto mismo provoca que se demande al sector tecnológico que siga avanzando para encontrar una solución.

“Por esto creo que la forma en que ejercemos la medicina va a tener diferentes cambios en toda la parte de prevención, intervención y rehabilitación”, comentó en entrevista con Excélsior.

Por esto decidió participar con un grupo de investigadores liderados por Elías Zúñiga, presidente del departamento de Ingeniería Mecánica en el mismo instituto, que trabaja con nanofibras y una nueva técnica para fabricación creada por la investigadora Karen Lozano, lo que derivó en el desarrollo de una malla quirúrgica para hernias.

Sólo en el continente americano hay 3 millones y medio de cirugías por hernia y en más del 30 por ciento de los casos hay una reincidencia, por lo que estas mallas se han vuelto una opción para tratar de evitarlo.

Perla Rodríguez, quien es miembro del equipo y estudia Ingeniería Físico Industrial, explicó en entrevista que estas nanofibras, que usan elementos ya aprobados por las autoridades de salud de Estados Unidos y México, también previenen la generación de bacterias y promueven la regeneración celular.

“A futuro hay múltiples aplicaciones que se les puede dar, la primera fase fueron las mallas quirúrgicas, pero también se pueden usar para parches cardiacos o curación de heridas en diabéticos”, detalló.

Tanto Díaz como Rodríguez coincidieron en que pronto será posible tener esta solución en el mercado a un costo bajo para que sea accesible para todos, solamente falta cumplir con algunas pruebas.

Otros equipos se han enfocado en desarrollar córneas artificiales o incluso usar exoesqueletos para la rehabilitación.

Ciudad de México.- La investigación y desarrollo de nanotecnología, conocida como la cuarta revolución tecnológica, podría ser la clave para resolver problemas nacionales como la calidad del agua o enfermedades, por lo que es necesario que el gobierno y las instituciones cambien sus modelos para que haya más inversión y emprendimiento.

Así lo aseguró Jesús González, expresidente del clúster de nanotecnología del Estado de Nuevo León, quien comentó que México se encuentra rezagado en esta industria si se compara con países como Estados Unidos, China o Japón.

Dichas naciones se han enfocado en usar esta tecnología que manipula la materia a nivel de atómos o moléculas, para crear nuevos materiales o soluciones para ingeniería, salud u otras industrias.

“En Estados Unidos hay 977 empresas dedicadas a la nanotecnología, mientras que en México hay realmente pocas. Hemos encontrado sólo tres dedicadas a nanopartículas”, detalló al participar en el 46 Congreso de Investigación y Desarrollo del Tecnológico de Monterrey.

Gabriel Luna, docente del Centro de Investigación de Estudios Avanzados de Querétaro, consideró que, pese a este rezago mundial, México es capaz de usar la nanotecnología en su favor si se logra cambiar algunas cosas.

Por ejemplo, recomendó a los investigadores centrar sus estudios en la creación de soluciones innovadoras y en dejar de depender por completo de los apoyos del gobierno a través de instancias como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Para Marc Madou, profesor canciller de Universidad de California en Irvine, existe una gran oportunidad si esta tecnología se enfoca resolver problemas locales y luego las soluciones adaptarlas y exportarlas a otros países.

Varios investigadores ya se están dando cuenta de esta nueva realidad y están buscando soluciones con la nanotecnología, por ejemplo Luna relató que existe un proyecto en el Instituto Nacional de Rehabilitación de la Ciudad de México para que el uso de ciertos polisacáridos permita crear piel artificial.

NANOTÉCNICA

Definición: se trata del diseño y manipulación de la materia a nivel de atómos o moléculas en varias industrias como la de la salud.
Generaciones:

Primera: incorpora en un producto ya establecido un nuevo atributo.
Segunda: tiene interacción con el producto.
Tercera: se trata de una integración de sistemas.

PREMIAN LA INVESTIGACIÓN

La ciencia y la tecnología son sectores que marcarán el desarrollo de los países en las próximas décadas, por lo que es necesario impulsar la innovación e investigación sobre todo desde el nivel académico, aseguran especialistas.

David Ramírez, rector del Instituto Tecnológico de Monterrey, confió en que México saldrá adelante siempre y cuando se estimule la investigación científica, por lo que desde 1973 otorgan el Premio Rómulo Garza.

Se trata de un reconocimiento dividido en tres categorías: el Premio Insignia al profesor investigador, el reconocimiento por Artículos Científicos y reconocimiento por libros publicados.

Este año, el Premio Insignia, que consta de 400 mil pesos y reconoce la trayectoria científica, fue para Marco Antonio Rito, del Centro de Biotecnología FEMSA del Tecnológico de Monterrey.

Mientras que por artículos especializados fue reconocido el doctor Salvador Elías Venegas por su pieza llamada Quantum Walks: a comprehensive review; así como el doctor Alejandro Aragón por los varios libros que ha pu

INVESTIGACIÓN

Unos sensores diseñados en la UPNA combaten las bacterias en entornos de muy alta humedad

El ingeniero navarro Aitor Urrutia se doctora con estos dispositivos que combinan la nanotecnología y la fibra óptica para uso en hospitales o industrias.

El ingeniero Aitor Urrutia Azcona, en la UPNA.

El ingeniero Aitor Urrutia Azcona, en la UPNA.

El ingeniero de Telecomunicación Aitor Urrutia Azcona ha diseñado unos sensores de humedad con propiedades antibacterianas que permiten combatir la proliferación de microorganismos en entornos de muy alta humedad, como hospitales e industrias alimentarias o farmacéuticas, entre otras. Estos dispositivos, que combinan lananotecnología y la fibra óptica, forman parte de su tesis doctoral, leída en laUniversidad Pública de Navarra (UPNA) a finales de 2015, que ha sido calificada con sobresaliente “cum laude” y “mención internacional”.

“La humedad es una de las magnitudes más controladas y monitorizadas hoy en día, debido a su gran importancia en numerosos procesos industriales o en áreas como el control de alimentos, la calidad del aire, la biomedicina o la química —explica Aitor Urrutia, natural de Auritz/Burguete, pero afincado en Pamplona—. Sin embargo, sigue existiendo una problemática en su medida y control en situaciones específicas, como son los entornos de muy alta humedad”.

La proliferación de bacterias en dichos entornos de muy alta humedad es frecuente, lo que provoca la formación de biopelículas o “biofilms”, que son ecosistemas conformados por esos microoganismos adheridos a una superficie. Esto origina el problema llamado “biofouling”, que causa “el deterioro de muchos materiales y dispositivos, que afectan a sus prestaciones y reducen sus tiempos de vida”. “Actualmente, los costes derivados del ‘biofouling’ son muy altos, principalmente, por las labores de mantenimiento o por el reemplazo de equipos”, apunta Urrutia.

Ante este problema, ampliamente extendido, Aitor Urrutia se propuso, en su tesis doctoral, fabricar nuevos sensores de humedad, que tuviesen propiedades antibacterianas para aplicaciones que operan en entornos de alta humedad y probacterianos, evitando así la creación de “biofilms” y superando el “biofouling”.

Combinación de Nanotecnología y fibra óptica

Para desarrollar los diferentes sensores de humedad, Aitor Urrutia se ha basado en la combinación de los últimos avances en nanotecnología (nuevos materiales y nuevas técnicas de fabricación de recubrimientos y nanopartículas) sobre nuevas configuraciones de fibra óptica. “Los sensores desarrollados se componen de una estructura óptica, sobre la cual se aplican recubrimientos de espesores menores a una micra —señala el nuevo doctor—. Dichos recubrimientos, gracias a la inclusión de nanoparticulas de plata embebidas, dotan a los sensores de dos funcionalidades adicionales: propiedades antibacterianas y mayor sensibilidad. De esta manera, los nuevos sensores desarrollados poseen mayores tiempos de vida y mejores prestaciones”.

Además, estos sensores de fibra óptica tienen otras ventajas como “su biocompatibilidad, inmunidad frente a interferencias electromagnéticas, su bajo coste, tamaño y peso, y la posibilidad de medir a largas distancias”, según Aitor Urrutia, cuya tesis doctoral ha sido dirigida por los profesores del Departamento de Ingeniería Eléctrica y ElectrónicaFrancisco J. Arregui San Martín y Javier Goicoechea Fernández.

Los nuevos sensores de humedad desarrollados podrían ser integrados en una amplia variedad de sectores, como, por ejemplo, centros médicos y hospitales para la monitorización de la respiración humana, entre otras aplicaciones; en estancias y cámaras para procesos de la industria alimentaria y farmacéutica; en biotecnología y domótica; y en la monitorización de estructuras o cavidades de difícil acceso, como torres de refrigeración o instalaciones “off-shore” (en el mar).

Breve curriculum

Aitor Urrutia Azcona se tituló en 2009 en Ingeniería de Telecomunicación en la Universidad Pública de Navarra, con Premio al Mejor Proyecto Fin de Carrera otorgado por la ANIT (Asociación Navarra de Ingenieros de Telecomunicación). Posteriormente, cursó el Máster en Comunicaciones en la misma Universidad (2011) y el Máster en Dirección y Administración de Empresas (MBA) por la UNIR (Universidad Internacional de La Rioja) (2014).

El nuevo doctor ha sido investigador visitante en la Escuela de Ciencias Físicas de la Dublin City University (Irlanda, 2013) y en la Facultad de Ingeniería de la University of Nottingham (Reino Unido, 2014).

Además, ha participado en seis proyectos de investigación, es autor o coautor de quince artículos en revistas de ámbito internacional y catorce contribuciones en conferencias internacionales, y ejerce de revisor de revistas especializadas (“IEEE Sensors Journal”, “Journal of Sensors” y “Micro&Nano Letters”).

Durante este tiempo, ha trabajado como investigador y colaborador docente en el Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la UPNA y en el centro de I+D Jerónimo de Ayanz de la misma Universidad. Su experiencia laboral también incluye su paso por la firma Nanoresist y su colaboración para Nadetech Innovations. Asimismo, es socio cofundador de la “startup” para el desarrollo de sistemas de diagnóstico clínico no invasivo Eversens.

Clústeres subatómicos de plata que se autoensamblan sobre nanotubos peptídicos cíclicos.

Las interacciones entre moléculas son atracciones muy débiles que se producen a escala microscópica; una fuerza responsable, entre otras cosas, de la existencia de materiales en estado sólido, líquido o gas, así como algunas de sus transformaciones. Si observamos el caso del agua en estado líquido, sabremos por ejemplo que sus moléculas se mantienen unidas gracias al enorme número de enlaces débiles de hidrógeno que se establece entre diferentes moléculas de agua.

Se trata de interacciones que constituyen pilares básicos de la vida, ya que juegan un papel protagonista en procesos biológicos tan esenciales como la codificación genética, su traducción en proteínas, la regulación de los procesos celulares, el comportamiento de las membranas nucleares, etc.

Las potencialidades del mundo nanométrico -ese remoto lugar en el que todo sucede al tamaño de millonésimas de milímetro- han avivado en los últimos años el interés por la nanotecnología entre la comunidad científica. A esta escala (sólo visible a través del microscopio electrónico), el diseño de nuevos materiales y, muy especialmente, la posibilidad de manipular sus propiedades a nivel estructural, se han revelado claves en el desarrollo de novedosas aplicaciones.

En este contexto, las interacciones débiles entre moléculas juegan un papel crucial, ya que de su respuesta depende buena parte de la viabilidad de fabricación y autoensamblado de estos materiales, de una forma eficiente y controlada

El tamaño de las nanopartículas metálicas determina sus propiedades; así, por ejemplo, cuando este es tan pequeño que únicamente comprende unos pocos átomos metálicos, se conocen como «clústeres subatómicos» y dejan de comportarse como un metal, ya que presentan características propias de las moléculas orgánicas.
Los clústeres moleculares poseen características especiales que los convierten en candidatos ideales para su potencial aplicación en distintas áreas, como la catálisis o su posible uso como materiales magnéticos; para ello, resulta de especial interés la obtención de un método que permita depositarlos o disponerlos de manera adecuada en la escala nanométrica.

El descubrimiento de estas nuevas interacciones ha dotado a los investigadores de la capacidad para cambiar las propiedades de los nanotubos, confiriéndoles una superficie metálica que puede ser de gran interés para el desarrollo de nuevos materiales -como los hilos moleculares-, así como pequeñas máquinas a nivel molecular.

Liderado por el equipo de investigadores del CiQUS formado por Juan R. Granja, Javier Montenegro y Rebeca García Fandiño, el trabajo ha contado asimismo con la  colaboración del investigador Miguel Cuerva y del profesor Arturo López Quintela, miembros del Instituto de Investigación Tecnológica de la USC. (Fue

La Nanotecnología consigue reducir tumores cancerígenos

Tendencias21TV  ha acudido al Centro Nacional de Biotecnología (CNB) para conocer las nuevas líneas de investigación sobre el tratamiento de enfermedades tan severas como son el cáncer de colon, el infarto de miocardio o la leucemia.

Domingo Barber, Jefe del Grupo de Investigación de Nanotecnología, nos explica esta nueva tecnología para ayudar al paciente a mejorar su salud y agilizar su recuperación. Esta técnica es idónea para la liberación de la medicación sólo en el tumor, sin tener efectos secundarios como los tiene la quimioterapia, que afecta a las demás células.

Otro gran progreso en este campo llega de la mano de Ana Cuenda, Jefa del departamento de Inmunología y Oncología, como es la creación de nuevos anticuerpos. Es decir, una nueva herramienta de la medicina capaz de reconocer las moléculas que están en la superficie de las células del tumor y así reducirlas hasta su desaparición.

Finalmente, Antonio Bernard, Jefe del Grupo de Investigación de células madre cardiacas, y Yolanda Carrasco, Jefa del Grupo de Investigación de linfocitos B, explican otros seguimientos de enfermedades capaces de atajarlas con mayor rapidez para la evolución del enfermo

s por Sistemas Genómicos en este campo y realizar la transferencia de conocimientos a

APRUEBAN LABORATORIO PARA DIAGNÓSTICO Y TERAPIA ALREDEDOR DE MICRO Y NANOTECNOLOGÍA

El equipo coordinado por Mathieu Hautefeuille, académico de la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM, recibió la aprobación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para poner en marcha el Laboratorio Nacional de Soluciones Biomiméticas para Diagnóstico y Terapia alrededor de Micro y Nanotecnología para Biología y Medicina (Lansbiodyt).

En 2016, con recursos económicos de ese organismo público descentralizado se creará un espacio que estará a cargo del universitario, quien trabaja con diversos grupos nacionales y de países como Irlanda, Francia y Estados Unidos.

El laboratorio se integrará por expertos provenientes de diversas partes de la República, concentrados en la FC. “Esta entidad universitaria es el lugar idóneo porque aquí coincide gente formada en ciencias aplicadas y básicas”, subrayó.

Entre los proyectos planteados destaca el desarrollo y microfabricación de sensores y dispositivos para usos biomédicos y electrónicos, así como microfabricación láser, fotónica y microinstrumentación.

La meta es crear dispositivos que necesitan materiales de origen biológico (de ahí el término “biomimético”) para resolver problemas médicos actuales de terapia y diagnóstico en México.

Lab-on-a-chip

Con nosotros, el Conacyt buscó apoyar una solución de impacto social, susceptible de llegar a la gente en poco tiempo: un lab-on-a-chip (el concepto alude a un laboratorio, que en este caso podría ser de sangre, en el que algo químico o físico-químico se pone en un circuito integrado), explicó Hautefeuille.

“Pero esos dispositivos suelen no ver la luz, ¿entonces de qué sirven? Lo que quiero es que esto vaya a donde se necesite, es decir, con los pacientes”, dijo el investigador.

Es preciso trabajar con esa visión, pero no resulta fácil porque lo que funciona en el laboratorio mediante tubos conectados con silicón  frecuentemente no puede venderse o usarse en un nosocomio. “Por ello, desde el inicio nos sentaremos con médicos o biomédicos y escucharemos sus problemas y veremos cómo un físico, un biólogo o un ingeniero (o los tres en conjunto) pueden resolverlos”.

La idea es establecer un puente para comunicar a los laboratorios de ciencia básica y aplicada con los galenos y el paciente, que a fin de cuentas es la persona más importante. “Queremos conectar a este último con la tecnología de punta para facilitar su diagnóstico y cura”.

Somos un equipo transdisciplinario (no multi o interdisciplinario) e intergeneracional. El último aspecto es relevante porque hay gente que sabe en demasía, pero que ha perdido las ganas de probar nuevos diseños e ideas, mientras que hay estudiantes que quieren hacer mil cosas pero no saben cómo.

“Necesitamos aprovechar la experiencia de los primeros y el entusiasmo de las nuevas generaciones con lo que sabemos hacer nosotros, que no hemos recorrido un camino tan largo, pero sí logrado algunas cosas al aprovechar las nuevas tecnologías y conceptos que individuos más avezados han pasado por alto quizá por estar muy ocupados. Debemos hacer ver a los académicos de gran trayectoria que vale la pena probar algo nuevo y cambiar sus formas de trabajar”, refirió.

Si conseguimos esa configuración y trabajamos mucho lograremos un respaldo conformado por infinidad de integrantes de diversos perfiles y con un gran cúmulo de saberes. La finalidad es propiciar, generar, fomentar y coordinar nuevos proyectos, así como mezclar academia, el sector salud y la industria, apuntó.

“Yo podría crear un dispositivo láser útil en medicina, pero si no es agradable y fácil de manipular nadie lo comprará porque ignoro cómo vender un producto final; no obstante, la industria sí sabe diseñar artículos que gusten a la gente y hablar con la Cofepris para que puedan ser usados en el mundo real. Es preciso dialogar con todas estas personas desde el inicio y concretar soluciones ‘teranósticas’, es decir, de terapia y diagnóstico. Ése es nuestro objetivo principal”, concluyó.

Nanotecnología para fabricar envases más ecológicos

El proyecto Nanopack utiliza nanoarcillas en la fabricación de los envases, prescindiendo de aditivos y reduciendo la cantidad de material empleado.

Compartir:

Publicado: 18 Jan 2016

El proyecto NANOPACK, cofinanciado por IVACE y los fondos Feder, y en el que participan Aimpas y Ainia Centro Tecnológico, evidencia que las nanopartículas incorporadas en los materiales poliméricos (plásticos) para la obtención de los envases cosméticos mejoran las propiedades de los mismos, haciéndolos más seguros, sostenibles y competitivos.

Investigadores de Aimplas con un envase cosmético.

Las nanopartículas con las que se ha trabajo en este proyecto en su segunda anualidad, nanoarcillas y óxidos metálicos, contribuyen a aportar un valor añadido en la fabricación de envases cosméticos dado que:

  1. Hacen innecesaria la utilización de adicionales aditivos y de elevados porcentajes de cargas gracias a la mayor eficiencia del nuevo material mejorado con nanopartículas.
  2. Disminuyen la cantidad de materia prima para elaborar el envase, con el consiguiente ahorro de costes, al pasar de materiales formados por múltiples capas a materiales de una sola capa (monocapa).
  3. Otorgan a los envases plásticos propiedades avanzadas como una mayor barrera a los gases y mejores propiedades mecánicas y térmicas.

NANOPACK ha estudiado además la incorporación de estas nanopartículas a biopolímeros (bioplásticos) procedentes de fuentes renovables, avanzando en las prestaciones de estos nuevos materiales para el envase cosmético. Para ello, se ha evaluado qué bioplásticos presentaban mayores posibilidades de incorporación teniendo en cuenta las exigencias que marcaban los envases cosméticos.

Los resultados de este proyecto, de 24 meses de duración, pueden ser aplicables no únicamente a cosmética, sino a otros sectores también con elevadas exigencias de uso, como el del envase de aceites industriale

NANOTECNOLOGÍA

Investigadores de la UZ diseñan nano-calentadores capaces de alcanzar más de 650 grados por segundo

lainformacion.com

Martes, 19 de enero del 2016 – 11:47

[ 0 ]
Investigadores del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) de la Universidad de Zaragoza y de la empresa Syngaschem (Holanda) han desarrollado las bases científicas para la creación de nano-calentadores sensibles a la radiación de microondas, capaces de alcanzar más de 650 grados Centígrados por segundo

ZARAGOZA, 19 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) de la Universidad de Zaragoza y de la empresa Syngaschem (Holanda) han desarrollado las bases científicas para la creación de nano-calentadores sensibles a la radiación de microondas, capaces de alcanzar más de 650 grados Centígrados por segundo.

Estos nanomateriales mejorarían “la eficacia en la absorción de radiación, permitiendo concentrar la energía en localizaciones específicas y, en determinadas circunstancias, llegar a calentar un punto concreto en el interior de un material sin afectar al entorno circundante”, ha informado la Universidad de Zaragoza (UZ) en una nota de prensa.

Según ha explicado, obtener un calentamiento altamente localizado “es muy difícil” ya que, por su propia naturaleza, mecanismos habituales de transmisión de calor como conducción o convección “son incapaces de proporcionar una alta precisión espacial”.

“El problema se vuelve aún más complicado si lo que se pretende es llevar la energía precisamente a localizaciones específicas dentro de un material”, han apuntado desde la institución académica. En este caso, la interacción selectiva de nanopartículas con campos electromagnéticos “se convierte en la opción más adecuada, siendo además la única capaz de proporcionar precisión nanométrica”.

La investigación del INA y de la empresa Syngaschem ha desarrollado nanomateriales –nanopartículas de perovskita con una composición definida– que actúan como sumideros de radiación y son capaces de una respuesta “extraordinariamente eficaz” a la radiación de microondas, midiéndose velocidades de calentamiento de más de 650 grados Centígrados por segundo.

La revista ‘Nano Energy’ publica los resultados del estudio titulado ‘Nano-Heaters: New Insights on the outstanding deposition of energy on perovskite nanoparticles’, en el que han participado los investigadores Miguel Escuin, Nuria Navascués, Reyes Mallada y Jesús Santamaría, del INA, en colaboración con José Gracia, actualmente en la empresa Syngaschem.

RESULTADOS INICIALES

Los resultados iniciales se han dirigido a la inducción de puntos calientes para catalizar la combustión en procesos de eliminación de contaminantes. “Estos se encuentran típicamente en concentraciones muy bajas –partes por millón– y su destrucción mediante combustión implica calentar toda la masa de gas a la temperatura necesaria, varios cientos de grados”, han apuntado desde la institución académica.

Al respecto, el subdirector del INA y catedrático de Ingeniería Química de la Universidad de Zaragoza, Jesús Santamaría, ha comentado que si, por ejemplo, “deseamos eliminar moléculas responsables de mal olor que estén en una concentración de 20 partes por millón, tenemos que calentar también las 999.980 partes de aire que las acompañan, un derroche energético”.

Por eso, “la idea sería transferir la energía sólo al punto donde se necesita –catalizador– y concentrar allí los contaminantes, evitando calentar el resto de la masa gaseosa”, ha apostillado Santamaría.

Aunque los primeros resultados de la investigación se han explotado para catalizar procesos de combustión, existe una multitud de aplicaciones potenciales en campos que van desde la ignición de materiales energéticos hasta los tratamientos en Medicina, han señalado desde la UZ.

Han agregado que hasta ahora se han investigado nanopartículas magnéticas o metálicas para aplicaciones de hipertermia, por ejemplo, para destruir tumores por calentamiento desde el interior, utilizando campos magnéticos o láseres para producir los aumentos de temperatura deseados. “Este estudio permite ampliar considerablemente las posibilidades del calentamiento con precisión nanométrica, al incluir los campos de microondas”, han concluido las mismas fuentes

 

CHILE: La Revolución Pendiente de la Nanotecnología

Noticias Relacionadas: ProductosNanotecnologíaCentrosPaísesNivel,

CHILE: La Revolución Pendiente de la Nanotecnología shaune fraser

Estrategia / Uno de los”cuellos de botella? que detectamos es el vacío entre los centros de investigación, que generan los productos prometedores, y los inversionistas, que apuestan su capital y solicitan garantías como patentes, escalabilidad y modelos de negocio.

Se ha propuesto que la nanotecnología está impulsando una tercera revolución industrial y que, por su transversalidad, puede afectar cada actividad desarrollada en la sociedad moderna. La definición de nanotecnología más generalizada fue establecida por la Iniciativa Nanotecnológica Nacional de USA, que la define como la manipulación de la materia con al menos una dimensión del tamaño de entre 1 a 100 nanómetros. En esta dimensión los materiales cambian sus propiedades físicas, químicas, magnéticas, ópticas etc, permitiendo la generación de un sin número de materiales con aplicaciones sólo limitadas por la imaginación. Entre los cientos de productos generados en base a nanotecnología podemos destacar el área de energía, farmacéutica, electrónica, automovilística, textiles etc. Por ello, a nivel mundial los gobiernos y privados están invirtiendo enormes cantidades de recursos en el desarrollo y aplicaciones de esta tecnología. Los países líderes son Estados Unidos, China, Alemania y Japón, respecto a la generación de conocimiento científico, innovación tecnológica y transferencia al mercado. El desarrollo de la nanociencia ha sido explosivo, si comparamos el año 2000 con el 2010 a nivel mundial se crearon en este periodo, 540.000 puestos de trabajo, se publicaron 60.000 manuscritos, se presentaron cerca de 4.000 patentes y se los productos finales en el mercado aumentaron en US$270 mil millones respecto al año 2000.

En la Universidad Andrés Bello, invitamos a Chile al Dr. Mihail Roco de la National Science Foundation de Estados Unidos y precursor de este campo a nivel mundial, para discutir sobre el impacto de la nanotecnología y cómo el país se podría beneficiar de esta revolución. Se concluyó que los desarrollos basados en nanotecnología tienen el potencial de mejorar la competitividad de nuestro sector productivo, incrementando el valor agregado de los productos y reduciendo sensiblemente el impacto sobre el medioambiente. Sin embargo, el uso de la nanotecnología en nuestro país es bastante escaso; pese a la capacidad de investigación radicada en las universidades y centros de excelencia, existen pocas aplicaciones en el mundo productivo. En este sentido, las empresas Plasticopper y Nanotec Chile han sido pioneras, llegando incluso a exportar productos nanotecnológicos.

Es un paradigma que las empresas necesitan innovar como mecanismo sustentable de creación de valor y que esto se traduce, finalmente, en creación de valor para Chile. La inversión en ciencia y tecnología en el país es escasa, ubicándose entre las mas bajas de la OCDE; esto, junto con el avance logrado por los países lideres en investigación a nivel mundial e incluso algunos países del MERCOSUR, nos hace pensar nuevamente en qué podemos hacer y cómo realizar avances significativos con nuestra realidad.

Una de las características que hace diferente a la nanotecnología, respecto a otras áreas del conocimiento, es que está en el momento justo en que se está realizando transferencia tecnológica a los sectores productivos a nivel mundial. Esto permite a los países en vías de desarrollo, con el capital humano adecuado, iniciar proyectos destinados a generar valor comercial, debido a que la base conceptual de la nanociencia ya fue financiada por los países desarrollados.

En el país, con fondos del Estado y privados se han creado varios centros para el desarrollo de la nanociencia y nanotecnología. En la Universidad Andrés Bello, y reconociendo la multidisciplinariedad implícita de este campo, se desarrolló la plataforma de bionanotecnología más completa del país, cuyos pilares son los centros de investigación de nuestra universidad. Esto nos permite abordar los desafíos de la nanotecnología en forma integrada, sin perder la identidad de los centros y con una vocación empresarial que se ha traducido en un permanente contacto con los sectores productivos, como el agrícola, minero y farmacéutico, entre otros. Esto nos ha llevado a patentar y negociar la introducción de nuevos productos al mercado. Sin embargo, a pesar de la inversión, a pesar del esfuerzo y la buena ciencia producida por los equipos de investigadores, la velocidad no es la que pretendemos o esperamos.

Uno de los”cuellos de botella? que detectamos es el vacío entre los centros de investigación, que generan los productos prometedores, y los inversionistas, que apuestan su capital y solicitan garantías como patentes, escalabilidad y modelos de negocio. Las patentes están bien cubiertas en los centros generadores de conocimiento y los modelos de negocio se pueden subcontratar, pero la escalabilidad es el gran problema, ya que se requieren plantas para generar prototipos y fondos para realizar pruebas de concepto.

Una de las estrategias que podrían seguir los organismos gubernamentales involucrados es la apertura de concursos que financien la generación de muchos prototipos o pruebas de concepto, debido a que esto es relativamente barato y permitiría, una vez ejecutados, seleccionar los proyectos más prometedores para etapas posteriores, sin diluir la propiedad de las casas de estudio.

En nuestra universidad, conscientes de esta problemática, se están haciendo esfuerzos, para en un futuro próximo, crear una nueva entidad, cuyo principal objetivo será el financiamiento de prototipos y el estudio de su escalabilidad industrial, para tener mejores posibilidades de llegar al mercado con productos de interés global desarrollados en Chile. Esta estrategia, sumada a la riqueza de recursos naturales en Chile, nos permite soñar que la promesa de la nanotecnología se puede transformar en una realidad que contribuya al desarrollo del país.

Dr. Luis Velásquez

Director Centro para Medicina Integrativa y Ciencia Innovadora (CIMIS)

Facultad de Medicina Universidad Andres Bello

CHILE: La Revolución Pendiente de la Nanotecnología

El regreso de la bombilla incandescente

Investigadores del MIT han conseguido, gracias a la nanotecnología, multiplicar la eficiencia energética de este viejo invento.

BombillaVER ARTÍCULOLa bombilla que dura toda la vidaHace algún tiempo que la brillante idea de Edison, la bombilla con filamento metálico, ha empezado a formar parte de los museos de tecnología. Su problema es que solo en torno a un 2-3% de la energía eléctrica necesaria para que sus resistencias de wolframio o tungsteno se pongan incandescentes (los filamentos de estas lámparas alcanzan una temperatura de 2.700 grados centígrados) se transforma en luz visible; el resto se dispersa en forma de calor. De ahí que lámparas fluorescentes compactas y de tecnología led, mucho más eficientes, la hayan sustituido progresivamente.

Pero no demos todavía a la vieja lámpara incandescente por muerta, porqueinvestigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) se han empeñado en recuperar su cálido resplandor en nuestros hogares por obra y gracia de la nanotecnología. Llamado cristal fotónico, el invento de estos expertos consiste en una estructura realizada con finísimas capas alternas de cristal, óxido de tantalio y dióxido de silicio que actúa a la vez como espejo y filtro. Por un lado, deja pasar la luz visible emitida por la resistencia de tungsteno, y por el otro, refleja la radiación infrarroja, que es reabsorbida y reutilizada para generar más luminosidad.

Los expertos del MIT también han rediseñado el filamento, que en vez de ofrecer su tradicional aspecto enroscado forma una especie de lámina. Así se ha conseguido aumentar su superficie y, por consiguiente, su capacidad de reabsorber la radiación infrarroja. Según cuentan los propios investigadores en Nature Nanotechnology, su lámpara alcanza una eficiencia del 6,6%, triplicando prácticamente la de las bombillas convencionales, aunque confían en que puedan superar el 40% si añaden nuevos materiales y mejoran la estructura de su cristal fotónico.

Nanotecnología contra la EPOC

Aplican la técnica para combatir afecciones respiratorias

imageRotate
Uso de la nanotecnología se intensifica CORTESÍA
EL UNIVERSAL
martes 12 de enero de 2016  12:00 AM

Bangkok.- La Universidad de Harvard y científicos de Malasia anunciaron ayer que se han unido para crear con nanotecnología mejores tratamientos de afecciones respiratorias como el cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

La Universidad de Malaya, en Kuala Lumpur, y la de Harvard han firmaron un memorando de entendimiento por el cual colaborarán durante cinco años en un proyecto que quiere emplear la nanotecnología para que los medicamentos lleguen a las zonas más inaccesibles del pulmón.

En un comunicado conjunto, los centros universitarios explicaron que la investigación, que dirigen Joseph Brain y Philip Drinker, trabaja con la manipulación mediante la nanotecnología de células del sistema inmunológico del ser humano, como los macrófagos.

Los científicos malasios se encargarán mediante este acuerdo de investigar dónde se acumula la droga aplicada con nanotecnología, qué sustancias se pegan a ella y cómo interactúa con el objetivo y con otras células del entorno.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica afecta a unos 235 millones de personas en todo el mundo y es una dolencia progresiva que puede causar tos, abundante mucosidad, sibilancias, falta de aliento y presión en el pecho, entre otros síntomas.

El tabaco es en 80% de los casos el causante de esta enfermedad, el resto se debe a la exposición prolongada de otros irritantes de los pulmones como el aire contaminado, vapores químicos o el polvo.

El tratamiento común es con corticoides o corticosteroides y quimioterapia a través de inhaladores y pulverizadores que llevan el medicamento directamente a los pulmones, sin embargo la partículas de la droga son aún demasiado grandes y no suelen alcanzar las zonas profundas, problema que buscan solucionar con la nanotecnología.

“La nanotecnología está teniendo un impacto importante en la sanidad, con mejoras continuas en diagnósticos y tratamientos de enfermedades, así como favoreciendo nuevos métodos de medicina regenerativa y aplicación de medicinas”, dijo Zakri Abdul Hamid, asesor científico del primer ministro de Malasia.

El acuerdo con la Universidad de Harvard es una de las iniciativas en las que trabaja el Instituto Malasio de Innovación Nanotecnológica, a través del cual unos cien científicos colaboran con colegas de Asia, Europa y América del Norte.

La nanotecnología es el estudio, diseño, creación, síntesis, manipulación y aplicación de aparatos y sistemas a través del control de la materia en una escala de una mil millonésima de un metro.

Nanotecnología para analizar pinturas históricas de forma barata y precisa

Empleando nanotecnologías, se ha creado un equipo de diagnóstico clínico destinado a analizar capas de pintura antiguas que podría ahorrar costes a los profesionales de la conservación y permitirles alcanzar mayor precisión.

Nanotecnología para analizar pinturas históricas de forma barata y precisa

El nuevo equipo de ensayo, desarrollado mediante el proyecto financiado con fondos europeos NANOART, ya se ha empleado en la identificación de aglutinantes como el colágeno y la ovoalbúmina en pinturas históricas. Además, los resultados se han obtenido tanto con muestras pintadas en el laboratorio como con otras extraídas de obras de arte.

«Una vez completemos su desarrollo, nuestra herramienta quedará a disposición de científicos de todo el mundo dedicados a la conservación por un módico precio (cada ensayo costará cerca de medio euro por objetivo). De este modo se obtendrá un conocimiento más profundo sobre las obras de arte históricas y tanto museos como talleres de restauración y laboratorios podrán plantear las estrategias de conservación y prevención idóneas», explicó el coordinador del proyecto, el Dr. Jesús de la Fuente del Instituto de Ciencia de los Materiales —centro mixto dependiente del CSIC y la Universidad de Zaragoza (España)—.

Además, la sensibilidad ofrecida por los métodos nanotecnológicos propuestos por el proyecto permite extraer muestras de menor tamaño de las obras de arte, lo cual contribuirá a conservar mejor el patrimonio cultural.

Para caracterizar pinturas antiguas, hasta ahora los expertos solían emplear metodologías convencionales de la biología molecular desarrolladas hace decenios. La propuesta del proyecto NANOART pasa por sustituir estas técnicas por otras más sensibles, baratas y rápidas que se valen de las nanotecnologías emergentes.

Es más, los métodos convencionales, además de resultar caros, sólo están a disposición de unos pocos laboratorios que cuentan con equipos y personal especializados. NANOART se propuso sobre todo abaratar los costes mediante el empleo de técnicas de diagnóstico del ámbito clínico. La originalidad de este planteamiento es notoria, pues aprovecha los últimos progresos logrados en medicina clínica para aplicarlos a la conservación y la protección del patrimonio cultural.

«La naturaleza innovadora del proyecto también obedece a la carencia hoy en día de un método o equipo que pueda emplearse con facilidad in situ para analizar pinturas sin necesidad de equipos caros ni formación exhaustiva», afirmó Ana Claro, investigadora del INA de la Universidad de Zaragoza. «Gracias al equipo de NANOART, el usuario final podrá ejecutar ensayos asequibles, en algunos casos por valor de tan sólo unos pocos euros, siguiendo las instrucciones proporcionadas. Los resultados estarán disponibles en cuatro horas».

Las oportunidades que ofrece la nueva nanotecnología analítica son enormes. Por ejemplo, la empresa derivada NanoImmunotech se ha puesto en marcha en paralelo al desarrollo del equipo de NANOART para que cree servicios con los que detectar infecciones bacterianas en la carne mediante los mismos métodos empleados por el proyecto en el ámbito del arte.

«De esta forma se amplían las aplicaciones de la tecnología a otros campos muy alejados del patrimonio cultural», afirmó de la Fuente. «No obstante, seguiremos indagando en nuevos usos de la tecnología de NANOART relacionados con el patrimonio cultural y procederemos ya a buscar fuentes de financiación que nos permitan crear un dispositivo aún más fácil de usar».

Investigadores trabajan en la creación de nanofármacos seguros y eficaces contra enfermedades pulmonares

Científicos malasios están uniendo fuerzas con expertos de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, para ayudar a revolucionar el tratamiento de enfermedades pulmonares, llevando la nanomedicina profundamente en lugares de otro modo imposibles de alcanzar
  • Foto 1 de Investigadores trabajan en la creación de nanofármacos seguros y eficaces contra enfermedades pulmonares

En virtud de un memorando de cinco años de entendimiento entre la Universidad de Harvard y la Universidad de Malasia, estos expertos buscan una manera segura y más eficaz de hacer frente a problemas pulmonares incluyendo la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una progresiva obstrucción irreversible de las vías respiratorias que causa casi una de cada diez muertes en la actualidad.

El tratamiento de la EPOC y el cáncer de pulmón implican comúnmente quimioterapia y corticosteroides rociados en una fina pulverización e inhalados, lo que permite la administración directa a los pulmones y un rápido efecto medicinal. Sin embargo, debido a que las partículas producidas por los inhaladores de hoy en día son grandes, la mayor parte del medicamento se deposita en el tracto respiratorio superior.

El equipo de Harvard, dentro de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad, está trabajando en nanopartículas “inteligentes” que ofrezcan niveles adecuados de agentes de diagnóstico y terapéuticos a los sacos más profundos más pequeños del pulmón, un proceso potencialmente asistido mediante el uso de campos magnéticos.

El papel de los expertos de Malasia dentro de la colaboración internacional se centra en ayudar a garantizar la seguridad y mejorar la eficacia de la nanomedicina, evaluando cómo las partículas de nanomedicina se comportan en el cuerpo, que se une a ellas para formar un recubrimiento, donde se acumula el medicamento y cómo interactúa con la células objetivo y no objetivo.

Dirigido por Joseph Brain, profesor de Fisiología Ambiental, el trabajo se basa en la amplia experiencia de Harvard en biocinética para determinar la forma de administrar la medicina para alcanzar la dosis adecuada que afecte a las células diana y evaluar el grado en que las nanopartículas pasan a través de barreras biológicas a diferentes órganos.

Los estudios también se basan en décadas de experiencia en la investigación de la biología de los macrófagos, células grandes y especializadas que reconocen, engullen y destruyen las células diana como parte del sistema inmunológico humano. La manipulación de las células inmunes representa una estrategia importante para el tratamiento de enfermedades pulmonares como la EPOC y el cáncer de pulmón, así como patologías infecciosas como la tuberculosis y la listeriosis.

El doctor Brain señala que cada día los humanos respirar 20.000 litros de aire cargado de bacterias y virus y que la epidemia más mortífera del mundo –un brote de gripe en el aire en la década de 1920– mató a decenas de millones de personas. La nanomedicina inhalada puede ser prometedora para ayudar a los médicos a prevenir y tratar este tipo de problemas en el futuro, llegando a la zona de destino más rápidamente que si se administra por vía oral o intravenosa.

Esto es particularmente cierto para el cáncer de pulmón. “Los experimentos han demostrado que una dosis de fármaco administrado directamente al tracto respiratorio alcanza concentraciones locales del medicamento mucho más altas en el sitio diana”, subraya Brain.

La EPOC afecta a más de 235 millones de personas en todo el mundo y está en aumento, con un 80 por ciento de los casos provocados por el tabaquismo. Agravada por la mala calidad del aire, se espera que la enfermedad pulmonar obstructiva crónica pase del quinto al tercer lugar entre los problemas de salud más letales de la humanidad en 2030.

“La nanotecnología está teniendo un impacto significativo en la salud con mejoras en el diagnóstico de la patología y la vigilancia, así como permitiendo nuevos enfoques de la medicina regenerativa y la administración de fármacos –dice el profesor Zakri Abdul Hamid, asesor en materia científica del primer ministro de Malasia–. Malasia, a través NanoMITe, está orgulloso y emocionado de formar parte del equipo de Harvard y contribuir a la creación de estas innovaciones que dan vida”.

El esfuerzo de investigación de la Universidad de Malasia y la Universidad de Harvard es uno de varios en marcha en el Instituto para la Innovación Nanotecnológica de Malasia, que se inició en 2013 a través del Consejo Asesor de Innovación y Ciencia Global de Malasia, encabezado por el primer ministro Dato ‘Sri Najib Razak.

La nanotecnología consiste en la manipulación de la materia a escala molecular (hasta 100 nanómetros, un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro), y la creación de propiedades especiales de la materia que se producen por debajo de un umbral determinado de tamaño.

Nanotecnología, lo último para tratar la rotura del cabello

Su fórmula innovadora permite corregir los fallos producidos por los procesos químicos y hormonales del cabello.

REDACCIÓN | Madrid – 07-01-2016 | 0
8.6K

Sweet Professional ha lanzado un nuevo tratamiento nanotecnológico paracombatir la rotura que producen algunos productos químicos en el cabello o incluso, los fallos hormonales. Se trata de una serie de productos que reposicionan lascadenas de aminoácidos y proteínas de la fibra capilar actuando desde el interior hacia el exterior y revitalizando el pelo de una forma precisa.

El Kit SOS contiene unos principios activos con emulsión catiónica, queratina hidrolizada, queratina vegetal, complejo de aminoácidos, emulsión de siliconas hidrosolubles, poliquaternium y aceite de almendras dulces.

El primer producto del tratamiento es Impact Shock, una mezcla de aminoácidos que reparan la estructura capilar y paran la rotura del cabello. Además, neutraliza los procesos químicos alcalinos y aporta suavidad y brillo.

Por otra parte, Regeneration 3D es la segunda parte de este nuevo aliado capilar. En este caso, su exclusiva fórmula repone la masa capilar y es el encargado de reequilibrar las cargas estáticas y de aportar brillo, suavidad, sedosidad, e hidrata

Investigar con órganos creados a partir de células madre

El vicepresidente ejecutivo del MIT, Israel Ruiz, estuvo en el décimo aniversario del Institut de Recerca Biomèdica -IRB- en BarcelonaEl vicepresidente ejecutivo del MIT, Israel Ruiz, avanza a INNOVADORES que el impacto de la nanotecnología, los organoides, las baterías para renovables y la energía de fusión serán las líneas que lideren las nuevas tecnologías del futuro

Considerando que la tecnología juega un papel central en nuestras vidas, él se siente en su escaparate hacia el mundo, en el futuro. No es para menos, en una posición tan vanguardista como la suya en el seno del Massachusetts Institute of Technology -MIT-. Es, Israel Ruiz, vicepresidente ejecutivo y tesorero de tan prestigiosa institución norteamericana, donde la investigación y la innovación se dan la mano para gestar las ideas que cambiarán el mundo. «Un modelo en el que se cree que llegar a lo imposible es posible», confiesa Ruiz a INNOVADORES.Desde su posición en el escaparate del futuro, lo tiene claro Ruiz cuando introduce lo que serán las dos líneas de investigación abiertas actualmente que tendrán mayor impacto. Con entusiasmo el directivo se refiere a la nanotecnología como la tecnología más prometedora. Considera, al hacer esta valoración, las posibilidades que presenta para ser aplicada en diferentes disciplinas. Si bien es cierto que requiere de grandes inversiones en tecnología e infraestructuras, la nanoescala es aplicable a ámbitos tan diversos como medicina o electrónica pasando por energía civil, por ejemplo. Amen, eso sí, del campo que abre su aplicación con nuevos materiales.Aunque es más desconocido, Ruiz señala a los organoides como otra de las líneas de futuro. Proviene su desarrollo de las limitaciones del método científico previo. Para intentar probar las hipótesis científicas, en los laboratorios se utilizan cultivos en placas de petri. En ellos se prueban diferentes fármacos y, el siguiente paso, lleva directamente a modelos animales donde se comprueba su validez y efectividad. «Aquí te das cuenta de que el modelo celular no es un reflejo del modelo animal por su estructura y complejidad». Sin embargo, hoy la tecnología permite crear órganos gracias a la aplicación de las células madre y de un proceso de diferenciación de ésta, que puede dar lugar a un hígado, un colon o un cerebro. «Puede ser casi lo que quieras», explica entusiasmado Ruiz. Dichos organoides, por normal general de tamaño más pequeño que su homólogo, gracias a su estructura en tres dimensiones mejora el modelo de predicción para estos fármacos. De hecho explica el directivo del MIT: «Puedes modificarlos genéticamente para que presenten determinado tipo de cáncer, un una enfermedad y con ellos probar los candidatos a fármacos». Los organoides, que se encuentran en plena explosión según Ruiz, ya se están utilizando como modelos para estudiar las enfermedades neurodegenerativas. «Están consiguiendo hacer cerebros pequeñitos en organoides, en los cuales las neuronas se disparan», explica el directivo del MIT. Evidentemente no tienen capacidad, pero es posible utilizarlo como modelo para estudiar las enfermedades cerebrales como el alzheimer para entender qué es lo que sucede dentro. «Esto explotará muy pronto», vaticina.Jugarán, según Ruiz, un papel vital las tecnologías de desalinización y potabilización de agua, la moneda digital y, especialmente, las baterías. Con miras a reducir las emisiones de carbono a la atmósfera, y considerando las energías renovables una alternativa en este sentido, su almacenamiento en baterías sigue siendo, no obstante, imposible. Apuesta Ruiz por la creación de baterías de almacenamiento de energías renovables, así como, por la energía de fusión: «Se ha avanzado tanto en campos magnéticos y nuevos materiales que es posible ver un reactor de fusión en los próximos 5 o 10 años. Si funcionara sería la solución global de la energía, pero tal vez no funcione», predice el directivo.En una comparativa del ecosistema innovador con Estados Unidos, si es cierto que los ciclos de innovación que han evolucionado al otro lado del charco permiten que haya un mayor emprendimiento, todo ello redunda en una mayor capacitación para ayudarlos a no cometer determinados errores, a financiar los mejores proyectos o a abrirse las puertas al mercado. «Aquí los inversores son menos sofisticados. Son gente de dinero pero no son emprendedores de primera, segunda o tercera vuelta. Aquí, son inversores, y un inversor no es lo mismo que un emprendedor que invierte», resalta Ruiz. En el marco legislativo, Ruiz mira a iniciativas similares como las que se pusieron en marcha en Singapur u otras zonas donde no existía un ecosistema de I+D. Así apuesta por ideas como que el sistema retributivo y de impuestos favorezca que individuos con dinero o empresas den una dotación económica a la innovación. «No a una I+D genérica sino a la innovación de la que hablamos, a través de una carga retributiva más baja o bonificaciones. Esto puede cambiar la balanza», asegura mirando a otros lugares donde iniciativas similares generaron resultados muy positivos.

Biotecnología o nanotecnología en el día a día a través de exposición ‘Tecnorevolución’

ExpotecnologíaComponer canciones a través de unos dados, mover objetos virtuales gracias a la relajación de la mente y ver bailar a un Michael Jackson robotizado son algunas de las aplicaciones que se pueden conocer en la muestra ‘Tecnorevolución’.

Un Michael Jackson robotizado y con mucho ritmo es una de las atracciones que se pueden visitar en la exposición ‘Tecnorevolución’ que desde el pasado lunes y hasta el próximo 10 de enero se encuentra abierta en la Plaza de las Culturas. Obra social la Caixa pone al alcance de todos los melillenses, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:30, los avances de las tecnologías convergentes y su utilización en el día a día.

Componer canciones a través de unos dados, mover objetos virtuales gracias a la relajación de nuestra mente o sentirte observado por cientos de ojos robotizados son algunas de las aplicaciones que se pueden experimentar en esta muestra.

Si quieres ser testigo, experimentar, conocer y jugar con algunos de los avances más revolucionarios del mundo tecnológico, no dudes en acercarte al autobús de las ciencias convergentes .

 10 trucos y consejos para el Star Wars Battlefront shaune fraser

Baterías flexibles y nanotecnología: el futuro de los wearables

futuro de los wearables

Los wearables son el futuro de la tecnología, y esta ya está trabajando para que estos mejoren y se conviertan en el dispositivo perfecto: el futuro de los wearables pasa por las baterías flexibles y la nanotecnología.

Los wearables están a la orden del día, y no es para menos: cada vez la tecnología se mete más en la ropa que llevamos. Hemos empezado con pulseras y relojes, pero el futuro nos pinta con todo tipo de prendas inteligentes, desde las zapatillas hasta las gafas.

Sin embargo, y en un futuro cercano, sigue habiendo cosas que los wearables siguen teniendo como asignaturas pendientes. Más bien, estamos hablando de un campo, las baterías, porque hay pocos wearables que tengan una batería capaz de seguirnos el ritmo. Por suerte, esto podría cambiar en un futuro muy cercano.

LG y Samsung, llaves para resolver el problema de la batería

LG-Chem-hexagonal-battery

Para que los wearables funcionen, necesitamos baterías más pequeñas y que duren más tiempo, además de que es un extra el que sean más finas y más flexibles. Por suerte, Samsung SDI y LG Chem podrían tener la solución a estos problemas:

Nanotecnología y tatuajes, dos caminos a seguir en medicina

Si resolvemos el problema de las baterías, podemos empezar a mirar hacia el futuro, y una de las teorías más compartidas son los wearables que se adhieren a nuestra piel como si fueran tatuajes. En realidad, estos ya llevan un par de años con nosotros, a precios excesivamente caros, pero unos investigadores de la Universidad de Texas han desarrollado un método que fabricaría esos tatuajes inteligentes en 20 minutos.

En realidad no nos los vamos a encontrar a corto plazo en nuestros wearables, aunque puede que te los pongan la próxima vez que vayas al hospital: simplificar su fabricación los hará mucho más accesibles, permitiendo a los médicos controlar nuestras constantes vitales, movimientos musculares, y mucho más.

Google-X

También hemos mencionado la nanotecnología, porque va a jugar un papel importante en el mismo campo. Google X, la rama experimental de Google, presentó hace dos años una patente denanopartículas magnéticas capaces de detectar células cancerígenas en el torrente sanguíneo, y de indicárselo a una pulsera inteligente con señales de luz. De eso hace dos años, y a principios de este año registraron una patente relacionada que demuestra que están haciendo progresos al respecto.

Además, el grafeno no puede faltar cuando hablamos de futuro y de nanotecnología. Más de 25.000 patentes se han registrado desde que se descubriera en 2003, y entre ellas tenemos tejidos hechos de grafeno que serían capaces de avisarnos si detectan gases peligrosos en el aire encendiendo una luz LED

Nanotecnología para envases cosméticos más seguros, ecológicos y competitivos

Alimarket Envase

Durante el año 2015 se hadesarrollado la segunda anualidad del proyecto Nanopack, cofinanciado por el Ivace y los fondos Feder y en el que han participado el Instituto Tecnológico del Plástico, (Aimplas) y Ainia Centro Tecnológico. Los resultados obtenidos en este proyecto de investigación aplicada evidencian que las nanopartículas incorporadas en los materiales poliméricos (plásticos) para la obtención de los envases cosméticos mejoran las propiedades de los mismos, haciéndolos más seguros, sostenibles y competitivos.

Las nanopartículas con las se ha trabajado en este proyecto (nanoarcillas y óxidos metálicos) contribuyen a aportar un valor añadido en la fabricación de envases cosméticos dado que hacen innecesaria la utilización de adicionales aditivos y de elevados porcentajes de cargas gracias a la mayor eficiencia del nuevo material mejorado con nanopartículas; disminuyen la cantidad de materia prima para elaborar el envase, con el consiguiente ahorro de costes, al pasar de materiales formados por múltiples capas a materiales de una sola capa (monocapa); y otorgan a los envases plásticos propiedades avanzadas como una mayor barrera a los gases y mejores propiedades mecánicas y térmicas.

Actualmente, el plástico es el material más empleado por la industria cosmética para el envasado de sus productos, dadas las múltiples ventajas que presenta en cuanto a libertad de diseño, ligereza, resistencia y duración. Nanopack ha conseguido demostrar que todas estas propiedades pueden ser mejoradas.

También se ha estudiado la incorporación de estas nanopartículas a biopolímeros (bioplásticos) procedentes de fuentes renovables, avanzando así en las prestaciones de estos nuevos materiales para el envase cosmético. Para ello, se han evaluado qué bioplásticos presentaban mayores posibilidades de incorporación teniendo en cuenta las exigencias que nos marcaban los envases cosméticos.

Nanopack es un proyecto de 24 meses de duración enmarcado dentro del Programa de Desarrollo Estratégico, dentro de las ayudas dirigidas a los Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana para el periodo 2011-2015. Además del cosmético, los resultados de este proyecto se pueden hacer extensibles a otros sectores también con elevadas exigencias de uso, como el del envase de aceites industriales.

Por estudiar el pie diabético, investigadora de la UAM gana premio

19/12/201501:50
AgenciaMéxicoNacionalNotimex

Tessy Ma. López Goerne centra sus estudios en la nanotecnología. Foto: Especial

Gracias a sus investigaciones para la cura del pie diabético mediante el uso de nanotecnología, la Academia Mundial de las Ciencias otorgó el Premio TWAS en Química a Tessy María López Goerne, profesora-investigadora de la UAM.

La académica, de la Unidad Xochimilco, se hizo acreedora al galardón por sus investigaciones para la cura del pie diabético mediante el uso de nanotecnología.

Al respecto, la científica mexicana comentó que obtuvo el galardón por encontrar una nanopartícula que nace en las bacterias de un pie diabético y que luego regenera esa extremidad desde el tejido, el músculo y más tarde, la piel. Sobre este reconocimiento, ahondó:

“Jamás me imaginé que me lo fueran a dar y creo que es un trabajo que saben reconocer muy bien en el extranjero”. Investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana.

El ITC participa en el proyecto «Nanosurf» para mejorar las superficies cerámicas

La nanotecnología consigue resultados que enriquecen las propiedades de numerosos materiales

18.12.2015 | 00:38

LEVANTE DE CASTELLÓ CASTELLÓ El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) participa en el proyecto Nanosurf: Técnicas de modificación de superficies mediante nanotecnología sobre materiales poliméricos, metálicos, madera, textiles y cerámicos, financiado por el Instituto Valenciano de competitividad Empresarial (IVACE) a través de los Fondos europeos FEDER de Desarrollo Regional. El objetivo de este proyecto es mejorar las propiedades superficiales de distintos materiales: cerámicos, metálicos, de vidrio, etc., mediante la nanotecnología.

El proyecto se ha estado desarrollando a lo largo de este año bajo la coordinación del Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) y con la colaboración, además del ITC, del Instituto Tecnológico Metalmecánico (Aimme), el Instituto Tecnológico del Mueble, la Madera, Embalaje y Afines (Aidima) y el Instituto Tecnológico Textil (Aitex).

Según señala el ITC en un comunicado, «la nanotecnología aplicada a la modificación de superficies, ya sean poliméricas, metálicas, madera, textiles, cerámicas o en vidrio, constituye una herramienta de enorme importancia, tanto en la actualidad como para el futuro, y muchas de las propiedades perseguidas o requerimientos solicitados en un material dependen principalmente de su superficie». Actualmente existen tratamientos superficiales muy innovadores que permiten una mejora importantísima de las propiedades de la superficie de los materiales tradicionales.

Expertos estudian en Vitoria como cuidar catedrales con nanotecnología

Será un encuentro técnico, prolongación de otro anterior que se celebró en junio en Italia

Miércoles, 16 de Diciembre de 2015 – Actualizado a las 15:36

Cubierta en la catedral de Santa María

Cubierta en la catedral de Santa Marí

Vitoria. Cerca de medio centenar de expertos en patrimonio y nanotecnología estudiarán mañana en Vitoria cómo proteger y consolidar las piedras de distintas catedrales europeas mediante materiales “innovadores y eficaces”.

Será un encuentro técnico, prolongación de otro anterior que se celebró en junio en Italia, y al mismo asistirán representantes de las catedrales de Pisa (Italia), Viena (Austria), Colonia (Alemania), Gante (Bélgica) y de la Ópera de Oslo (Noruega).

La catedral Santa María de Vitoria, cuya roca base está afectada por “un grave problema de deterioro progresivo” para el que todavía no han encontrado solución, será la anfitriona del evento, que forma parte del proyecto internacional “Nano Cathedral”, coordinado por la Comisión Europea.

Además de representantes de catedrales europeas, participarán también expertos de laboratorios y empresas que podrían desarrollar los futuros materiales.

La de Vitoria es la única catedral de España en tomar parte en esta iniciativa, que tiene un periodo de duración de tres años.

El encuentro forma parte de un proyecto internacional dotado con 6,3 millones de euros, que se dedicará a la investigación, no a la aplicación futura de los materiales que puedan surgir.

La reunión de Vitoria servirá para desarrollar la primera fase del trabajo del proyecto, que persigue seleccionar primero una serie de productos con posibilidad de ser aplicados.

En segundo lugar, se tratará de determinar las características y el comportamiento de las piedras presentes en las catedrales participantes para que los laboratorios puedan hacer el estudio sobre su aplicación.

En un estadio final, se ensayará la aplicación sobre el monumento si los resultados del laboratorio son lo suficientemente positivos y fiables.

El grupo visitará la catedral de Santa María el viernes por la tarde.

Colaboran Udlap y U. de Texas en nanotecnología e ingeniería molecular

Intercambio podría extenderse a las las áreas de Química, Física, Matemáticas y Medio Ambiente y Conservación

 2  9

.

Una delegación formada por autoridades y académicos de laUniversidad de las Américas Puebla (UDLAP) viajó a losEstados Unidos para visitar la University of Texas at San Antonio (UTSA), con el objetivo de dar inicio a las colaboraciones entre las escuelas de Ciencias de ambas instituciones académicas, particularmente en el área de Nanotecnología e Ingeniería Molecular.

“Hace un mes aproximadamente tuvimos una primera visita a la UTSA en donde empezamos a evaluar las posibilidades de colaboración entre ambas instituciones, y llegamos a algunos acuerdos como la firma de un convenio de mutuo entendimiento para movilidad de estudiantes y académicos. Asimismo, tuvimos la posibilidad de visitar las instalaciones de la Facultad de Ingeniería y el UT Health Science Center San Antonio, para cuestiones de medicina, que pertenecen a la Universidad de Texas en San Antonio. En esa primera visita acordamos regresar con profesores de la UDLAP para que conocieran las instalaciones del departamento de Física en donde se encuentra y maneja el área de nanotecnología, es así como en esta segunda visita me acompañaron los doctores Felipe Córdova Lozano y Miguel Ángel Méndez Rojas”, explicó José Daniel Lozada Ramírez, decano de Ciencias de la Universidad de las Américas Puebla, quien además comentó que en la segunda visita se llevaron muestras para trabajarlas en los laboratorios de la UTSA en el área de Nanotecnología, utilizando los microscopios electrónicos y elaborando algunos experimentos.

Dio a conocer que la visita a la universidad norteamericana también dejó abiertas las posibilidades de colaboración en las áreas de Química, Física, Matemáticas y Medio Ambiente y Conservación. “El interés de estas colaboraciones está asociado a la posibilidad de movilidad entre la facultad de la UDLAP y la de UTSA, lo que refleja que esta visita fue muy fructífera”, comentó el decano de Ciencias de la UDLAP.

Informó que como resultado de la apertura de colaboración entre ambas instituciones académicas se recibieron imágenes del microscopio electrónico, se está trabajando en un artículo para publicación y queda abierta la posibilidad para que estudiantes de la UDLAP vean como una opción a la Universidad de Texas en San Antonio para realizar intercambios académicos regulares y estancias de investigación durante el verano, y para los egresados les abre la posibilidad para realizar posgrados en la UTSA.

Mencionó que otros de los beneficios que traerá a la UDLAP, la relación con una de las universidades más importantes de los Estados Unidos, comprende el uso de infraestructura de primer nivel. “Con esta colaboración nosotros contaremos con infraestructura complementaria que nos permitirá hacer procesamiento de las muestras o parte del trabajo de investigación aquí en la UDLAP y complementarla con la infraestructura con la que cuentan ellos en San Antonio. También permitirá que los estudiantes de la Universidad de las Américas Puebla trabajen con más equipos modernos y actuales

Desarrollan un sensor nanotecnológico de papel para medir la vitamina C

Científicos del Laboratorio Nacional de Nanotecnología (LNNano), del Laboratorio Nacional de Luz Sincrotrón (LNLS) y de los institutos de Química de la Universidad de Campinas (Unicamp) y de la Pontificia Universidad Católica de Campinas (PUCC), en Brasil, desarrollaron un método sencillo y rápido para la medición del tenor de ácido ascórbico, popularmente conocido como vitamina C, en distintas muestras, tales como las de extractos de frutas y de bebidas industrializadas.

La medición se realiza con un sensor fabricado en el LNNano con base en la deposición de nanopartículas de plata sobre un papel cromatográfico, un material utilizado en los laboratorios para la separación de compuestos químicos. Este papel le sirve de soporte a un reactivo colorimétrico, que cambia de color en contacto con distintas concentraciones de ácido ascórbico.

De acuerdo con los investigadores, el objetivo consistió en simplificar la determinación de la concentración del ácido para el control de calidad de productos no sólo alimenticios, sino también de las industrias farmacéutica, química y cosmética, en las cuales se utiliza la vitamina C como conservante, debido a sus propiedades antioxidantes.

“Los métodos tradicionales de medición del ácido ascórbico requieren un ambiente de laboratorio con aparatos sofisticados, grandes cantidades de reactivos y un tiempo mayor para la ejecución de los experimentos, lo cual restringe sus aplicaciones industriales. El sensor de papel simplifica este proceso con un alto nivel de precisión en las mediciones”, dijo Mateus Borba Cardoso, del LNLS, que junto al LNNano integra el Centro Nacional de Investigaciones en Energía y Materiales (CNPEM).

Borba Cardoso es responsable de la investigación intitulada Funcionalización de nanopartículas compuestas para aplicaciones biomédicas, realizada con el apoyo de la FAPESP.

Como reactivo colorimétrico, los investigadores utilizaron nanopartículas de plata obtenidas a partir de nitrato de plata (AgNO3) y depositadas sobre un área preparada en el papel cromatográfico. Se probaron soluciones de distintas concentraciones de ácido ascórbico en el sensor y se verificó no sólo que el área con nanopartículas cambia de color, sino también que la alteración depende de la concentración de vitamina C.

[Img #32538]

Sensor nanotecnológico de papel para medir la vitamina C. (Foto: AGÊNCIA FAPESP)

El tamaño promedio y la distribución de las nanopartículas antes y después de la exposición al ácido ascórbico se estudiaron mediante el empleo de la técnica de dispersión de rayos X a bajos ángulos (SAXS), disponible en una de las 18 estaciones experimentales del acelerador de partículas del LNLS, el único sincrotrón de Latinoamérica. A dichas estaciones, llamadas líneas de luz, científicos de distintos campos del conocimiento que investigan materiales orgánicos e inorgánicos las utilizan aplicando técnicas que comprenden la radiación electromagnética desde el infrarrojo hasta los rayos X.

“La radiación que se genera debido a la aceleración de las partículas, que es muy potente, incide sobre la muestra y sufre un desvío al interactuar con ésta. Este desvío, que hace las veces de código de identificación de la muestra, se registra en una imagen bidimensional, y suministra una visión nanométrica de lo que sucede con la muestra, con un resultado similar al de la microscopía, con la ventaja de que las mediciones se efectúan en el propio sensor, en el papel, y no en un sistema modelo”, explicó Borba Cardoso.

Mediante el empleo de esta técnica, se verificó un aumento del tamaño promedio de las nanopartículas, debido a que las propiedades antioxidantes del ácido provocan la transformación de los iones de plata en plata metálica. Dicho aumento es lo que modifica el color del papel cromatográfico y lo que permite desarrollar una escala colorimétrica para la concentración de ácido ascórbico.

De esta forma, basta con dejar caer una gota de muestra sobre el sensor de papel para que la variación del color indique el tenor de ácido ascórbico. El kit del sensor cuenta con una tabla que relaciona los colores generados con distintos tenores previamente medidos.

Ante de esto, los investigadores cubrieron las nanopartículas con un polímero soluble en agua denominado polivinilpirrolidona (PVP), que las estabiliza.

“De lo contrario, las partículas se agregarían en contacto con la muestra y quedarían en tamaños distintos, lo que dificultaría el control de los resultados debido a que las variaciones de colores que no se refieren entonces a las mediciones deseadas. La exactitud del tamaño de las nanopartículas asegura la precisión de la medición. Sin ella no es posible que la muestra tenga una reacción uniforme”, dijo el investigador.

Gabriela Furlan Giordano, del LNNano, destacó la rapidez con la cual se ejecutan los análisis como una de las ventajas del método. “En 30 minutos logramos tener las respuestas de ocho muestras en el colorímetro, que es un instrumento portátil y de bajo costo, que genera aún menos residuos a causa del menor uso de reactivos.”

Aparte de la agilidad y del bajo costo del proceso, la portabilidad y el mantenimiento de la calidad de medición durante semanas, bajo refrigeración y en ausencia de luz, abre posibilidades para la aplicación industrial del sensor. (Fuente :AGÊNCIA FAPESP/DICYT)

Nanotecnología: Oficios, remedios y riesgos

Autor: Jorge Sariol (sariol@enet.cu)
Fotos: Archivo
Fecha: 7 de Diciembre de 2015
Nanotecnología, uno de los mayores portentos de la ciencia moderna.

«Ciencia peligrosa es aquella
que solo está restringida al dominio de los expertos».

Richard Pawson
Tecnólogo británico

A principio de los setenta se vio en los cines cubanos Viaje fantástico, un filme de ciencia ficción, que contaba el recorrido de un submarino, reducido a tamaño microscópico, por el torrente sanguíneo de un enfermo. La tripulación —también miniaturizada— disponía solo de una hora para remediar el mal y, luego de conseguirlo, salía del organismo a través de una lágrima del paciente.

La historia era encantadora, pero demasiado fantástica. Y tanto que la mayoría de los muchachos de aquel entonces solo tuvimos ojos para Raquel Welch —la prensa la llamaba ¡El Cuerpo!— quien mostraba sus curvas al interpretar a la enfermera Cora Peterson. La mayoría de las damas se fijaban en el atlético actor británico Stephen Boyd, al encarnar al navegante Charles Grant.(1) Total, más que ciencia ficción, la película resultaba entonces delirante. Lo «otro» solo precisaba de algo de imaginación.

Y he aquí que 49 años después, el mundo se entera de que ya son realidad los microrrobots inteligentes, capaces de nadar dentro del cuerpo humano y detectar y curar padecimientos. Llaman a estos ingenios «microfish» (micropez) de unas 120 micras de longitud y 30 micras de espesor; van impulsados mediante peróxido de hidrógeno y son controlados magnéticamente gracias a nanopartículas de platino, instaladas en las colas, y nanopartículas de óxido de hierro magnético colocadas en las cabezas, de modo que puedan dirigirse con imanes.

Esta tecnología posee velocidad, escalabilidad, precisión y flexibilidad; diseño y estructura (2) y amplia variedad de aplicaciones —en primera y noble instancia— en procesos de desintoxicación, detección de enfermedades y administración dirigida de fármacos. (3)

Tales resultados nacen de esa maravilla llamada nanotecnología, uno de los mayores portentos de la ciencia moderna, consagrada y empeñada en poseer el control —¿sistémico?— sobre formas y funciones, a escala atómica y molecular, es decir, mil millonésima parte del metro.

Y al poder llegó hace rato: en los cosméticos, la industria de la belleza y la farmacéutica, en general. Interviene en la salud humana, en la electrónica, informática y las comunicaciones.

En este espacio algunos temen la invención y fabricación descontrolada de productos —a partir de nanopartículas— susceptibles de ser aspirados o absorbidos por la piel.

La naturaleza posee ese poder. Por eso hay tantos alérgicos en el mundo y tantos asmáticos padecen los embates terribles que la Medicina no se cansa de paliar.

Hay quienes recelan sobre el uso en la industria militar, probablemente la más grande, poderosa y secreta área de investigación y desarrollo. Y conjeturan mecanismos creados con toda intención para conseguir control social.

Como con el uso de la energía nuclear, un supositorio o un cuchillo carnicero, la nanotecnología es un portento que, por su utilidad, poder y posibles usos, causa admiración, estupor o pavor.

Cuba en 109 y el principio de la precaución

Ante tal panorama Cuba baja al nanomundo. Las áreas más estudiadas conciernen a la Medicina, centradas en la biotecnología, en la que el país ha demostrado más de un resultado relevante.

Y las investigaciones, según sus practicantes, se ajustan a los más estrictos cánones científico-tecnológicos.

En opinión de no pocos, vale que vayamos pensando —pues no será la única área— en marcos regulatorios más allá de los protocolos de investigaciones científicas y que prevean desde la protección e integridad de patentes comerciales nacionales (4) a la creación de instrumentos jurídicos.

Otros aducen que son muchos los riesgos que la nanotecnología no ha podido desentrañar. Y hablan de peligros ambientales y laborales; de necesidad de una metrología para regular procedimientos y toxicología para saber impactos.

Aspiran a pronósticos de riesgo, porque urge saber a ciencia cierta qué hacer con los kits de test de embarazo o los glucómetros y sus futuros servicios asociados, una vez que son usados o termina su vida útil. «No hay muchas opciones —dicen— para medir la presencia de nanopartículas que pueden ser dañinas, tanto las orgánicas como las inorgánicas». «Hoy es un hecho —advierten— la imposibilidad de generalizar el comportamiento de las nanopartículas».

Algunos indignados niegan que la investigación científico-tecnológica tenga bridas. «En vez de combatir el cáncer de modo invasivo/masivo, al modo de los sueros citostáticos, con efectos colaterales en el paciente —alegan— gracias a la nanotecnología se pueden atacar células malignas a niveles mínimos localizados, en ambientes controlados y objetivos precisos».

Europa ofrece el programa Horizonte 20-20, para intercambiar experiencias con nuestro país; saben que la cooperación es la clave «en el área científica, académica/universitaria y empresarial, porque no puede ser solo la investigación, sino también en la aplicación», ha dicho Herman Portocarrero, embajador de la Unión Europea en Cuba.

«No sabemos todo acerca de la conducta de los nanomateriales», admitió el pasado septiembre (5) en La Habana el experto André Gazsó, de la Austrian Academy of Science.

Mientras el mundo sigue girando, nanotecnólogos sueñan un buttom-up —proceso que va desde lo más pequeño a lo más grande, hasta el producto final—, sin elementos residuales, contaminación y menos recursos naturales.

Tal vez las fantasías, como en Viaje fantástico, sean algo más que utopías.

1. El resto del elenco-tripulación la componían el capitán-piloto Bill (William Redfield), el cirujano Arthur (en la piel de Peter Duval) y el Doctor Michaels (actor Donald Pleasence). Un remake en 3D, de Viaje Fantástico, caería en las manos de James Cameron como productor.

2. Entre los diseños probados se encuentran tiburones y mantarrayas.

3. http://plumaslibres.com.mx/2015/08/28/crean-microrobots-capaz-de-nadar-adentro-del-cuerpo-humano-y-detectar-padecimientos/

4. El Primer Mundo controla las patentes. Luego exigen un cumplimiento vigilado por comité internacional, elegido y compuesto… por ellos mismos. Ya pasó con el uso de la energía nuclear.

5. En ambos casos fueron declaraciones hechas en el marco del V Seminario Internacional sobre Nanociencias y Nanotecnologías, La Habana 15 sep. 2015

Nanotecnología: el primer láser blanco del mundo

Más luminosos y eficientes energéticamente que los LEDs, parece que los láseres blancos serán el futuro de la iluminación y el LiFi (comunicaciones inalámbricas basadas en luz).

Este esquema ilustra la novedosa nanolámina con tres segmentos paralelos creados por los investigadores, cada uno de ellos posibilitando la acción de un láser en uno de los tres colores primarios. El dispositivo es capaz de emitir luz láser en cualquier color visible, cuya combinación permite que surja el color blanco.

Si bien los láseres fueron inventados en 1960 y son usados habitualmente en muchas aplicaciones, una característica de esta tecnología ha sido inalcanzable durante estas décadas: nadie ha conseguido en este tiempo crear un láser que emita rayos de luz blanca.

Eso ha cambiado ahora. Unos investigadores de la Universidad Estatal de Arizona en Estados Unidos han demostrado que los láseres semiconductores son capaces de emitir a lo largo de todo el espectro de colores visibles, lo cual es necesario para producir un láser blanco.

El equipo de Cun-Zheng Ning ha creado una nanolámina, una delgada capa de semiconductor que mide de lado a lado aproximadamente una quinta parte del grosor de un cabello humano y que tiene un grosor de alrededor de una milésima del de un pelo, con tres segmentos paralelos, cada uno posibilitando la acción del láser en uno de los tres colores primarios. El dispositivo es capaz de operar en cualquier color visible, siendo completamente ajustable desde el rojo y el verde al azul, o cualquier otro color entre ellos. Cuando se reúne el campo total aparece un color blanco.

El avance tecnológico sitúa a los láseres a un paso más cerca de convertirse en una fuente de luz generalizada, y de ser un sustituto potencial o una alternativa a los diodos emisores de luz (LEDs). Los láseres son más brillantes, más eficientes energéticamente, y pueden proporcionar colores más vivos y precisos para pantallas como las de los ordenadores y los televisores.

Otra importante aplicación podría estar en el futuro de las comunicaciones mediante luz visible, en las que se podrían usar los mismos sistemas de iluminación del hogar para ambas funciones. La tecnología en desarrollo se llama LiFi (comunicación inalámbrica basada en la luz), a diferencia de la más habitual WiFi, que usa ondas de radio. La LiFi podría ser más de 10 veces más rápida que la actual WiFi, y la LiFi de láser blanco podría ser de 10 a 100 veces más rápida que las LiFi basadas en LEDs, actualmente aún en desarrollo.

IVIC crea nanotecnología magnética contra el cáncer

Los compuestos se inyectan en el tumor para destruirlo o debilitarlo.

imageRotate
Sarah Briceño lidera la investigación CORTESÍA IVIC
EL UNIVERSAL
martes 1 de diciembre de 2015  07:21 AM

El Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, IVIC, desarrolla un método experimental para tratar algunos tipos de cáncer, con el que se espera destruir células tumorales o hacerlas más sensibles a las terapias convencionales como quimioterapia y radioterapia.

Se trata del diseño de nanocompuestos magnéticos para inducir hipertermia localizada en tumores. Dichas partículas, formadas por óxido de hierro, ofrecen un potencial uso tanto en diagnóstico como tratamiento del cáncer.

La investigadora del Centro de Ingeniería de Materiales y Nanotecnología del IVIC, Sarah Briceño, recientemente merecedora del Premio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015 en su mención Investigador novel, explicó que la hipertermia o termoterapia es un tratamiento que expone el tejido del cuerpo a altas temperaturas para dañar o destruir células cancerosas.

Los estudios consisten en localizar o inyectar nanopartículas dentro del tumor y aplicar un campo magnético externo entre 40 y 44 C, que permita mejor resultado sobre las células malignas. “Lo más novedoso es que las nanopartículas se pueden ubicar en un polímero con termo-respuesta, en fármacos que cuando son liberados por el calor, llega a ser más preciso el tratamiento y permite emplear dosis mucho menores de medicamentos”, dijo Briceño.

Según la especialista, se ha comprobado que el tratamiento no tiene efectos secundarios sobre el paciente oncológico, pues ha sido implementado satisfactoriamente en Alemania, España y otros países, en particular para el tratamiento de tumores grandes que no hayan presentado metástasis

IVIC crea nanotecnología magnética contra el cáncer

Los compuestos se inyectan en el tumor para destruirlo o debilitarlo.

imageRotate
Sarah Briceño lidera la investigación CORTESÍA IVIC
EL UNIVERSAL
martes 1 de diciembre de 2015  07:21 AM

El Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, IVIC, desarrolla un método experimental para tratar algunos tipos de cáncer, con el que se espera destruir células tumorales o hacerlas más sensibles a las terapias convencionales como quimioterapia y radioterapia.

Se trata del diseño de nanocompuestos magnéticos para inducir hipertermia localizada en tumores. Dichas partículas, formadas por óxido de hierro, ofrecen un potencial uso tanto en diagnóstico como tratamiento del cáncer.

La investigadora del Centro de Ingeniería de Materiales y Nanotecnología del IVIC, Sarah Briceño, recientemente merecedora del Premio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015 en su mención Investigador novel, explicó que la hipertermia o termoterapia es un tratamiento que expone el tejido del cuerpo a altas temperaturas para dañar o destruir células cancerosas.

Los estudios consisten en localizar o inyectar nanopartículas dentro del tumor y aplicar un campo magnético externo entre 40 y 44 C, que permita mejor resultado sobre las células malignas. “Lo más novedoso es que las nanopartículas se pueden ubicar en un polímero con termo-respuesta, en fármacos que cuando son liberados por el calor, llega a ser más preciso el tratamiento y permite emplear dosis mucho menores de medicamentos”, dijo Briceño.

Según la especialista, se ha comprobado que el tratamiento no tiene efectos secundarios sobre el paciente oncológico, pues ha sido implementado satisfactoriamente en Alemania, España y otros países, en particular para el tratamiento de tumores grandes que no hayan presentado metástasis

Diagnóstico biomédico basado en nanoingeniería de NanoGune

nanogune-cic.jpg

El científico que promete “resucitar” al primer humano en 2045

Utilizando sensores, inteligencia artificial y nanotecnología, la empresa Humai afirma que podrá traspasar los pensamientos de un cerebro a un chip con “personalidad”.

Brazos robot, implantes que mejoran los sentidos, sensores bajo la piel o tatuajes que pueden detectar enfermedades. Con el paso del tiempo, la rama de la bíotecnología se está haciendo cada vez más presente, buscando formas de ampliar las capacidades del cuerpo e incluso vencer a la muerte.

Sin embargo, para quienes no logren vencer esa última barrera existe una “segunda oportunidad”: Es la que ofrece la compañía Humai, que promete de aquí a 30 años, traer de vuelta del reino de los muertos al primer ser humano.

Para ello, Bocanegra apuntó a la utilización del software de inteligencia artificial llamado “Soul” (Alma), que tendrá la misión de replicar la voz y la personalidad del “resucitado”.

“Pienso en hacer de la muerte algo opcional. Personalmente, no puedo imaginar por qué alguien querría morir, aunque respeto sus deseos”, indicó Bocanegra. La idea es “contribuir a la experiencia humana, haciendo la muerte más fácil de aceptar”, añadió.

En estos momentos, el equipo de investigadores se compone de cinco personas divididas en distintas labores, como nanotecnología, sensores, biónica, inteligencia artificial e incluso un “embajador”, que tiene la misión de dar a conocer el objetivo de la compañía y buscar potenciales inversores. Aún no se tienen claros los costos, el tiempo ni más detalles del insólito procedimiento.

Los otros proyectos

Independiente de todos los cuestionamientos, éticos, tecnológicos o económicos, no se trata del primer procedimiento relacionado. Al menos cinco multimillonarios se encuentran buscando diversas formas de mantenerse vivos por la eternidad, también tenemos el caso de personas criogenizadas que esperan ser devueltas a la vida cuando la medicina haya avanzado lo suficiente e incluso, ya existe fecha para el primer “trasplante de cabeza” (o de cuerpo), que buscará ofrecerle a su propietario, un ruso de 30 años con una grave enfermedad degenerativa, una mejor oportunidad.

Fuente: Popular Science, IEET

“Actualmente estamos utilizando la inteligencia artificial y la nanotecnología buscando almacenar datos de patrones de comportamiento, tipos de diálogos, procesos de pensamiento y datos de cómo funciona realmente nuestro cuerpo. Esta información se codificará en múltiples tecnologías de sensores, que posteriormente serán integradas en un cuerpo artificial con el cerebro de un ser humano fallecido”, explican en su página web.Según el director y fundador de Humai, Josh Bocanegra, el primer paso es seleccionar a los voluntarios correctos para tal emprendimiento. Así, se almacenará la información relativa a su vida, sus rutinas, gustos, sueños, y antes de morir (supongamos una muerte natural) su cerebro será congelado para después, implantar un chip con su “personalidad” en un nuevo cuerpo artificial, que a su vez será controlado por el huésped mediante ondas cerebrales del mismo modo que hoy se dispone de prótesis avanzadas.

Tico explora energía solar como posible combustible

El experto utiliza la nanotecnología para diseñar materiales con ese propósito


 El científico costarricense Samuel Stupp dictó una conferencia ante investigadores en nanotecnología de América Latina, Europa y Estados Unidos en el encuentro Nanoandes 2015. | JOHN DURÁN

La energía que emite el Sol, abundante e intensa está ahí todos los días; sin embargo, el ser humano todavía no aprovecha todo su potencial.

Con esa idea en la cabeza, el científico costarricense Samuel Stupp encabeza una serie de investigaciones en el campo de la nanotecnología relacionadas con la obtención de electricidad y combustible, a partir de la energía solar.

Químico y experto en ciencia e ingeniería de materiales, Stupp es el director del Instituto para la Bionanotecnología Simpson Querrey de la Universidad Northwestern, en Chicago.

De entre las numerosas aplicaciones que tiene la nanotecnología para la vida cotidiana son dos las que capturan su principal interés: la biomédica y la energía.

Stupp ofreció una conferencia para un grupo de científicos de Costa Rica, América Latina, Estados Unidos y Europa reunidos en la V Escuela NanoAndes 2015, un encuentro organizado por el CentroNacional de Alta Tecnología (Cenat) y por el Laboratorio Nacional de Nanotecnología (Lanotec) del Cenat.

Combustible solar. En una investigación publicada recientemente en la revista Nature Chemistry , Stupp y su equipo describen su propuesta para diseñar un sistema que permita producir tanto electricidad como combustibles, a partir de la luz solar.

El objetivo es que sea económico, eficiente y respetuoso del ambiente.

“La idea es utilizar materiales orgánicos, pues tienen dos ventajas: son menos costosos que otros materiales más avanzados como el silicón y, además, se pueden diseñar con características muy específicas para que logren cumplir sus funciones, por ejemplo, para que absorban la luz del sol y no absorban otro tipo de luz”, explicó el científico nacional.

La nanotecnología es la disciplina que trabaja con materiales y estructuras cuyas magnitudes se miden en nanómetros, lo cual es equivalente a dividir un metro en mil millones de partes.

Según explicó Stupp, la naturaleza misma inspira el diseño de las nanoestructuras y los materiales. “Creo que los historiadores de la ciencia y la tecnología van a recordar al siglo XXI como el periodo en que ocurrió una revolución al diseñar la materia funcional para el beneficio de los seres humanos a escala nanométrica. Esa escala es la que funciona la vida”, dijo Stupp.

Los mencionados materiales que “imitan” a la biología son creados en el laboratorio.

“Se empieza por el diseño de moléculas. La ciencia está en ‘programarlas’ para que se autoensamblen en diferentes formas o nanoestructuras para cumplir determinada función”, detalló el científico, quien se instaló en Estados Unidos desde 1968.

Para poder programar esa moléculas y ‘predecir’ la forma en que se van a organizar según la función esperada, los científicos juegan con su composición química. Por ejemplo, el equipo de Stupp logró diseñar una nanoestructura que luce como cinta, la cual absorbe los fotones (partículas de luz) que emite el Sol.

“La moléculas sola no hacen nada, la cinta sola (nanoestructura) tampoco hace nada. Pero la cinta unida a una partícula catalizadora (que acelera las reacciones químicas) y a otra molécula, logra formar un material”, dijo

Esa integración da como resultado un material sólido suave llamado hidrogel, que puede ser colocado debajo de un sustrato transparente para que la luz del sol pueda penetrar y así generar electricidad y combustibles de manera espontánea.

Ese combustible podría tener los mismos usos que el que se extrae del petróleo, pero sin generar daño ambiental.

En el futuro, Stupp quisiera crear un especie de “fábrica química” para crear compuestos varios a partir de la luz solar.

La nanotecnología se apodera de Puerto Varas

Publicado por Eduardo Woo| La Información es de Comunicado de Prensa

Entre el 30 de noviembre y el 4 de diciembre la ciudad será testigo de uno de los eventos más importantes de la física a nivel continental: el XXII Simposio Latinoamericano de física del estado sólido. La iniciativa además ofrecerá una charla pública el día jueves 3 de diciembre.

La reunión se realizará en el Hotel Patagónico y reunirá a más de una centena de científicos que discutirán los últimos avances de la materia condensada.

“Abordaremos temas contingentes, tanto a nivel teórico como de sus aplicaciones. El nivel de los charlistas es espectacular, además la belleza de la ciudad de Puerto Varas le da un impronta al evento difícil de igualar”, explica Marcos Flores, académico del Departamento de Física FCFM, U. de Chile y uno de los organizadores del evento.

Dentro de las científicos más destacados de la conferencia están: el Doctor Ivan Schuller, de la Universidad de California San Diego (Estados Unidos), experto en nanomagnetismo; Clivia Sotomayor del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (España), especialista en nanofotónica y José Ignacio Pascual del Centro de Investigación Cooperativa en Nanociencias (España) quien es un referente científico en la temática de moléculas en superficies.

Los temas a discutirse serán variados: “Hablaremos de nanotecnología, magnetismo, biofisica, superficies, interfases y películas delgadas, sólo por nombrar algunas” explica el Dr. Flores.

El XXII Simposio Latinoamericano de física del estado sólido, es organizado en conjunto por: la Universidad de Chile, Universidad Técnico Federico Santa María, Pontificia Universidad Católica de Chile y Universidad Católica del Norte.

Charla publica, gratuita y de calidad

El día jueves 3 de diciembre, a las 19:00 horas, se realizará la Charla Magistral: “Nanotecnología, la arquitectura de lo pequeño”, la que será dictada por el Ph.D en Física de la Universidad Pennsylvania y especialista en la materia: Patricio Haberle, quien es académico de la Universidad Técnico Federico Santa María.

La ponencia, que será dictada en el Hotel Patagónigo, introducirá a sus asistentes en el fascinante mundo de la nanotecnología. “Mediante un lenguaje cercano y con múltiples ejemplos de la vida cotidiana esta la charla está pensada para todo público, sin importar su edad o nivel de conocimiento previo, y que pueda disfrutarla”, concluye el Doctor Flores.

Nanopartículas de oro y ‘perlas’ para detectar el ADN de Leishmani

En un artículo publicado en la revista Small, un equipo de investigadores liderado desde el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) (España), presenta un nuevo método cualitativo y cuantitativo para la detección de secuencias de ADN de Leishmania infantum, un parásito de interés veterinario que también afecta a humanos.

La novedad de la técnica es la incorporación de nanopartículas de oro y microesferas magnéticas al método estándar, conocido como amplificación isotérmica, que ya superaba algunas de las complicaciones de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), el método clásico para identificar la presencia de una secuencia concreta de ADN en una muestra.

La PCR utiliza enzimas celulares y dos cebadores, unas secuencias cortas de ADN que servirán de punto de inicio para la síntesis del ADN copiado. Cuando la detección es positiva, esta técnica produce millones de copias de la secuencia problema facilitando su detección. Esta amplificación del ADN implica cambios de temperatura muy precisos (termociclación), así como un equipo sofisticado y caro. Estas limitaciones ya habían sido resueltas por la amplificación isotérmica, que como su nombre indica, se desarrolla a temperatura constante.

En este contexto, los autores presentan un nuevo diseño de la amplificación isotérmica que utiliza cebadores marcados con las nanopartículas de oro y las ‘nanoperlas’ o microesferas magnéticas. La secuencia amplificada al final del proceso contiene ambos marcadores, permitiendo una rápida purificación y cuantificación.

Las propiedades magnéticas del primer cebador facilitan la purificación y preconcentración del ADN, amplificado gracias a métodos magnéticos de separación. Por otra parte, los cebadores marcados con nanopartículas de oro se pueden cuantificar de forma sencilla con métodos de detección electrocatalítica. Por lo tanto, el uso de los cebadores marcados convierte la amplificación isotérmica en un método de diagnóstico cualitativo y cuantitativo más rápido y fácil de aplicar.

Esta nueva estrategia se aplicó con éxito en la detección de una secuencia de ADN característica del parásito Leishmania infantum, el kinetoplasto responsable de una enfermedad que afecta a perros domésticos, perros salvajes y también a humanos. El método resultó sensible y fácilmente reproducible.

Además, el ADN amplificado de perros sin Leishmania se pudo discriminar perfectamente, demostrando la especificidad tanto del proceso de amplificación como de la detección electroquímica. El rendimiento del nuevo método es mejor que el obtenido por otros tests para la detección de Leishmania, ofreciendo además una cuantificación del número de parásitos.

Esta nueva estrategia se podría aplicar en cualquier diagnóstico basado en técnicas de amplificación isotérmica de ADN. De hecho, la tecnología ya está en proceso para ser patentada.

El estudio, realizado en colaboración con la Universidad Autónoma de Barcelona y la compañía spin-off  Vetgenomics, lo han coordinado el profesor ICREA Arben Merkoçi, responsable del Grupo ICN2 de Nanobioelectrónica y Biosensores, y Alfredo de la Escosura-Muñiz (primer autor del artículo) junto a Luis Pires, estudiante de doctorado del mismo grupo.

Los resultados forman parte de las bioaplicaciones definidas en el programa Severo Ochoa del ICN2 Dispositivos para aplicaciones sociales. Este trabajo se ha publicado en el marco del proyecto europeo POC4PETS, coordinado desde la Universidad de Bolonia (Italia) y orientado a mejorar la velocidad y fiabilidad de las herramientas veterinarias actuales para el diagnóstico de patógenos. (Fuente: Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia)

Nanotecnología contra la resistencia a los antibióticos

Spri_innovación_CIDETEC-BIODONOSTIA

El objetivo del seminario es difundir la importancia del buen uso de los antibióticos

Con el objetivo de difundir la importancia del buen uso de los antibióticos, el centro tecnológico IK4-CIDETEC y el Instituto de Investigación Sanitaria Biodonostia  organizaron el pasado 18 de noviembre un seminario dirigido a comunicar los avances científicos mediante el uso de nanotecnología logrados en el ámbito de los antibióticos y sensibilizar a la población de los riesgos que conlleva su abuso.

El evento, titulado “¡Hablemos del buen uso de los antibióticos!” y celebrado en Donostia, incluyó dos ponencias con la intención de dar respuesta a cuestiones como en qué consiste la resistencia a los antibióticos, cómo se utilizan los antibióticos de forma responsable o qué esfuerzos se están haciendo en investigación para desarrollar nuevos antibióticos y otras alternativas.

En el marco del evento, el investigador Marco Marradi presentó el proyecto europeo ‘PneumoNP’, liderado por IK4-CIDETEC, que busca desarrollar nuevos sistemas diagnósticos y nuevos fármacos, empleando herramientas como la nanotecnología que mejoren la eficacia y reduzcan los efectos secundarios de los fármacos.

La nanoterapia persigue dirigir selectivamente nanosistemas a células o tejidos afectados para transportar, liberar medicamentos y conseguir un tratamiento más efectivo, minimizando los efectos secundarios. La utilización de nanopartículas puede también mejorar la eficacia de los fármacos incrementando su solubilidad en agua y su estabilidad en el cuerpo.

El evento coincidió con la celebración del día europeo para el uso prudente de los antibióticos

– See more at: http://www.spri.eus/es/actualidad-spri/noticias/innovacion-nanotecnologia-contra-la-resistencia-a-los-antibioticos#sthash.ykPTSDuv.dpuf

Partículas ultrapequeñas ya están a la vista de ciencia tica

Beneficiario de nuevo equipo fue el Laboratorio Nacional de Nanotecnología

Permite conocer detalles de la materia así como trabajar con átomos y moléculas

El microscopista Reinaldo Pereira es el encargado de operar el instrumento que es utilizado para investigaciones del Laboratorio Nacional de Nanotecnología | RÓNALD PÉREZ.

Los investigadores del Laboratorio Nacional de Nanotecnología (Lanotec), cuentan con un par de “ojos” electrónicos que los conducen por los minúsculos laberintos de la materia.

Gracias a una donación de la empresa Intel, el Lanotec utiliza ahora un moderno instrumento de alta definición que facilita las investigaciones en el campo de la nanotecnología.

Esta disciplina trabaja con materiales y estructuras cuyas magnitudes se miden en nanómetros, lo cual es equivalente a dividir un metro en mil millones de partes.

El ojo humano es incapaz de distinguir con ese nivel de detalle, de modo que este instrumento es un gran aliado para que los científicos puedan pasar de “analizar de la escala de un elefante a la escala de una hormiga”, explicó José Roberto Vega, director del Lanotec.

Este laboratorio es parte del Centro Nacional de Alta Tecnología, ubicado en Pavas.

“El equipo nos permite ver a escala muy pequeña para poder trabajar y manipular átomos y moléculas”, añadió Vega.

El director declaró que se trata de un instrumento complejo y delicado, por lo que se requiere personal calificado para su manejo. Ese es el trabajo del microscopista Reinaldo Pereira.

“Este es un microscopio electrónico de transmisión de alta resolución, es decir, funciona con una aceleración de voltaje que llega hasta los 200.000 voltios y eso permite un aumento de 1.500.000 veces”, explicó Pereira.

Con esas cualidades, es posible observar hasta los átomos de nanopartículas de diferentes materiales como oro, plata, aluminio o cristales.

Estas son nanopartículas de oro de aproximadamente 5 nanómetros de diámetro. | CENAT
Estas son nanopartículas de oro de aproximadamente 5 nanómetros de diámetro. | CENATampliar

Además de conocer la estructura de esas partículas, también se puede determinar la composición química de la muestra gracias a un accesorio incorporado al microscopio, llamado detector EDF. “Durante mucho tiempo, la microscopía electrónica se enfocó más en la parte biológica, pero en los últimos años ha tenido un resurgimiento en otras áreas, especialmente en la caracterización de nuevos materiales”, señaló Pereira.

Esa diversificación ha alcanzado aplicaciones en campos muy diversos como la electrónica, la cristalografía, así como en la industria médica, farmacéutica y alimentaria.

Tanto Vega como Pereira estiman que el valor de este microscopio ronda el millón de dólares.

Un mundo minúsculo. La laboratorista química Marilyn Porras desarrolla una investigación que intenta reducir la resistencia a los antibióticos de una bacteria intrahospitalaria llamada pseudomonas aeruginosa.

Porras trabaja el diseño, síntesis y caracterización de nanopartículas de un compuesto llamado quitosano. Sintetizar significa producir en el laboratorio un compuesto a partir de sustancias más sencillas.

El proyecto consiste en la síntesis de partículas de quitosano, un derivado de la quitina, la cual se extrae del exoesqueleto (coraza) de crustáceos, como los camarones, cangrejos y langostas. Esas partículas se “cargan” con un antibiótico, el cual se libera con el objetivo de aumentar la vulnerabilidad de la bacteria a ese producto.

“Cuando se sintetizan nanopartículas en el laboratorio es muy útil conocer sus propiedades. Por ejemplo, es importante conocer el tamaño para definir futuras aplicaciones. Gracias a este microscopio, se pueden visualizar y caracterizar esas partículas para saber con qué se está trabajando. Al ser partículas que se miden en nanómetros, solo es posible verlas con este instrumento”, explicó Porras.

El ingeniero en Biotecnología, Ricardo Alvarado, también utiliza el microscopio para la caracterización física de nanopartículas de plata con propiedades antimicrobianas. La síntesis de la partícula se hace a partir de una sal de plata. “Nos permite visualizar su morfología, su tamaño y la distribución de esos tamaños”, detalló Alvarado

Estudiantes del RUM desarrollan videojuego educativo sobre Nanotecnología

Se espera que sea usado por alumnos de ciencia a niveles intermedio y superior con fines educativos

Nanito (horizontal-x3)
Estudiantes del RUM desarrollaron un videojuego educativo sobre Nanotecnología. (Facebook)

Los avances de la ciencia y la tecnología demandan un entrenamiento intensivo de los futuros profesionales desde una edad temprana.

Y exponer a los jóvenes a conceptos complejos a través de métodos instructivos y novedosos es uno de los retos educativos del milenio. En particular, la Nanotecnología por su complejidad y amplitud, es un campo que ofrece múltiples oportunidades para desarrollar y aplicar estas tecnologías educativas.

Así lo entienden los estudiantes e investigadores del Centro de Nanotecnología CREST de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Mayagüez (RUM). Dirigidos por la profesora Nayda Santiago, de Ingeniería de Computadoras del RUM e integrante del Grupo de Educación del Centro, han estado desarrollando desde hace un año un videojuego educativo, cuyo propósito es motivar a estudiantes de escuelas públicas intermedias y superiores a entrenarse en conceptos básicos de Nanotecnología y de esa manera motivarlos a seguir estudios universitarios en Ingeniería y Ciencias.

El grupo de entusiastas desarrolladores está integrado por estudiantes de Ingeniería de Computadoras y de Ingeniería Mecánica del RUM. Estos son: Bryan Mitchell, Jahannie Torres, Gil Reyes, Tahiri Fuentes, Orlando Alverio, Roberto Rivera, Lianne Sánchez, Gustavo Camero, y Héctor Jiménez.

Gustavo Camero, Fernando Arocho y Lianne Sánchez muestran su producto a un visitante durante el evento Nanodays en Mayagüez. (Suministrada)
Gustavo Camero, Fernando Arocho y Lianne Sánchez muestran su producto a un visitante durante el evento Nanodays en Mayagüez. (Suministrada)

El videojuego, estructurado en niveles, presenta en cada nivel un tema particular relacionado con Nanotecnología donde se ofrece al usuario información de manera dinámica. Por ejemplo, uno de esos temas es la naturaleza de los ferrofluídos: estas emulsiones con nanopartículas magnéticas están siendo usadas experimentalmente para el tratamiento de cáncer mediante hipertermia magnética.

Otro tema en el que se está trabajando en el juego es el concepto de hidrofobia, por cuanto ciertas nanopartículas dispersas sobre una superficie permiten que esta superficie no sea mojada por moléculas de agua. Como todo videojuego, el incentivo principal es ganar. Por tanto, para poder ganar el juego el usuario debe ser capaz de aplicar los conocimientos de nanotecnología a través de “misiones” específicas y responder a las preguntas que se le presentan en el camino hacia la meta final.

La historia del juego involucra a un ingeniero que desea educarse en Nanotecnología para luego emplear este conocimiento en beneficio de la sociedad. El juego utiliza a Nanito y Nanita, mascotas de los clubes de Ciencia e Ingeniería de Materiales auspiciados por el Centro de Nanotecnología, como personajes principales.

De acuerdo con Santiago, se espera que el juego “sea utilizado por estudiantes de ciencia a niveles intermedio y superior a través de toda la isla con propósitos educativos… sería fantástico que las escuelas en Puerto Rico adoptaran el juego Nanito como parte de las herramientas para la enseñanza sobre química, física, materiales y nanotecnología”.

Con respecto a potenciales usuarios, Santiago agrega que “la herramienta podría ser utilizada en comunidades hispanas en los Estados Unidos o América Latina con el mismo propósito, de enseñar sobre la Nanotecnología y otras ciencias.”

Aunque el videojuego está preparado para usuarios de escuelas intermedias y superiores, durante su concepción, diseño y programación los estudiantes del RUM que laboraron en él desarrollaron “destrezas de trabajo en equipo, destrezas de resolución de problemas, sentido de pertenencia a la comunidad de ingeniería y han mejorado sus destrezas de programación. Más aún, han tenido que entender la diferencia en desarrollar un proyecto para una clase, versus desarrollar código para un cliente con expectativas reales, y con necesidades bien concretas” según Santiago.

En tal sentido, la líder del proyecto Jahannie Torres, tuvo la oportunidad de presentar este trabajo grupal durante la Conferencia ¨Emerging Researchers National Conference in STEM¨ celebrada en Washington DC del 19 al 21 de febrero de 2015 donde obtuvo el primer lugar en la categoría de Educación en Ciencias y Matemáticas.  Este galardón representando a Puerto Rico permitió al grupo sentir que “con el proyecto, podrán mejorar la calidad de la educación en Puerto Rico y mejorar al país”, dijo Santiago.

El profesor Pablo Dopico, de Humanidades del RUM y experto en arte moderno, colabora en la iniciativa. “Podemos considerar los videojuegos como una expresión artística contemporánea, emparentada con el cine, el cómic y la fotografía, en el contexto de la cultura visual y la cultura de la imagen más vanguardista, alejados de los cánones del arte tradicional”. Según Dopico, “los grandes videojuegos cuentan historias asombrosas, diseñan imágenes sorprendentes y componen sonidos impresionantes que interesan a una nueva generación de usuarios que han dejado de ser usuarios pasivos para interactuar con los nuevos medios. Algunos videojuegos, además de esta parte lúdica, muestran una faceta didáctica y educativa en continuo crecimiento y desarrollo, que es la que debemos potenciar desde la universidad”.

El videojuego fue presentado al público en la actividad “Nanodays”, organizada por grupos del RUM que laboran en proyectos relacionados con Nanotecnología (en adición al Centro de Nanotecnología). Los jóvenes que visitaron al equipo de estudiantes del Centro pudieron probar una de las últimas versiones del videojuego. Estos jóvenes usuarios dieron retroalimentación adicional para que el videojuego balanceara el aspecto educativo y divertido. Los programadores han expresado que una vez completado el juego se podrá utilizar en computadoras, celulares y tabletas y será libre de costo.

Nanito como ‘embajador de la tierra de la Nanotecnología’ también hace uso de las redes sociales: www.facebook.com/Nanito.UPRM. El Centro de Nanotecnología puede ser contactado de diversas formas: crest@uprm.edu, (787) 832-4040 ext. 5811 y 5812, o crest2.uprm.edu, www.facebook.com/UPRM.CREST.

Principal » Nanotecnología permitirá el ahorro del 30% de combustible y la regeneración de motores
nanobots

Nanotecnología permitirá el ahorro del 30% de combustible y la regeneración de motores

Nano Depot.- En un evento privado al interior del hotel Four Points by Sheraton en Cancún, Nano Depot hizo la presentación oficial de NanoVit para todo el continente americano, un producto que permite un ahorro de hasta el 30% de combustible y regenera los motores de los vehículos, incluso aquellos con 5 años de uso, realizando estas mejoras hasta por 200 mil kilómetros.

Wolfgang Riehl, representante de NanoVit, presentó el producto a los primeros 30 distribuidores autorizados por Nano Depot en todo México y Latinoamérica, a través de los cuales tanto empresas como ciudadanía en general podrán acceder a este producto.

NanoVit actúa a nivel molecular, logrando que un motor que ya tiene varios años de uso, por mencionar un ejemplo, 5 años, recupere su estado natural, y lo mantenga así por un periodo de 150 a 200 mil kilómetros.

NanoVit también presenta otras ventajas, como un mejor uso de la gasolina, al brindar hasta un 30% más kilometraje por litro, al mismo tiempo que reduce las emisiones contaminantes, logrando un menor uso de gasolina y un menor impacto al medioambiente, una ventaja de gran huella sobre todo en ciudades como el Distrito Federal, donde la calidad del aire ha descendido en gran medida por el número de vehículos que circulan día a día.

Jesús Reyes Serpa, Gerente General de Nano Depot, comentó que la incorporación de NanoVit a la gama de productos nanotecnológicos que ya maneja la empresa, se debe a que es una marca líder en Alemania, “Nano Depot incorpora y pone al alcance de todas las personas productos líderes en el campo de la nanotecnología, por lo que no son productos en fase de prueba, sino que ya han sido probados en diversos campos y cuentan con una calidad y certificaciones europeas que los avalan al 100%”.

Actualmente NanoVit ya está realizando pruebas en diversas líneas de transporte en México, que por el momento, no podemos revelar los nombres por cuestiones de confidencialidad, pero podemos decir que son del sector público.

Actualmente Nano Depot cuenta con un sinfín de productos aplicables en diversos campos, los cuales pueden ser obtenidos a través de la red de distribuidores de la empresa, a la cual se puede acceder a través de http://www.nanodepot.mx

Anfaco desarrolla un alimento para mayores con nanotecnología

El producto, con base láctea y de pescado, se obtiene a partir de subproductos marinos como caparazones de crustáceos y se investiga su función la artrosis o la artritis

Obras del nuevo edificio de investigación que Anfaco construye al lado de sus instalaciones.

Obras del nuevo edificio de investigación que Anfaco construye al lado de sus instalaciones.

La Asociación de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos, Anfaco, tiene en marcha una investigación con nanotecnología para desarrollar un producto alimentario destinado a las personas mayores, que mejore su calidad de vida.
El nuevo alimento se desarrolla a partir de subproductos de origen marino, como la pluma de calamar o caparazones de crustáceos, de los que se obtienen péptidos funcionales que se van a nanoencapsular para desarrollar un producto de base láctea y pescado. Está destinado especialmente para la tercera edad de cara a un envejecimiento saludable.
Pero Anfaco y su centro tecnológico no se quedarán ahí y también están investigando distintas funcionalidades para este nuevo alimento, con el objetivo de luchar contra enfermedades muy presentes en la gente mayor como la artritis, la artrosis o problemas cardiovasculares.
La última fase del proyecto será la aceptación por parte del público objetivo de este tipo de producto para el que se buscará la mejor textura.
Esta iniciativa tan singular para la industria del sector está financiada íntegramente por la Consellería de Economía e Industria de la Xunta con una dotación de 850.000 euros.
El proyecto, cuya ejecución abarca los años 2016 y 2017, tiene como objetivo principal valorizar de forma efectiva y mediante creación de conocimiento y tecnología propios, todo el potencial que aportan las sustancias bioactivas de origen marino. Para ello, mediante la aplicación de la nanotecnología, se persigue mejorar los procesos que permitan concentrar en pequeñas cantidades los beneficios de las sustancias bioactivas, preservar al máximo su funcionalidad y desarrollar nuevos alimentos biosaludables.
En el desarrollo de este proyecto, Anfaco-Cecopesca cuenta con la colaboración del Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología de Braga.
Desde Anfaco aseguran que esta línea de nanotecnología aplicada a la industria agro-mar-alimentaria es prioritaria porque ofrece propiedades totalmente nuevas y tiene múltiples aplicaciones.


Laboratorio de Anfaco. (Foto: Anfaco-Cecopesca)

Nanotecnología, nueva herramienta tecnológica para desarrollar alimentos marinos

Cliquee en la bandera para mas informacion sobre EspañaESPAÑA
Saturday, November 21, 2015, 03:00 (GMT + 9)

Anfaco-Cecopesca, a través de su Centro Tecnológico, está desarrollando un ambicioso proyecto de I+D+i destinado a la puesta en valor de los recursos marinos para la obtención de compuestos bioactivos y el diseño de alimentos funcionales, aplicando la nanotecnología como tecnología facilitadora esencial.

Esta iniciativa de singular relevancia para la industria agro-mar-alimentaria está financiada íntegramente por la Consejería de Economía, Empleo e Industria de la Xunta de Galicia con una dotación económica de EUR 850.000.

El proyecto, cuya ejecución abarca los años 2016 y 2017, tiene como objetivo principal valorizar de una forma efectiva y mediante la creación de conocimiento y tecnología propios, todo el potencial que aportan las sustancias bioactivas de origen marino.

Para ello, mediante la aplicación de la nanotecnología, se persigue mejorar los procesos que permitan concentrar en pequeñas cantidades los beneficios de las sustancias bioactivas, preservar al máximo sus funcionalidades, mejorar su biodisponibilidad y desarrollar nuevos alimentos saludables, no sólo marinos, adaptados a las necesidades nutricionales de sectores de población específicos, como la tercer edad.

En el desarrollo de este proyecto colaborá el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología, dada su trayectoria, capacidades y conocimientos específicos en el ámbito de la nanotecnología.

El avance en la investigación y la aplicación de la nanotecnología a la industria agro-mar-alimentaria es una de las líneas de innovación prioritarias del Centro Tecnológico de Anfaco-Cecopesca. Esto se debe a que el control y la explotación de la materia a nanoescala presenta propiedades totalmente nuevas que facilitan el desarrollo de alimentos más saludables y tiene múltiples aplicaciones industriales que contribuirán a hacer de la industria agro-mar-alimentaria una industria más competitiva, eficiente y sostenible.

Guatemala acogerá aspirina fabricada con nanotecnología

A partir de diciembre se venderá el “superdesarrollado” fármaco elaborado por la alemana Bayer.

Al portafolio de más de 800 productos que la compañía químico-farmacéutica alemana Bayer tiene en el mercado guatemalteco se sumará la Aspirina Advanced -fabricada a base de nanotecnología-, la cual a partir del próximo mes se podrá adquirir en todo el territorio nacional.

Miguel Ángel Parada, director regional de ‘Consumer Health’ de Bayer Centroamérica y el Caribe, explicó que “a un precio accesible” se hará el lanzamiento comercial de la “nueva versión” del fármaco con 115 años en el mercado mundial. “Guatemala será el primer país de la región en donde se venderá el fármaco”, expresó.

Indicó que este producto “superdesarrollado” se comercializa en Europa a US$0.75, por lo que el precio recomendado para el consumidor guatemalteco será entre Q0.75 y Q1. Esta asprina está elaborada a base de la manipulación de la materia a escala nanométrica, que permite al producto atravesar las paredes de los intestinos en un “chasquido de dedos” para aliviar el dolor, explicó Parada. “Es tan pequeña la partícula que contiene la aspirina, que es del tamaño de virus: Su tamaño es de 10 a la menos 9”.

Erika Bernal, presidente del Grupo Bayer en Centroamérica y El Caribe, dijo que a la “nueva generación de la aspirina” se suman los lanzamientos al mercado de Guatemala de los productos ‘Oberon Speed’, ‘Seresto’, ‘Jaydess’, ‘Emesto Flux’, ‘Adempas’, ‘Canesten Ovulo 1 día’, ‘Moxifloxacino MK’ y ‘Vardefil MK’.

Bernal señaló que los nueve productos que se han introducido -o se introducirán- en el país responden al “ADN de la compañía” que busca “innovar para una vida mejor”.

Inversión local

Entre 2014 y 2015 la compañía germana destinó US$10 millones para la modernización de su infraestructura local, que alberga al 34 por ciento de los colaboradores de la región centroamericana y el Caribe.

Fabio Ziegler, gerente de Bayer Guatemala, indicó que la compañía emplea a 550 personas y genera el doble de empleos indirectos. Sus operaciones en el país involucran a más de 300 mil proveedores nacionales con un volumen de compras superior a los US$30 millones anuales.

Para 2020 la firma de capital alemán espera invertir US$28 millones en las plantas de ‘ConsumerHealth’ (producción de tabletas sin prescripción) y ‘CropScience’ (insumos agrícolas) instaladas en Guatemala, en donde inició operaciones desde hace 52 años.

Nace la mayor red de infraestructuras científicas europeas en nanociencia

lainformacion.com

Martes, 17 de noviembre del 2015 – 17:17

[ 0 ]
Una veintena de centros de investigación, laboratorios y universidades han impulsado el proyecto ‘NFFA-Europe’, la mayor red de infraestructuras científicas europeas en nanociencias, ha informado este martes la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) en un comunicado.

BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

Una veintena de centros de investigación, laboratorios y universidades han impulsado el proyecto ‘NFFA-Europe’, la mayor red de infraestructuras científicas europeas en nanociencias, ha informado este martes la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) en un comunicado.

El objetivo de la iniciativa –de cuatro años y un presupuesto de 10 millones de euros– es integrar las infraestructuras de estos equipamientos para ponerlos al alcance de un gran número de investigadores de varias disciplinas para que puedan desarrollar sus proyectos “con un fuerte impacto innovador”.

Forman parte de esta red los centros del Barcelona Nanocluster Bellaterra (BNC-b): el Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CNM, CSIC), el Instituto de Ciencia de los Materiales de Barcelona (ICMAB, CSIC), la UAB, el Parc de Recerca UAB (Pruab), y el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2

Abre bionanotecnología grandes oportunidades científicas

Por Ana Luisa Guerrero

México, DF. 17 de noviembre de 2015 (Agencia Informativa Conacyt).- Los desarrollos a escalas nanométricas están revolucionando la ciencia y la tecnología, incluso en el surgimiento de nuevas áreas de estudio. Una de ellas es la bionanotecnología, una disciplina en formación que integra elementos de las ciencias biológicas con las nanociencias y la nanotecnología.

800x300 1 bionanotecnologia 11 5Su objetivo, de acuerdo con el artículo La bionanotecnología y su divulgación científica en México, de Roberto Vázquez Muñoz, es la modificación de los sistemas biológicos (desde biomoléculas hasta organismos enteros) utilizando nanomateriales, así como la síntesis o modificación de las nanoestructuras empleando sistemas biológicos.

En nuestro país su estudio y desarrollo ya inició, aunque sigue estando en pañales, aseguró la doctora Maritza García García, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), durante la charla que ofreció en el marco de la 22a Semana Nacional de Ciencia y Tecnología, realizada en el Zócalo de la ciudad de México.

Durante su ponencia describió la forma en que se hace ciencia en los laboratorios de todo el mundo con el propósito de tener impactos positivos en la salud, la medicina, la alimentación e incluso el medio ambiente.

Un nanómetro es una milésima de millonésima de metro y para ponerlo en contexto, esta unidad de medición es diez mil veces más pequeña que el grosor de un cabello, lo que implica el estudio y manipulación de materiales a esas dimensiones.

Actualmente, la bionanotecnología desarrolla aplicaciones biomédicas porque se diseñan nanopartículas para ser utilizadas en la liberación controlada de fármacos.

Por ejemplo, en la generación de alternativas contra el cáncer, científicos trabajan en crear moléculas funcionalizadas, es decir, aquellas que llevan encapsulado el medicamento y que reconocen solamente las células cancerígenas a las que se adhieren para liberar el fármaco de manera controlada.

nanotecnologia 11 a“Otra aplicación son las nanopartículas de cristal que al pegarse al tumor generan calor y a través de procesos tienen la capacidad de matar esas células dañinas”, detalla.

La investigadora, que forma parte de la Red Temática de Bionanotecnología —que recibe apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)—, destacó que se desarrollan diversas alternativas de tratamiento con base en materiales.

Por ser un campo nuevo de estudio, aseguró, se desconocen los efectos y alcances a mediano y largo plazo; por tal motivo, también se analiza la toxicidad de los nanomateriales que se utilizan.

“Actualmente las pruebas se hacen solo de manera experimental en laboratorio y en animales; no se aplicará en personas hasta que estemos seguros de que estas nanopartículas y los compuestos no se bioacumulan en tejidos u órganos, o que causen reacciones adversas”, dijo.

Los estudios de nanotoxicología que se llevan a cabo son para conocer si esas partículas provocan una reacción del sistema inmunológico adversa; por ahora solo se ha reportado que ello depende de la toxicidad de los materiales de las nanopartículas y de su recubrimiento.

Perspectivas

Maritza García explicó que las investigaciones que se realizan en torno a la bionanotecnología siguen siendo tomadas con cautela, porque existe desconfianza sobre los efectos que puedan tener.

No obstante, aseveró, la nanotecnología sigue desarrollándose a gran velocidad porque impacta en áreas como la medicina, la industria y la agricultura, entre tantas otras.

“La nanotecnología va a inducir la próxima revolución industrial y los países que no estén preparados quedarán fuera de esta dinámica. Aplicada a la biomedicina, esta disciplina genera nuevos retos, problemas y preguntas”, refirió.

La investigadora aseveró que desde 2001 México emprendió una estrategia de ciencia y tecnología al respecto; y los trabajos que se realizan en nuestro país lo ubican en el segundo lugar a nivel Latinoamérica en el desarrollo de nanotecnología, solo después de Brasil, en relación a desarrollos, publicaciones y patentes.

Sin embargo, abundó, apenas se está comenzando debido a la ausencia de una política pública que implemente un consejo administrativo que delinee los objetivos y la dirección de la nanotecnología, las áreas en que es más emergente y necesario su desarrollo.

Aplicaciones

Algunas de las aplicaciones de la nanotecnología que vemos en la vida cotidiana es el diseño de ropa impermeable pensada especialmente para deportistas de alto rendimiento; lentes de sol realizados con nanomateriales que dan mayor protección de los rayos ultravioleta, comparados con los comerciales; así como cámaras de video más resistentes.

En el ámbito de la alimentación, detalla la doctora Maritza García, se usan nanopartículas a fin de mantener las propiedades organolépticas de los alimentos, como son el color, el sabor y el aroma. También se han utilizado como sensores de patógenos, pesticidas o contaminantes.

Su aplicación en la industria se ha encaminado a la fabricación de pinturas y materiales antirrayaduras, porque “aprovechando sus propiedades impermeables a nivel nanométrico se hacen pinturas antigrafiti. En la textil se aplica para hacer telas antiarrugas, que no se ensucie o no se moje, y al utilizarse con materiales antimicrobianos pueden tener características higiénicas”,  concluyó

INVESTIGACIÓN

Estudian nuevos materiales dentales capaces de regenerar tejidos mediante nanotecnología

Son antibacterianos, más resistentes, más biomiméticos, al imitar mejor las características naturales de los dientes, e incluso capaces de regenerar los tejidos dentales, en combinación con células madre.

En la última década se han patentado 151 aplicaciones nanotecnológicas en el ámbito de la odontología, lo que demuestra el alto grado de desarrollo de la investigación en este campo. Estos avances se han producido tanto en la diagnosis, como en la prevención y el tratamiento de patologías odontológicas, mediante el desarrollo de nuevos materiales, algunos más resistentes y antibacterianos, otros altamente biomiméticos o incluso con capacidad de regenerar los tejidos dentales, en combinación con el uso de células madre. El profesor de Dentistry (Grado en Odontología bilingüe) de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, Salvatore Sauro, ha colaborado con expertos del College of Dental Medicine de la Georgia Regents University, en Augusta (Estados Unidos) y de dos universidades brasileñas, la Universidade Federal do Ceará y la Universidade Estadual de Campinas, para estudiar las aplicaciones clínicas y los aspectos toxicológicos de estos avances más recientes en el ámbito de la ‘nanodentistry’ o nano-odontología.
Junto a sus colegas norteamericanos y brasileños, el profesor de la CEU-UCH Salvatore Sauro ha recopilado en este estudio, publicado en la prestigiosa revista Trends in Biotechnology, los nanomateriales que han sido desarrollados en la última década: los poliméricos, los metálicos, a base de plata, oro y cobre, y los inorgánicos, que emplean como base el carbono, el sílice, el dióxido de titanio, la zirconia y la hidroxiapatita. Sobre cada uno de ellos se han analizado las propiedades morfológicas, antibacterianas, mecánicas y antitumorales, así como el potencial de remineralización del tejido dental que pueden tener estos nuevos materiales nanotecnológicos, incorporados tanto a rellenos y composites dentales, como a enjuagues bucales, medicamentos y materiales odontológicos biomiméticos. Los nanomateriales recopilados han sido clasificados en el estudio en función de sus propiedades antimicrobianas, y de su aplicación en odontología terapéutica, en la creación de composites y en la biomodulación de los tejidos dentales.

Biomiméticos, resistentes, regenerativos

Según destaca el profesor de la CEU-UCH Salvatore Sauro, “una de las perspectivas más prometedoras de estos nanomateriales es su capacidad para imitar las propiedades físicoquímicas, mecánicas y estéticas de la dentina y del esmalte dental”. Son los denominamos materiales biomiméticos. “Por ejemplo, los materiales nanocerámicos han demostrado buenos resultados en su uso en restauraciones dentales para imitar las propiedades estéticas del esmalte dental”.

Algunas resinas y composites que se emplean en la actualidad para reemplazar la pérdida de un diente también han sido desarrollados mediante nanotecnología, incorporando ya nanopartículas de cerámica o de cristales ricos en sílice. “Estos materiales imitan mejor las características estéticas de los dientes, siendo además más fuertes, duros y resistentes. El ámbito de los materiales dentales será el más influido a corto plazo por los avances nanotecnológicos”, añade el profesor Sauro. Así, los nanomateriales a base de zafiro y diamante han demostrado ser veinte veces más duros que los materiales cerámicos empleados actualmente, lo que abre la puerta hacia nuevos materiales de restauración dental más estéticos, de mayor durabilidad y manejo clínico.

Otro ámbito de gran desarrollo es el de los nanomateriales capaces de regenerar el tejido dental, cuya capacidad natural de regeneración en la edad adulta es muy limitada. En este ámbito, “la combinación de nanomateriales y células madre, mediante su incorporación a composites o a biomateriales inyectables en estos tejidos, puede regenerar la dentina, el cemento dental, incluso el esmalte, que es el tejido que menos puede regenerarse de forma natural”, señala el profesor de Dentistry de la CEU-UCH. Aunque advierte que todavía es necesario desarrollar estudios sobre la toxicidad de estos compuestos, que podrían afectar a las células sanas del tejido tratado.

Más estudios sobre toxicidad

En general, pese al rápido desarrollo de estos nuevos nanomateriales odontológicos, es todavía necesario valorar detenidamente su efecto en la cavidad oral, mediante más estudios que tengan en cuenta factores como el pH, la capacidad de defensa de la saliva o el contacto con las mucosas. “Muchos de los estudios realizados sobre la toxicidad de estos materiales solo se han hecho in vitro. Son necesarios todavía más estudios clínicos y más a largo plazo para evaluar sus efectos”.

El profesor Salvatore Sauro, de la CEU-UCH, ha colaborado en este estudio con Gislaine C. Padovani y Amauri J. Paula, del Departamento de Física de la Universidade Federal do Ceará (Brasil); Victor P. Feitosa, del Departamento de Odontología Restaurativa de esta universidad brasileña; Franklin R. Tay, del Department of Endodontics de la Georgia Regents University, en Augusta (Estados Unidos); Gabriela Durán, de la Faculdade de Odontologia de la Pontifícia Universidade Católica de Campinas (Brasil); y Nelson Durán, del Instituto de Química de esta universidad brasileña.

Un nuevo proyecto busca el rastro del cáncer de pulmón con nanotecnología

Una novedosa técnica busca el diagnóstico temprano de uno de los tumores más letales que afecta a 20.000 personas.

Un nanorrobot trabaja con una célula sanguínea. Las nanotecnologías son una fuente de futuros tratamientos. /GETTY

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha recordado este martes, coincidiendo con el Día Internacional del Cáncer de Pulmón, “que la investigación es el único camino para aumentar la supervivencia y mejorar la vida de los pacientes”. Con este objetivo, la AECC financia el desarrollo de un nuevo proyecto centrado en un sencillo análisis de sangre, mediante una técnica basada en la nanotecnología para la detección precoz de la enfermedad. El objetivo de la investigación consiste en hacer ensayos clínicos durante los próximos tres años con esta tecnología. Durante 2015, 23.119 hombres y 5.205 mujeres serán diagnosticados de cáncer de pulmón en España, según la asociación. Es el tumor más frecuente a nivel mundial y el riesgo de muerte es del 80%.

MÁS INFORMACIÓN

Un reciente estudio del Grupo Español del Cáncer de Pulmón (GECP), publicado la semana pasada, reveló que las técnicas de detección precoz son aún deficientes, de forma que solo el 16% de los casos se descubre en una fase temprana, lo que implica menor probabilidad de supervivencia. El proyecto, financiado por la AECC, pretende precisamente atajar este problema en la medida de lo posible. El físico Francisco Javier Tamayo coordina la investigación, que se desarrolla en el Instituto de Microelectrónica de Madrid.

El método en el que se basa este nuevo proyecto es en el análisis de sangre mediante nanotecnología, que incluye una técnica mucho más sensible a la utilizada ahora para la detección de marcadores tumorales. Un sistema que podría aumentar la supervivencia en este tipo de tumor, pues se diagnosticaría la enfermedad en una etapa en la que los tratamientos son mucho más eficaces.

Cómo funciona

Las células cancerosas generan proteínas que no se encuentran en las células sanas. Estas proteínas mutantes se convierten en un excelente rastro para detectar de forma inequívoca la presencia del tumor en el organismo. Y, además, una pequeña parte de estas proteínas son segregadas por las células tumorales al torrente sanguíneo. Desde este planteamiento parte la técnica del Instituto de Microelectrónica de Madrid.

“Si fuéramos capaces de detectar estás proteínas mediante un análisis de sangre estaríamos dando un paso firme en la detección precoz de la enfermedad. Sin embargo, la sangre es un líquido complejo y denso que contiene multitud de diferentes proteínas y otros constituyentes, de modo que detectar el rastro del cáncer en la sangre es comparable a encontrar una aguja en un pajar”, explica el investigador Tamayo. El proyecto ha desarrollado un método podría detectar concentraciones ínfimas de proteínas tumorales en sangre, fruto de aunar diferentes enfoques disciplinares tales como la física, la química, la biología y, en particular, la nanotecnología.

Plásticos autoreparables gracias a la nanotecnología

12/11/2015

Andaltec, centro tecnológico del plástico de Andalucía, trabaja en el desarrollo de materiales plásticos que se reparan solos mediante nanotecnología.

Andaltec ha iniciado el desarrollo de materiales poliméricos autorreparables mediante nanoencapsulación, en un laboratorio de Nanotecnología inaugurado en su sede de Martos. La iniciativa se enmarca en un proyecto de investigación cofinanciado por el Ministerio de Economía y Competitividad cuyo objetivo es el desarrollo de nuevos materiales termoplásticos autorreparables a través del empleo de nanocomposites.

Estos nuevos materiales están constituidos por matrices poliméricas que contienen nanocápsulas con un agente polimerizante en su interior y un catalizador específico de polimerización. El mecanismo a través del cual se lleva a cabo la autorreparación se inicia una vez que se produce un defecto estructural en el material plástico, como una fisura. A partir de este momento, las nanocápsulas se rompen y liberan el agente polimerizante que contienen, con lo que la fisura se repara como resultado de la polimerización del agente encapsulado por contacto con el catalizador.

Antonio Peñas, doctor en Química e investigador del Departamento de Proyectos I+D de Andaltec, explica que los nuevos materiales que se desarrollen pueden tener aplicaciones en diversos campos en el futuro. Estos materiales poliméricos autorreparables son de gran interés para sectores como la automoción o la aeronáutica, ya que se podrían emplear para evitar problemas en componentes críticos como depósitos de combustible o elementos estructurales, como las alas o el chasis de un avión, señala. Además pone de relieve que esa línea de trabajo presenta un gran interés, ya que supone superar las limitaciones que presentan los materiales plásticos convencionales, que deben repararse o sustituirse si se produce una rotura.

Los investigadores de Andaltec están realizando un importante esfuerzo para desarrollar con éxito estos materiales plásticos autorreparables capaces de mantener sus propiedades a través de mecanismos que les permitan reparar pequeñas fracturas o el desgate por uso. Este nuevo material sería de gran interés para muchas empresas de la industria del plástico, ya que sería posible prolongar el tiempo de vida útil de un objeto o componente, minimizando el tiempo de reparación, facilitando y abaratando mucho el mantenimiento, señala.

*Para más información: www.andaltec.org

andaltec.
Estudian nuevos materiales dentales capaces de regenerar tejidos mediante nanotecnología
ileon.com  | 11/11/2015 – 15:35h.

Son antibacterianos, más resistentes, más biomiméticos, al imitar mejor las características naturales de los dientes, e incluso capaces de regenerar los tejidos dentales, en combinación con células madre

En la última década se han patentado 151 aplicaciones nanotecnológicas en el ámbito de la odontología, lo que demuestra el alto grado de desarrollo de la investigación en este campo. Estos avances se han producido tanto en la diagnosis, como en la prevención y el tratamiento de patologías odontológicas, mediante el desarrollo de nuevos materiales, algunos más resistentes y antibacterianos, otros altamente biomiméticos o incluso con capacidad de regenerar los tejidos dentales, en combinación con el uso de células madre. El profesor de Dentistry (Grado en Odontología bilingüe) de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, Salvatore Sauro, ha colaborado con expertos del College of Dental Medicine de la Georgia Regents University, en Augusta (Estados Unidos) y de dos universidades brasileñas, la Universidade Federal do Ceará y la Universidade Estadual de Campinas, para estudiar las aplicaciones clínicas y los aspectos toxicológicos de estos avances más recientes en el ámbito de la ‘nanodentistry’ o nano-odontología.
Junto a sus colegas norteamericanos y brasileños, el profesor de la CEU-UCH Salvatore Sauro ha recopilado en este estudio, publicado en la prestigiosa revista Trends in Biotechnology, los nanomateriales que han sido desarrollados en la última década: los poliméricos, los metálicos, a base de plata, oro y cobre, y los inorgánicos, que emplean como base el carbono, el sílice, el dióxido de titanio, la zirconia y la hidroxiapatita. Sobre cada uno de ellos se han analizado las propiedades morfológicas, antibacterianas, mecánicas y antitumorales, así como el potencial de remineralización del tejido dental que pueden tener estos nuevos materiales nanotecnológicos, incorporados tanto a rellenos y composites dentales, como a enjuagues bucales, medicamentos y materiales odontológicos biomiméticos. Los nanomateriales recopilados han sido clasificados en el estudio en función de sus propiedades antimicrobianas, y de su aplicación en odontología terapéutica, en la creación de composites y en la biomodulación de los tejidos dentales.

Biomiméticos, resistentes, regenerativos

Según destaca el profesor de la CEU-UCH Salvatore Sauro, “una de las perspectivas más prometedoras de estos nanomateriales es su capacidad para imitar las propiedades físicoquímicas, mecánicas y estéticas de la dentina y del esmalte dental”. Son los denominamos materiales biomiméticos. “Por ejemplo, los materiales nanocerámicos han demostrado buenos resultados en su uso en restauraciones dentales para imitar las propiedades estéticas del esmalte dental”.

Algunas resinas y composites que se emplean en la actualidad para reemplazar la pérdida de un diente también han sido desarrollados mediante nanotecnología, incorporando ya nanopartículas de cerámica o de cristales ricos en sílice. “Estos materiales imitan mejor las características estéticas de los dientes, siendo además más fuertes, duros y resistentes. El ámbito de los materiales dentales será el más influido a corto plazo por los avances nanotecnológicos”, añade el profesor Sauro. Así, los nanomateriales a base de zafiro y diamante han demostrado ser veinte veces más duros que los materiales cerámicos empleados actualmente, lo que abre la puerta hacia nuevos materiales de restauración dental más estéticos, de mayor durabilidad y manejo clínico.

Otro ámbito de gran desarrollo es el de los nanomateriales capaces de regenerar el tejido dental, cuya capacidad natural de regeneración en la edad adulta es muy limitada. En este ámbito, “la combinación de nanomateriales y células madre, mediante su incorporación a composites o a biomateriales inyectables en estos tejidos, puede regenerar la dentina, el cemento dental, incluso el esmalte, que es el tejido que menos puede regenerarse de forma natural”, señala el profesor de Dentistry de la CEU-UCH. Aunque advierte que todavía es necesario desarrollar estudios sobre la toxicidad de estos compuestos, que podrían afectar a las células sanas del tejido tratado.

Más estudios sobre toxicidad

En general, pese al rápido desarrollo de estos nuevos nanomateriales odontológicos, es todavía necesario valorar detenidamente su efecto en la cavidad oral, mediante más estudios que tengan en cuenta factores como el pH, la capacidad de defensa de la saliva o el contacto con las mucosas. “Muchos de los estudios realizados sobre la toxicidad de estos materiales solo se han hecho in vitro. Son necesarios todavía más estudios clínicos y más a largo plazo para evaluar sus efectos”.

El profesor Salvatore Sauro, de la CEU-UCH, ha colaborado en este estudio con Gislaine C. Padovani y Amauri J. Paula, del Departamento de Física de la Universidade Federal do Ceará (Brasil); Victor P. Feitosa, del Departamento de Odontología Restaurativa de esta universidad brasileña; Franklin R. Tay, del Department of Endodontics de la Georgia Regents University, en Augusta (Estados Unidos); Gabriela Durán, de la Faculdade de Odontologia de la Pontifícia Universidade Católica de Campinas (Brasil); y Nelson Durán, del Instituto de Química de esta universidad brasileña.

avances nanotecnolog

2.8K35

Los nuevos avances en la tecnología de nanoporos podría dar lugar al desarrollo de un riñón artificial para implantes.

El estudio que afirma lo mencionado en el subtítulo se presentó en la semana del 3 al 8 de noviembre en la ASN Kidney Week 2015 de San Diego, California.

Un riñón artificial para implantes podría ser una alternativa prometedora al trasplante de riñón o al uso de diálisis en personas con enfermedad renal en fase avanzada. “Nuestro objetivo es conducir los ensayos clínicos hacia el uso de un órgano desarrollado para implantes en esta misma década”, afirma Shuvo Roy, bioingeniero que dirigió la investigación junto con el nefrólogo William Fissel.

El riñón artificial que se está desarrollando está diseñado para conectarse internamente a la fuente sanguínea del paciente y a su vejiga. Es más, se implanta cerca de uno de los riñones del paciente que no tienen que ser extirpados.

Además de Roy y Fissel, hay todo un equipo de científicos e ingenieros de todo el mundo que han unidos sus fuerzas para desarrollar cuanto antes posible un riñón artificial que pueda implantarse y esté disponible para los pacientes con enfermedades renales.

publicidad

Nanotecnología basada en algas para tratar el cáncer

Científicos australianos exploran una nueva forma de reducir la toxicidad de la quimioterapia frente al cáncer con nanotecnología de bajo coste: el empleo de algas minúsculas.

Redacción. Madrid   |  10/11/2015 18:00

Nanopartículas que mejoran envases, automoción y paneles solares

10/11/2015

Un nuevo proyecto de investigación tiene como objetivo introducir nanomateriales para conseguir envases de fácil vaciado, paneles solares autolavables y componentes de automoción más ligeros.

El proyecto OptinanoPro se lanzó a principios de noviembre en Iris (Barcelona) con el objetivo de desarrollar diferentes enfoques para la introducción de nanotecnología en las líneas de producción de packaging, automoción y materiales fotovoltaicos.

Nanopartículas que mejoran envases, automoción y paneles solares

En cuanto a la mejora de funcionalidades, la nanotecnología aplicada al envasado mejora sus propiedades barrera y maximiza la sostenibilidad del material, a la vez que mejora las características de la superficie para hacer el envase fácilmente vaciable de modo que se reduzca el desecho de producto a nivel consumidor, y además se mejoran sus posibilidades de reciclado.

En el caso de los paneles solares, gracias a la nanotecnología se puede hacer que sean auto lavables, mejorando así su efectividad, extendiendo su vida útil y reduciendo la necesidad de mantenimiento. Y en el sector automoción, la nanotecnología permite producir componentes de menor peso para obtener una mayor eficiencia del consumo de carburante.

OptinanoPro es un proyecto de investigación financiado por la Comisión Europea bajo el programa marco H2020, en el que participan 15 socios de toda Europa coordinados por Iris (Barcelona). Se centra en el desarrollo y la implementación industrial de sistemas de dispersión y de monitorización en línea para asegurar una calidad constante de los materiales entregados .

Los nanocompuestos son prometedores para muchos sectores, ya que se ha demostrado su utilidad para hacer polímeros más resistentes, mejorar las propiedades de la superficie, añadir funciones antimicrobianas… Pero, a pesar de las numerosas investigaciones que se han llevado a cabo, aún se necesitan esfuerzos significativos para desplegar todo el potencial de la nanotecnología en la industria.

Para el final de OptinanoPro, tras los tres años de duración del proyecto, un grupo de industrias representantes de los tres sectores trabajarán en la integración de las nuevas nanotecnologías resultantes en las líneas de producción existentes.

10-11-2015 / 12:42 h EFE

La universidad CEU-Cardenal Herrera participa en una investigación dirigida a estudiar nuevos materiales dentales más terapéuticos y capaces de regenerar tejidos mediante nanotecnología, y que son además antibacterianos, más resistentes y más biométricos e imitan mejorar las características naturales.

El profesor de Dentistry (Grado en Odontología bilingüe) de la CEU-UCH Cardenal Herrera de Valencia, Salvatore Sauro, ha colaborado con expertos del College of Dental Medicine de la Georgia Regents University, y de las universidades brasileñas Universidade Federal do Ceará y la Universidade Estadual de Campinas, informa la universidad en un comunicado.

En la última década, añade, se han patentado 151 aplicaciones nanotecnológicas en el ámbito de la odontología, lo que demuestra el alto grado de desarrollo de la investigación en este campo.

Estos avances se han producido tanto en la diagnosis como en la prevención y el tratamiento de patologías odontológicas, mediante el desarrollo de nuevos materiales, algunos más resistentes y antibacterianos, otros altamente biomiméticos o incluso con capacidad de regenerar los tejidos dentales, en combinación con el uso de células madre.

Salvatore Sauro ha recopilado en este estudio, publicado en la revista Trends in Biotechnology, los nanomateriales que han sido desarrollados en la última década: los poliméricos, los metálicos, a base de plata, oro y cobre, y los inorgánicos, que emplean como base el carbono, el sílice, el dióxido de titanio, la zirconia y la hidroxiapatita.

Sobre cada uno de ellos se han analizado las propiedades morfológicas, antibacterianas, mecánicas y antitumorales, así como el potencial de remineralización del tejido dental que pueden tener estos nuevos materiales nanotecnológicos, incorporados tanto a rellenos y composites dentales como a enjuagues bucales, medicamentos y materiales odontológicos biomiméticos.

El profesor destaca que “una de las perspectivas más prometedoras de estos nanomateriales es su capacidad para imitar las propiedades físicoquímicas, mecánicas y estéticas de la dentina y del esmalte dental”, los denominamos materiales biomiméticos, y han demostrado buenos resultados en su restauraciones dentales.

Algunas resinas y composites que se emplean en la actualidad para reemplazar la pérdida de un diente también han sido desarrollados mediante nanotecnología, incorporando ya nanopartículas de cerámica o de cristales ricos en sílice, que “imitan mejor las características estéticas de los dientes” y son más fuertes, duros y resistentes.

El profesor explica además que los nanomateriales a base de zafiro y diamante han demostrado ser veinte veces más duros que los materiales cerámicos empleados actualmente, lo que abre la puerta hacia nuevos materiales de restauración dental “más estéticos, de mayor durabilidad y manejo clínico”.

Otro ámbito de gran desarrollo es el de los nanomateriales capaces de regenerar el tejido dental, cuya capacidad natural de regeneración en la edad adulta es muy limitada.

En este ámbito, “la combinación de nanomateriales y células madre, mediante su incorporación a composites o a biomateriales inyectables en estos tejidos, puede regenerar la dentina, el cemento dental, incluso el esmalte, que es el tejido que menos puede regenerarse de forma natural”, señala el profesor.

No obstante, advierte de que todavía es necesario desarrollar estudios sobre la toxicidad de estos compuestos, que podrían afectar a las células sanas del tejido tratado.

En general, añade el investigador, pese al rápido desarrollo de estos nuevos nanomateriales odontológicos, es todavía necesario valorar detenidamente su efecto en la cavidad oral, mediante más estudios que tengan en cuenta factores como el pH, la capacidad de defensa de la saliva o el contacto con las mucosas, mediante estudios clínicos y más a largo plazo.

Foto: Roberto Huitrón. Los Reyes, alternativa para la sanidad vegetal.- El cobre coloidal es una alternativa para la sanidad vegetal amigable con el medio ambiente, por no tener consecuencias residuales.

Cobre coloidal y nanotecnología a favor de la inocuidad

8 de noviembre, 2015

Roberto Huitrón/La Voz de Michoacán

Los  Reyes, Mich. El físico matemático, Antonio Ortiz Sierra, es contundente al afirmar que el manejo del cobre coloidal en micropartículas (en razón de dos por millón  para  el agua tratada) es la solución para sanear el agua y tornarla útil y sin patógenos para su aplicación en la  agricultura, principalmente en hortalizas y frutillas.

Esta alternativa pudiese resolver el grave problema del uso de agua potable para mezclas de pesticidas que está dejando sin este vital líquido  a la localidad de Los Limones, como lo informó La Voz de Michoacán en días pasados, refiere Juan José Hernández Segura, director de Biosa,  Sociedad de Producción Rural (SPR), que promueve la utilización de insumos orgánicos y controles biológicos, en la agricultura.

En tanto el científico  explica que esta tecnología fue desarrollada por científicos checoeslovacos, cuando su país  era uno solo y estaban adscritos al bloque socialista, los precursores de esta tecnología migraron a la Unión Americana donde la perfeccionaron y ahora tiene múltiples aplicaciones, principalmente en la agricultura.

Para más información busca la edición impresa de La Voz de Michoacán del 9 de noviembre de 2015

Crean máquina capaz de explorar el cuerpo humano desde adentroWashington, 5 nov (PL) Expertos lograron desarrollar una nanomáquina de ADN que puede caminar de forma aleatoria en cualquier dirección, sobre superficies desiguales, divulgó hoy la revista Amazings.

“Entre las aplicaciones futuras de este sistema andante de ADN se encuentran un detector de carcinomas capaz de recorrer el interior del cuerpo humano en busca de células cancerosas y etiquetarlas para su visualización médica o para que los fármacos actúen selectivamente contra ellas”, dijo Cheulhee Jung al frente del estudio.

El invento, logrado de conjunto con Peter B. Allen y Andrew Ellington, de la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos, es catalogado por la publicación como un avance sin precedentes.

Con anterioridad los sistemas andantes de nanopartículas solo podían deambular a lo largo de extensiones unidimensionales y bidimensionales precisos y programados.

“Ahora la nueva nanomáquina es capaz de caminar, sin programación previa y en diferentes direcciones, a lo largo y ancho de una superficie recubierta con ADN”, refirió el doctor Ellington.

En un experimento decisivo logró realizar 36 pasos, según reseñó el artículo.

“Se trata de un importante paso adelante en el desarrollo de máquinas de ácidos nucleicos en la escala nanométrica, que pueden actuar de forma autónoma bajo una serie de condiciones, incluyendo el interior del cuerpo”, añadió Allen.

El artículo explicó que la nanotecnología de ADN resulta interesante porque explora el mundo de los llamados ordenadores de materia, donde las computaciones (incluyendo caminar) son llevadas a cabo por objetos físicos, en vez de por sistemas de intercambio electrónico o magnético.

“Los dispositivos andantes de ADN podrían posibilitar que ciertas células protectoras caminen por la superficie de órganos, computando constantemente si se halla presente alguna célula maligna”, finalizó Allen.

PERSONAJES ÚNICOS

Samuel Sánchez

Pequeños motores que curan

El investigador, Samuel Sánchez en las instalaciones del IBEC. SANTI COGOLLUDO

El investigador, nombrado el pasado año mejor innovador español por el MIT, consigue crear nanomotores biocompatibles

Un descubrimiento que recibió récord Guiness al robot más pequeño

  • PATRICIA FERNÁNDEZ

ACTUALIZADO 02/11/201519:43Cuando Samuel Sánchez aterrizó en Barcelona para continuar con su investigación sobre nanomotores en Ibec, veía un camino largo por recorrer en una línea de investigación muy reciente. Hoy, sólo unos meses más tarde, el joven científico de Terrassa ha conseguido junto a su equipo uno de los avances en nanorobótica más importantes a nivel mundial: crear nanomotores que se mueven propulsados por enzimas como la glucosa, lo cual los hace biocompatibles: Y es que conseguir un combustible biocompatible para estos nanorobots es el paso esencial para su aplicación en humanos.

Los nanomotores son robots del tamaño de una bacteria que están diseñados para moverse por el organismo. Samuel Sánchez se refiere a ellos como a pequeños submarinos: «En realidad estamos utilizando lo que la naturaleza ha hecho en cuanto al funcionamiento y movimiento del organismo para combinarlo con la nanotecnología». Al ser dispositivos diminutos pueden moverse por el organismo con finalidades terapéuticas, como la liberación de fármacos. Esta aplicación de biomedicina consiste en que los nanomotores transporten el medicamento y lo liberen en las células afectadas, mientras las células sanas no se ven influidas por el fármaco. De esta forma, los efectos secundarios de muchos tratamientos farmacológicos desaparecerían. En el caso de la quimioterapia, sufren efectos secundarios agresivos porque los fármacos también actáun sobre las células sanas, además de las cancerosas.

Aunque la liberación de fármacos es una idea que lleva muchos años en el aire, su aplicación real mediante la nanotecnología es una vía de investigación que surgió hace sólo 10 años: «Mi interés por los nanomotores comenzó hace exactamente 7 años, cuando era estudiante, fui a una conferencia en Brno en el 60 aniversario de Joseph Wang, uno de mis científicos referentes. Nos presentó los nanomotores como su última investigación ‘Eso es lo que yo quiero hacer’ pensé, me quedé alucinado», cuenta el científico. Inmediatamente comenzó la investigación que le llevó a pasar largas temporadas en Japón y Alemania. Hace un par de semanas, y siete años después, Sánchez vuelve a acudir a Brno, esta vez como ponente.

El nanocientífico, que fue nombrado mejor innovador español el pasado año por el MIT, se define a sí mismo como un inconformista: «Soy un challenger, necesito tener retos muy altos para sentirme motivado y avanzar». El primer gran reto de su equipo fue diseñar nanomotores autónomos, que puedan desplazarse solos mediante reacciones químicas, para así encontrar métodos que dirijan estos pequeños submarinos dentro del organismo de forma inteligente, moviénsdose con un objetivo concreto, como mediante campos magnéticos, estímulos luminosos o gradientes químicos entre otros métodos ya experimentados. Por último han centrado su investigación en que los nanomotores pudieran transportar fármacos, moléculas o células. En esta vía crean los nanomotores que reciben el récord Guiness al robot más pequeño, y los dotan de estructuras innovadoras para que puedan moverse más rápido.

«El siguiente paso es aplicar a los nuevos nanomotores descubiertos todo lo que se conoce hasta ahora sobre nanopartículas y liberación de fármacos para empezar a hablar de aplicación en humanos», cuenta el nanocientífico, quien junto a su equipo ha logrado asegurar el funcionamiento de los nuevos nanomotores en un medio fisiológico semejante al organismo humano. Hasta ahora estos robots microscópicos no podían plantearse en un medio vivo porque los combustibles utilizados no eran biocompatibles, con lo cual se contamina el organismo.

«Los nanomotores son un tema en el que aún queda mucho por probar, pero tenemos apoyo de la comunidad científica e interés de los medios» argumenta Samuel Sánchez acerca de la velocidad que está tomando la nanotecnología con aplicaciones terapéuticas. Añade la importancia de la difusión científica: «Estoy viajando por todo el mundo difundiendo la ciencia y el espíritu emprendedor, algo que me encanta aunque casi no me deje tiempo para trabajar en el laboratorio», concluye.

Domingo, 01 de noviembre de 2015  01:00 | Economía

La nanotecnología prende en las pymes argentinas

La plataforma Nanopymes logró la creación de 44 innovaciones productivas en el segmento de micro y nano.

Innovación. Se da en el área de salud y ciencia aeroespacial.

La plataforma Nanopymes, el programa de fortalecimiento de la competitividad de las pymes y creación de empleo en Argentina, logró consolidar en tres años, 44 innovaciones productivas en micro y nanotecnología realizadas por pymes argentinas, en especial en las áreas de salud y la industria satelital.

Se trata de una iniciativa impulsada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología de la Nación y la Unión Europea.

Los resultados del programa en el país, que hasta el momento contó con una inversión de algo más 19 millones de euros, fueron dados a conocer durante un acto que contó con la presencia de la directora nacional de Relaciones Internacionales del área, Águeda Menvielle, y el flamante embajador de la UE en Argentina, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra.

La nanotecnología es una disciplina que trabaja con materiales y estructuras cuyas magnitudes se miden en nanómetros, lo cual equivale a la milmillonésima parte de un metro, por lo que un nanomaterial tiene propiedades morfológicas más pequeñas que una décima de micrómetro.

De las 44 innovaciones primas comprendidas por el programa, el 60% de las empresas integradas a la plataforma realizaron innovaciones productivas están ligadas al sector de la salud, en especial, en la nanomedicina, lo que conllevó a la creación de una plataforma regional que integran Cuba, México y Brasil, con la posible adhesión de Uruguay. En tanto, el restante 40% de los avances, se volcó hacia el sector de la industria satelital y aeroespacial.

Durante el acto se informó que las exportaciones del sector en el período 2011-2015, crecieron un 88% y sus ventas se incrementaron en un 59%, mientras que los puestos de trabajos subieron un 27% y la productividad por puesto un 26%.

Empleo. Las estimaciones del sector prevén que en 2018, los puestos de trabajos creados en las pymes productoras de nanotecnología se incrementarán en 328 personas, llegando a los 1098 trabajadores, con una productividad por puesto de 170 mil dólares.

También estiman que las ventas crecerán en el período 2011-2018 en 105 millones de dólares, alcanzando la cifra de 189 millones de dólares.

Por último, sostienen que la inversión realizada en la plataforma Nanopymes se recuperará con el 5% de las ventas totales entre los años 2016 y 2018.

Menvielle y Sánchez Neyra también destacaron que a la iniciativa también se incorporación 18 proyectos regionales integrados (público-privado) y otros cinco proyectos desarrollados entre Argentina y la Comunidad Europea.

El proyecto, financiado en conjunto entre el Estado argentino y la Unión Europea, cobró forma en junio de 2011 y tiene “como objetivo retener e incrementar el empleo a través de la introducción de nuevas tecnologías en sectores industriales sensibles a estas y la creación de empresas basadas en ellas, como así también apoyar y mejorar los mecanismos gubernamentales para la trasferencia de tecnología hacia las pymes existentes”, indicó Menvielle.

Durante el acto, el embajador de la UE dijo que “Argentina es un país rico en materias primas, pero sobre todo en materia gris” y dijo que la UE lleva adelante este tipo de acuerdo con otras dos naciones: Estados Unidos y Corea del Sur

El centro de Nanotecnología de El Entrego desarrolla vidrios que previenen infecciones

Los laboratorios del centro entreguino de nanotecnología.

Los laboratorios del centro entreguino de nanotecnología. Los laboratorios del centro entreguino de nanotecnología. / J. C. ROMÁN
Un reciente estudio ha puesto de manifiesto la capacidad de tres recubrimientos con vidrios desarrollados por el CINN para controlar la infección periimplantaria y el consecuente desarrollo de enfermedad

Los científicos del Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN) ubicado en El Entrego están desarrollando en la actualidad diversos vidrios antibacterianos capaces de prevenir las infecciones asociadas a implantes quirúrgicos.

Y es que un reciente estudio de un grupo de investigación formado por científicos del CINN , el Instituto de Cirugía oral Avanzada de Madrid y el Centro de Cirugía Mínimamente Invasiva Jesús Usón ha puesto de manifiesto la capacidad de tres recubrimientos con vidrios desarrollados por el CINN para controlar la infección periimplantaria y el consecuente desarrollo de enfermedad.

La utilización de estos recubrimientos en los implantes de uso médico disminuye de modo significativo, especialmente en el caso de los vidrios bioactivos, la colonización bacteriana y el progreso de la enfermedad.

El descubrimeinto acaba de publicarse en la prestigiosa revista científica ‘PlosOne’ y demuestra que es posible controlar la infección periimplantaria mediante el empleo de novedosos recubrimientos con vidrios bioactivos.

NANOTECNOLOGÍA

Nanotecnología para empastar tus muelas

Una nueva generación de materiales basados en nanopartículas está a punto de llegar a la consulta del dentista, según una revisión publicada esta semana. La nueva tecnología puede prevenir algunas de las infecciones bucales más frecuentes.

Podrían usarse materiales que se iluminen cuando aparezca un foco infeccioso

Podrían usarse materiales que se iluminen cuando aparezca un foco infeccioso – Foto Padovania et al.

Aunque los nervios quizá te impidan fijarte, la consulta de tu dentista es un pequeño laboratorio que dispone de algunas de las tecnologías más avanzadas del momento. Los materiales con los que se empastan tus muelas, por ejemplo, son sofisticadas resinas que responden a la luz ultravioleta o metales que tienen memoria de forma. Pero el mundo de la odontología tiene una asignatura pendiente: aún no han empezado a utilizarse de forma habitual los materiales basados en nanopartículasque ya se emplean en otras áreas de la medicina o de la industria.

Será como llevar un ejército de nanodentistas que actúen dentro de nuestra boca

En un trabajo publicado en la revista Trends in Biotechnology, el brasileño Nelson Durán y su equipo se plantean cuál es el futuro de la ‘nanodontología’ y anticipan que en breve veremos las primeras aplicaciones de estos sistemas en la consulta. Hasta ahora, relatan, el coste y la seguridad han sido las dos principales barreras de entrada de lo ‘nano’ en el mercado odontológico. Algunas partículas podrían ser tóxicas para los pacientes y se necesitan estudios clínicos para garantizar su seguridad, mientras que otros sistemas tienen un coste tan alto que pocas compañías de seguros están dispuestas a incluirlos en sus catálogos.

“La nanotecnología se afronta a veces como el paradigma de lo que resulta muy prometedor pero tiene poco desarrollo”, asegura Durán. “La evolución de los materiales dentales, sin embargo, es real y destacable, además de afectar a un mercado millonario. En este sentido, la odontología es de hecho una de las áreas más beneficiadas por el desarrollo de la nanotecnología”. Dentro de muy pocos años, por ejemplo, los empastes podrán ser tratados por una mezcla de nanopartículas que incluyan silicio y circonio y que se parecen más al diente que las alternativas metálicas hasta ahora. Además, estos materiales serán más duraderos y será mucho más difícil que se fracturen.

Podrían usarse materiales que se iluminen cuando aparezca un foco infeccioso

Los nanomateriales no solo permitirán solucionar problemas bucales, sino que podrán prevenir la aparición de otros, como las infecciones bacterianas. Los autores enumeran algunos posibles desarrollos de esta tecnología, como adhesivos antimicrobianos hechos de nanotubos de carbono que crearían una especie de pasta dental permanente, o materiales que se iluminen cuando aparezca un foco infeccioso o incluso un tumor. “Una posibilidad de futuro”, aseguraAmauri Jardim, coautor del estudio, es que las nanopartículas incorporadas en los materiales dentales prevengan y/o controlen las enfermedades bucodentales gracias a su administración y acción a largo plazo”. En otras palabras, será como llevar un ejército de nanodentistas que actúen dentro de nuestra boca a lo largo de meses o años.

Referencia: Advances in dental materials through nanotechnology: facts, perspectives and toxicological aspects (Trends in Biotechnology)http://dx.doi.org/10.1016/j.tibtech.2015.09.005

Ciencia, nanotecnología y alma

Carlos D. Lacaci

Abogado y Consultor. “El Derecho no puede verse influenciado por el favor, seducido por el poder, ni adulterado por el favor pecuniario”@Lacaciabogado

El cambio climático, la tecnología y la mutación genética transformarán el ser humano en 1.000 años. Científicos afirman que desarrollaremos una piel más oscura, ojos rojos y seremos más altos e inteligentes. Los 'nanobots' se integrarán en el cuerpo

(LUKE MACGREGOR/Reuters)

Haz clic en la imagen para ir a la noticia


26.10.2015 – Varios científicos reunidos en Canadá han llegado a una inquietante conclusión: En 1.000 años, por los efectos del cambio climático, la tecnología y la mutación genética, el ser humano sufrirá importantes transformaciones. Según estos científicos, en un futuro, tendremos una piel más oscura, los ojos rojos, seremos más altos y dotados de una mayor inteligencia.

Los avances de la ciencia a lo largo de los últimos años son evidentes. El campo de la nanotecnología, por ejemplo, es una prueba de ello. Esta reciente disciplina, en el ámbito de la medicina, está aplicándose para prevenir e incluso curar diferentes enfermedades, tales como el cáncer.

En este sentido, el Dr. Ido Bachelet, ex investigador del Instituto Wyss de Harvard y actual investigador del Instituto de Nanotecnología de la Universidad de Bar- Ilan de Israel, anunció que los “nanobots” de ADN pronto serán experimentados en los pacientes de leucemia en estado crítico. Recibirían una inyección de nanobots de ADN, diseñadas para interactuar y destruir las células de leucemia, sin causar prácticamente ningún daño colateral en el tejido sano.
Bachelet también cree que los “nanobots” servirán en un futuro no muy lejano como medicina preventiva. Circularán dentro de nuestro cuerpo para rastrear cualquier tipo de cáncer y eliminarlo antes de que pueda extenderse.

Ahora bien, la ciencia y los avances tecnológicos abren de nuevo el debate sobre los peligros a lo desconocido y la propia bioética.

Indudablemente, la investigación científica encaminada a paliar el dolor y mejorar el estado de salud de los seres humanos, es tan positiva como necesaria, debiendo estar bien reconocida y dotada de los medios y recursos oportunos para tal fin.

De otro lado, no creo nada necesario, antes al contrario, aquellos estudios científicos encaminados a la posibilidad de mutación genética con el objetivo y posibilidad de cambiar nuestro físico o nuestro intelecto. En este punto, pienso, no debería haber más ciencia que la propia ley natural.

El alma, nunca debería manipular

Laboratorio de nanotecnología de Sonora captará proyectos de jóvenes

Notimex

Dia de publicación: 2015-10-20

Hermosillo, 20 Oct (Notimex).- Con una inversión de 10 millones de pesos, a partir del próximo año se instalará el primer laboratorio nanotecnológico en Sonora, informó el secretario de Economía del Estado, Jorge Vidal Ahumada.

Los recursos, dijo, serán aportados por el gobierno del estado y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt); en tanto, en el proyecto participarán las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM), de Baja California (UABC) y la Universidad de Texas.

El funcionario estatal explicó que se pretende preparar a los estudiantes en manufactura de manera especializada de componentes tecnológicos, donde el producto final es el recurso humano que dará servicio a las grandes industrias.

Al inaugurar la 22 Semana Nacional de Ciencia y Tecnología del Instituto Tecnológico de Hermosillo (ITH), Vidal Ahumada anotó que es obligatoria la presencia de las autoridades en eventos de ciencias, debido a la motivación que infunde en los emprendedores.

Asimismo comparó la inversión en el sector tecnológico de 30 millones de pesos durante la pasada administración, mientras que en Jalisco se aplicaron 600 millones de pesos, que se duplicaron con aportaciones federales.

Puso como ejemplo que Japón destina 4.0 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) a innovación de tecnología y mencionó que México invierte el 1.0 por ciento y es por parte del sector privado.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=165128 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

La nanotecnología al servicio de la seguridad personal

En una empresa colombiana cuya sede se encuentra cerca de Bogotá, artesanos de las compañías más importantes del país y expertos en seguridad producen algunas de las prendas a prueba de balas más finas del mundo.

Entre los productos que fabrican se encuentran chalecos, chaquetas y camisas de niveles de protección balística II, III y IV. También producen una camiseta de nivel de protección III.

La compañía no puede revelar sus secretos de fabricación pero sí enseñarnos las pruebas que un producto debe superar para ser considerado “seguro” siguiendo los estándares estadounidenses e israelíes por ser los más exigentes del mundo.

“Trabajamos en desarrollar productos flexibles, de bajo peso y 100% discretos. Le empezamos en agregar valores como nanotecnología, donde las prendas tienen termorregulación que nivela la temperatura, entre 13° y 17°. Añadimos a eso discreción en las partes donde los paneles terminan para que pase desapercibida la prenda”, explica Miguel Caballero, responsable de la empresa.

Nanotecnología para detectar enfermedades del corazón a partir de dos gotas de sangre

Un proyecto, con participación de la Universidad Politécnica de Valencia, desarrolla un dispositivo con chips que analizan pequeñas muestras de sangre en menos de diez minutos.

ANGEL ESPÍNOLA | Madrid – 19-10-2015 | 0

Detectar enfermedades del corazón (cardiopatías) será posible con sólo una muestra de dos gotas de sangre y diez minutos de espera. Esto es lo que pretende lograr el proyecto Phocnosis, en el que participa el Centro de Tecnología Nanofotónica (CTN) de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), que trabaja en el desarrollo de un dispositivo portátil capaz de realizar análisis de sangre de manera casi inmediata.

“Este dispositivo de análisis POC ayudará significativamente a implementar programas de cribado masivo”

Según indican sus desarrolladores, el nuevo dispositivo utilizará conceptos nanotecnológicos novedosos para facilitar la detección “rápida, ultrasensible y simultánea” de diversos biomarcadores cardíacos de relevancia analizando tan solo un par de gotas de sangre.

En primer lugar, el sistema hará uso de un sistema micro/nanofluídico para separar, purificar y concentrar los biomarcadores a detectar. Posteriormente, estos biomarcadores concentrados serán detectados utilizando una nueva técnica nanofotónica de sensado. De esta forma, y como indican los investigadores, la idea es que los centros hospitalarios tengan chips con estas tecnologías, de manera que en ellos se pondrán las muestras y se meterá en el equipo de lectura, para realizar el análisis rápidamente.

Otra de las grandes ventajas de este sistema, cuyo proyecto forma parte del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, es el coste de producción que tendrá el dispositivo, que se espera que sea inferior a 3.000 euros, más baratos que los actuales sistemas en boga.

Como seña el coordinador del proyecto Phocnosis e investigador del CTN, Jaime García, “este dispositivo de análisis POC (análisis de sangre) ayudará significativamente a implementar programas de cribado masivo, con el consiguiente impacto en la gestión sanitaria y en la reducción del coste de los tratamientos”.

Es la nanotecnología un factor de desarrollo estratégico para Nuevo León

  • Sábado, 17 Octubre 2015 01:14

Es la nanotecnología un factor de desarrollo estratégico para Nuevo León

El Lic. Jaime Acevedo Moreno, Director del Clúster de Nanotecnología en el Estado de Nuevo León, el Dr. Alex Elías, investigador del Tecnológico de Monterrey en Monterrey y representante de la universidad privada ante el consejo del clúster, así como Héctor Cuéllar, organizador de NANO Monterrey 2015 compartieron su visión de la nanotecnología y un poco de la historia y logros de este organismo que nació oficialmente en 2008 a fin de preparar el contexto para el próximo foro Nano Monterrey 2015 que se celebrará el 22 y 23 de octubre en instalaciones del Tecnológico de Monterrey en Monterrey.

Jaime Acevedo Moreno y el Dr. Alex Elías explican que el término nano implica una escala de medición bajo la cual de 100 nanómetros hacia arriba, las propiedades de las partículas responden a las fuerzas macro de la naturaleza como electricidad, magnetismo, gravedad, etcétera, pero de 100 nanómetros hacia abajo cualquier partícula tiende a responder más hacia las fuerzas particulares de cada átomo de una manera novedosa en relación con las tradicionales.

“Cuando hablamos de definir nanotecnología, se debe de hacer énfasis en la fabricación deliberada, artificial o humana de partículas en la escala nanométrica. Además es una fabricación inteligente en el sentido de que se persiguen ciertas propiedades que por investigaciones académicas se generen partículas que al fusionarse en materiales comunes generen propiedades innovadoras a los mismos”, define el Lic. Acevedo.

“En nanotecnología distinguimos dos temáticas muy claras: nanotecnología y nanociencias. La nanociencias están más enfocadas a los desarrollos científicos en los que nosotros manipulamos y buscamos modificar las propiedades electrónicas, atomísticas y macromoleculares en donde las propiedades pueden diferir significativamente en cada una de estas escalas. Pero en la parte de nanotecnología, nosotros estamos manipulando las propiedades de los diferentes materiales en la escala del nanómetro para hacer desarrollos que obviamente tengan características diferentes a las que actualmente conocemos y que no se pueden lograr a escalas macroscópicas”, añade el Dr. Elías.

Coinciden en que tanto en el clúster de Nuevo León como en el Tecnológico de Monterrey el área en la que se quieren enfocar es en la nanotecnología, donde creen que pueden hacer más aportes para beneficio de la sociedad.

Entre los miembros de este clúster se encuentran empresas como: Nemak, Cydsa, Vitro, Semex, Grupo Simplex, Whirlpool, Metalsa, CEMEX, Verzatec, Vikable, Sigma, Lamosa, Orwen Corning, Univex y Prolec, representantes del sector gobierno como la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de Nuevo León e instituciones académicas como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Autónoma de Nuevo León y el Centro de Investigación Química Aplicada o el Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV) de CONACYT.

También se sostienen colaboraciones con universidades estadounidenses como la Universidad de Texas en Austin y la Universidad Estatal de Arizona, incluso el clúster, que forma parte delInstituto de Innovación y Transferencia de Tecnología de Nuevo Leóncuenta con un consejo ciudadano integrado por miembros de la academia, la industria y el gobierno.

“En el mundo hay varias especies de clúster nano todo gira alrededor de la cadena de valor de nanotecnología más básica que inicia con la fabricación de nano partículas, de ahí se pasa a lo que se denomina nano intermediarios que es la incorporación de dichas nano partículas para generar materiales avanzados fundamentados en principios de nanotecnología a condición de las partículas y luego viene la fase tres donde compañías ya establecidas incorporan nano intermediarios para generar productos de mayor valor agregado”, explica Lic. Jaime Acevedo Moreno.

Destaca que el caso del nano Nuevo León es uno de los pocos lugares en el mundo donde existe un ecosistema operando que permite realizar toda la cadena de valor en una sola ciudad.

“Aquí puedes empezar desde el diseño, a través de simulaciones de nano partículas en la ciudad, lo puedes hacer en Tec de Monterrey, en el CIMAV; lo puedes hacer en la UANL hay cuatro o cinco opciones en la ciudad; puedes pasarse a prototipos de laboratorio que pueden hacerse en el Tec, la UANL, el CIMAV o el CINVESTAV, en las mismas instituciones puedes pasar de estos prototipos a prototipos funcionales, puedes intentar hacer ejercicios de escalamiento en las mismas universidades con las diferentes Incubadoras de Empresas o la Incubadora de Nanotecnología del Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT) y de ahí tienes fabricantes de nano partículas y los compradores también se encuentran en la zona”, destaca.

Explica que en economías como la de Alemania se cuenta con clústeres especializados de los tres tipos, de nano partículas, nano intermediarios y de empresas que incorporan el nano, o en el Estado de Texas, en el circuito Houston, Austin, San Antonio el clúster nano se especializa en nano partículas y en el caso de Nuevo León, como es una tecnología nueva hay sólo cinco fabricantes de nano partículas, son empresas nuevas en nivel de start up.

“Pero lo fuerte del clúster nano de Nuevo León y lo que lo ha caracterizado en los últimos cuatro años es por un gran número de productores de bienes finales que están incorporando nanotecnología ya sea para desarrollar otros productos mejorados o para optimizar sus procesos de producción”, explica Acevedo Moreno.

Entre los productos mejorados desarrollados con la tecnología nano, se encuentran cristales que no se rayan, vidrios que no se rompen, superficies con cierto control térmico, superficies anti bacteriales o impermeabilidad del papel. Con desarrollos para sectores como el cosmético, materiales cerámicos, el sector vidrio en específico con desarrollos para la industria automotriz.

En los últimos años ha habido grandes avances en la formación de especialistas en nanotecnología en el Estado de Nuevo León cuya oferta de talento va desde técnicos en nanotecnología formados en las universidades tecnológicas, capacitación para proyectos específicos, carreras profesionales como la de Ingeniero en Nanotecnología y Ciencias Químicas (INCQ) en el Tecnológico de Monterrey, posgrados en materiales avanzados en centros públicos de investigación, maestrías en nanotecnología como la que sacó la Universidad Autónoma de Nuevo León o posgrados con doble titulación como los que ofrece el Tec de Monterrey.

“En especial con el Tecnológico de Monterrey trabajamos mucho en temas de especialización ejecutiva en temas de nano. Hemos hecho varios diplomados desde la parte más básica hasta aplicaciones y eso se transfiere a la industria”, agrega el Lic. Jaime Acevedo.

Foro Nano Monterrey 2015

Desde aplicaciones militares, de manufactura, microsostemas, transporte, energía, medicina, y en general de los retos y oportunidades que tiene la nanotecnología como un factor de desarrollo estratégico y económico en el mundo, son los temas que expertos de universidades e industrias abordarán en el Foro NANO Monterrey, organizado por el Clúster de Nanotecnología de Nuevo León, que en su séptima edición se celebra el 22 y el 23 de octubre en el Tecnológico de Monterrey en Monterrey.

Para conocer más sobre el foro Nano Monterrey 2015 y sus eventos y conferencistas: http://nano2015.org/

Fuente: CONACYT – eitmedia.mx

Foto: cortesía CONACYT

En 2030, la nanotecnología nos hará “divinos”, según Ray Kurzweil

Publicado: 15/10/2015 08:04 CEST Actualizado: 15/10/2015 08:04 CEST

El inventor futurista y Director de Ingeniería en Google Ray Kurzweil predice que los humanos desarrollarán emociones y características de mayor complejidad como resultado de la conexión de sus cerebros a ordenadores.

“Seremos más divertidos. Seremos más sexis. Vamos a ser mejores a la hora de expresar sentimientos”, aseguró recientemente este experto en inteligencia artificial durante un debate de la Universidad de la Singularidad.

Kurzweil predice que para el año 2030 los cerebros humanos podrán conectarse a la nube, lo que nos permitirá mandar correos y fotos directamente al cerebro y recuperar nuestros pensamientos o recuerdos. Esto será posible, afirma, gracias a que habrá nanobots (pequeños robots de la cadena de ADN) nadando por los capilares de nuestro cerebro.

neurona

Ray Kuzweil ve la extensión de nuestro cerebro hacia un pensamiento en su mayoría no biológico como el siguiente paso en la evolución humana, tal y como lo fue aprender a usar herramientas para nuestros antepasados. Esta extensión mejorará no sólo nuestra inteligencia lógica, sino también nuestra inteligencia emocional. “Vamos a añadir más niveles a la jerarquía de los módulos cerebrales y a crear niveles de expresión más profundos”, explicó.

Para demostrarlo, propuso una situación hipotética con el cofundador de Google, Larry Page.

“Digamos que estoy paseando, veo a Larry Page acercándose y pienso: ‘Más me vale pensar en algo inteligente que decir’, pero los 300 millones de módulos en mi neocórtex no van a lograrlo. Necesito mil millones en dos segundos. Sería capaz de acceder a eso en la nube, igual que puedo multiplicar miles de veces la inteligencia con mi smartphone hoy en día”.

Además de hacernos más inteligentes, conectar nuestro cerebro a internet también nos hará más únicos. “Ahora mismo todos tenemos una arquitectura de pensamiento muy similar”, explicó. “Si podemos expandirla sin las limitaciones de una estructura fija, podremos ser muy diferentes”.

Vamos a expandir el neocórtex del cerebro y a convertirnos en seres más divinos.

“La gente será capaz de explorar algunos tipos de música de manera mucho más profunda de lo que hoy somos capaces. Nos llevará hacia una mayor individualidad”.

Esta visión contrasta con la percepción común, a menudo retratada por la ciencia ficción, de que la tecnología cíborg [de organismos cibernéticos] nos hace más robóticos, menos emocionales y menos humanos, lo cual preocupa al doctor Miguel Nicolelis, jefe de neuroingeniería de la Universidad Duke (Carolina del Norte, EEUU), quien teme que, si confiamos demasiado en las máquinas, perderemos la diversidad del comportamiento humano porque los ordenadores funcionan en blanco y negro, en unos y ceros, sin distracciones.

No obstante, Kurzweil cree que estar conectados a ordenadores nos hará más humanos, más únicos y más divinos. “La evolución crea estructuras y patrones que, con el paso del tiempo, se vuelven más complejos, más cultos, más creativos, más capaces de expresar emociones, más cariñosos”, declara.

“Supone avanzar hacia las cualidades que se le asocian a Dios como ilimitadas”. “A medida que evolucionamos, nos acercamos más a Dios. La evolución es un proceso espiritual. En el mundo hay belleza, amor, creatividad e inteligencia, todo viene del neocórtex. Por tanto, vamos a expandir el neocórtex del cerebro y convertirnos en seres más divinos”. Pero, ¿darán los nanobots el paso de la ciencia ficción a la realidad o están destinados al mismo fracaso que los coches voladores?

Con los nanobots podremos, por ejemplo, cargar la lengua francesa en el torrente sanguíneo de nuestro cerebro.

Al igual que Kurzweil, Nicholas Negroponte, fundador del MIT Media Lab (laboratorio de investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts), piensa que los nanobots en nuestro cerebro podrían ser el futuro del aprendizaje, lo que nos permitiría, por ejemplo, cargar la lengua francesa en el torrente sanguíneo de nuestro cerebro.

James Friend, un profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de San Diego dedicado a la nanotecnología médica, cree que estamos entre dos y cinco años de ser capaces de usar los nanobots cerebrales con efectividad para, por ejemplo, prevenir ataques epilépticos.

Sin embargo, recibir la aprobación de la Administración Nacional de Alimentos y Fármacos de EEUU podría resultar muy difícil, tal como confirmó Friend a The WorldPost.

Para él, la aprobación “o bien tardaría pocos años, o bien no ocurriría nunca porque la gente tiene miedo de meterse cosas misteriosas en la cabeza”.

Otros científicos se muestran escépticos respecto a la seguridad y efectividad de los nanobots cerebrales, principalmente debido a lo poco que entendemos actualmente sobre el funcionamiento del cerebro.

Uno de esos científicos es David Linden, profesor de neurociencia en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EEUU), quien cree que la estimación temporal de Kurzweil sobre que los nanobots estarán en nuestro cerebro en el año 2030 es prematura. Linden afirma que existen grandes obstáculos, como la batería de los nanobots, impedir que las células ataquen a los cuerpos extraños o evitar dañar las proteínas y azúcares en los pequeños espacios entre las células cerebrales.

A pesar de que la Ciencia está lejos de aplicar esto al cerebro, la nanotecnología lleva tiempo anunciándose como un cambio potencial en el campo de la medicina, y la investigación continúa.

El año pasado, los investigadores inyectaron nanobots de ADN en cucarachas vivas y fueron capaces de seguir ciertas instrucciones, incluida la de dispensar medicamentos. Este año, los nanobots fueron inyectados en el revestimiento del estómago de un ratón.

Estamos aprendiendo a mejorar nuestro cerebro, aunque no sea con nanobots.

Los investigadores han logrado mandar un mensaje con éxito de un cerebro humano a otro por medio de estimulación exterior, a través de la inducción electromagnética.

En otro estudio, una estimulación cerebral parecida, consiguió que la gente aprendiera matemáticas más rápido. Además, en un estudio reciente del Gobierno estadounidense, se realizaron implantes cerebrales que enviaban shocks focalizados al cerebro a unas decenas de personas. Como resultado, realizaban los tests de memoria con más éxito.

Ya estamos implantando chips cerebrales a miles de humanos, como por ejemplo a los pacientes de párkinson, quienes cuentan con uno que les permite tener un mayor control motriz, o gente sorda con implantes cocleares que les permiten oír.

Pero cuando se trata de mejorar nuestro cerebro sin enfermedades de por medio y sin fines médicos, surgen preocupaciones éticas y de seguridad.

De acuerdo con una encuesta realizada el pasado año, el 72% de los estadounidenses no están interesados en implantes cerebrales que podrían mejorar su memoria o su capacidad mental.

A pesar de ellos, algunos creen que la mejora de cerebros saludables es inevitable, entre ellos Christof Koch, director científico del Instituto Allen de Ciencia del Cerebro, o Gary Marcus, profesor de psicología en la Universidad de Nueva York. Utilizan el ejemplo de los implantes mamarios analógicos; la cirugía mamaria fue desarrollada para la reconstrucción después de una mastectomía y para corregir defectos congénitos, pero desde entonces se ha hecho popular por los aumentos de pechos. Afirman que los implantes cerebrales podrían seguir el mismo camino.

Éstas son las respuestas de Kurzweil a un par de preguntas que respondió en el debate de la Universidad de la Singularidad:

Ha predicho que en 2029 alcanzaremos la singularidad, el momento en que la inteligencia artificial supere a la inteligencia humana. Sus observaciones abiertas sugieren que se muestra usted favorable a la inteligencia artificial en el mundo a partir del 2029. Otros oradores tienen sentimientos encontrados en este tema, sobre todo en lo que respecta al futuro del empleo. ¿Podría hablarnos de su sensación en general respecto al mundo a partir del 2029?

De hecho, ya he escrito acerca de los peligros de la inteligencia artificial más que la mayoría, pero también soy optimista viendo todo el impacto positivo que ha tenido la tecnología en nuestras vidas.

Cuando se trata de la amenaza existencial de la inteligencia artificial, la estrategia principal viene de los sistemas sociales y de gobierno. Tendremos conflictos entre diferentes grupos de humanos mejorados por la inteligencia artificial.

A día de hoy eso ocurre cuando los humanos utilizan armas inteligentes. La mejor herramienta que tenemos para combatir ese problema es seguir trabajando en la democracia, la libertad y el respeto hacia los demás.

Si hablamos de un posible desempleo causado por la inteligencia artificial, está claro que siempre ocurre si nos fijamos en la cantidad de empleos que están desapareciendo.

Esto comenzó a pasar hace 200 años en la industria textil de Inglaterra. Los tejedores, quienes disfrutaban de un modelo de negocios transmitido de generación en generación, de pronto perdieron sus empleos y fueron sustituidos por máquinas que podían hilar o tejer telas. Podríamos pensar en casi cualquier empleo y ver que no queda mucho tiempo para que se automatice. La realidad es que el empleo creció y todos prosperaron.

Un hombre o una mujer medios ahora pueden tener un armario entero en lugar de solo una camiseta. La vida mejoró y en realidad ahora hay más trabajos.

Si fuera un futurista en el año 1900 y dijera: “Vale, un 40% de vosotros trabajáis en granjas y un tercio en fábricas. Predigo que en el año 2012 solo un 2% de vosotros trabajaréis en granjas y un 9% en fábricas”, todo el mundo se echaría las manos a la cabeza pensando que no va a haber trabajo.

Les diría: “No os preocupéis. Vais a conseguir nuevos trabajos creando aplicaciones, sitios web, diseñando chips y analizando datos”. Nadie sabría de lo que estoy hablando.

Estamos destruyendo trabajos que requieren un nivel de competencias más bajo y creando nuevos empleos que requieren más competencias.

En EEUU hemos invertido más en educación durante el último siglo. Hemos aumentado significativamente la inversión per cápita en 2012. En 1870 teníamos 50.000 universitarios. Ahora tenemos 20 millones.

Es una situación política difícil porque la gente puede ver que los empleos están desapareciendo y eso duele. Tú dices: “Bueno, pero habrá nuevos empleos” y la gente te dirá: “¿Cuáles?”. Pues no lo sé, todavía no se han inventado. Es un argumento algo débil, pero es cierto.

También estamos creando trabajos que le hacen hueco a la jerarquía de Maslow, por lo que podemos pasar más tiempo haciendo cosas que nos gratifican.

La mayoría de gente hace un siglo era feliz si encontraba un empleo con el que alimentar a su familia. A día de hoy, de forma paulatina, la gente siente satisfacción por lo que hace. Buscan una profesión que encaje con su pasión (mucha gente tiene ideas emprendedoras).

Tenemos 20 millones de universitarios y otros 20 millones de personas para enseñarles y apoyar esa infraestructura, todo para pensar en el conocimiento y organizarlo.

Eso no es algo que la gente pasara mucho tiempo haciendo hace uno o dos siglos. Vamos a seguir avanzando en esa dirección.

En el año 2030 seremos capaces de introducir nanobots en cerebros humanos vivos y extraer las memorias de la gente que ha fallecido.

La mayoría de cosas se están convirtiendo en tecnología de la información, incluso la ropa, que se imprimirá en impresoras 3D.

Seremos capaces de cultivar comida en agricultura vertical e imprimirla en 3D, lo que supone un beneficio enorme. A partir de 2020, las impresoras 3D serán una fuente libre y abierta, por lo que se podrá vivir muy bien e imprimir lo que necesitemos, hasta nuestra casa.

La gente dice: “Genial, ahí van todas estas industrias como la moda y la construcción”, pero fijaos en todas las industrias que han pasado de productos físicos a productos digitales, como la música, el cine o la literatura.

Existe un mercado de código abierto con millones de productos gratis, pero la gente sigue gastándose el dinero en leer Harry Potter, en ver el último éxito en taquilla o en comprar música de su artista favorito.

Estimulados por la facilidad de distribución y promoción, tenemos la coexistencia de un mercado de código abierto y un mercado comercializado. Ésa es la dirección en que nos movemos.

No puedo describir con exactitud cuáles serán los nuevos trabajos, pero serán muy gratificantes. Ya estamos redefiniendo la naturaleza del trabajo. Yo no siento que estoy trabajando cuando voy a Google porque hago lo que me apasiona. A mucha gente no le gusta su trabajo. Entonces, ¿por qué tienen miedo de que esos trabajos desaparezcan? Hemos creado una sociedad en la que necesitas un trabajo para sobrevivir, pero eso se va a redefinir.

Vamos a conseguir los medios para ofrecer un estándar de vida extremadamente alto para todo el mundo en unos 15 o 20 años.

En el documental sobre su vida, se está preparando para transcender su muerte. ¿Cómo explica su teoría de la inmortalidad?

En la película Transcendent Man habló sobre resucitar a mi padre, Frederick Kurzweil. Ahora estoy escribiendo un libro llamado The Singularity is Nearer (La singularidad está más cerca), que habla sobre este concepto del replicante, donde se resucita a alguien que ha fallecido.

Pasa por diferentes etapas. Primero, crearemos un avatar basado en correos electrónicos, mensajes de texto, cartas y memorias de audio y vídeo de esa persona. Digamos que en 2025 habrá algo parecido, pero no tan realista. Algunas personas tienen mucho interés en traer de vuelta una réplica poco realista de un ser querido.

Para el año 2030, la inteligencia artificial será capaz de crear avatares muy semejantes al humano que vivió. Podemos tener en cuenta su ADN. En el año 2030 seremos capaces de introducir nanobots en cerebros humanos vivos y extraer las memorias de la gente que ha fallecido. Así podrán ser muy realistas.Yo conservo muchas cajas de información sobre mi padre. Guardo sus cartas, su música, sus películas en 8 milímetros y los recuerdos que tengo de él. Será posible crear un avatar realista en un entorno virtual o realidad aumentada. Cuando interactuemos físicamente con el avatar, habrá pasado automáticamente un test de Frederick Kurzweil Turing, lo que significa que nuestra memoria no podrá distinguirlo del verdadero Frederick Kurzweil.

Este artículo fue publicado originalmente en ‘The World Post’, en la edición estadounidense de ‘The Huffington Post’ y ha sido traducido del inglés por Irene Martín Pineda.

10-10-2015 | 16:50 HS. |

Por qué las nanotecnologías están destinadas a cambiar el mundo

Desde alimentos hasta medio ambiente y salud, la tecnología a escala ultra-pequeña ya está revolucionando la manera en la que vivimos.

Autor: — |  Fuente: Infobae

En los próximos años, la nanotecnología nos va a curar, dar energía, alimentar y mejorar nuestro medio ambiente, según el experto Galo Soler Illia. En los próximos años, la nanotecnología “nos va a curar, dar energía, alimentar y mejorar nuestro medio ambiente”, según el experto Galo Soler Illia.

La nanotecnología o, mejor dicho, las numerosas nanotecnologías, en conjunto, que existen, constituyen un mundo nuevo y fascinante, que ya está entre nosotros. Se meten por todos lados: en nuestros autos, nuestra ropa, los deportes, los alimentos, nuestra salud y medio ambiente. Vivimos rodeados de nanotecnologías, aunque no lo sepamos. En los próximos cien años, las nanotecnologías van a cambiar el mundo: nos van a curar, dar energía, alimentar y mejorar nuestro medio ambiente. Nuestros hijos y nietos las van a disfrutar más que nosotros, las van a considerar moneda corriente. Las nanotecnologías son centrales para nuestra civilización actual, y la base de su desarrollo futuro.

Las nanotecnologías se basan en nuestra capacidad, desarrollada en los últimos veinte o treinta años, de diseñar, fabricar, ver, controlar y ensamblar nanomateriales. Los nanomateriales son materiales como los que conocemos y utilizamos todos los días (metales, cerámicos, vidrios, polímeros) pero de dimensiones reducidas a algunos nanómetros. Y el nanómetro es algo capital en este asunto. Aunque un nanómetro (nm) sea, simplemente, una unidad de medida. Así como un centímetro es cien veces menor que un metro, un nanómetro es mil millones de veces más chico que un metro. Es decir, un nanómetro es 0,000000001 m, o 10-9 m, si lo ponemos en notación exponencial. Nuestra vida diaria se desarrolla en el ámbito de los metros, así que tenemos que acostumbrarnos a esta pequeña unidad. Veamos.

Una persona de un metro setenta mide, nanómetro más o menos, unos mil setecientos millones de nanómetros de alto; una hormiga mide varios millones de nanómetros, una célula tiene cientos de miles de nanómetros de diámetro, el tamaño de una bacteria es de algunos miles, y el de un pequeño virus, algunos cientos de nanómetros… Para tener una idea de la diferencia de escalas, la diferencia relativa de tamaño entre un científico y la nanopartícula que está fabricando o manipulando es la misma que entre el tamaño de nuestro planeta y el de una aceituna: unos nueve órdenes de magnitud.

Hace poco más de sesenta años, en 1959, Richard Feynman, Premio Nobel de Física 1975 y uno de los más grandes científicos del siglo XX, hizo una pregunta provocadora en la conferencia anual de la American Physical Association: “¿Por qué no podemos escribir los veinticuatro volúmenes de la Enciclopedia Británica sobre la cabeza de un alfiler?”. En aquel entonces, “la Británica” era el sueño de todo estudiante: todo el conocimiento estaba allí. Hoy en día, Wikipedia y la impresionante cantidad de información en línea hace que esos viejos tomos sean algo del pasado, y junten polvo en la casa de algún abuelo.

Dado que la relación de tamaños entre la cabeza de un alfiler y el área total de las páginas de la Británica era de veinticinco mil veces, y teniendo en cuenta la resolución de las letras e ilustraciones, Feynman concluyó que para poder imprimir todo en ese tamaño tan pequeño, cada “píxel” de la enciclopedia tendría que tener unos 8 nm de diámetro. Y que cada uno de esos píxeles contendría aún unos mil átomos. Es decir, si pudiésemos “escribir y dibujar” con esa resolución, podríamos transferir toda la información tal como estaba escrita en esos volúmenes, ilustraciones de tribus africanas y del telégrafo incluidas, en ese espacio tan pequeño. Así comienza una charla memorable, que se tituló “Hay mucho lugar allí abajo”, que muchos consideran el punto inicial de la búsqueda del nanomundo. En esa época, comenzaba la aventura de la industria electrónica, y vino la miniaturización, que en nuestros días nos permite dibujar en la materia con precisión nanométrica.

El nanómetro, pequeña gran escala
De todas maneras, el nanómetro no es la escala más pequeña en la que la humanidad ha incursionado. De hecho, hace más de cien años entendemos cómo está compuesta la materia, y cómo trabajar con átomos y moléculas. Un átomo es menor que un nanómetro; de hecho, en un nanómetro caben, una al lado de la otra, tres moléculas de agua, cuatro átomos de silicio o diez átomos de hidrógeno. Los químicos, físicos y los biólogos moleculares están acostumbrados a lidiar todos los días con esta escala de longitud especial y con las fuerzas que predominan en ella.

Los científicos nucleares trabajan con fenómenos que tienen lugar en los núcleos atómicos, cientos de miles de veces más chicos que los átomos (¡distancias de 10-15 m!)… no, la nano no es la menor escala posible. Y en eso radica el interés de la nanoescala, y su característica fundamental: la nanoescala está “en el medio”, entre dos escalas conocidas: la atómico-molecular (viniendo “desde abajo”), y la escala de los objetos miniaturizados (microtecnologías), a los que nos ha acostumbrado la industria electrónica (que viene “desde arriba”). Dos escalas que conocemos bien, y que nos han traído innumerables tecnologías que permiten teñir telas, ver las estrellas, y curar a la gente. Pero ese Pero ese mundo de “el medio” era, hasta hace poco, relativamente desconocido.

Es que no era tan fácil acceder a la nanoescala, porque había que sobrepasar dos obstáculos principales: a) La dificultad de fabricar, visualizar, o manipular objetos de ese tamaño, aunque viniéramos “desde arriba” o “desde abajo”.; b) La dificultad de comprender el comportamiento de sistemas con un número intermedio de átomos.

Este hecho de vivir en el medio de dos escalas bien conocidas hizo que recién la humanidad se atreviera a entrar en el “nanomundo” en las últimas dos o tres décadas. La complejidad de fabricar, comprender o manipular la nanomateria fue tradicionalmente una barrera. Para los químicos de síntesis, por ejemplo, construir una molécula del tamaño de algunos nanómetros resulta una ardua tarea, porque es una molécula grande; imaginen el esfuerzo para poder construir átomo por átomo una nanopartícula de algunos nanómetros de diámetro con precisión exquisita. Los físicos podían comprender muy bien las estructuras electrónicas de moléculas y de materiales extendidos mediante herramientas de la física cuántica. Pero tuvieron que desarrollar nuevas aproximaciones para comprender al detalle las peripecias de los electrones en las nanopartículas, y poder predecir sus propiedades. Los biólogos trabajaban en esa escala hacía rato, evaluando las relaciones estructura-función de las biomoléculas, pero tuvieron que desarrollar un conocimiento mucho más profundo y complejo de las interacciones y la estructura molecular para poder comprender el plegamiento de ADN y de proteínas, que lleva a comprender su actividad biológica.

“Qué es la nanotecnología”, de Galo Soler Illia (Paidós).

Mercosur, por los caminos de la nanotecnología

El Mercosur de nanotecnología reúne a mil emprendedores que crean nuevos materiales

20-nanomercosur-2-telam

La nanotecnología regional es protagonista del encuentro NanoMercosur para un intercambio de tres jornadas entre un millar de expertos en la ciencia de lo extremadamente pequeño, que manipula el crecimiento de un material agregando átomo por átomo hasta generar superficies que mimetizan a la naturaleza, en nanoestructuras de aluminio usadas por la industria y en soluciones ambientales.

La exhibición quedó inaugurada ayer por el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, y por Daniel Lupi, presidente de la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), entidad que intermedia entre la ciencia básica y la necesidad de las empresas de soluciones.

“Lo nuestro está relacionado con las superficies biológicas autolimpiantes que tienen la propiedad de rechazar el agua, no se mojan, e interesan al INTA por varias razones”, manifestaba Eduardo Favret, del Laboratorio de Mineralogía y Micromorfología de Suelos.

La nanotecnología suele deparar grandes sorpresas, entendiendo que pequeño no implica insignificante.

“Cuando uno se lanza a una investigación básica, larga con temas y después ve qué aplicación tienen”, se explayó Favret.

“El origen de las superficies autolimpiantes consistió en explicar cuál era la nanotopografía de las hojas que tienen esta propiedad; también se desarrolló una púa biomimética para hacer surcos en base a estudiar la adhesión del suelo a los componentes de la maquinaria agrícola, con una solución inspirada en coleópteros que tienen la propiedad de que no se adhiera a ellos la tierra al desplazarse”.

Se trata de superficies biológicas ultrahidrofóbicas que aprovechan la dinámica de formación de gotas para maximizar la extracción de suciedad cuando se las lava con agua, para aplicaciones en la microelectrónica y también en las industrias textil y automotriz.

Favret aporta un caso típico de los primeros biomiméticos, Leonardo DaVinci: “Él estudió el vuelo de los pájaros, la propiedad funcional –volar– y el sistema biológico –las aves–, para hacer un desarrollo tecnológico que le permitiese al hombre volar”, rememoró.

El siglo pasado aparecieron las primeras patentes biomiméticas, como el “velcro”, un sistema de adherencia creado por un ingeniero químico suizo que se inspiró en la flor de cardo alpino, que se adhería a la pelambre del perro y era difícil de sacar.

“Es lo que le permitió concebir un sistema de cierre de gancho y lazo”, puntualizó

Sorprendentes variantes pueden encontrarse hasta el próximo 8 de octubre exhibidas en el Centro de Convenciones Palais Rouge (Salguero 1441, Palermo). La entrada es libre y gratuita.

Un relevamiento distingue embalajes inteligentes usando nanocelulosa bacterial; síntesis de micropartículas a partir de residuos de crustáceos marinos para la remoción de cromo hexavalente de aguas residuales; remediación de suelos contaminados, entre otras muchas tecnologías de nanotecnología para aplicaciones biomédicas.

Usando la estructura de “poros” organizados en forma de panal de abejas, la empresa Laring “maneja la química en esos poros que tienen micrones de espesor para meter partículas que generan propiedades diferentes conferidas al aluminio”, reseñó Leonardo Bronstein, investigador de la firma.

La empresa integra al grupo de Química de Nanomateriales de la Comisión Nacional de Energía Atómica y un grupo de investigación de la Facultad de Ciencias Exactas y el Conicet, con fondos Fonarsec del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación

INDUSTRIA
Los nuevos textiles llevarán cosmética en la fibra de la ropa

La diversidad de aplicaciones de la nanotecnología en la industria textil apuntan a nuevos productos combinados con la cosmética y las prendas deportivas, según los expertos
LIDIA MONTE .

Que la nanotecnología esté de moda, no está tan claro. Pero lo que sí es cada vez más evidente es que la nanotecnología se infiltra -casi literalmente- en la moda. De la industria textil al calzado, sus aplicaciones convierten las prendas en algo más. De hecho, los expertos de la Jornada de Aplicaciones Industriales de la Nanotecnología han dejado patente que una de las principales demandas del sector aúna nanotecnología, industria textil y cosmética. Las cremas se meten en la ropa en un intento de la industria por no perder la oportunidad de diversificar su oferta de productos y soluciones al servicio del consumidor. Aunque la implantación de la tendencia es todavía incipiente en el mercado, la directora de I+D+i de Nurel, Elena Piera, confirma que su empresa tiene ya una gama de productos en la que el textil se hila con la cosmética. Con un enfoque eminentemente hacia el sector femenino, la empresa catalana aplica a sus tradicionales fibras de nylon un método que incorpora el cosmético al tejido de forma homogénea. El producto cosmético en cuestión se encuentra en microcápsulas en el interior de las fibras y su liberación se produce de forma paulatina a medida que se va dando uso a la prenda. Explica Piera, no obstante, las dificultades regulatorias con las que se encontraron durante el desarrollo de un producto a medio camino de la cosmética. «El etiquetado de una prenda con nanotecnología debe ser el mismo que el de cualquier crema o maquillaje», asegura. Mientras el textil se hila, las microcápsulas que contienen el producto cosmético se incorporan a sus fibras y se fijan en el interior y en el exterior del nylon. Ahora bien, todo ello es preciso aplicarlo a una escala y con una mentalidad nano que da lugar a filamentos con miles de microcápsulas que se van liberando durante el uso. La empresa cuenta así con una gama de textiles de la más variada cosmética: de hidratantes a reafirmantes, pasando por antioxidantes e, incluso, efecto frescor.

Un momento de la jornada sobre nanotecnología. JORDI SOTERAS
Esta última se presenta en una variedad de productos para hacer ejercicio, y es que la moda deportiva es una de las más implicadas en la aplicación de nanotecnología a sus prendas: «la sección de deporte es más revolucionaria», razonan los expertos de la jornada. En este aspecto, son, quizás, más populares, aquellas prendas con propiedades hidrófobas, según explica el experto del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2), Daniel Ruiz. Tanto en ropa como en calzado, las nanopartículas que pueden repeler el agua se convierten en un reclamo para la práctica deportiva.Lo mismo sucede con las propiedades antibacterianas que evitan los microorganismos directamente relacionados con el sudor, pues las bacterias son causantes del mal olor que despiden prendas y calzado al practicar deporte.O incluso apunta la conjugación moda-deporte-nanotecnología a conseguir características en las prendas que ayuden a formentar el rendimiento. En este sentido, se razonó que este sector tiene un público objetivo que está dispuesto a pagar más por una prenda con valor añadido que otros.Y todavía lejos de convertirse en una realidad en el mercado, el científico del ICN2 apunta en el horizonte de innovaciones que ya es posible cambiar el diseño de las prendas y/o calzado a través de una aplicación en el móvil

Científicos en nanotecnología convierten luz solar en corriente continua

Madrid, Europa Press

Nanocientíficos han construido la primera rectena óptica, un dispositivo que combina funciones de antena y diodo rectificador para convertir la luz directamente en corriente continua.

Sobre la base de nanotubos de carbono de paredes múltiples y diminutos rectificadores fabricados en ellos, las rectenas ópticas podrían proporcionar una nueva tecnología para fotodetectores que operarían sin necesidad de refrigeración, recolectores de energía que convertir el calor residual en electricidad y, en última instancia, de una nueva forma de capturar la energía solar de forma eficiente.

En estos nuevos dispositivos, desarrollados por ingenieros del Instituto de Tecnología de Georgia, los nanotubos de carbono actúan como antenas para captar la luz del sol o de otras fuentes. A medida que las ondas de luz golpean las antenas de nanotubos, crean una carga oscilante que se mueve a través de dispositivos rectificadores conectados a ellos. Los rectificadores se encienden y apagan a altas velocidades rçecord de petaherzios, creando una pequeña corriente continua.

Miles de millones de rectenas de una matriz pueden producir corriente significativa, a pesar de que la eficacia de los dispositivos demostrada hasta el momento se mantiene por debajo del uno por ciento. Los investigadores esperan impulsar la potencia de salida a través de técnicas de optimización, y creen que una rectena con potencial comercial puede estar disponible dentro de un año.

“Podríamos en última instancia hacer que las células solares sean dos veces más eficientes a un costo que es diez veces menor, y eso es para mí la oportunidad de cambiar el mundo de una manera muy grande”, dijo Baratunde Cola, profesor de Ingeniería Mecánica en Georgia Tech. a más del 40 por ciento de eficiencia.”

Nanocientíficos han construido la primera rectena óptica, un dispositivo que combina funciones de antena y diodo rectificador para convertir la luz directamente en corriente continua.

Sobre la base de nanotubos de carbono de paredes múltiples y diminutos rectificadores fabricados en ellos, las rectenas ópticas podrían proporcionar una nueva tecnología para fotodetectores que operarían sin necesidad de refrigeración, recolectores de energía que convertir el calor residual en electricidad y, en última instancia, de una nueva forma de capturar la energía solar de forma eficiente.

En estos nuevos dispositivos, desarrollados por ingenieros del Instituto de Tecnología de Georgia, los nanotubos de carbono actúan como antenas para captar la luz del sol o de otras fuentes. A medida que las ondas de luz golpean las antenas de nanotubos, crean una carga oscilante que se mueve a través de dispositivos rectificadores conectados a ellos. Los rectificadores se encienden y apagan a altas velocidades rçecord de petaherzios, creando una pequeña corriente continua.

Miles de millones de rectenas de una matriz pueden producir corriente significativa, a pesar de que la eficacia de los dispositivos demostrada hasta el momento se mantiene por debajo del uno por ciento. Los investigadores esperan impulsar la potencia de salida a través de técnicas de optimización, y creen que una rectena con potencial comercial puede estar disponible dentro de un año.

“Podríamos en última instancia hacer que las células solares sean dos veces más eficientes a un costo que es diez veces menor, y eso es para mí la oportunidad de cambiar el mundo de una manera muy grande”, dijo Baratunde Cola, profesor de Ingeniería Mecánica en Georgia Tech. a más del 40 por ciento de eficiencia.”

Crean un protector solar de nanopartículas: dura 5 días y es más seguro para la piel

Crean un protector solar de nanopartículas: dura 5 días y es más seguro para la piel

Mark Saltzman es ingeniero biomédico. Cuando nació su primer hijo, este investigador de la Universidad de Yale comenzó a desarrollar una crema de protección solar más eficaz y segura para su retoño. El resultado de ese trabajo es la primera crema solar con nanopartículas.

Las cremas solares invisibles funcionan dejando una fina película química al secarse sobre la piel. Esta película contiene sustancias que bloquean la radiación ultravioleta para que no nos queme durante un tiempo. Hasta ahora es el método más eficaz que se conoce para evitar quemaduras solares cuando nos exponemos al sol. Sin embargo, tiene un inconveniente. La piel absorbe parte de los químicos utilizados en la elaboración de estas cremas. Algunos estudios han hallado los compuestos de las cremas de protección solar en la leche materna o en la orina, y no falta quien se cuestiona su salubridad.

El objetivo de Saltzman y su equipo era dar con una crema solar que no penetrara la piel. Esa solución la han encontrado en la nanotecnología. El equipo de Yale ha creado una crema solar cuyas partículas tienen solo entre 1 y 100 nanómetros. En teoría, su tamaño las debería hacer más fáciles de absorber, pero no es así. La razón es que Saltzman y su equipo las han diseñado para que se adhieran a la queratina que forma la epidermis. En otras palabras, una vez se adhieren a la piel ya no pasan a las capas inferiores por lo que el organismo no las absorbe.

Cada una de estas partículas contiene una pequeña cantidad de los mismos químicos usados en las cremas normales para bloquear la radiación ultravioleta, pero su tamaño hace que se distribuyan con una eficacia mucho mayor hasta el punto de que la crema protectora con nanopartículas solo necesita un 5% de la cantidad de sustancias protectoras presente en las lociones convencionales.

Crean un protector solar de nanopartículas: dura 5 días y es más seguro para la piel

La piel de un ratón después de usar la crema (derecha) y sin usarla (izquierda). El color rosa marca el daño celular por la radiación UV.

Sus químicos no se absorben, y de hecho tiene solo un 5% de las sustancias de otras cremas. ¿Alguna ventaja más? Sí, las nanopartículas se adhieren tan bien a la piel que su efecto protector dura hasta cinco días y es resistente al agua. Para eliminarla, bastaría frotarnos con una toalla o ducharnos con normalidad. Su única incógnita es que no se ha estudiado como interactúan estas nanopartículas al liberarse en el medio ambiente después de usarlas.

La crema de protección solar con nanopartículas ya ha demostrado su capacidad para proteger de la luz ultravioleta dañina a ratones de laboratorio, pero aún no se ha probado en humanos. Mark Saltzman está tan convencido de su eficacia que se ha ofrecido como voluntario. [Nature vía Science]

Bases de datos sobre Nanotecnología

Por GUILLERMO THINGOL ALONSO FLORES

Una de las bases de la investigación científica actual son las referencias bibliográficas. A la hora de realizar una investigación, todo autor necesita consultar libros, artículos y publicaciones que sirvan como base y apoyen su propio trabajo. Los autores mas exitosos son aquellos cuyos trabajos son mas requeridos por otros investigadores para realizar a su vez sus propias investigaciones; esto indica la relevancia que han tenido sus publicaciones en el mundo científico. Esto se manifiesta en índices como el del factor de impacto, que divide las publicaciones en las que los trabajos de un determinado autor son citados entre la cantidad total de artículos publicados en un determinado periodo, generalmente de un año. Índices de impacto altos indican que el autor ha sido citado muchas veces, bien porque su investigación es especialmente relevante, bien porque muchos otros autores hayan decidido rebatir sus tesis.

Prácticamente todas las disciplinas científicas cuentan a su disposición con bases de datos públicas o de pago, gracias a las cuales los investigadores están al día de los últimos avances y pueden consultar los artículos de otros autores. Estas bases de datos son instrumentos fundamentales en la investigación científica. La nanotecnología no podía ser menos, y cuenta con algunas bases de datos especializadas.

Algunos ejemplos serían wtec.org, dependiente de la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos, nsti.org, del Nano Science and Technology Institute o, quizá la mas importante en este terreno, nanowerk.com, que cuenta con la peculiaridad de dar a conocer no solo artículos libros y patentes con referencias al tema, sino que también tiene una sección para poner en contacto empresas e investigadores.

nanowerk.jpg

Esta bases de datos permiten a los investigadores ponerse en contacto con otros científicos especializados en el mismo campo, saber en qué revistas se están publicando artículos relevantes sobre su especialidad, conocer laboratorios y centros de investigación que estén haciendo avances en su línea de investigación o saber si hay patentes publicadas sobre el tema.

La mas importante de las bases de datos especializadas en medicina es medline/pubmed. Mantenida por la biblioteca nacional de medicina de los Estados Unidos, Medline recoge4800 revistas médicas de todo el mundo desde 1966 hasta la actualidad, y actualmente está trabajando en la recopilación de artículos previos a 1966. Recientemente, medline ha decidido incluir la nanotecnología como una de las disciplinas de las que se citarán publicaciones de ahora en adelante, dándole un reconocimiento institucional a la nanotecnología como disciplina relevante en el mundo de las ciencias de la salud. Esto permitirá a investigadores en el área de las ciencias biomédicas la posibilidad de consultar artículos en publicaciones dedicadas a la nanotecnología.

nlb.jpg

Estas bases de datos especializadas son el motor que va a hacer funcionar la investigación nanocientífica y nanotecnológica en los próximos años. Probablemente, conforme la nanotecnología se consolide como un sector en expansión y vaya tomando cuerpo en nuestra vida diaria aparezcan bases de datos similares asociadas a las principales instituciones científicas del mundo.

BAYER: Creación de una gran base de datos sobre nanopartículas

Nuevo proyecto de investigación sobre el empleo seguro de nanomateriales

(acceso.com) – Bayer participa en el proyecto de investigación “NanoCare”, destinado a mejorar la evaluación científica de los nanomateriales. Este proyecto, subvencionado por el ministerio alemán de Educación e Investigación, se ocupa de las propiedades de las nanopartículas, es decir, partículas de tamaño comparable al de los átomos y moléculas, a fin de utilizarlas en materiales químicos de forma segura para las personas y el medio ambiente.

Como empresa orientada hacia la investigación, Bayer apuesta por las innovaciones nanotecnológicas. Al mismo tiempo, la compañía impulsa la investigación sobre su uso seguro. «NanoCare sentará bases importantes para una investigación innovadora en materiales y para el uso responsable de nanomateriales novedosos», afirma el Dr. Harald Pielartzik, jefe del grupo de trabajo de nanotecnología de Bayer.

La nanotecnología es una de las tecnologías clave del siglo XXI. De ella se esperan innovaciones decisivas no sólo en la ciencia de los materiales, sino también, por ejemplo, en la medicina, la industria aeroespacial, la electrónica, la tecnología energética y la protección del medio ambiente.

La nanotecnología implica el uso de partículas diminutas y el trabajo con estructuras de un orden de magnitud de 100 nanómetros (nm) o menos. Un nanómetro (el prefijo «nano» viene de la palabra griega para «enano») son 10-9 m. La relación de tamaños entre una nanopartícula y un balón de fútbol es la misma que existe entre ese mismo balón y el planeta Tierra.

En NanoCare participan como socios 13 empresas, universidades e institutos de investigación, que aportan sus capacidades y conocimientos. Se pretende elaborar conjuntamente métodos de medición y de prueba que gocen de aceptación general y permitan evaluar cuestiones de seguridad relativas a los nanomateriales. Para ello, los socios del proyecto crearán nanopartículas novedosas y examinarán en sistemas modelo sus efectos sobre la salud y el medio ambiente.

Para ello, además de los conocimientos especializados de Bayer HealthCare, también desempeñarán un papel muy importante los procesos de Bayer Technology Services que permiten determinar las propiedades físicas y químicas de estos materiales, como pueden ser el tamaño de las partículas, las características de la superficie de las mismas o el número de partículas.

Todas las conclusiones y datos que se obtengan en el marco del proyecto NanoCare serán complementados con una valoración simultánea de la bibliografía especializada al respecto y con los resultados de las investigaciones de otros grupos científicos.

Una vez concluidos los estudios, los participantes en el proyecto prevén seguir manteniendo actualizada la base de datos obtenida y ponerla a disposición del público general a través de una plataforma de Internet. “Concedemos un gran valor al diálogo con los círculos sociales interesados”, asegura el Dr. Franz Saykowski, responsable del proyecto NanoCare en Bayer. “Y es que, como en cualquier otra nueva tecnología, también en la nanotecnología resulta decisivo que las personas estén convencidas de su utilidad”.

El proyecto comenzará en marzo del 2006, con una duración de tres años. El ministerio alemán de Investigación lo subvenciona con cinco millones de euros en el marco de su programa de ayudas WING (“Innovaciones en materiales para la industria y la sociedad”), mientras que la industria aporta 2,6 millones de euros.

“Para Bayer, la nanotecnología ofrece grandes oportunidades de mejorar significativamente las prestaciones de productos y procesos. Además, con ayuda de esta tecnología podremos desarrollar productos radicalmente nuevos que mejorarán nuestra calidad de vida en numerosos ámbitos”, explica Pielartzik.

Ya en la actualidad, la nanotecnología se emplea en todas las sociedades operativas de Bayer. Las áreas de mayor énfasis en la investigación y desarrollo de Bayer son las nanopartículas y nanorrevestimientos, los nanoaditivos y los materiales compuestos con nanopartículas, así como la nanoelectrónica y la nanobiotecnología.

Algunos ejemplos de innovaciones desarrolladas son los nanomateriales especiales de Bayer MaterialScience que protegen determinados plásticos frente a la descomposición química y al incendio, o los nanorrevestimientos que proporcionan a las pinturas transparentes para automóviles una especial resistencia a los arañazos y a la intemperie. Los colorantes fluorescentes a base de nanoluminóforos pueden emplearse en el diagnóstico médico para detectar eficazmente virus y bacterias.

Otro aspecto destacado de las investigaciones de Bayer es un proceso desarrollado en colaboración entre Bayer MaterialScience y Bayer Technology Services que permite fabricar de forma económica grandes volúmenes de nanotubos de carbono de la máxima pureza.. El abanico de usos de estos nanotubos es enorme: desde electrodos y transistores hasta cerámicas para turbinas aeronáuticas o plásticos conductores de la electricidad que pueden pintarse con técnicas electrostáticas, más respetuosas con el medio ambiente.

Además del proyecto NanoCare, Bayer también participa en otras iniciativas de investigación sobre nanomateriales, por ejemplo en los grupos de trabajo de la Federación de la Industria Química alemana (VCI) y en el círculo de trabajo “Producción y uso responsable de nanomateriales” de la Sociedad de Tecnología Química y Biotecnología (DECHEMA).

Aportado por Eduardo J. Carletti

NANOTECNOLOGÍA

Sistemas artificiales hechos de ADN

Unos investigadores han revisado las ideas más prometedoras para hacer posible el ensamblaje de moléculas de ADN a fin de formar nanoestructuras complejas y a medida, de tal modo que dichas estructuras puedan emplearse en terapias y en aplicaciones bionanotecnológicas.

En las conclusiones de su investigación, el equipo de Veikko Linko, de la Universidad de Aalto en Finlandia, perfila las propiedades superiores de las nanoestructuras de ADN, y cómo estas características permiten el desarrollo de eficientes nanomáquinas hechas de ADN y calificables como biológicas. Estas nanoestructuras de ADN tendrán aplicaciones en la medicina molecular, incluyendo algunas que supondrán un nuevo enfoque en la lucha contra el cáncer. Las estructuras de ADN hechas “a la carta” podrían detectar las células que hayan sido seleccionadas como objetivos y liberar selectivamente su carga molecular (fármacos o anticuerpos) en el interior de ellas.

Actualmente, los programas y las técnicas para diseñar y simular nanoestructuras de ADN son extremadamente potentes y fáciles de usar, y por tanto los investigadores pueden construir de manera sencilla sus propios objetos de ADN para variados usos, tal como subraya Linko. El gran “boom” en el campo de la nanotecnología estructural de ADN ocurrió en 2006, cuando Paul Rothemund introdujo una técnica conocida como “origami de ADN”. Este método es el punto de partida para prácticamente todos los demás enfoques sencillos de diseño mediante ADN disponibles en la actualidad.

[Img #30897]

Nanoestructuras del tipo conocido como “origami de ADN” recubiertas con proteínas de virus. Con la ayuda de la encapsulación de proteínas, y aprovechando capacidades víricas de camuflaje, los origamis de ADN pueden ser transportados hasta las células humanas de forma mucho más eficiente. (Foto: Veikko Linko y Mauri Kostiainen)

La característica más importante de una nanoestructura basada en ADN es su modularidad. Las estructuras de ADN pueden fabricarse con precisión nanométrica, y sobre todo, pueden enlazarse a ella con la misma precisión otras moléculas, como ARN, proteínas, péptidos y fármacos. Tan alta precisión puede ser explotada para crear dispositivos ópticos de tamaño nanoscópico, así como plataformas moleculares y códigos de barras para varias técnicas de toma de imágenes y análisis. Además, los investigadores de la universidad de Aalto y de la de Jyväskylä, también en Finlandia, han mostrado recientemente cómo pueden utilizarse origamis de ADN en la fabricación eficiente de nanopartículas metálicas con formas a la medida, que podrían usarse en varios campos de la ciencia de los materiales.

En la medicina molecular, los diminutos dispositivos basados en el ADN podrían emplearse no solo para detectar moléculas individuales, sino también para modular la señalización celular. En un futuro próximo, robots de ADN lo bastante sofisticados podrían incluso ser usados en la creación de sistemas inmunitarios artificiales. Un sistema basado en dispositivos de ADN a la carta podría ayudar a evitar los tratamientos con fármacos, dado que los nanorrobots de ADN programados podrían detectar en el torrente sanguíneo varios agentes delatadores de la presencia de microorganismos invasores, y comenzar de inmediato la batalla contra estos gérmenes nocivos.

El centro Dipc colaborará con el japonés Mana en nanociencia

El presidente del Donostia International Physics Center (Dipc), Pedro Miguel Etxenike, y el director general del Centro Internacional de Nanoarquitectura de Materiales Mana, Masakasu Aono, han firmado un convenio de colaboración entre ambas entidades para reforzar la colaboración científica y especialmente a través del intercambio de investigadores.

El “memorando de entendimiento” alcanzado, que ha partido de las colaboraciones puntuales entre científicos de ambas instituciones en torno a la electrónica molecular, busca sinergias entre la entidad donostiarra, dedicada a la investigación fundamental en física de materiales, física de la materia condensada y nanociencia, con una fuerte componente teórica, con el centro experimental de investigación en materiales y nanotecnología japonés.

Creado en 2007, Mana es uno de los nueve centros impulsados por el Gobierno japonés mediante un programa de apoyo a la investigación más vanguardista.

CON EL INTI Y EL INTA

La Escuela Regional especializa en Argentina a expertos nanotecnológicos

La primera escuela regional de nanotecnología, la disciplina de lo extremadamente pequeño que permite intervenir molecularmente la materia para crear nuevos materiales, inauguró esta semana un curso de 30 expertos de Argentina, Perú y México, a partir de una iniciativa de los institutos nacionales de tecnología Industrial, INTI, y Agropecuaria, INTA.

“La escuela regional de nanotecnología fue pensada para la capacitación de profesionales de un campo que atraviesa varias disciplinas, para la aplicación al sector agroalimentario y agroindustrial”, informó a Télam Marina Pérez Zelaschi, gerenta de Desarrollo del INTI.

La actividad se realiza desde ayer y hasta el próximo 25 en el Parque Tecnológico Miguelete del INTI, en San Martín, con disertantes nanotecnólogos de Uruguay, España y Alemania y el apoyo de las fundaciones ArgenINTA y Argentina de Nanotecnología.

Zelaschi contó que en la exitosa experiencia inaugural unas 30 personas “de Argentina, Perú y México especialistas en biología, agronomía, ingeniería, bioquímica y otras disciplinas, verán no sólo aplicaciones de la nanotecnología sino también aparatología y técnicas sofisticadas al microscopio”.

Las aplicaciones actuales de la nanotecnología se usan en micro y nanocápsulas para mejorar nutrientes dentro de alimentos, mejorar el desempeño de vacunas o en kits de diagnóstico de enfermedades.

“Es una experiencia conjunta importante que interrelaciona a nuestras dos instituciones, INTI e INTA, con una intensa complementación entre más de 10 equipos de investigadores y tecnólogos de diferentes disciplinas que colaboran y trabajan juntos”, reivindicó Zelaschi.

La gerenta de Desarrollo de INTI consideró a la nanotecnología un campo de oportunidades para el país: “Las aplicaciones son relativamente novedosas en el mundo y aparece una oportunidad para Argentina; otra oportunidad la ofrece aplicar la nueva tecnología a las ventajas naturales que tiene el país”, balanceó.

“Nuestras instituciones tienen una importante infraestructura disponible al servicio de los grupos de investigación y de las empresas”, afirmó Zelaschi.

Ana Laura Zamit, del Centro de Investigación de Agroindustria del INTA, coincidió en que “la puesta en valor del conocimiento tendrá un verdadero impacto sobre el sector agroalimentario y agroindustrial en la Argentina y la región, si se construye una red de talentos y capacidades de un tamaño adecuado”.

“La experiencia surge a partir del conocimiento de las demandas y problemáticas del sector que pueden ser atendidas por las nuevas tecnologías”, planteó.

Actualmente, investigaciones en el INTA Bariloche se orientan a la producción en nanovacunas dirigidas; y especialistas en Biomimetismo del Instituto de Suelos de INTA Castelar investigan aplicaciones en herramientas de labranza, y también en sistemas de detección portátil de virus de interés pecuario.

Así, inspirados en la propiedad antiadherente del cascarudo, técnicos del INTA y de la Universidad Tecnológica Nacional idearon una superficie similar para herramientas de laboreo, que aumenta su rendimiento, informó el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

El grafeno superconductor

Grafeno Superconductor

Científicos canadienses lograron hacer realidad lo que ya había sido presagiado en el año 2012 por sus homólogos italianos, tras encontrar superconductividad en un grafeno monocapa cubierto de litio. Científicos de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) y sus homólogos del Instituto Max Planck (Alemania) encontraron superconductividad en ungrafeno monocapa cubierto de litio, según informa UBC. Anteriormente, un grupo de científicos italianos de la Universidad de Aquila ya había predicho en el año 2012 que era posible transformar el grafeno en un material superconductor. Lograron hacerlo gracias a simulaciones por ordenador. Para que el grafeno monocapa pase al estado de superconducción necesita una temperatura de 5,9 grados Kelvin, es decir de -272.15 grados en la escala Celsius.

El grafeno es una sola hoja de átomos de carbono, pero es considerada 200 veces más fuerte que el acero y es un muy buen conductor eléctrico. Como resultado, este material puede ser usado en multitud de aplicaciones en nanoelectrónica.

La Nanotecnología en Pilas
La fascinante Nanotecnología sorprende al mundo

La fascinante Nanotecnología sorprende al mundo

La nanotecnología promete proporcionar soluciones mediante la manipulación de la materia y los procesos físico-químicos a esas escalas, provocando mejoras en almacenamiento y transporte de energía. Encontrar las innovaciones necesarias para una transición a economías de energía limpia es uno de los retos principales de la nanotecnología. Entre los objetivos en el campo del almacenamiento de energía se pueden mencionar a modo de ejemplo, modificaciones en baterías, celdas de combustible y supercondensadores; preparación de materiales ultrarresistentes y ultra ligeros, catalizadores altamente selectivos; materiales eficientes y reversibles para el almacenamiento de hidrógeno. Las nanoestructuras multiplican en varias decenas el área superficial disponible para la fotoexitación y generación de corriente con altas eficiencias de conversión y almacenamiento, de luz en electricidad. En ese sentido, se producen actualmente desarrollos en nano estructuración de electrodos, producción de nuevos nanomateriales, mejoras en tamaño, peso, tiempo de vida, estabilidad, rendimiento y eficiencias.
A modo de ejemplo, la batería recargable de ion litio, con mucha mayor densidad de energía y menor peso que su antecesor, la batería de Ni-MH, la reemplazó tan pronto como fue producida. Ahora es el sistema empleado en dispositivos electrónicos portátiles, y avanza hacia su aplicación en vehículos híbridos. La pila de ion Li tiene un ánodo de carbono/grafito, un cátodo de óxido de litio-cobalto, y un electrolito orgánico; tanto el ánodo como el cátodo funcionan con mecanismo de inserción de átomos de Li.  En la actualidad se ha más que doblado su capacidad, en respuesta a la demanda para dispositivos electrónicos portátiles de altas prestaciones, como la computadora portátil y el teléfono móvil. Baterías con nuevas prestaciones se encuentran en fuerte desarrollo, por ejemplo se ha desarrollado el sistema POWER FAB™ que es una batería recargable de ion litio flexible que puede adoptar prácticamente cualquier forma y adaptarse a cualquier superficie para actuar como fuente de potencia, eliminando la necesidad de compartimientos para baterías convencionales.

La fascinante Nanotecnología sorprende al mundo con sus baterías ultradelgadas

La fascinante Nanotecnología sorprende al mundo con sus baterías ultradelgadas

En investigaciones del Instituto Superior Coreano de Ciencia y Tecnología (KAIST) se ha trabajado el grafeno para crear baterías flexibles. Desarrollaron un híbrido basado en electrodos de grafeno y producen una batería de litio recargable flexible. El material del cátodo (V2O5) se cultiva en una hoja de grafeno con láser pulsado de reposición y el ánodo fue recubierto con grafeno litio. Esta batería tiene un rendimiento realmente prometedor en comparación con las baterías no-flexibles – una mayor densidad de energía, densidad de potencia y un mejor ciclo de vida.

Investigadores del Instituto Superior Coreano de Ciencia y Tecnología (Kaist) desarrollan productos nanotecnológicos para mejorar la calidad de vida

Investigadores del Instituto Superior Coreano de Ciencia y Tecnología (Kaist) desarrollan productos nanotecnológicos para mejorar la calidad de vida

Los supercondensadores electroquímicos constituyen una nueva tecnología que ocupa un nicho entre otros dispositivos de almacenamiento de energía previamente vacante. Son capaces de almacenar mayor cantidad de energía que los condensadores convencionales, y suministran más potencia que las baterías. En los supercondensadores basados en materiales carbonáceos no ocurre ninguna reacción química, por lo tanto los dispositivos no se degradan con los ciclos de uso.

La fascinante Nanotecnología sorprende al mundo

La fascinante Nanotecnología sorprende al mundo

– See more at: http://www.barinas.net.ve/index.php?p=news&id=3414&titulo=La_Nanotecnologia_en_Pilas#sthash.cI7ZYS9V.dpuf

CON NANOTECNOLOGÍA REDUCEN CONTAMINACIÓN EN AGUA CAUSADA POR PRODUCTOS DE USO DIARIO

EL 21 SEPTIEMBRE 2015.

Investigadores del Tecnológico de Monterrey en Monterrey trabajan en el diseño de sensores que detectan contaminantes usando nanomateriales. Productos comunes como las pastas de dientes, que contienen el bactericida triclosán; las píldoras anticonceptivas, cuya sustancia activa es el estrógeno etinilestradiol; o la mayoría de los detergentes que incluyen nonilfenol, son compuestos que llegan al agua y alteran el ecosistema.

¿Cuál es el impacto ambiental de lavarse los dientes? Esta simple acción, que es repetida por millones de personas diariamente, varias veces al día, arroja en cuestión de segundos una gran cantidad de compuestos químicos al drenaje.

Una pasta dental que contenga el bactericida triclosán, al ser utilizada y desechada no mata solamente las bacterias de la boca, sino a miles de pequeños microorganismos que se encuentran en los sistemas acuáticos y que son la base de la alimentación de todo un ecosistema, por lo que se puede decir que con esta simple acción, el ser humano rompe con el curso de la cadena alimenticia. Tan solo en Estados Unidos, al analizar 139 vías fluviales, se encontró que éstas contienen hasta un 57 por ciento del compuesto triclosán.

El equipo de investigación de la doctora Nancy Ornelas, del Laboratorio de Nanotecnología Ambiental del Centro del Agua para América Latina y el Caribe, trabaja en el diseño de sensores que utilizan una base nanotecnológica para detectar contaminantes existentes en el agua. Esta tecnología permite la detección de dichos compuestos aun cuando los contaminantes se encuentren en muy bajas concentraciones.

“Nosotros trabajamos en el desarrollo de sensores de análisis rápido y con alta especificidad para detectar diversos componentes, dependiendo de la problemática que pueda presentar el agua en materia de contaminación”, comentó la doctora Ornelas.

Actualmente se encuentran enfocados en la detección y posterior eliminación de compuestos como el triclosán, agente antibacteriano y fungicida contenido en las pastas dentales; el estrógeno etinilestradiol, que es la principal sustancia activa de las píldoras anticonceptivas y que llega a los mantos acuíferos cuando es desechado a través de la orina; y del nonilfenol que es un compuesto precursor de la mayoría de los detergentes; entre otros.

En particular, la investigadora comentó que “el estudio de los contaminantes derivados de los fármacos es muy importante porque éstos generan, además de la contaminación en sí misma, una problemática social actual y a futuro, debido a que los niveles de contaminación por este tipo de compuestos va en creciente aumento y actualmente su intrusión dentro de los recursos hídricos es alarmante”.

Métodos de acción

En el laboratorio, se aborda la problemática de la contaminación del agua desde dos métodos de acción: por un lado el desarrollo de metodologías para detectar los compuestos contaminantes, y por el otro el desarrollo de tecnologías para biotrasformar y/o degradar dichos compuestos.

Lo primero se lleva a cabo a través del uso de sensores en escala nanométrica que identifican la presencia de los compuestos extraños, y su nivel de concentración, aun y cuando se encuentren por debajo del límite de detección ofrecido por otros métodos.

Una vez detectados y cuantificados los contaminantes, se puede trabajar en el desarrollo de una técnica -también de base nanotecnológica- que los pueda eliminar por medio de la inmovilización de biocatalizadores y/o nanocatalizadores en materiales nanoestructurados; al hacerlo, el agua que pasa por éstos, y entra en contacto con los bio/nano catalizadores, fomenta la biotrasformación y/o degradación de los compuestos en el trayecto, realizando así la purificación del agua.

En una etapa posterior de este proyecto, se pretende llevar a cabo la ingeniería de los materiales y nanomateriales para poder construir sistemas que interactúen con el agua, y realicen el efecto de descontaminación que finalmente se busca.

Actualmente, los investigadores del Tecnológico de Monterrey trabajan en el diseño de sensores que utilizan una base nanotecnológica para detectar contaminantes existentes en el agua, aun cuando los compuestos químicos se encuentren en muy bajas concentraciones.

En una etapa posterior de este proyecto, se pretende llevar a cabo la ingeniería de los materiales y nanomateriales para poder construir sistemas que interactúen con el agua, y realicen el efecto de descontaminación que se busca.

Tec de Monterrey | Agencia Informativa / Gabriela Faz

Lunes, 21 septiembre 2015
NANOTECNOLOGÍA

Disminuyen con nanotecnología contaminación que productos de uso diario generan en el agua

¿Cuál es el impacto ambiental de lavarse los dientes? Esta simple acción, que es repetida por millones de personas diariamente, varias veces al día, arroja en cuestión de segundos una gran cantidad de compuestos químicos al drenaje.

Una pasta dental que contenga el bactericida triclosán, al ser utilizada y desechada no mata solamente las bacterias de la boca, sino a miles de pequeños microorganismos que se encuentran en los sistemas acuáticos y que son la base de la alimentación de todo un ecosistema, por lo que se puede decir que con esta simple acción, el ser humano rompe con el curso de la cadena alimenticia. Tan solo en Estados Unidos, al analizar 139 vías fluviales, se encontró que éstas contienen hasta un 57% del compuesto triclosán.

El equipo de investigación de la Dra. Nancy Ornelas, del Laboratorio de Nanotecnología Ambiental del Centro del Agua para América Latina y el Caribe, trabaja en el diseño de sensores que utilizan una base nanotecnológica para detectar contaminantes existentes en el agua. Esta tecnología permite la detección de dichos compuestos aun cuando los contaminantes se encuentren en muy bajas concentraciones.

“Nosotros trabajamos en el desarrollo de sensores de análisis rápido y con alta especificidad para detectar diversos componentes, dependiendo de la problemática que pueda presentar el agua en materia de contaminación”, comentó la doctora Ornelas.

Actualmente se encuentran enfocados en la detección y posterior eliminación de compuestos como el triclosán, agente antibacteriano y fungicida contenido en las pastas dentales; el estrógeno etinilestradiol, que es la principal sustancia activa de las píldoras anticonceptivas y que llega a los mantos acuíferos cuando es desechado a través de la orina; y del nonilfenol que es un compuesto precursor de la mayoría de los detergentes; entre otros.

En particular, la investigadora comentó que “el estudio de los contaminantes derivados de los fármacos es muy importante porque éstos generan, además de la contaminación en sí misma, una problemática social actual y a futuro, debido a que los niveles de contaminación por este tipo de compuestos va en creciente aumento y actualmente su intrusión dentro de los recursos hídricos es alarmante”.

En el laboratorio, se aborda la problemática de la contaminación del agua desde dos métodos de acción: por un lado el desarrollo de metodologías para detectar los compuestos contaminantes, y por el otro el desarrollo de tecnologías para biotrasformar y/o degradar dichos compuestos.

Lo primero se lleva a cabo a través del uso de sensores en escala nanométrica que identifican la presencia de los compuestos extraños, y su nivel de concentración, aun y cuando se encuentren por debajo del límite de detección ofrecido por otros métodos.

Una vez detectados y cuantificados los contaminantes, se puede trabajar en el desarrollo de una técnica -también de base nanotecnológica- que los pueda eliminar por medio de la inmovilización de biocatalizadores y/o nanocatalizadores en materiales nanoestructurados; al hacerlo, el agua que pasa por éstos, y entra en contacto con los bio/nano catalizadores, fomenta la biotrasformación y/o degradación de los compuestos en el trayecto, realizando así la purificación del agua.

En una etapa posterior de este proyecto, se pretende llevar a cabo la ingeniería de los materiales y nanomateriales para poder construir sistemas que interactúen con el agua, y realicen el efecto de descontaminación que finalmente se busca.

Actualmente, los investigadores del Tecnológico de Monterrey trabajan en el diseño de sensores que utilizan una base nanotecnológica para detectar contaminantes existentes en el agua, aun cuando los compuestos químicos se encuentren en muy bajas concentraciones.

En una etapa posterior de este proyecto, se pretende llevar a cabo la ingeniería de los materiales y nanomateriales para poder construir sistemas que interactúen con el agua, y realicen el efecto de descontaminación que se busca. (Fuente: TEC DE MONTERREY | AGENCIA INFORMATIVA / GABRIELA FAZ

La Presidenta inauguró el edificio de la Fundación Argentina de Nanotecnología

La Presidenta inauguró el edificio de la Fundación Argentina de Nanotecnología

Katopodis, Ruta, Lupi, Barañao y Ortiz durante la videoconferencia

La presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, inauguró ayer a la tarde la nueva sede de la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. La videoconferencia fue encabezada por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Baraño, desde el Campus Miguelete de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), provincia de Buenos Aires. Participaron del acto el presidente de la FAN, Ing. Daniel Lupi; el rector de la UNSAM, Dr. Carlos Ruta; el intendente de San Martín, Dr. Gabriel Katopodis; y el director de Servicios Tecnológicos de la Nanofab, Dr. Juan José Ortiz.

En comunicación con la Primera Mandataria, el ministro de Ciencia explicó que la nanotecnología “está revolucionando todos los sectores industriales. Es por ello la idea de crear esta Fundación, para vincular el conocimiento con empresarios que lo convierten en actividad productiva”. A su vez, el Ministro destacó la incubadora de empresas Nanofab y explicó: “Aquí tenemos investigadores de distintas universidades que están trabajando en proyectos de avanzada, desarrollando productos de impacto en la economía argentina”. Para finalizar, el Dr. Barañao aseguró: “Esta Fundación representa el objetivo de convertir a la ciencia en actividad productiva, de transformar el conocimiento en riqueza”.

Por su parte, la Presidenta de la Nación elogió la creación de la Fundación y aseguró: “La nanotecnología va a definir el desarrollo científico y tecnológico de nuestro país en las próximas décadas porque interviene en todos los campos: en los alimentos, en la salud, en la microelectrónica. Esto nos da una idea del grado de complejidad del mundo que nos espera”.

Con una superficie total de 1.600 metros cuadrados cubiertos, el edificio de la Fundación demandó una inversión total de $20.270.000. La construcción está estructurada en dos pisos: en la planta baja se ubican cuatro salas de incubación de 100 metros cuadrados cada una; un salón de usos múltiples de 80 metros cuadrados y un ascensor montacarga; mientras que la planta alta posee siete oficinas cerradas, dos abiertas, dos salas de capacitación, una de reuniones y un bar comedor con cocina integrada.


La Jefa de Estado presentó el nuevo edificio ubicado en el Campus Miguelete de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

El edificio de la Fundación demandó una inversión total de $20.270.000.

La obra se completa con la Nanofab, una plataforma tecnológica integral que permite la búsqueda e inversión de proyectos de desarrollo, innovación y transferencia de nanotecnología. Cuenta con sala de reuniones, oficinas y salas de fabricación y producción para los grupos de investigación o PyME que requieran de infraestructura para llevar adelante sus desarrollos.

En la Fundación Argentina de Nanotecnología desarrollan actividades 18 profesionales, 9 integrantes del Consejo de Administración y 11 pertenecientes al Consejo Asesor de la entidad. El objetivo de la fundación es fomentar la generación del valor agregado de la producción nacional, para el consumo del mercado interno y la inserción de la industria local en los mercados internacionales.

Acerca de la nanotecnología

Se entiende por nanotecnología a la capacidad técnica para modificar y manipular la materia con la posibilidad de fabricar materiales y productos a partir del reordenamiento de átomos y moléculas, desarrollando estructuras o dispositivos funcionales a las dimensiones nano. Al operar las propiedades de los materiales a nanoescala, es cada vez más factible diseñar y crear materiales totalmente nuevos o productos con novedosas características.

Actualmente, la nanotecnología es un componente central en la estrategia de focalización del Ministerio de Ciencia, que apunta a combinar el aprovechamiento de las potencialidades que ofrece esta tecnología en los distintos sectores productivos estratégicos. De este modo, se busca generar mejoras significativas en términos de competitividad productiva, de calidad de vida de la población y de posicionamiento del país en desarrollos tecnológicos esperables en el mediano y largo plazo

Nanotecnología: presentan la primera escuela regional

El INTA junto con el INTI organiza, del 21 al 25 de septiembre, un novedoso espacio de formación y actualización para generar conocimientos en la aplicación de la nanotecnología al sector agropecuario.

Entendida como la disciplina que estudia lo extremadamente pequeño, la nanotecnología cuenta con innumerables aplicaciones. Por esto, el INTA junto con el INTI impulsa la primera edición de la Escuela Regional de Nanotecnología aplicada en la agroindustria y en los agroalimentos, un novedoso espacio de formación y actualización que se realizará del 21 al 25 de septiembre en Buenos Aires.

Así, los primeros 30 alumnos provenientes de empresas e instituciones de investigación y desarrollo abordarán temas con innumerables aplicaciones en la industria nacional, como ciencias agrarias, exactas y naturales, ingenierías, farmacia y bioquímica y tecnología de alimentos.

Jorge Carrillo, director del Centro de Investigación de Agroindustria (CIA) del INTA, señaló que en esta primera edición “contaremos con participantes que trabajan en la temática y otros que buscan introducirse y potenciar su labor profesional con nuevas tecnologías y herramientas

Para Carrillo, integrante del comité organizador, la Escuela es “un espacio de formación y actualización” que busca generar el “encuentro para la articulación y trabajo colaborativo con foco en la aplicación de la nanotecnología en el sector agroalimentario y agroindustrial”.

Marina Pérez Zelaschi, gerente de Desarrollo del INTI, destacó la realización de este encuentro: “Es una experiencia que interrelaciona a nuestras dos instituciones, con una intensa complementación entre más de 10 equipos de investigadores y tecnólogos de diferentes disciplinas que colaboran y trabajan juntos”.

Como integrante del comité organizador, Pérez Zelaschi expresó que la Escuela surge como espacio de esta interacción y que “se plantea formar profesionales en la región, potenciando el talento”. Una propuesta que considera a la nanotecnología como base para encontrar, desde distintas miradas y paradigmas disciplinares, soluciones innovadoras.

En este sentido, Pérez Zelaschi detalló que “aún son relativamente pocas las empresas en la Argentina que trabajan con la aplicación de fórmulas nanotecnológicas, ya sea en productos o aditivos, debido a que es un tema relativamente novedoso en el mundo”. Asimismo, expresó que el INTI ya tiene experiencia en el desarrollo de productos innovadores con empresas nacionales, utilizando la nanotecnología.

Según los especialistas, los procesos productivos que aplican nanotecnología no requieren grandes inversiones. Lo costoso es el equipamiento y la infraestructura para identificar y caracterizar nanopartículas y nanomateriales. “Nuestras instituciones tienen una importante infraestructura disponible al servicio de los grupos de investigación y de las empresas”, aseguró Zelaschi.

Por su parte, Ana Laura Zamit, especialista del CIA, resaltó que “la experiencia surge a partir del conocimiento de las demandas y problemáticas del sector que pueden ser atendidas por las nuevas tecnologías”, y agregó: “la puesta en valor del conocimiento tendrá un verdadero impacto sobre el sector agroalimentario y agroindustrial en la Argentina y la región, si se construye una red de talentos y capacidades de un tamaño adecuado”.

La primera edición, que tendrá como sede el Parque Tecnológico Miguelete, contará con la presencia de disertantes de Uruguay, España y Alemania, y con infraestructura y docentes pertenecientes al INTI y el INTA especializados en nanotecnología y en diferentes disciplinas. Esta iniciativa es apoyada por la Fundación ArgenINTA y la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN).

La nanotecnología ayuda a cicatrizar las heridas

15 proyectos de biotecnología reciben apoyo de la Obra Social La Caixa para ser comercializados

La nanotecnología ayuda a cicatrizar las heridas

El programa CaixaImpulse ha seleccionado 15 iniciativas entre las 41 presentadas por distintos centros de investigación, hospitales y universidades. Los proyectos pertenecen a varias comunidades del Estado: Andalucía (1), Cataluña (11), Galicia (1) Madrid (1) y Navarra (1). Obra Social La Caixa

15 proyectos de ciencias de la salud han recibido el apoyo del programa CaixaImpulse de la Obra Social La Caixa y Caixa Capital Riesgo. El objetivo es que las ideas pasen del laboratorio a la ciudadanía en campos como la cicatrización de las úlceras crónicas, el desarrollo de un kit para detectar enfermedad miocárdica o la rehabilitación de los trastornos motores.

Otros proyectos galardonados se centran en e-salud, la detección precoz del Alzheimer, la prevención del daño cerebral en pacientes con ictus, el desarrollo de cristales de proteínas en geles para mejorar los medicamentos, un nuevo programa informático para analizar el genoma o nuevas estrategias para combatir las infecciones.

Tres de los investigadores han presentado sus trabajos en una rueda de prensa celebrada esta mañana. El primero –denominado Dermoglass– está centrado en el tratamiento de úlceras crónicas, un problema muy extendido a nivel hospitalario y que, en opinión de Xavier Puñet, del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) “provoca mucho interés en resolver, ya que no existe una solución en el mercado. Hemos desarrollado un apósito que mejora lo existente: está compuesto de fibras nanométricas, con nanopartículas que liberan escalonadamente el principio activo que regenera el tejido y acompaña el proceso natural de cicatrización y revascularizando la zona afectada. Porque, tal y como se hace ahora, el tejido resultante es una cicatriz con alta recurrencia que acaba causando una herida crónica muy dolorosa”.

Lina Badimon, directora del Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC), está impulsando el desarrollo de un kit para ambulancias que permita determinar si el paciente con dolor en el pecho está sufriendo un infarto, una angina inestable o si el dolor tiene procedencia no cardiaca, “de modo que se reduzcan los gastos en la sanidad pública”. El dispositivo mide de manera rápida y específica la proteína Apo J-Glyc y, en función de los resultados, podría reducirse el tiempo que transcurre entre el inicio del evento cardiaco y la toma de decisiones, acelerando el manejo de los pacientes y mejorando su pronóstico.

Por su parte, Eduardo Rocon de Lima, investigador del Grupo de Bioingeniería del CSIC, desarrolla un sensor, llamado Werium Solutions, que identifica movimientos humanos, de manera que las personas con trastorno motor puedan interactuar con un ordenador. “Han sido 10 años de trabajo, hemos conseguido una patente y hemos realizado un estudio multicéntrico, con buenos resultados. Ahora, queremos que esté en el mercado y que pueda ser adquirido por quien lo necesite”, ha resumido.

Como ha explicado Enric Banda, director del Área de Ciencia y Medio Ambiente de la Fundación Bancaria “la Caixa”, durante la presentación de la iniciativa, “queremos dar un impulso a la transferencia de conocimiento científico, para que este llegue a las empresas en forma de productos y servicios y que lleguen al mercado”. En su opinión, la asignatura pendiente de Europa es valorizar la investigación. “Producimos mejor ciencia que en otras partes del mundo, pero no la sabemos llevar al mercado, ya sea en forma de patentes o de spin-offs”, ha lamentado.

Por su parte, Carles Trenchs, director de Caixa Capital Risc, ha detallado que Caixaimpulse es una edición piloto de un proyecto pionero “el inicio de muchos otros que desarrollaremos en el futuro. Nuestro objetivo es ayudar a que la ciencia tenga más posibilidades de llegar al mercado, con una aplicación práctica en la vida del día a día de los ciudadanos. Para ello necesitamos de tres factores: una ciencia excelente, talento y capital”.

Segunda convocatoria en marcha

Los 15 proyectos galardonados –de los 41 presentados– recibirán 50.000 euros a los que se sumarán otros 6.000 para gastos, sumando un total de 1,3 millones de euros. El dinero se invertirá en formación a medida, con un programa de acompañamiento e inmersión, supervisado por un mentor. 11 de ellos proceden de Cataluña y el resto son de Andalucía, Galicia, Madrid y Navarra. La segunda convocatoria está prevista para la primavera de 2016.

Inaugurado Seminario internacional de Nanociencia y Nanotecnología Publicado el 15 septiembre, 2015 • 10:34 por Adislenes Ruenes César Fidel Castro Díaz-Balart expresó que este evento ha logrado que en cada edición asistan más especialistas y jóvenes investigadores de distintos países. Fotos: Cortesía de Faustino Delgado Álvarez, Radio Rebelde

Ver más: Inaugurado Seminario internacional de Nanociencia y Nanotecnología

 Fidel Castro Díaz-Balart expresó que este evento ha logrado que en cada edición asistan más especialistas y jóvenes investigadores de distintos países. Fotos: Cortesía de Faustino Delgado Álvarez, Radio Rebelde
 En la ponencia “Estrategia y creación de capacidades. Componentes claves en el desarrollo de la nanociencia y la nanotecnología en Cuba”, Castro Díaz-Balart refirió que “para un país pequeño y carente de recursos energéticos importantes, con una tendencia demográfica al envejecimiento y la natalidad reducida, es vital sostener y desarrollar las ciencias básicas y naturales, las fuentes de energías renovables, la producción de equipos de avanzada, los servicios tecnológicos de alto valor agregado y el desenvolvimiento de la tecnología emergente como la biotecnología y la nanotecnología”. “En el campo de la biotecnología, la fusión del polo científico de la industria farmacéutica en BioCubaFarma, ha propiciado beneficios prácticos a la producción de medicamentos modernos, equipamiento y servicios de salud con una mayor productividad y estándar de calidad”, expresó a los presentes el vicepresidente de la Academia de ciencias de Cuba. Foto: : Extraída de http://www.cmhw.icrt.cu
“En el campo de la biotecnología, la fusión del polo científico de la industria farmacéutica en BioCubaFarma, ha propiciado beneficios prácticos a la producción de medicamentos modernos, equipamiento y servicios de salud con una mayor productividad y estándar de calidad”, expresó a los presentes el vicepresidente de la Academia de ciencias de Cuba. Foto: : Extraída de www.cmhw.icrt.cu
 “En el campo de la biotecnología, la fusión del polo científico de la industria farmacéutica en BioCubaFarma, ha propiciado beneficios prácticos a la producción de medicamentos modernos, equipamiento y servicios de salud con una mayor productividad y estándar de calidad”, expresó a los presentes el vicepresidente de la Academia de ciencias de Cuba.
Nanotecnología rescata vitaminas en bebidas industrializadas

Bertha Sola/Notimex | Bienestar | Fecha: 2015-09-12 | Hora de creación: 13:42:18 | Ultima modificación: 13:42:18

Se crearon nanopartículas con un polímero biodegradable que tienen una capa externa resistente al calor, la cual protege a las vitaminas y/o proteínas almacenadas en su interior.

El rescate de nutrimentos es importante

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrolló un proceso con nanocápsulas para solucionar la pérdida de vitaminas y proteínas durante la pasteurización y ultra pasteurización de bebidas industrializadas.Vea También; El Politécnico adquiere el equipo más avanzado en nanotecnología del país

La investigadora de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, María de la Luz Zambrano Zaragoza, detalló que se crearon nanopartículas con un polímero biodegradable que tienen una capa externa resistente al calor, la cual protege a las vitaminas y/o proteínas almacenadas en su interior.Vea También; Usar nanotecnología para preservar bienes culturales: expertos

Así, al añadir a las bebidas estas partículas, cuyo tamaño oscila entre los 250 y 500 nanómetros, se evita que las vitaminas y/o proteínas, las cuales son sustancias susceptibles al calor, se degraden, destacó la especialista en una conferencia de prensa.

Explicó que para reducir la carga microbiana y sean seguras, todas las bebidas se someten al proceso de pasteurización o ultrapasteurización, cuyo rango de temperatura va de 60 a 120 grados centígrados, lo que degrada algunos ingredientes.

Por lo que la industria añade más vitaminas y/o proteínas al inicio del proceso de la industrialización de las bebidas para cumplir con los requerimientos del etiquetado, añadió la especialista.

De modo que una de las ventajas de las nanocápsulas es que permiten reducir hasta el 30 por ciento el costo que conlleva adicionar una mayor cantidad de vitaminas y/o proteínas, como de manera normal se realiza en la industria de alimentos.

La investigadora detalló que en el laboratorio se añadieron nanocápsulas con beta-caroteno con efectos antioxidantes al jugo de naranja, sandía y mandarina, así como al néctar de mango, que luego se sometieron al proceso de pasteurización.

Los resultados indican que hay menos pérdida del beta-caroteno con la nanotecnología, pues si no se usara se perdería hasta el 60 por ciento de esta sustancia, dijo Zambrana Zaragoza, quien agregó que por ello se solicitó una patente para esta investigación.

En la actualidad, el equipo que encabeza la investigadora trabaja con otras sustancias antioxidantes como aceites de cítricos, de toronja y lima.

A su vez, los científicos desarrollan otras nanocápsulas para el puré de papa y de chayote, con el fin de proteger los nutrientes de estos vegetales al ser sometidos a procesos térmicos.

Debido a que este proceso en la industria de alimentos es único en su tipo, la investigación ganó el segundo lugar del Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación de la Coordinación de Innovación y Desarrollo de la UNAM.

nanotecnología
Desde Cuautitlán, nanotecnología para proteger alimentos
en Tecnología — por Redaccion — 9 septiembre 2015 @ 8:00
Con el fin de proteger y conservar los compuestos activos y propiedades nutritivas, un grupo de especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrolló un sistema nanoestructurado que protege los compuestos activos de jugos y suplementos alimenticios ante altas temperaturas en el proceso de pasteurización.La nanotecnología se aplica a la industria alimenticia (Foto: Especial).
“Lo probamos en jugo de naranja, fresa y sandía a 70 y 90 grados de temperatura. Cuantificamos el betacaroteno en las muestras y comprobamos que su degradación es mínima. Tuvimos una pérdida de sólo 30 por ciento”, señaló la doctora María de la Luz Zambrano Zaragoza, académica responsable de la investigación.El trabajo que se desarrolló en el área de Investigación en Nanotecnología de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la UNAM se llama “Sistemas nanoestrucutrados como protectores térmicos de ingredientes funcionales en alimentos” que inició en 2007 con el estudio de betacaroteno, un pigmento presente en plantas, frutas y verduras que se usa como antioxidante.“El objetivo era analizar si al colocarle una capa protectora al betacaroteno, perdía menos propiedades alimenticias durante el proceso de pasteurización; entonces diseñamos nanocápsulas que miden menos de 500 nanómetros, hicimos un modelo similar a un chicle que tiene centro líquido. En nuestro caso el chicle es una pared de polímero biodegradable que protege al centro líquido: el betacaroteno”.Además detalló que los beneficios del estudio son mantener naturales los compuestos, “y lo que se lea en la etiqueta, realmente esté presente durante el tiempo de almacenamiento del producto antes de su fecha de caducidad”.Al estar compuestas de polímero biodegradable, estas nanocápsulas se convierten en ácido láctico y pueden liberarse fácilmente, por lo que podrían adicionarse a bebidas comerciales sin contraindicación alguna.Es importante mencionar que al usar el sistema nanoestructurado en alimentos su costo-beneficio es que se requiere menos adición de sustancias activas durante su producción, por lo que su almacenamiento implicará menos degradación del producto por efecto de las condiciones ambientales.Dicha investigación obtuvo el segundo lugar en la premiación del “Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación” (PROFOPI 2014-2015), cuyo fin es la promoción de una cultura de la propiedad industrial en la UNAM (Con información de Agencia ID)

SANIDAD

Alternativa a las pruebas actuales

Nanotecnología que detecta el virus de papiloma en 10 minutos

  • Proyecto liderado por Innomedvx e investigadores de la UPV

  • Ofrecerá diagnóstico rápido de alta sensibilidad y especificidad

  • El desarrollo del nuevo método cuenta con financiación europeaVer más

Investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV), la farmacéutica Arafarma y la firma experta en validación clínica Althia, coordinados por Innomedyx, han logrado financiación europea para estudiar un nuevo método para la detección del virus del papiloma humano (VPH), una de las infecciones de transmisión sexual más comunes y que causa cerca del 90% de los cánceres de ano y cuello uterino; alrededor del 70 de los cánceres de vagina y de vulva y más del 60% en los cánceres de pene. El resultado podría convertirse en una alternativa a las pruebas actuales (conocidas como PCR y basadas en la amplificación de ADN del paciente), fundamentales para determinar la presencia de marcadores específicos del desarrollo de estas enfermedades, así como las variaciones genéticas que las inducen.

Aunque la mayoría de los tipos -más de 100- que presenta el VPH son inofensivos, al menos una treintena que afectan a los genitales por el contagio con una pareja infectada se asocian a un mayor riesgo de padecer cáncer.

10 IDEAS DE CIENTÍFICOS ESPAÑOLES A LOS POLÍTICOS

El presidente de la sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (SRUK/CERU), Eduardo Oliver, entregó en Madrid a los representantes de los principales partidos políticos un informe con recomendaciones en I+D para que las contemplen como parte de sus programas electorales en las próximas Generales. El informe analiza de forma crítica el Sistema Nacional de I+D y presenta un decálogo de actuaciones maestras para mejorarlo. Propone, por ejemplo, el establecimiento de la Agencia Estatal de Investigación, dotar al sistema de I+D con más autonomía y unos presupuestos públicos más generosos que acerquen la ciencia a la sociedad.

Según Rosa Valenzuela, directora general de Innomedyx y coordinadora de este proyecto, la importancia de un diagnóstico precoz y seguimiento exhaustivo de los pacientes infectados «es fundamental» debido a las graves consecuencias que supone la infección por VPH. «En cuanto validemos la tecnología con VPH, la vamos a aplicar a otros tipos de virus infecciosos como el Ébola o la malaria y ya estamos trabajando en diferentes pruebas de concepto con diferentes patógenos y en colaboración con distintas universidades y hospitales. El objetivo es poner en el mercado una tecnología innovadora capaz de revolucionar el sector sanitario aportando al mercado nacional e internacional una novedosa alternativa de diagnóstico, en enfermedades infecciosas y de alto contagio», añade.

Fruto del acuerdo de colaboración de Innomedyx con Althia, y de las investigaciones realizadas en los últimos 3 años, ambas firmas han desarrollado una cartera de servicios de soporte asistencial que abarca desde las técnicas más básicas de diagnóstico a la predicción, así como la monitorización del tratamiento del paciente oncológico. El objetivo es poner en marcha servicios que aporten una solución definitiva al diagnóstico fragmentado habitual para promocionar una medicina personalizada, predictiva y preventiva en cáncer.

El petróleo es un recurso natural no renovable y de él se ha podido obtener una gran cantidad de productos, siendo uno de ellos la gasolina

La gasolina es un producto obtenido de la destilación fraccionada del petróleo crudo (dependiendo del crudo que se destile, puede ser fracción única o una mezcla de diversas fracciones)

Está formada de una mezcla de hidrocarburos de masa molecular no muy elevada. Debe ser volátil, para que se queme fácilmente y para mejorar el arranque en frío, pero no tanto como para formar demasiados vapores con tiempo caluroso.

Una de sus propiedades, índice de octano (que influye decisivamente en su capacidad antidetonante), se mide en comparación con la mezcla de dos hidrocarburos: el isooctano y el n-heptano, de muy buena y mala calidad antidetonante respectivamente. Al primero se le asigna grado 100 y al segundo grado cero.

A principios del siglo pasado, la obtención de gasolina de calidad era cuestión de suerte.

La naturaleza proporcionaba los ingredientes, casi siempre parafinas (hidrocarburos lineales y cíclicos), pero diluidos con los otros componentes contenidos en el petróleo crudo. En la actualidad la gasolina es un producto sintético elaborado por el hombre. Las principales razones para que haya ocurrido son:

• Los crudos tienen un máximo de 25-30 por ciento de gasolina natural con índices de octano de 40 a 60, los cuales son demasiado bajos para usarse en los motores modernos de combustión interna. Esto se debe a la estructura molecular de los hidrocarburos que la constituyen.

• La cantidad de gasolina primaria o natural contenida en los crudos es insuficiente para satisfacer la gran demanda provocada por los cientos de millones de vehículos que circulan diariamente por las carreteras y calles del mundo entero.

Las dos razones antes mencionadas crearon el reto para los científicos: cómo remodelar las moléculas para producir más y mejores gasolinas. Supóngase que de un barril de 159 litros de petróleo crudo se logre separar 50 litros de gasolina, cuyos componentes tienen de cinco a nueve átomos de carbono y los 109 litros restantes algunos de los hidrocarburos nos eran apropiados para usarlos como gasolina, ya sea porque su composición no cuenta con suficientes átomos de carbono por molécula o porque no tiene demasiadas moléculas.

Otros quizá cumplan con el número requerido de carbonos, pero sus moléculas están en forma lineal en vez de ramificada. Entonces, ¿cómo hacer más y mejor gasolina del resto de hidrocarburos que constituyen el barril de crudo? A medida que se hacían mejores gasolinas, simultáneamente los diseñadores de automóviles aumentaban la compresión de los motores, elevando así su potencia. Se necesitó un índice de octano mayor. Las características generales de una gasolina son:

1. El índice de anticascabeleo. Antes de 1929, los hidrocarburantes se clasificaban en una máquina monocilíndrica, en la que el cociente de compresión podía variarse entre 2.7:1 hasta 8:1. Cada carburante se ensayaba empleando diferentes relaciones aire /combustible y tiempos de ignición variados, buscándose determinar el máximo de potencia y la relación de compresión más elevada. El valor obtenido se llamaba cociente de compresión útil que se refería al valor obtenido con el tolueno.

2. La gasolina se clasifica en primera instancia de acuerdo con el índice de anticascabeleo, que es una medida del índice de octano. El cascabeleo (golpeteo) se origina por la dirección opuesta de dos frentes de llama: debido a la explosión anticipada del combustible por encontrarse a elevada temperatura y el que produce la bujía. Como resultado de la dirección opuesta de ambos frentes se producen las vibraciones.

3. La medida de habilidad de un combustible para resistir el auto ignición bajo un incremento de presión en el índice de octano. La eficiencia de un automóvil encendido por una chispa se relaciona con la relación de compresión. Cualquier ‘detonación’ causada por el carburante destruirá rápidamente los elementos mecánicos del motor. Desde 1912, los automóviles cuya ignición del combustible se inicia mediante la chispa de una bujía siempre, se han visto limitados por los ‘cascabeleos’ indeseables, es este sonido una descripción justa cuando el automóvil emplea gasolina de bajo octanaje. Thomas Midgley descubrió que las detonaciones se debían al aumento brusco de la presión una vez que se lleva a cabo la ignición. En 1926 Graham Edgar sugirió que dos hidrocarburos que podían producirse en cantidad suficiente y de alta pureza fueran utilizados para desarrollar una escala, que en aquel tiempo iba de 0 a 100. Los primeros resultados se publicaron en 1929 y la industria sigue utilizando ese método y los mismos patrones para las comparaciones.

Dos parafinas de propiedades físicas similares se escogieron, una es el n-heptano, un hidrocarburo lineal de siete átomos de carbono con sus correspondientes hidrógenos que, además, provoca muchas detonaciones.

El 100 de la escala es llamado isooctano, según el sistema IUPAC, tiene el nombre de 2, 4, 4-trimetilpentano, es un hidrocarburo que tiene la gasolina para soportar cambios en la severidad de las condiciones de operación.

Por: Dr. Arnulfo Rosas y Víctor M. Castaño
vmcastano@ai.org.mx
http://www.victorcastano.net

– See more at: http://amqueretaro.com/opinion/2015/09/05/ciencia-hoy-combustibles-medio-ambiente-y-nanotecnologia#sthash.8jqfDdYn.dpuf

Nanotecnología y su impacto en las telecomunicaciones

Publicado: 02/09/2015

Una de las más recientes exhibiciones inauguradas por el Museo de Ciencias de Caracas se denomina Nanotecnología: La revolución de lo chiquito, a través de la cual se expone una exhaustiva investigación sobre el impacto de la nanotecnología en el sector telecomunicaciones, estudio que lidera el Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.En una entrevista concedida al equipo de prensa de Conatel, el director del Museo, José Ignacio Herrera, destacó que el proyecto inició en el año 2013, “cuando presentamos una primera exhibición, inaugurada en el Museo de Bellas Artes, donde mostramos las fotografías que un científico colombiano tomó a una serie de nanomateriales e hicimos un estudio sobre el sentido de la fotografía científica y la imagen de arte”.En ese sentido, explicó que, por el contrario, la exposición que ocupa actualmente las salas 1 y 2 del Museo de Ciencias muestra el desarrollo tecnológico de las telecomunicaciones y los principios científicos que impulsaron su evolución. “La idea es profundizar en dos conceptos básicos que hicieron posibles las telecomunicaciones como las conocemos hoy: la convergencia de funciones y la miniaturización de los dispositivos”.La muestra está dividida en cuatro partes: Tecnificación de la Imagen, Procesamiento de la Información, Tecnificación del Sonido y Tecnificación de la Comunicación. Ese recorrido permite a los asistentes conocer el funcionamiento y la historia de diversos inventos, entre ellos el teletrófono, el gramófono y el Telar de Jacquard, considerado el primer intento del hombre de ingresar instrucciones en una máquina.La nanotecnología se refiere a la fabricación de materiales, dispositivos y sistemas funcionales a través de la manipulación de la materia a escala atómica y molecular. La convergencia de funciones tecnológicas y la miniaturización de ciertos aparatos indica que la tendencia es concentrar aún más funcionalidades de distintos dispositivos, incrementar su rendimiento y la velocidad de su desempeño.Adicional a esta exhibición, el museo también realiza cada 15 días una demostración para exponer los principios de refracción de la luz y el funcionamiento de las ondas electromagnéticas, a cargo de profesores de física de la Universidad Simón Bolívar. “Son entre cinco y seis demostraciones al día, seleccionadas entre muchas otras por el impacto visual que tendrán para los asistentes”, explicó Herrera.El Museo de Ciencias invita a grandes y pequeños a disfrutar de la exhibición Nanotecnología: La revolución de lo chiquito, con el respaldo del Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, la cual estará abierta hasta el próximo año, de martes a domingo en horario comprendido entre 9:00 de la mañana y 5:00 de la tarde.Prensa Conatel

LA NANOTECNOLOGÍA PURIFICA EL AGUA A TRAVÉS DE BOLSITAS PARECIDAS A LAS DEL TÉ

Por: Bastián Baena

Los avances de la nanotecnología permitieron el desarrollo de unas bolsitas que se asemejan a las de té, pero que en realidad sirven para filtrar y potabilizar el agua.

Diseñadas para caber en el cuello de una botella de agua convencional, es así como lo explica su inventor, el profesor Cloete: “La parte exterior de la bolsa está cubierta por un polímero que incluye un biocida, es decir, filtra el agua y elimina las bacterias. Aún no nos enfrentamos a una bacteria que no pueda matar. El interior (el té, por así decirlo) está hecho de carbono activado, capaz de remover contaminantes químicos”.

En el interior de las bolsitas, fibras ultra finas (nano fibras) son responsables de colar los contaminantes mientras los gránulos de carbón activo se encargan de matar los microbios.

Las bolsitas son desechables y cien por ciento biodegradables, además que el carbono activado funciona como un excelente acondicionador para suelos. No produce desechos tóxicos y después de unos días las nano fibras se desintegran sin dejar huella ni impacto ambiental. Esta tecnología logra convertirse en un proceso reducido de un solo paso, ya que no tiene que realizar ningún tipo de mezcla.

Investigadores californianos estudian la nanotecnología para producir otro tipo de filtros que puedan purificar el agua. En este caso intentan con una malla que combine cables de plata con pequeños cilindros de carbono conocidos como nanotubos. La plata, ideal para eliminar microorganismos, se suma a una corriente eléctrica que emplea menos de 10 voltios para generar un proceso efectivo que aniquile hasta un 98% de bacterias.

Esta solución está destinada a remediar la escasez de agua en los lugares más marginados del planeta. Se estima que cinco centavos de dólar será el costo de cada bolsita que tiene capacidad para potabilizar un litro de agua.

Nanotechnology to purify water

Advances in nanotechnology allowed the development of small pouches that resemble those of tea, but they actually serve to filter and purify water.

Designed to fit into the neck of a bottle of conventional water, so as explained by their inventor, Professor Cloete: “The outside of the bag is covered with a polymer that includes a biocide: it filters water and eliminates bacteria. We haven’t faced any bacteria yet that the pouch cannot kill. It is made of activated carbon, capable of removing chemical contaminants “.

Inside the bags, ultra-fine fibers (nanofibers) are responsible for casting contaminants while activated carbon granules are responsible for killing microbes.

The bags are disposable and one hundred percent biodegradable, and the activated carbon works as an excellent soil conditioner. It does not produce toxic waste and after a few days the nanofibers disintegrate without leaving any trace or environmental impact. This technology can be a small one-step process, as it does not imply any mixing.

Californian researchers are studying nanotechnology to produce another type of filter that can purify water. In this case they are trying to build a mesh combining silver wires with small cylinders of carbon known as nanotubes. Silver, ideal for removing microorganisms, is added to an electric current that employs less than 10 volts to generate an effective process that may annihilate up to 98% of bacteria.

This solution is designed to remedy the shortage of water in the most marginalized places on earth. It is estimated that five cents is the cost of each bag that can purify a whole liter of water.

melocuentas.com

Aporta información para 300 palabras más a través de nuestra página en Facebook

Curiosidades, datos y estadísticas a través de Twitter: @300gotas

Haznos llegar tus comentarios a nuestro correo 300gotas@gmail.com

Nanotecnología promete hacer desaparecer los feos graffitis

NANOTECNOLOGÍA PROMETE HACER DESAPARECER LOS FEOS GRAFFITIS

La tecnología actual permite que con sólo un paño húmedo o agua a presión este tipo de rayados puedan ser eliminados de manera fácil de propiedades, monumentos, edificios públicos o privados.

Sábado 29 de agosto de 2015 | por La Nación   Publicado por: Samuel Romo + Sigue a La Nación en Facebook yTwitter

Los graffitis tienen los días contados dicen en Hevot, empresa filial de la inglesa Alpha Nano Solutions, que aporta con su tecnología a la fácil remoción de esos molestos rayados que afean espacios y ciudades.

La receta de esta compañía es la nanotecnología, que genera un “escudo anti graffiti” que permite eliminar de manera permanente estos rayados, no cayendo en el parchado de muros repintados que estéticamente deterioran los espacios ofreciendo la sensación de inseguridad a la población y por ende peor calidad de vida.

¿CÓMO FUNCIONA?

Debido a la alta penetración de pinturas y tintas en las superficies atacadas se deben utilizar métodos más sofisticados de protección anti-rayados, técnicas alcanzadas por Hevot gracias a sus nanorecubrimientos.

El procedimiento es muy simple y similar al trabajo de pintura. De hecho las certificaciones de toxicidad son las mismas que puede tener cualquier producto de estas características, presente en el mercado. Sólo es necesario que sea aplicado este revestimiento por personal capacitado teniendo una durabilidad mínima de al menos cinco años.

Hoy sólo se necesita de un paño húmedo o agua a presión para hacer desaparecer este rayado urbano. A lo anterior se agrega el que este producto proporciona protección UV, evita el pegado de cualquier tipo de publicidad o anuncio en las paredes y protege contra la humedad”, sostiene Pablo Jiménez, gerente general de Hevot.

Además, los nanorecubrimientos no sólo permiten recubrir murallas, también cumplen un rol fundamental para la protección de maquinarias como en la minería, la protección industrial, así como en todo tipo de superficies.

Respecto al valor de este recubrimiento, en  Hevot dicen que es ligeramente mayor al de una pintura normal pero termina siendo infinitamente menor considerando el costo que tiene el repintar superficies producto de estos rayados, muchas veces más de una vez al mes.

La nanotecnología jugará un rol clave en vacunas y agroquímicos

El futuro del agro.

En el congreso de Aapresid, investigadores del INTA y el INTI contaron las innovaciones que se están utilizando en el campo y adelantaron lo que viene.

Uno de los objetivos es mejorar la efectividad de los agroquímicos con nanoparticulas, para así reducir la cantidad de aplicaciones.

Uno de los objetivos es mejorar la efectividad de los agroquímicos con nanoparticulas, para así reducir la cantidad de aplicaciones.

La nanotecnología está abriendo una enorme puerta para el horizonte del agro, porque puede mejorar la eficiencia de algunas vacunas contra las enfermedades que sufren los rodeos, reducir las aplicaciones de insecticidas en los cultivos y aumentar el poder de fuego de los fungicidas para controlar a los hongos patógenos que reducen el rendimiento de los cultivares, entre muchos otros desarrollos.

“Es una tecnología disruptiva, que tiene el potencial de hacer más grande la brecha entre las naciones que la incorporen de aquellas que no lo hagan. Hay que subirse a la ola”, planteó Ana Laura Zamit, licenciada en Genética de la Universidad de Misiones y experta del INTA en el marco de un simposio sobre Agronanotecnología que se desarrolló en el Congreso de Aapresid, que se realizó hace unas semanas en Rosario.

La nanotecnología es el estudio y manipulación de la materia a escala nanométrica; es decir a nivel de los átomos y las moléculas. Un nanocable es 1.000 veces más pequeño que un cabello y lo interesante es que en esta dimensión aparecen propiedades distintas en los materiales y sustancias.

La “nanoplata” (plata a escala nanométrica), por ejemplo, tiene propiedades antibacterianas y se agrega a las medias para reducir los olores. Con esta tecnología, también se han desarrollado parabrisas que repelen la lluvia y hasta pelotitas de tenis que duran más tiempo.

En la Argentina, un equipo de investigadores del INTA y del INTI patentó una vacuna contra la brucelosis bovina, junto a institutos de Estados Unidos e Italia, que tiene la enorme ventaja de llevar el antígeno vacunal a donde tiene que ejercer la protección en el organismo.

“Lo que se está investigando ahora son innovaciones para los fitosanitarios, con el objetivo de aumentar los rindes de las cosechas, minimizando la cantidad de agroquímicos que se utilizan para reducir la frecuencia de los tratamientos”, explicó Laura Hermida, experta en Biotecnología y especialista del INTI en esta área, que también disertó en el congreso de Aapresid.
Los científicos quieren aumentar con nanotecnología la solubilidad de los principios activos de los agroquímicos para mejorar su capacidad de absorción y que vayan el sitio exacto en el que tienen que ejercer la acción de control.

Zamit (izq.), investigadora del INTA, junto a Hermida (INTI) y Favret (del Instituto de Suelos del INTA), en el congreso de Aapresid.

“En Estados Unidos se utilizaron microemulsiones de tamaño nano para controlar hongos en la cebada y mejorar el poder de acción del fungicida. También se probaron micelas poliméricas en un insecticida de alta toxicidad (Carburán), que prolongaron la liberación del producto en el tiempo, para bajar el número de aplicaciones”, contó Hermida.

Las nanopartículas de plata, las mismas que sirven para atacar el “olor a patas” en las medias, también se están probando en fungicidas contra hongos en arroz, con resultados muy alentadores, ya que redujeron el porcentaje de hojas dañadas entre un 20% y un 80%. Los nanotubos de carbono se ensayaron en tomates, como fertilizantes, e incrementaron la capacidad de la planta para capturar agua, pero generaron polémica por su potencial toxicidad.

“Es un tema que hay que estudiar bien. Hay materiales que no son tóxicos en tamaño normal y si a escala nanométrica, porque pueden llegar al núcleo de organismos vivos. Los más tóxicos suelen ser los basados en carbono y hay que tener cuidado con la bioacumulación”, advirtió la experta del INTI.

En el simposio, Eduardo Fabret, investigador del Instituto de Suelos del INTA, adelantó que pueden surgir innovaciones muy interesantes de la Biomimética, un área que investiga los sistemas biológicos de insectos y animales como fuente de inspiración para desarrollos tecnológicos. “En la naturaleza hay diseños de 3.800 millones de años que se pueden utilizar para innovar”, aseguró.

Favret contó que se está estudiando el sistema de tracción del bicho “torito” para analizar sus posibles aplicaciones a la maquinaria agrícola, los ojos de las polillas -que no reflejan la luz- para lograr mayor eficiencia en los paneles fotovoltaicos (solares) y las características del escarabajo del fuego, que deposita sus huevos en maderas incendiadas, para producir mejores sensores para detectar incendios.

Parece ciencia ficción, pero algunos de estos productos llegarán en los próximos años a los lotes argentinos.

El dilema legal de la nanotecnología: solo por ser más pequeño, ¿se puede patentar?

Un nuevo invento nanotecnológico se considerará evidente (y, por lo tanto, no podrá ser patentado) si miniaturiza elementos conocidos, cumple la misma función y no aporta más de lo que cabría esperar por la reducción de tamaño.

Hace falta algo más que dimensiones reducidas para registrar una patente

El cambio de color de la copa de Liturgo nos ha fascinado durante generaciones. ¿Cómo puede ser que este objeto, que tiene 1600 años, se vea de color verde con luz reflejada y de color rojo rubí con luz transmitida? Este efecto óptico se debe a la presencia en el cristal de minúsculas partículas de una aleación de oro y plata. No está claro si los romanos fueron capaces de pulverizar partículas de 50 nanómetros de esos metales preciosos para fundirlas con el vidrio, inaugurando así lo que actualmente se conoce como nanotecnología, o si fue una simple casualidad.

Lo que sí sabemos es que la materia, cuando está por debajo de determinado tamaño, cambia sus propiedades (magnéticas, eléctricas, ópticas…) y puede ser manipulada para crear nuevos materiales. El oro, por ejemplo, al interactuar con la luz y en función del tamaño de las partículas, pasa de ser un elemento inerte, inflexible y amarillo a ser líquido y rojizo.

El físico Richard Feynman, que recibió el premio Nobel en 1965 por sus contribuciones al desarrollo de la electrodinámica cuántica, fue el primero en hacer referencia a las enormes posibilidades de la nanotecnología en el célebre discurso que pronunció en Caltech en diciembre de 1959, titulado ‘There’s plenty of room at the bottom. An invitation to enter a new field of physics’ (“Hay mucho espacio al fondo. Una invitación a adentrarse en un nuevo campo de la física”).

Las ideas de Feynman no se pudieron en práctica hasta que se inventó en 1981 elmicroscopio de efecto túnel, que permitía observar materiales a escala atómica sin llegar a tocarlos (mediante el movimiento de una aguja que deja escapar electrones y reproduce así su topografía), abriendo con ello también la posibilidad de ver y manipular átomos y moléculas.

Un microscopio de efecto túnel (Foto | Wikipedia)

El microscopio de efecto túnel permite observar materiales a escala atómica

La nanotecnología es multidisciplinar y comprende áreas como biología, química, física, ciencia de materiales o ingeniería. Tiene una importancia creciente en campos como la electroinformática (nanotubos y nanocinturones para la fabricación de chips), la cosmética (nanopartículas para la producción de bloqueadores solares u otros productos), la agricultura (nanosensores para la detección de patógenos o contaminantes), la medicina (desarrollo de nuevas técnicas de diagnóstico o tratamientos terapéuticos más efectivos dirigidos específicamente a tejidos y órganos dañados) o el sector textil (ropa que repele las manchas y la suciedad).

NANOTECNOLOGÍA Y PROPIEDAD INTELECTUAL

Se prevé que las industrias relacionadas con la nanotecnología alcancen unafacturación global de más de 75.000 millones de dólares en cinco años, y algunos materiales como el grafeno están generando grandes expectativas por sus casi ‘milagrosas’ cualidades (alta conductividad eléctrica y térmica, transparencia, ligereza, flexibilidad y resistencia).

Entrando en los asuntos jurídicos, lo primero que cabe plantearse es si se puede patentar un desarrollo relacionado con la nanotecnología. Como se explica en esteartículo publicado en de la web de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la situación es compleja. La regla general es que el tamaño por sí solo no es una condición suficiente para establecer la novedad de un invento, aunque existen excepciones cuando las invenciones a nanoescala presentan propiedades que, en cierta medida, son diferentes de las que se encuentran a escala mayor en el estado de la técnica.

Además de demostrar la novedad, una solicitud de patente de nanotecnología debe superar la prueba de la no evidencia. Una invención se considerará evidente si miniaturiza elementos conocidos, cumple la misma función y no aporta más de lo que cabría esperar por la reducción de tamaño. Por el contrario, se considera que una tecnología no es evidente cuando produce resultados nuevos e inesperados o cumple funciones anteriormente no reconocidas que resuelven un problema técnico relacionado con el estado de la técnica.

Otra opción sería intentar utilizar la normativa de ‘copyright’ para proteger estos avances. Según nuestra ley pueden ser “objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro”. Para cumplir con dichos requisitos tendríamos que fijar un trabajo con un cierto grado de originalidad en un nanosoporte y que este fuera considerado una obra literaria (¿un programa de ordenador?) o artística (¿una escultura o trabajo arquitectónico?)

Investigadores del London Centre for Nanotechnology (Foto | Wikipedia)

Investigadores del London Centre for Nanotechnology

CUESTIONES DE SALUD Y ÉTICA

Los principales riesgos para la salud que presenta la nanotecnología son, por un lado, que los efectos adversos de estos desarrollos no se ven inmediatamente sino pasados unos años; y, por otro, que la mayoría de pruebas de toxicidad se realiza en animales y no en humanos. Desde una perspectiva legal, en España se exonera de responsabilidad civil al fabricante que ignora las consecuencias negativas de su producto cuando lo saca al mercado, siempre que pueda acreditar que, conforme al avance de la ciencia, en aquel momento no era posible conocer los riesgos asociados.

Existen también interrogantes éticos, como los que se plantean en torno a los usos militares de la nanotecnología o los problemas morales que se pueden presentar cuando la utilización de nanoimplantes en el cerebro afecte a la identidad de las personas o sirva para aumentar sus capacidades cognitivas por encima de lo que se podrían considerar niveles normales o más allá de lo que requiere su uso médico para sanar deficiencias (como proponen el  transhumanismo y otras corrientes).

¿Debemos entonces aprobar una legislación específica para la nanotecnología? Coincidiendo con la tesis que defiende Adam Thierer en uno de sus libros, creo que actualmente no es necesaria una normativa ‘ad hoc’ para regular esta materia. Es muy difícil que esta norma se pudiera adaptar adecuadamente a una realidad tan novedosa. Parece más sensato recurrir a una regulación específica solo cuando sea necesaria, siempre después de evaluar otras alternativas y el impacto que tendría dicha legislación.

—————————

Las imágenes que aparecen en este artículo, por orden de aparición, son propiedad de EFE y  Wikipedia (y 2)

Nanotecnología y chips ayudan a procesar sonido

En el país azteca viven alrededor de 10 millones de personas con sordera congénita y la única posibilidad de recuperar la audición es con el implante coclear, cuyos precios oscilan entre 12.000 y 31.000 dólares , inalcanzables para la mayoría de las familias.

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) diseñó un prototipo con nanotecnología y chips con micrófonos especiales que aceleran y mejoran el procesamiento del sonido a precios más accesibles. Parte medular de este diseño es que se sustituye el tradicional procesador de voz y el magneto interno por chips que contienen un sistema de 14 micrófonos que aumentan la velocidad de transmisión del sonido.

Nanotecnología contra el cáncer

Científicos de la UNAM investigan la posible aplicación de nanopartículas de oro para detectar el cáncer

Podrá mostrar las primeras manifestaciones de una posible enfermedad.

Las nanociencias y la nanotecnología han logrado significativos avances de impacto en nuestra vida. Y la búsqueda de novedosas aplicaciones continúa.

En el campo de la salud, investigadores del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la UNAM, ubicado en el campus Ensenada, están diseñando un nuevo tipo de nanopartícula metálica, cuyas aristas atraen campos electromagnéticos.

Este trabajo de investigación se basa en la manipulación de partículas de oro, con la intención de aumentar el nivel de detección de pequeñas moléculas orgánicas que permitan saber si algo extraño está ocurriendo en el organismo humano, como una nucleación de cáncer.

El campo electromagnético de las partículas de oro al ser iluminado, podrá mostrar las primeras manifestaciones de una posible enfermedad, volviéndose un método de diagnóstico efectivo, adelantó el doctor Oscar Contreras, director del Centro de Nanociencias y Nanotecnología (CNYN) de la UNAM.

Explicó que este método de diagnóstico, en desarrollo en el CNYN, funcionaría como las pruebas de antidoping que se les hacen a los deportistas, solo que en vez de detectar sustancias prohibidas, identificaría las primeras manifestaciones del cáncer.

Mundo nano

El Centro de Nanociencias y Nanotecnologías de la UNAM, ubicado en Ensenada, Baja California, también reúne a investigadores dedicados a generar conocimiento básico y aplicaciones tecnológicas en el campo de la generación de energía.

Uno de los proyectos consiste en la construcción de una celda solar a base de materiales convencionales.

Se le conoce como celda solar de Gratzel, la cual es una celda híbrida que se puede construir en casa. Consta de dos vidrios, uno de ellos funciona como conductor, nanopartículas de óxido de titanio que son biocompatibles con el ser humano y con el ambiente, y finalmente un colorante natural.

Lo que ocurre es que la luz se absorbe en la partícula del tinte y ésta se excita, cuando esto pasa la partícula se convierte en un electrón con energía potencial, la cual podría ser usada para cargar desde un celular hasta una batería, comentó el doctor Contreras

Los investigadores del CNYN evalúan los materiales con mejor potencial para el desarrollo de un prototipo de celda de Gratzel, una tecnología prometedora para el aprovechamiento de la energía solar.

Si tú también tienes en mente alguna solución práctica basada en ciencia y tecnología para un problema de nuestra vida cotidiana, participa en el concurso Vive con Ciencia, puedes encontrar las bases enwww.agendaciudadana.com.mx.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

La nanotecnología, un área que genera amplias expectativas a Chile

635x300nanotecnologia10.jpgFoto: Archivo

El desarrollo científico es clave para el crecimiento de una sociedad y entregar apoyo a la innovación e investigación es clave para que la actividad científica llegue a buen puerto.

En esa línea las posibilidades que brinda la inversión en nanotecnología son impensadas, más aún en un país como Chile en el que se pueden obtener enormes ventajas competitivas.

Así lo cree Patricio Jarpa, Gerente General de Nanotec Chile, quien plantea que “en un congreso desarrollado en Puerto Varas, me gustó mucho una exposición sobre la búsqueda de bacterias fluorescentes que puedan interactuar con la escala nano. Es aquí donde nuestro país y su territorio tendrán enormes ventajas comparativas y que podrán ser también ventajas competitivas. Estas aventuras nano están en manos de nuestros científicos. Debemos apoyarlos más?.

¿Cuáles son las últimas tendencias?

En energía y medio ambiente veremos algunas aplicaciones derivadas de nanomateriales nuevos, más inteligentes y capaces de generar ahorro de agua e, incluso, minimizar los efectos del CO2.

En los últimos meses hemos estado en el desarrollo de materiales capaces de filtrar gases y líquidos hasta completar un 99,9% de purificación. Estos materiales pueden ser muy útiles para fábricas que emiten C02, que generan desechos químicos y también para el tratamiento de aguas. Depende de las aplicaciones e industrias su formato es diseñado a la medida.

Nanotec trabaja bajo cuatro campos de aplicación: Propiedades biocidas, mejoras y derivados de nuestra materia prima, propiedades conductivas y propiedades catalíticas. Así hemos trabajado Smartcards (tarjetas de crédito con nanopartículas de cobre); esponja, gel higenizante; cremas con cobre; recubrimiento antibacteriano y térmico para vidrios; adhesivos antibacterianos llamados Copper Zone; Hilos antibacterianos; supercatalizadores, entre otros

¿Qué proyecciones laborales tiene en Chile?

Lentas,  pero seguras. Esto se determinará de dos acciones diferentes. Una será la promoción de empleo para personas con capacitación en nanotecnología. Ya sea Doctores, Magister o años de experiencia afuera en el rubro. Para ello, primero hay que formar a estos profesionales y eso es lento, como todo incentvo en formación o educación. Segundo, es el crecimiento anexo dentro de la misma empresa, en que se habra un área en desarrollo de nanotecnología o nuevos productos en nanotecnología que permita contratar más personal para su gestión, ejemplo personal en venta o marketing.

¿Cuál debería ser el perfil del profesional que se especializa en este ámbito?

En general hay muchos físicos y químicos, pero eso es sólo como una base, luego hay direfentes especialidades que van desde oncólogos hasta ingeniero de minas o ingeniero en alimentos. Eso es lo interesante de la nanotecnología, que es para todas las industrias.

¿Cómo está Chile a nivel latinoamericano en los trabajos de área y si tenemos profesionales destacados?

En lo específico de la nanotecnología no hay muchos antecedentes OCDE que analizar. Pero sí hay ventaja en desarrollo tanto en Argentina, Brasil y México. No digo que en estos países tengan mejores ideas o sean mejores profesionales, pero si estos países tienen una real ventaja dado que en cantidad son más centros investigando en nanotecnología y nos llevan más tiempo es desarrollo, por ende es si o si una ventaja. También me llama la atención trabajos sobre cobalto y níquel, y en general con metales, pues debemos resaltar temas energéticos y materiales de resistencia que a futuro serán una necesidad y para ello tendremos de invitados el litio, molibdeno y comprender mejor nuestra nanocelulosa.

¿Por qué la nanotecnología podría revolucionar la minería?

Es muy amplia la respuesta. Lo primero que se me ocurre es en los tratamientos de desechos y aprovechamiento de agua, recordemos que la explotación minera no existe sin agua. Luego, en explotación creo que los costos de energía pueden bajar considerablemente en el futuro.

NANOTECNOLOGÍA

Plantas y animales inspiran nuevos desarrollos tecnológicos

Copiando los modos que tiene la naturaleza para generar energía, por ejemplo la fotosíntesis en plantas, especialistas en nanotecnología de Argentina, Alemania y Suiza han logrado avances que podrían, en el futuro, incorporarse a productos tan diversos como autos, celulares, tabletas y electrodomésticos.

Los científicos se enfocaron al desarrollo de catalizadores: materiales que ayudan a acelerar una reacción química sin participar en ella. Los modelos actuales contienen platino, un material muy costoso.

En un enfoque alternativo, los investigadores tomaron inspiración de la estructura de enzimas que, en células animales y vegetales, presentan cofactores o “centros catalíticos” que se encargan de generar o liberar energía a partir de sustancias químicas. Y ensayaron prototipos de catalizadores “bio-inspirados” con un buen desempeño que abren el camino para modelos más eficientes y menos costosos.

Los primeros resultados alentadores fueron publicados a fines de 2013 en la revista Nature Communications. A partir de monocapas de moléculas orgánicas que rodean centros metálicos como hierro y manganeso, los científicos pudieron desarrollar “nanocatalizadores” que facilitan la conversión de energía química a eléctrica, en particular, la reducción del oxígeno sobre la superficie de electrodos. “El sistema probó ser efectivo y estable”, dijo a la Agencia CyTA quien lidera la rama argentina del proyecto, la doctora Doris Grumelli, del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (Inifta), de La Plata

[Img #29683]

Con nanotecnología, investigadores del Inifta buscan crear catalizadores más eficientes y menos costosos para producir energía. (Foto: NATURE COMMUNICATIONS/D GRUMELLI ET AL)

Un nuevo trabajo, presentado en la revista oficial de la Sociedad Estadounidense de Química, sugiere que van por buen camino. “Logramos describir cómo las propiedades físico-químicas de monocapas de moléculas aromáticas combinadas con metales, inspirados en sistemas biológicos, podrían servir para desarrollar catalizadores más eficientes”, afirmó la investigadora del Conicet.

Aunque su aplicación directa al mercado todavía aparece como lejana, Grumelli se mostró confiada. “Queremos resolver necesidades sociales vinculadas con el consumo energético”, dijo. (Fuente: AGENCIA CYTA-INSTITUTO LELOIR/DICYT).

Diseñan unas fibras conductoras que aumentan 15 veces su longitud normal

Podrían utilizarse para nuevos dispositivos flexibles, plegables y que se retuerzan como brazos de robots extensible.

Una imagen de microscopio muestra como los nanotubos de carbón se doblan al estirarse y relajarse las fibras, lo que conserva su alta conductividad.

Es difícil saber exactamente cómo los tecnólogos podrían emplear fibras conductoras que rindan a alto nivel aun cuando se les estire hasta 15 veces su longitud normal. Pero es posible que unas fibras, desveladas la semana pasada por un grupo internacional de investigadores, puedan ayudar a definir nuevas aplicaciones en la robótica, usos en exoesqueletos, abrir camino hacia nuevos textiles o alimentar conjuntos de sensores que monitorizan la salud estructural de importantes superficies curvadas como las que se encuentran en el exterior de un avión.

Se han logrado muchos progresos en años recientes hacia nuevos tipos de dispositivos electrónicos que puedan doblarse, flexionarse y estirarse. Pero los creadores de las nuevas fibras dicen que todavía se necesita disponer de mejores materiales elásticos y conductivos para servir de alambres, sensores y para su uso en dispositivos deformables de almacenamiento de energía y pantallas.

Estas fibras nuevas, que se crean envolviendo un núcleo de goma con láminas de nanotubo de carbón (ver Músculos de nanotubos a prueba de calor, ligeros como el aire), son relativamente baratas y fáciles de fabricar, afirma Ray Baughman, un profesor de química y el director del Instituto de Nanotecnología de la Universidad de Tejas – Dallas (EEUU). Baughman, que lideró el estudio, dice que podrían resultar particularmente útiles para cosas como brazos robóticos extensibles o para formar la base de conjuntos de sensores que monitorizan el estado de aviones que “se mutan” para adaptarse a las condiciones variables del vuelo.

Para fabricarlas, primero los investigadores estiraron fibras de goma hasta 15 veces su longitud para después envolverlas con láminas de nanotubo de carbón. Cuando dejaron de estirar las fibras, los nanotubos individuales se doblaron como acordeones. Al estirarse de nuevo, las láminas se doblaron de una forma distinta, para dar cuenta del encogimiento de la circunferencia del núcleo de goma mientras se alargaban las fibras.  El grado en que se puedan estirar sin perder su alta conductividad supone una gran mejora sobre cualquier conductor elástico previamente demostrado, afirma Baughman.

Una aplicación potencial de estas fibras sería el diseño de cables cargadores superelásticos para la electrónica de consumo, dice Baughman. Lo siguiente que quiere hacer es introducir el nuevo material elástico en textiles que podrían cumplir varias funciones eléctricas. No ha comentado si estas aplicaciones podrían incluir pantalones que se estiren cuando detecten que el usuario ha ganado unos kilos.

Combustibles, medio ambiente y nanotecnología. Primera parte

Sábado, agosto 29, 2015
Combustibles, medio ambiente y nanotecnología. Primera parte

En México existe un gran problema de contaminación ambiental. Una de sus manifestaciones al llegar a la capital del país, es la mala calidad del aire que la circunda.

Existen varias ciudades en el interior de la República Mexicana, donde también es notorio el mismo problema. Un factor causante de esta situación es el enorme parque vehicular existente en nuestros días en las zonas urbanas.

Estos vehículos tienen impacto tan acentuado en la calidad del aire por el combustible que utilizan. El reto en materia de medio ambiente con respecto a los combustibles, es el incremento en la eficiencia de los sistemas de combustión y al mismo tiempo disminuir las emisiones contaminantes. Se pretende para el futuro que los procesos de combustión puedan utilizarse de manera sustentable, para que de esta forma los recursos energéticos que tiene México, sean cada vez mejor aprovechados.

Debido a la variación en la disponibilidad y el precio de los combustibles, es necesario alternarlos de una manera económica, no sin investigar si es óptimo determinado combustible para cierto proceso de combustión. Si no se analizan profundamente las alternativas o cambios de combustible, las consecuencias pueden ser devastadoras para el abastecimiento de energéticos y, por consiguiente, no se usarán nuestros combustibles sustentablemente.

Esto puede llevar al país a una situación peligrosamente crítica en materia de energía. Los combustibles derivados de los hidrocarburos son de reconocida importancia para el desarrollo económico y social que se pretende en el país.

Actualmente constituye el 89.6 por ciento del consumo nacional de energía y por el tipo de combustible corresponde a la gasolina el 25.2 por ciento y el diesel un 13.7 por ciento del total. En materia de petrolíferos el SENER (Sector de Energía en México) espera que la demanda comprendida en el país en el periodo 2000-2010, la gasolina crezca a una tasa anual promedio de 4.2 por ciento y el diesel 4.8 por ciento (SENER, 2000). En los próximos 25 años los combustibles derivados de los hidrocarburos permanecerán como la principal fuente de energéticos y contrario a lo que podría pensarse, su demanda aumentará.

En otros países han recurrido al uso de gasolinas reformuladas, al gas natural y a la fabricación de automóviles híbridos para reducir los índices de contaminación. Sin embargo los analistas consideran que el combustible preferido para hacer un vehículo menos complejo es el hidrógeno. Desde hace muchos años se han elaborado gasolinas y se han modificado para que resulten menos perjudiciales para el hombre y su medio ambiente.

Se han fijado dos objetivos prioritarios con respecto a los combustibles fabricados hace algunos años atrás. Eliminar los aditivos antidetonantes como el tetraetilplomo (perjudicial para nuestra salud y para los convertidores catalíticos de los tubos de escape) y reducir los compuestos aromáticos de la familia del benceno (sustancias cancerígenas). Actualmente, en algunos países se adicionan compuestos oxigenados a las gasolinas para la protección del ambiente, principalmente en las áreas que experimentan problemas de deterioro en la calidad del aire, para reducir las emisiones de monóxido de carbono y otros contaminantes provenientes de automóviles. En nuestro país de adiciona a las gasolinas compuestos oxigenados como el metilteramiléter (TAME) y el metilterbutiléter (MTBE) que sustituyen al tatraetilplomo. Sin embargo, existen ciertas reservas en muchos investigadores ambientalistas por ejemplo de compuestos oxigenados en las gasolinas, pues existen estudios que reportan que el MTBE es potencialmente dañino a la salud y puede ser causa de contaminación de los mantos acuíferos por ser muy soluble en agua.

No obstante, se pueden diseñar combustibles alternos bajo la forma de una nanoemulsión, utilizando mezclas de gasolina y agua, agregando a la mezcla un aditivo para elevar su contenido en oxígeno, elevando el índice de octano, sin disminuir la potencia del motor y con la finalidad de sustituir compuestos que dañan el ambiente y son perjudiciales para la salud.

Los autores de este artículo son el Dr. Arnulfo Rosas y Víctor M. Castaño. Cualquier comentario sobre este artículo favor de dirigirlo a Víctor M. Castaño, al teléfono/fax (442)1926129, correo electrónico vmcastano@ai.org.mx y página web http://www.victorcastano.net

Por Arnulfo Rosas y Víctor M. Castaño.

– See more at: http://amqueretaro.com/opinion/2015/08/29/combustibles-medio-ambiente-y-nanotecnologia-primera-parte#sthash.0or1JzQ2.dpuf

Mexicanos avanzan
con nanotecnología
para evitar la ceguera

A través de la nanotecnología, dos médicos mexicanos, en conjunto con la firma estadounidense Opko Health, desarrollan unas gotas para tratar afectaciones en la retina, entre ellas el edema macular diabético, la principal causa de pérdida moderada de visión a nivel mundial.
Jair López
oftalmológo

Las gotas de los investigadores mexicanos podrían evitar inyecciones intraoculares caras y dolorosas. (Bloomberg)

Los doctores mexicanos Arturo Santos y Carlos Altamirano del Centro de Retina Médica y Quirúrgica, en conjunto con la firma estadounidense Opko Health, usan la nanotecnología para desarrollar un tratamiento tópico, es decir, unas gotas, que tienen el mismo efecto que las inyecciones intraoculares, empleadas para tratar afectaciones en la retina, entre ellas el edema macular diabético, la principal causa de pérdida moderada de visión a nivel mundial.

A diferencia de los tratamientos convencionales, que se llevan a cabo a través de una inyección que es aplicada directamente al ojo, las gotas creadas por los mexicanos reducirían los riesgos de infección y los procesos dolorosos que implican, explicó en entrevista Arturo Santos, director del Centro e investigador nivel dos del Sistema Nacional de Investigadores.

Esta solución nanotecnológica emplea liposomas de última generación, utilizados en biología molecular, los cuales funcionan como vectores que encapsulan y facilitan la introducción del fármaco en la retina, señaló el especialista.

Además, destacó Santos, permitiría el acceso de este tratamiento a un número mayor de pacientes.

“El tener que poner una inyección intraocular requiere de capital humano y de infraestructura y equipo especializado, esto sube mucho el costo y el acceso es bastante restringido”, detalló.

El experto dijo que aún no se tiene un costo establecido para este tratamiento, pues está en fase de prueba, sin embargo, consideró que el costo se reduciría considerablemente, respecto a los productos que se encuentran en el mercado y cuyo valor puede alcanzar hasta 18 mil pesos en México y 2 mil dólares en Estados Unidos.

“La innovación es una plataforma para la utilización de fármacos hacia el interior del globo ocular, más que un producto en particular”, comentó.
El tratamiento ya fue probado con estudios de cámara de difusión y en conejos, obteniendo resultados positivos.

Actualmente, el Centro de Retina Médica y Quirúrgica, y la firma Opko Health, que cotiza en el New York Stock Exchange, se encuentran esperando la aprobación de la Cofepris para llevar a cabo en Jalisco pruebas clínicas del tratamiento en humanos.

El investigador estimó que el potencial del mercado es de 12 mil millones de dólares.

ADN INNOVADOR

Santos destacó que el Centro de Retina Médica y Quirúrgica desarrolla actividades de investigación y emprendimiento de base tecnológica en medicina en México con el objetivo de revertir la situación actual, en la que el 90 por ciento de la tecnología en el sector salud del país es importada.

“Hay que cambiar esa proporción. Es importante tratar de que se multipliquen esfuerzos como éste”, recalcó el investigador.

Santos señaló que los fondos para el desarrollo de este proyecto han venido de una inversión conjunta del Centro y la compañía Opko Health, con sede en Miami, Florida. El doctor no precisó el monto.

CURSO ONLINE GRATUITO

Estudiantes universitarios podrán capacitarse en nanotecnología

Estudiantes universitarios podran capacitarse en nanotecnologia

Publicado el 28/07/2015 – La Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, anunció la apertura de las inscripciones de la segunda edición del curso “Nano U”. El mismo ofrece la posibilidad de introducirse en la temática de las nanociencias y las nanotecnologías y se dicta de manera online a través de una plataforma virtual en la que interactúan estudiantes y especialistas. Las clases comenzarán el lunes 24 de agosto y se extenderán hasta el 30 de septiembre.

El programa “Nano U” está orientado a estudiantes universitarios avanzados de carreras técnicas o industriales, y se propone difundir la importancia de la nanotecnología, sus desafíos e implicancias en el campo laboral y productivo.

Los interesados tienen tiempo de registrarse de manera gratuita hasta el 21 de agosto inclusive en http://www.na nou.org.ar. El curso consta de ocho módulos, cada uno con su correspondiente material bibliográfico, y mecanismos de evaluación para determinar si los alumnos cumplen con los requisitos mínimos para su aprobación.

Desarrollan sensores con nanopapel de celulosa bacterian
Efe.  Barcelona.

Desarrollan sensores con nanopapel de celulosa bacteriana
El profesor del ICN2 Arben Merkoçi, que ha liderado la investigación
nanobiosensors.org

Investigadores del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) han desarrollado nuevos modelos de plataformas para sensores basadas en nanopapel de celulosa bacteriana.

La investigación, publicada en la revista científica «ACS Nano», ha sido liderada por el profesor del ICN2 Arben Merkoçi, que ha conseguido hacer unos sensores más «simples, económicos y fáciles de producir» y con unas propiedades que los hacen ideales para hacer sensores ópticos.

Los científicos del ICN2 han demostrado que cuando las fibras de celulosa residen en el rango de la nanoescala adquieren propiedades como flexibilidad, alta cristalinidad, biodegradabilidad y transparencia óptica, entre otras.

El nanomaterial se puede extraer a partir de la celulosa contenida en plantas o sintetizándolo a partir de ciertas bacterias no patogénicas.

Según Merkoçi, en este momento, la nanocelulosa se está investigando para desarrollar aplicaciones como la filtración, la producción de vendajes, remediar el medio ambiente o como sustrato flexible y transparente en dispositivos electrónicos, aunque nunca se había utilizado para desarrollar sensores ópticos.

En el trabajo han colaborado Eden Morales (ICN2) y Hamed Golmohammadi (investigador visitante en el ICN2), científicos de la Universidad Shahid Chamran (Irán), de la Universidad de Ciencias de la Agricultura y Recursos Naturales de Gorgan (Irán) y de la Academia de Ciencias de la República Checa

El sector químico reclama más I+D

  • A Coruña acoge el congreso Bienal de Química que cuenta como ponente inaugural con el premio Nobel, Richard R Schrock

El Premio Nobel en Química Richard R. Schrock en Santiago de...

El Premio Nobel en Química Richard R. Schrock en Santiago de Compostela. EFE

 

Nanotecnología, química sostenible, sistemas luminiscentes o materiales supermoleculares. Todos estos temas y más en A Coruña, que acoge el XXXV Bienal de Química, un evento en el que participarán hasta 80 conferenciantes frente a un total de casi un millar de asistentes. La talla del congreso la marcan los ponentes y es que el premio Nobel de Química de 2005, Richard R Schrock, participa de la sesión inaugural y la clausura de la cita corre a cargo del Premio Príncipe de Asturias 2014, Avelino Corma Canós.

Más I+D.

El rector de la Universidad de A Coruña, Xosé Luis Armesto, destacó en su discurso la importancia de los campos que abarca la química, desde la nanociencia hasta el grafeno, pasando por la vida a nivel atómico o el medioambiente. En su argumento, continuó el rector lamentando el retroceso de España en gasto para I+D hasta niveles de 2007. De hecho, echó su vista a países europeos para razonar que al mismo tiempo otros países como Alemania, Dinamarca, Francia, Suecia o Japón continuaron priorizando la inversión en I+D «como estrategia para salir de la crisis». «Cuando uno deja de regar el árbol se muere y hay que empezar desde cero» comparó.

En esta línea, insistió en que los científicos no encuentran lugar en el sistema de ciencia y tecnología a nivel español y avanzó que en este momento que los indicadores económicos parecen recuperarse «es el momento de suprimir medidas que en su día se anunciaron como excepcionales».

Nobel.

El galardonado,Richard R Schrock, fue el encargado de la conferencia inaugural. Apoyó, también en su discurso, la inversión en I+D así como la postura del rector comentando «los países que mejor capearon la mala situación económica son los que invirtieron en ciencia e investigación». Su postura en el congreso supone un llamamiento a fomentar el papel de la ciencia y apunta que en España esto ha sido difícil por la falta de fondos.

IBM logró el primer microprocesador de 7 nanómetros

10 de Julio de 2015

Mide la mitad, es cuatro veces más potente que los microprocesadores que se usan actualmente y promete revolucionar la industria en los próximos años

IBM anunció que fabricará el microprocesador más poderoso y pequeño del mercado.

La compañía afirma que logró producir el primer microprocesador de 7 nanómetros de ancho del mercado. Es mil veces más pequeño que un glóbulo rojo.

Se trata de un avance que promete revolucionar la fisonomía de la industria. El nuevo desarrollo de IBM mide la